[Cultura / fotos] Feria del libro y ¡Homo sapiens sapiens?

Arte, Cultura

Un par de actividades culturales para el fin de semana; la inauguración de la Feria del Libro 2013, deslucida por el viento y alguna cosa más, y la exposición ¡Homo sapiens sapiens? del escultor Miguel Herrero, que aparece combinada con una muestra de un museo del tatuaje. Todavía no tengo claro si tiene que ver o no. A mí me parece que no. Pero como soy al “patán” en según que aspectos culturales… En cualquier caso, está bien que un escultor en metal se llame Herrero, ¿verdad?

Como otras veces, os lo cuento con fotos.

Feria del Libro 2013

Este sábado, el ambiente en la feria del libro me pareció frío; tanto por el desapacible viento que ha soplado durante unos días en Zaragoza; como por la poca afluencia de gente, dada la hora.

Feria del Libro 2013

Sobre este personaje que entretenía a los niños,… no sé,… me recordó a los villanos de cierto video juego de pajaritos y cerditos que en los últimos años se ha hecho famoso… salvo por el color. No es verde. No sé. Seguro que tenía que ver con algo más literario. No investigué.

Feria del Libro 2013

Un poquito más de aglomeración en los puestos donde algún autor firmaba sus libros. Aunque no necesariamente. De hecho, alguno de los autores no me sonaban de nada.

Sobre tatuajes

El domingo por la mañana quedamos a tomar un chismito, con un poco de cultura, nos pasamos por el Centro de Historias donde habíamos leído que habían inaugurado una exposición de escultura en metal. Pero nos encontramos así de entrada con una cabeza jibarizada tatuada… uy, qué mal rollito…

Sobre tatuajes

La exposición combinaba una muestra de un museo de tatuajes con lo que realmente veníamos a ver. A mí lo de los tatuajes,… pues no me acaba de llamar del todo la atención… Especialmente por el origen supersticioso que tienen en muchas culturas.

Sobre tatuajes

Pero bueno, todo tiene su curiosidad, y nos entretuvimos un rato observando los utensilios de “tortura”.

¡Homo sapiens sapiens?

Finalmente, en la cripta de la sala de exposiciones encontramos lo que habíamos visto anunciado.

¡Homo sapiens sapiens?

Algunas esculturas en metal de figuras que replican actitudes de aspecto humano, como estas tres que replican las actitudes de Mizaru, Kikazaru e Iwazaru (no ver, no oír, no decir) del santuario de Toshogu en Japón.

¡Homo sapiens sapiens?

No decir o no hablar… Pero ¿qué es lo que hay que callar? ¿Por qué no hablar? ¿Algún tipo de censura o autocensura?

¡Homo sapiens sapiens?

Encontramos otras piezas, algunas más coloridas, que muestran las formas de hacer del escultor, Miguel Herrero.

¡Homo sapiens sapiens?

También un vídeo, donde algunos actores y actrices interaccionan en un desguace con las esculturas.

Sobre tatuajes

Finalmente, salimos, y al irnos nos encontramos con la maleta del tatuador ambulante. Hasta otra.

[Arte] Me gusta la escultura de Pablo Gargallo

Arte

Ya lo comenté hace un par de días. El día de San Valero los museos de la ciudad tenían la entrada libre. Y en el Museo Pablo Gargallo ahora dejan fotografiar, siempre que sea sin flash. Lo cual me parece bien. Y como llevaba la competente Olympus OM-D E-M5 conmigo, con un par de no menos competentes objetivos, hice unas cuantas fotos a esculturas que siempre me han gustado. Me gusta la escultura de Pablo Gargallo, especialmente la más vanguardista. La menos clásica. Pero os dejo de todo un poco. La que más me gusta es la dorada cabeza de Kiki de Montparnasse.

Escultura (Pablo Gargallo)

_____

Escultura (Pablo Gargallo)

_____

Escultura (Pablo Gargallo)

_____

Escultura (Pablo Gargallo)

_____

Escultura (Pablo Gargallo)

_____

Escultura (Pablo Gargallo)

_____

Escultura (Pablo Gargallo) Kiki de Montparnasse

Kiki de Montparnasse

Escultura (Pablo Gargallo)

_____

[Cine] El artista y la modelo (2012)

Cine

El artista y la modelo (2012), 1 de octubre de 2012.

