[Televisión] Refugee; documental sobre cinco fotógrafos trabajando con refugiados

Televisión

El problema de los refugiados, personas desplazadas de sus hogares por motivos bélicos o políticos, también por causa de la pobreza o el hambre, ha sido una de las costantes de la historia del siglo XX y en estos principios del XXI, probablemente en escalas mucho más importantes que en otros tiempos de la historia, aunque los desplazamientos más o menos masivos de poblaciones se han registrado a lo largo de toda la historia.

Han sido muchos los fotógrafos que han trabajado y documentado el tema, creando imágenes que en muchas ocasiones se han considerado un icono de una época, un conflicto o una situación. La actual situación de conflictos en el mundo, especialmente, aunque no sólo, en el mundo islámico, sumado al reforzamiento de las derechas populistas, generalmente racistas o xenófobas, la crisis financiera de 2007/2008 cuyas consecuencias todavía se arrastran y otros factores han hecho que en los últimos años las noticias sobre los problemas de los refugiados encabecen con frecencia los programas de noticias de los medios de comunicación.

Para ilustrar la entrada de hoy, algunos lugares de la Europa actual, que hoy se muestran reticentes a la solidaridad con los refugiados y cuyas poblaciones lo fueron en su momento. En el encabezado, el cementerio de judío de Praga. Aquí, Potsdamer Platz en Berlín.

Recientemente se estrenó en la cadena de vídeo bajo demanda Netflix un corto documental, Refugee, de 23 minutos de duración, que se realizó con motivo de una exposición colectiva en The Annenberg Space for Photography en la ciudad de Los Ángeles, que se celebró entre el 23 de abril y el 21 de agosto de 2016.

Traduzco a continuación libremente la nota de prensa que se publicó con motivo de la misma, y que servirá para comentar el contenido del documental. El cortometraje sigue las andanzas de cinco fotógrafos de fama internacional que fueron encargados por la Fundación Annenberg para realizar fotografías de personas desplazadas en los cinco continentes de cara a la exposición que hemos mencionado.

Trincheras de la guerra civil española en la sierra de Alcubierre.

Lynsey Addario, de quien os hablé hace unos días a propósito de su libro autobiográfico, cubre los problemas de los musulmanes rohinyá, minoría religiosa desplazada de sus hogares en Birmania, país de mayoría budista. ¿No habíamos quedado que los budistas eran buena gente y muy pacíficos y tolerantes? ¿No es eso lo que nos vende el dalai lama?

Omar Victor Diop, fotógrafo de moda senegalés, ha fotografiado retratos de mujeres de la República Centroafricana que han huido con sus bebés al vecino Camerún.

La mejicana Graciela Iturbide, una de las más destacadas continuadoras de la excelente tradición de fotógrafos documentalistas de ese país, con obra en muchos de los museos de arte moderno más conocidos en el continente americano, ha documentado las familias de desplaciados internos de colompia, que huyen de la violencia de los conflictos con las guerrillas y con los cárteles de la droga.

Martin Schoeller, conocido por sus intensos retratos en primer plano de destacados líderes políticos y otras figuras destacadas del mundo de la cultura y de las artes, retrata a los refugiados reasentados recientemente en los Estados Unidos.

Y el británico Tom Stoddart sigue los pasos de los refugiados de Oriente Medio que a través de Turquía llegan a Europa a través de las islas griegas del Egeo, pasan por el infierno de los Balcanes, donde quedan frecuentamente en tierra de nadie, para finalmente llegar a Berlín.

Estación de ferrocarril de Budapest Keleti.

Como narradora actúa la actriz australiana Cate Blanchett, que entre otras actividades filantrópicas, desde 2016 es embajadora de buena volunta de ACNUR, la Agencia de las Naciones Unidas para los refugiados.

El documental, como ya he dicho antes, tiene una duración de sólo 23 minutos, en los cuales poco se puede profundizar en el tema. Y evidentemente tiene un tono complementario a unas fotografías de las cuales aparecen algunos ejemplos, pero que como conjunto expositivo suponemos más ricas. Pero nos da una idea, aunque sea somera, de la forma de trabajar de estos fotógrafos. Es además dinámico, y con imágenes que no dejan indiferente, aunque la imaginería del problema de los refugiados y poblaciones desplazadas en general haya empezado a saturar las sensibilidad, por otra parte lábiles, de la población privilegiada del mundo occidental. Que tampoco hace tantas décadas que sufrieron en sus propias carnes las sensaciones de ser refugiados. Por lo tanto, es un documental recomendable, tanto para el aficionado a la fotografía como al que no. Que nunca sobran este tipo de producciones.