Sin hacer mucho ruido, salvo su participación en la terna de posibles candidatos españoles al Óscar, se ha colado en cartelera la última película de Fernando Trueba. Lo que más me llamó la atención fue el reparto, que incluye algún que otro ilustre del cine europeo. Así que decidimos, a pesar de que ha sido un fin de semana muy cinematográfico, que no queríamos dejar de ver esta película, aun sin tener claro con que Trueba nos íbamos a encontrar. Las críticas leídas, no muchas, no eran nada concluyentes. Así que mejor nos hacemos una idea por nosotros mismos.

Escultura de mujer desnuda

La escultura es un arte que poco a poco me va interesando más, y algunos ejemplos me pude encontrar en la Nasjonalgalleriet de Oslo, aunque la gente va más a ver los cuadros de Munch.

En el sur de Francia, durante la ocupación alemana, junto a la frontera con España en Cataluña, un viejo escultor, Marc Cros (Jean Rochefort), contrata los servicios como modelo de una joven española, Mercè (Aida Folch), fugada de un campo de refugiados de la guerra civil, y que es encontrada en la calle por su mujer, Léa (Claudia Cardinale), que conoce bien los gustos de su marido. Este anda necesitado de inspiración, de una idea como dice él. Y la relación con Mercè, que no será fácil al principio por las diferencias culturales y sociales de ambos, acabará haciendo surgir esta idea, de la que puede salir la que sea su última obra.

Lo primero que nos sorprende de la película, especialmente tras ver su colorido cártel anunciador, es que está rodada en blanco y negro. Es un detalle que se nos había pasado. Parece que está de moda. Aunque nada que ver con el estilo de recientes propuestas, tanto nacionales como extranjeras. Su uso, a pesar de ser dos películas radicalmente distintas, está más emparentado con Das weiße Band (La cinta blanca), que con las anteriores. Una fotografía delicada, de gama tonal amplia, que nos da la impresión de un contraste suave pero con sombras profundas y altas luces casi deslumbrantes, intentando y consiguiendo reproducir el ambiente de los Pirineos más mediterráneos, casi siempre asociados a una luz y a un color. Esto ya hace que ver el filme haya merecido la pena.

El beso

En el mismo Oslo, tenemos otro museo dedicado a la escultura, a la de Vigeland. Incluso un parque dedicado a la misma.

Luego está su historia. Que es mínima. El filme va dejando como víctimas colaterales que nos podrían haber interesado, o incluso conformado una película en sí misma. La relación del artista con su mujer. La relación del artista con su ilustrado amigo alemán, oficial de la wehrmacht. Las actividades de la chica, menos inocente de lo que aparenta, como activista pasando refugiados y maquis por la frontera. Todo queda indicado, es el ambiente, pero la película se centra en otra cosa. Y esa otra cosa que ocupa fundamentalmente es el proceso creador, y la relación entre el artista y su modelo. No hay más. Ya digo que la historia en sí es mínima. Contada con detalle, hasta el punto de que a algunos les parecerá lenta, o incluso fría, según he leído por ahí. Pero es un canto a la mirada del artista, al impulso y necesidad creadores, a la admiración de la belleza de la naturaleza, sea en el paisaje que rodea el taller del artisto, en las curvas de la joven modelo, o al sabor del pan mojado con aceite de oliva.

Escultura modernista

Pero el estilo del escultor de la película lo encontramos mejor reflejado en las salas dedicadas al modernismo del Museo Nacional de Arte de Cataluña en Barcelona.

A la hora de valorar las interpretaciones, la copia que vimos está lastrada por el nefasto doblaje que han hecho especialmente con Aida Folch. Originalmente, la película está filmada en francés, parece que con algún diálogo aislado en español (no sé si en catalán también) y en alemán. Este es uno de esos casos, clarísimos, en los que el doblaje disminuye considerablemente la calidad de la película. Hecha esta salvedad, difícil tarea, todos los intérpretes están a gran altura. Porque afortunadamente existen muchas cosas que no se dicen con palabras, sino con miradas, gestos o actitudes, y eso nos permite apreciar lo que las distribuidoras nos niegan, que es el trabajo de los artistas. Desde luego, el grande de la película es Rochefort. La chica juega a favor de su físico, de sus formas redondas, muy apropiadas para el papel que se le encomienda. Más cuando permanece desnueda buena parte de sus escenas. Ya he comentado el lastre que tiene su papel con el doblaje, pero tengo la sensación que debajo hay un buen trabajo. Y se agradecen mucho los trabajos menores pero importantes de Cardinale y de la excelente Chus Lampreave.