Esta fotografía no es actual, es de la ciudad de Zagreb en 1993, en plena guerra de los Balcanes, donde las mujeres rezan en las capillas por sus hijos, hermanos o maridos en el frente o desaparecidos.

[Libros de fotografía] Graciela Iturbide y Bernard Plossu, los dos por menos de 6 euros

Fotografía, Fotografía personal

Pues sí. Una estupenda ganga. Dos fotógrafos estupendos, que me gustan mucho. La mejicana Graciela Iturbide por 1,95 euros, y Forget me not – Bernard Plossu, inédito por 3,95 euros, los dos de Tf.editores. Con esos precios, si te gusta la fotografía, no te puedes equivocar. Es un buena compra, un chollo, seguro. No hay que dudarlo. Los he encontrado en el VIPs de Plaza Aragón de Zaragoza.

Para acompañar la noticia, una serie tomada en 1997 durante un viaje por la República Checa y Budapest, en el que el desplazamiento entre Praga y la capital húngara lo hicimos en tren. Llevaba yo entonces una Minox 35ML que me abandonaría en 2001 quedándose en un tren belga mientras yo me apeaba en Lovaina procedentes de Lieja. No apareció por la oficina de objetos perdidos de la estación de Bruselas. Algún belga o turista en bélgica la seguiría disfrutando. Y esta Minox la cargaba con película en blanco y negro, Ilford Delta 400 en este caso, mientras que la réflex de Canon cargaba con alguna Fujichrome. No sé. Creo que salvando las distancias, estas fotos me han recordado a las de Plossu.

Paso a nivel entre Brno y Viena

No puedo recordar con precisión todos los lugares en los que se tomaron las fotografías. Por ejemplo, en principio creía que este automotor podría estar cogido en un paso a nivel entre Brno y Viena, pero existe la posibilidad de que fuera en el desplazamiento con un coche alquilado entre Praga y Brno.

Desde el tren entre Praga y Budapest

Aquí ya desde el tren entre Praga y Budapest, todavía en la República Checa creo yo.

Desde el tren entre Praga y Budapest

El tren era cómodo, por lo menos en aquel coche de primera clase de los ferrocarriles húngaros fabricado por CAF en Zaragoza, pero fue lento por las obras de renovación de la vía. Estas viejas furgonetas también deben estar pilladas en alguna estación en la República Checa.

Abandonando la estación de Bratislava

Esta estación, sin embargo, la puedo identificar con precisión por haberla visitado con posterioridad, en 2009. Es la estación de Bratislava en Eslovaquia.

El tren corre en paralelo al Danubio

Ya en Hungría, o muy próximos en Eslovaquia, la vía del tren corre paralela a la orilla izquierda del Danubio.

Desde el tren, el castillo de Visegrad

Y la fortaleza que se ve en esta fotografía también la puedo identificar ahora, ya que la visité en octubre de 2010. Es el castillo de Visegrad, Hungría.

[Libros de arte y fotografía] Graciela Iturbide, la Factory de Warhol y Hopper

Arte, Fotografía

Como colofón a las entradas dedicadas a mi viaje del pasado viernes a Madrid, hoy os voy a hablar de libros. Esta es una manía que tengo cuando viajo a MadridBarcelona. Incluso a alguna otra ciudad europea. Visito ciertas librerías que me gustan especialmente, de las que hacen que me dé mucha envidia no vivir en esas ciudades, y me traigo algún libro. Esta es una actividad de riesgo. Merma tanto tu cuenta corriente, como el espacio siempre escaso en las estanterías de casa. En las dos ciudades españolas mencionadas hay librerías cuya especialización está en la fotografía. Kowasa en BarcelonaLa Fábrica en Madrid. Son dos tiendas muy distintas, de aspecto y orientación muy diferente. Pero no me atrevería a elegir una sobre otra.

Alineación

El libro de Graciela Iturbide me ha hecho pensar en blanco y negro, y os traigo algunas fotografías tomadas el domingo pasado, con la Canon EOS 5D Mk II y el EF 50/1,4 USM. Cerca de casa. En el entorno del camino de Miraflores.

En años anteriores, cuando he visitado PhotoEspaña, he organizado la visita de modo que la última exposición visitada coincidiera con alguna de aquellas que incluyen la librería oficial del festival. Bien en el Teatro Fernán Gómez, bien en el Jardín Botánico. Estas librerías son gestionadas La Fábrica, como muchos aspectos del festival. Esta empresa no sólo es editorial y librería, sino que en su conjunto es una actividad de gestión de actividades y bienes culturales. Y  en esa librería, y según lo visto, escoger algún recuerdo del festival de ese año. Este año incluía también la visita a MadridFoto que en años anteriores también tenía puestos de las librerías antes mencionadas y alguna otra, o alguna editorial especializada. Este año no ha sido así. El caso es que en fechas recientes recibí un correo electrónico de La Fábrica en la que se me anunciaba la reforma de su tienda física, también tiene tienda en internet, y como iba bien de tiempo, me pasé a visitarles. Y piqué como no podía ser de otra forma.

Traviesas

______

The Factory

Fotografías de Andy Warhol y otros fotógrafos de The Factory;
texto introductorio de Catherine Zuromskis

Editorial La Fábrica – PhotoEspaña; Madrid, 2012
ISBN: 9788415303725

Este libro es el catálogo de la exposición que se está celebrando en la sala de exposiciones del Teatro Fernán Gómez. Cuando escojo los libros que en ocasiones como esta me voy a llevar, lo hago bajo criterios muy subjetivos. Seguro que había otros catálogos que mostraban obras fotográficamente más interesantes. Pero tengo debilidad por la historia. La historia en general, o la historia de lo que sea. Y este libro, básicamente fotografías, nos presenta un fragmento de la historia de la cultura de la última mitad del siglo XX, que me parece muy interesante. Apasionante. Y ese es el motivo fundamental por el que lo elegi. Y no me arrepiento en absoluto. Lo estuve hojeando ya en el tren de vuelta, y todos los días desde entonces he encontrado un rato para dedicarle.

Alambrada

______

No hay nadie/There is no one

Graciela Iturbide (fotografías)
Editorial La Fábrica; Madrid, 2011
ISBN: 9788415303176

La editorial La Fábrica tiene diversas colecciones de libros, en los que presentan la obra fotográfica de formas diversas. Unas con más intensidad, de forma total, otras de formas más parciales,… hay para todos los gustos. El año pasado comenzaron a publicar libros de la colección Álbum, en la que reúnen trabajos concretos y escogidos de autores de reconocimiento internacional. En este caso de la mejicana Graciela Iturbide, cuya obra me había llamado en otras ocasiones la atención, pero de quien no tenía ningún libro. Cuando lo hojee someramente en la tienda, decidí comprarlo. Fotografías en blanco y negro, en formato cuadrado, en la que se nos muestran entornos humanos, pero sin la presencia explícita del ser humano. Gran maestría en el manejo de la tonalidad, las formas, la materia y sus texturas y la composición. Y por supuesto, en los conceptos que transmiten estas imágenes carentes de personas, pero en las que sentimos constantemente su presencia. Una buena compra, por un precio razonable. Van a publicar dos libros al año de esta colección.

Cruces

______

Edward Hopper – Pinturas y dibujos de los cuadernos personales

Edward Hopper (pinturas y dibujos); Deborah Lyons y Brian O’Doherty (ensayos)
Editorial La Fábrica – Museo Thyssen-Bornemisza; Madrid, 2012
ISBN: 9788415303794

Nada de fotografía en esta ocasión. Cuando vi este libro en una mesa de novedades, imaginé que se trataba del catálogo de la exposición que sobre el pintor Edward Hopper se habrá abierto al público hoy mismo en el Museo Thyssen-Bornemisza. Pero parece que no es así. Que la exposición tendrá su propio catálogo. En cualquier caso, hay que considerar que Hopper es uno de los pintores que más me gustan, si no mi favorito. Esto es difícil de decir, depende de otros factores y del momento. Ya tengo algún otro libro sobre el pintor. Y tengo otro titulado Edward Hopper & Company sumamente interesante en el que se analiza la influencia del pintor en los fotógrafos americanos del siglo XX, con abundancia de imágenes y fotografías. El libro que aquí nos ocupa nos presenta algunas de las obras del pintor, entre ellas algunas muy conocidas, junto con los dibujos y bocetos que el artista realizó en sus cuadernos como preparación para las mismas. Siempre me han atraído mucho los libros de arte que más allá de presentar la obra de los artistas, nos hablan de los elementos del proceso creativo. Tan interesante en muchas ocasiones como el resultado final.

Y bueno… ya vale. Habrá que contener gastos durante el resto del mes. Pero creo que merece la pena la compra realizada.

Cañaveral

______