Esta película es difícilmente recomendable para todos los públicos. No es una película de consumo fácil. No está pensada para el uso multitudinario. Es cine de autor en el mejor de sus significados. No es una película perfecta. Tampoco es original, el tema ha sido muy tratado. Pero es una película muy honesta, y de una factura visual impecable, que para quienes nos gusta el arte fotográfico/cinematográfico, es un gusto. A partir de ahí, cada cual verá. A algunos gustará muchos, y a otros, quizá, aburrirá. Es lo que pasa cuando en una hora y tres cuartos no pasan muchas cosas, aunque sean importantes.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ***
Escultura modernista

Un lugar interesante para visitar y disfrutar de la visita.

[Arte – exposición] Antonio de Felipe en el Centro de Historias

Arte

El día de ayer en Zaragoza estuvo dominado por dos acontecimientos. El primero, específico, que tuvimos soplando con fuerza el cierzo durante todo el día. Con ganas. Con una bajada de temperaturas considerable para lo que llevábamos de semana. El segundo, general, el asunto del pelotón que finalmente ha terminado y puede que ahora lleve a considerar a la ciudadanía que hay algunas cosas importantes aparte de lo que once muchachotes en calzón corto correteando tras una pelotita por una pradera puedan conseguir.

El caso es que por la mañana conseguí vencer la pereza que me daba el tener que luchar contra el viento en cada esquina y me bajé al Centro de Historias donde recientemente se había inaugurado la exposición Pop3 (Pop al cubo) del artista Antonio de Felipe. Muy divertida. Con tres partes, el cine, los deportes y la música pop, este artista nos propone una serie de obras en las que reelabora, reinterpreta, o reintegra fuera de contexto algunos de los llamados iconos de la cultura popular. Recomendable. El único pero es que me bajé con una cámara seria para tomar fotografías para esta entrada, y cuando llegué resulta que iba sin tarjeta de memoria. Nunca me había pasado, y de repente esta es la segunda vez en una semana. Alguna rutina he cambiado en mi afición fotográfica que me lleva a este despiste. En fin. Tuve que tirar de teléfono móvil, y no es lo mismo. Aunque algunos lo crean o lo vendan así.

C3PO like it hot

Los travestidos Jack Lemon y Tony Curtis como personajes de la saga Star Wars ante la atónita y electrónica mirada de C3PO.

Catwoman, Mickey y Audreys

Catwoman a punto de merendarse a Mickey Mouse ante la mirada tranquila de dos Audreys Hepburns, una de ellas encarnada como la encantador Holly Golightly.

Sarita y Naranjito

Para un día de alienación futbolera como el de ayer, qué mejor que Sarita Montiel merendándose al infame Naranjito.

The nutty professor

Si mezclamos a Albert Einstein y a la voluptuosa Stella Stevens en una reinterpretada portada de los Hombres G, la expresión “curvatura del espacio-tiempo” adquiere un nuevo y pícaro sentido.

Beatles

Y claro, el icono de la cultura pop por excelencia, junto con Marilyn que también estaba por allí,… Los Beatles. A ver si me paso otro día con una cámara de verdad.

[Arte] Nuevas exposiciones en el Centro de Historias de Zaragoza

Arte

Este domingo por lamañana nos acercamos a tomar un café al Centro de Historias de Zaragoza, centro de exposiciones de mis favoritos en la ciudad. Y encontramos con todas las salas de exposiciones renovadas en contenidos. Os lo cuento con fotos.

Corazones graffiteros de Dominique Leyva

En el espacio cripta, el sótano, la exposición Closer to Home nos muestra la obra de artistas extranjeros afincados o de paso por Aragón. Como los corazones graffiteros de Dominique Leyva.

Montaje de Alexandra Caunes

O los montajes de volúmenes y luces de Alexandra Caunes.

Belin y su bosque encantado

En el Espacio Tránsito, Belin y su bosque encantado nos muestra algunas pinturas y a este extraño y torturado ser.

Hay una línea muy fina...

En la primera planta, la exposición Grafika sobre artistas gráficos jóvenes españoles, comienza con una aseveración de la que estoy parcialmente de acuerdo. Algunos más, que no somos ni genios ni locos, podemos sentir la diferencia. Creo.

Arte para pisar

En cualquier caso, entre una variedad de obras con presentaciones más o menos convencionales, encontramos otras como estas, que están pensadas para ser pisadas, si es preciso.

Monkey see Monkey - Emilio Subirá

O estas figuras de Emilio Subirá que son parte de un montaje que se complementa con una pintura acrílica en la pared de la sala a la que miran estas figuras dispuestas a saltar sobre ella.

Pumby

En la segunda planta, Una vida de tebeos nos transporta a la historia de los tebeos españoles desde principios del siglo XX hasta la transición española. Lo que me encuentro nada más llegar es una imagen de Pumby, simpático gatito que daba nombre a un tebeo al que estuve suscrito durante un año cuando era muy chiquito, recién aprendido a leer y escribir. Con seis años o así.

Carpanta

Aunque sin duda, uno de los personajes emblemáticos, el siempre hambriento Carpanta, que sorteando inexplicablemente la censura del régimen franquista, era un recuerdo continuo del hambre de la posguerra civil. Recuerdo que aparecía en el Pulgarcito, entro otros tebeos.

Aventura y romance

Había una separación total entre los tebeos de los niños y los de las niñas, así que desconozco quien es tan encantadora dama, que combina "charme", romance y aventura. En fin. Igual vuelvo otro día, con más tiempos, y me entero mejor.

[Fotos y Arte] Además de pasear por el Parque Grande,… África, zetas y algunas cosas más en el Centro de Historias

Arte, Fotografía personal

Este fin de semana ha sido sosete. El tiempo gris y ventoso han desanimado ha hacer mucha vida fuera de casa. Invitaban más a quedarse al calor del hogar, oyendo de lejos el soplar del cierzo, que en algún momento se ha puesto muy pesado. Sin embargo, además de algún cine, que os lo cuento mañana, ha habido tiempo para otras cosas.

En cualquier caso, el sábado por la tarde a primera hora, aun cuando se levantó el viento, salió el sol y salí a dar una vuelta con la cámara, independientemente de otras actividades sociales.

Parque Grande

Un gato, curioso, observa mis movimientos cerca del río Huerva (Pentax K-x, SMC-DA 40/2,8 Limited).

Parque Grande

Cada vez que paso por este monumento "a la madre" se encuentra más deteriorado por la acción de los vándalos (Pentax K-x, SMC-DA 40/2,8 Limited).

HUMS

La trasera del Hospital Miguel Servet impone desde la orilla del Huerva (Pentax K-x, SMC-DA 40/2,8 Limited).

Universal

Después del paseo, unos cafés en algún sitio con unos amigos; otras personas se refugian en los cafés para leer,... o tal vez esperen a otras personas, y aprovechan el tiempo (Pentax K-x, SMC-DA 40/2,8 Limited).

No duró muchas horas la luz del sol, el domingo salió francamente nublado y con mucho viento. Mi primera opción fue la de quedarme en casa por la mañana, pero finalmente acepté la propuesta de visitar las exposiciones del Centro de Historias y tomar un chismito en el café del lugar antes de volver a casa a comer. Os cuento lo que vi con imágenes.

Espacio Visiones

La plataforma de arte independiente "Factoryart" nos presentaba una selección de intervenciones, respetuosas con la naturaleza y con la sostenibilidad de la misma, en su muestra "Intervenciones sin Huella" (Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 Limited).

Fragil - Nature Graffiti

En otros motivos, me interesaron estos "Nature Graffiti", que por su naturaleza no son permanentes, y por lo tanto no alteran el medio (Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 Limited).

Espacio tránsito - ZIG ZAG ZGZ

En el Espacio de Tránsito, el proyecto A54insitu se vertebra en torno a la arquitectura de la ciudad (Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 Limited).

Espacio tránsito - ZIG ZAG ZGZ

De alguna forma, la luminosa imagen anterior y ésta, más oscura, partes de un todo, se complementan por la mirada a través de esos marcos (Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 Limited).

Figura tradicional materna

La exposición que más me gustó, que recomiendo vivamente, es "Colores de África"; desde elementos de aspecto tradicional como la figura materanal de la foto hasta otros propios del arte contemporáneo (Pansonic Lumix GF1, M. Zuiko 45/1,8).

Mika - Jean Paul Nsimba (Congo)

Colores brillantes, como este detalle de "Mika" del congolés Jean Paul Nsimba, y variedad de conceptos caracterizan las obras expuestas (Panasonic Lumix GF1, M. Zuiko 45/1,8).

Autor: Georges Lilanga di Nyama (Tanzania)

El autor mas representado es Georges Lilanga de Nyama con obras pintadas y escultura, con unas figuras muy características y muy coloridas, muy expresivas (Panasonic Lumix GF1, M. Zuiko 45/1,8).

Señora Z en caja - Raúl Jiménez

Finalmente, el proyecto multidisciplinar de La Casa de Zinas y Susana Vacas, "Proyecto Zeta", alrededor de esta letra del abecedario, creo que por estar presente en el nombre de nuestra ciudad, Zaragoza, me pareció más flojita para la cantidad de espacio que ocupaba, pocas cosas como esta "Señora Z en caja" de Raúl Jiménez, me llamaron la atención (Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 Limited).

Zetas para cocinar

En cualquier caso, sirvió para completar una mañana que parecía aburrida y doméstica por el gris del cielo y el frío del viento, y que nos hizo entrar un poco en calor con estas exposiciones en el que es uno de mis espacios culturales preferidos en la ciudad (Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 Limited).

Deacon, entre el Ill y el Ebro

Arte

A orillas del río Ill en Estrasburgo se encuentra el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de la capital alsaciana. Cuando visitamos este museo hace ya casi tres semanas, se encontraba en marcha una exposición del escultor galés Richard Deacon. No soy un entendido en escultura. Ni poco ni mucho. Reconozco que las abstractas formas de la exposición, en algún caso me pudieron llamar la atención como curiosidad, pero no me entusiasmaron gran cosa. Es lo que hay.

Aun así, tomé un par de fotos. Poco inspiradas. Pero bueno. Para que os hagáis una idea. Aunque la variedad de formas y materiales utilizados era mucha.

Richard Deacon (Museo de arte moderno y contemporáneo de Estrasburgo)

Escultura de Richard Deacon en el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Estrasburgo - Panasonic Lumix LX3

Richard Deacon (Museo de arte moderno y contemporáneo de Estrasburgo)

Escultura de Richard Deacon en el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Estrasburgo - Panasonic Lumix LX3

El caso es que cuando terminamos la visita al museo, realizamos la pertinente visita a la librería, para ver qué cosas interesantes podrían tener. En una mesa, había una colección de libros de distinto tipo dedicados a la obra del escultor. Y vaya usted a saber porqué, me dio por hojear un ejemplar de muestra de un librito negro, sin ilustraciones en la portada. Los datos del libro:

Water under the bridge
Richard Deacon
L’art en écrit, Jannink

Y al hojearlo, empecé a encontrar paisajes sospechosamente familiares. Como alguna de las siguientes tomadas hace algún tiempo.

Bajo el puente

Puente de la Unión (también conocido como puente de las Fuentes), sobre el río Ebro a su paso por Zaragoza - Pentax K10D, SMC-DA 40/2,8

Compré el libro. No era muy caro. Este domingo, me fui paseando a los lugares que me resultaron familiares. Mucha gente a lo largo de las zonas verdes que bordean al río Ebro. Pasando la tarde. Pescando, paseando.

Puente de la Unión (conocido como puente de Las Fuentes)

Fotografía más reciente del puente desde la otra orilla - Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 ASPH.

Y allí estaba el objeto alrededor del cual gira el contenido, fotografías y texto, del librito de tapas negras. Una escultura de Richard Deacon.

La escultura

Escultura de Richard Deacon bajo el Puente de la Unión en Zaragoza - Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 ASPH.

Descansando sobre la escultura

Los "artistas" del rotulador han dejado ya su marca indeleble en la escultura, mientras el relajado ciudadano permaneció igualmente inmóvil escuchando música mientras yo evolucionaba a su alrededor haciendo fotos - Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 ASPH.

Monumento "por un tubo"

Vista general de la escultura en su entorno, en una imagen también de hace algún tiempo - Panasonic Lumix LX3

Como veis, nunca se sabe cuándo vamos a tener a nuestro alcance una obra de arte de un artista de prestigio. Lo cual no deja de ser un poquito preocupante. Uno ya no sabe cuando está ante una obra de arte, o ante uno de esos armatostes que de vez en cuando ponen los munícipes en las calles con un fin más o menos ornamental.

Bueno. Yo seguí mi paseo. Aprovechando las bondades del ambiente de la caída de la tarde en un día no excesivamente caluroso de este verano que sí lo es.

Paseo en el parque

Paseo en el parque a orillas del Ebro - Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 ASPH.

Rodin en la calle Alfonso

Arte

Estos días se exponen en el último tramo de la calle Alfonso I de Zaragoza, cerca de la plaza del Pilar, unas cuantas esculturas de Auguste Rodin, por iniciativa de la Fundación La Caixa y con la colaboración del Museo Rodin de París. En total, se pueden contemplar siete obras. Una de ellas es una reproducción de la obra más conocida del escultor francés, Le penseur.

Le Penseur

La más famosa obra de Rodin, Le Penseur, instalada al final de la calle Alfonso I de Zaragoza - Panasonic Lumix GF1, Leica Elmar-C 90/4

Pero de lo que conozco de la obra de Rodin, la que siempre me ha llamado más la atención es el grupo denominado Les Bourgeois de Calais. Está basada en un episodio de la Guerra de los Cien Años, cuando los ingles se hicieron con la plaza de Calais tras un largo asedio por la obstinada defensa de los defensores del asedio. El cabreo del monarca inglés era tal que en la negociación de la rendición de la ciudad este aceptó librar a la ciudad del saqueo a cambio de que seis de sus líderes y prohombres se entregasen para ser ejecutados. El grupo escultórico representa a estos seis prohombres en actitud humillada, vestidos con harapos, con sogas al cuello y con las llaves de la ciudad. En su expresión podemos observar la rabia, la humillación, la desesperación, el orgullo, la sumisión,… según la figura que observemos. En la exposición callejera que nos ocupa, lo que se expone son seis estudios de cada uno de los prohombres del grupo escultórico.

Eustache de Saint Pierre (Les Bourgeois de Calais)

Eustache de Saint Pierre, uno de los burgueses de Calais, con su soga al cuello - Panasonic Lumix GF1, Leica Elmar-C 90/4

Pierre de Wissant (Les Bourgeois de Calais)

Otro de los burgueses, Pierre de Wissant, con gesto de desesperación - Panasonic Lumix GF1, Leica Elmar-C 90/4

Por cierto que yo conocí el conjunto de Les Bourgeois de Calais contemplando la reproducción que hay en The Victoria Tower Gardens en Londres hace ya un tiempo. A continuación os dejo una imagen tomada en julio de 2006. En cuanto al tema de penseurs por el mundo, hay varios, y el último que he visto, de relativamente pequeño tamaño, estaba en la Alte Nationalgalerie de Berlín.

Les bourgeois de Calais (The Victoria Tower Gardens)

Conjunto de Les Bourgeois de Calais en The Victoria Tower Gardens, junto a las Cámaras del Parlamento en Londres - Fujifilm Finepix F10

El pensador junto a un retrato de Renoir

Un pensador de Rodin junto a un retrato firmado por Renoir en el Alte Nationalgalerie de Berlín - Panasonic Lumix LX3

Visitando el Museo Pablo Gargallo

Arte

Ya hacía tiempo que quería volver a visitar el museo dedicado al escultor de Maella, Pablo Gargallo, instalado en el renacentista Palacio de los Condes de Argillo, en la Plaza de San Felipe de Zaragoza. Es un museo que ya había visitado en varias ocasiones desde su apertura en los años 80; pero todavía no había tenido ocasión de volver desde su reapertura en octubre de 2009, tras una remodelación y ampliación. Y ayer encontré el momento y la ocasión.

Escultura y Museo

El museo, en su localización de la Plaza de San Felipe en Zaragoza - Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 ASPH.

He de decir que el edificio, con su patio central, siempre me ha parecido un lugar tremendamente agradable, y estéticamente muy atractivo. Es una pena que no dejen tomar fotografías, porque he tenido que improvisar algúnas imágenes tomadas con el iPhone, que no destaca precisamente por sus cualidades fotográficas. Pero en cualquier caso, ahí tenemos esa entrada al patio central, con la escultura de El Profeta en el centro dando la bienvenida al visitante y gobernando el conjunto.

Escultura

El Profeta en el patio interior del museo - iPhone

No obstante, es en las obras de la siguiente planta, algunas de ellas pequeñas y poco llamativas, pero llenas de gracia y belleza en su aparente sencillez. No soy entendido en escultura, pero las obras del autor bajoaragonés cada vez me gustan más.

Escultura

Máscara de mujer - iPhone

La visita incluya algunos dibujos, bocetos de sus obras, así como plantillas en cartón a partir de las cuales crearía posteriormente el escultor las diversas copias de sus obras. También son muy interesantes de visitar para una mejor comprensión del proceso creativo.

Finalmente, hay salas para exposiciones temporales, que en estos días ocupan las obras del pintor Anglada-Camarasa.

Jinete

Uno de los dos jinetes olímpicos que flanquean la entrada al museo - Panasonic Lumix GF1, Panasonic Leica DG 45/2,8 Macro