[Fotografía] Reencuentro con PHotoEspaña – Interesante edición la de 2016 – Fotografía y otras artes visuales

Fotografía

A la espera de tener la ocasión de ver las dos exposiciones que me faltan de visitar de las tres que ha programado el festival fotográfico PHotoEspaña 2016, recuerdo que la primera fue la de Chema Conesa en la Lonja de Zaragoza, este sábado pasado estuve viendo algunas de las más interesantes exposiciones del festival en Madrid. Aunque me quedé sin ver otras varias, también muy interesantes. Quizá un poquito más adelante. En el enlace la historia completa. Y algunas fotos.

Origen: Reencuentro con PHotoEspaña – Interesante edición la de 2016 – Fotografía y otras artes visuales

[Fotografía] “Retratos de papel” de Chema Conesa en La Lonja | Fotograf@s en Zaragoza

Fotografía, Sin categorizar

Reseña redactada originalmente para Fotógraf@s en Zaragoza: “Retratos de papel” de Chema Conesa en La Lonja | Fotograf@s en Zaragoza

Como todos los años por estas fechas llega al panorama de los festivales fotográficos en la Península Ibérica el rey de todos ellos, el más poderoso por tamaño y repercusión mediática. Por calidad… el ser muy grande siempre lleva el riesgo de que entre sus exposiciones haya de todo y pueda haber más división de opiniones. Pero no se puede negar que PhotoEspaña es un festival de referencia, no sólo ya en nuestro país, sino en el conjunto de Europa. Por lo menos.

El estupendo palacio de La Lonja nos espera para recibirnos con la exposición de este año del festival PhotoEspaña.

Nacido en Madrid, en la década de los noventa, el festival se ha ido extendiendo con el tiempo por otros rincones de la geografía española, y ya lleva varios años llegando hasta las orillas del Ebro. Sí, aquí, en Zaragoza. La Lonja y el Centro de Historias de la capital aragonesa suelen ser sedes de las exposiciones de PhotoEspaña. Y en alguna ocasión también alguna galería privada. Y de momento tenemos ya inaugurada la exposición de La Lonja… “Retratos de papel” de Chema Conesa.

Un “inquietante” retrato de la fenomenal y guapa actriz Emma Suárez nos recibe a la entrada; de moda está la actriz con película en cartelera. Todas las fotografías reproducidas aquí total o parcialmente son propiedad de sus autores. Se muestran aquí a título ilustrativo y divulgativo, sin ánimo de lucro alguno.

Llega a Zaragoza, por fin, la exposición del fotógrafo murciano, que ya se pudo ver en la edición de 2014 del festival, en la Sala Alcalá 31 de Madrid. Me la perdí entonces, por motivos familiares. Así que no podía dejar pasar esta segunda oportunidad, tan a mano. Que no se me olvide decir que uno de los volúmenes de la Editorial La Fábrica de la serie Obras Maestras ejerce de catálogo de la exposición. No será barato, pero esta serie de libros tiene una gran calidad de impresión, y merecen un lugar de honor en la biblioteca de cualquier aficionado a la fotografía.

También la simpática directora y actriz Icíar Bollaín es retratada en un no menos simpático díptico; también la directora está de actualidad con el reciente estreno de una entretenida película suya.

Bien… ahora, al grano. ¿Qué tal la exposición? Oye… pues que os voy a decir. Que Conesa es uno de los grandes de la fotografía editorial en España. No sólo como fotógrafo, sino también como director de arte y responsable de fotografía de varios de los más importantes suplementos dominicales de la piel de toro. Primero el diario El País, luego su más directo competidor, El Mundo, contaron con él para llevar a buen puerto sus coloridos suplementos del fin de semana. Muchas de las fotografías que se pueden ver en la exposición me son conocidas de haberlas visto hojeando alguno de estos suplementos.

Me ha gustado el rincón dedicado a Miguel Delibes, donde los retratos se complementan con otras fotografías que suponen un retrato del carácter y del entorno de la persona.

Para los amantes del retrato, podemos considerar la exposición como un seminario o un curso acelerado de esta disciplina. Horas nos podríamos pegar delante de las fotografías imaginando las condiciones de toma y de iluminación, “colocando” mentalmente las luces, compensando mentalmente la potencia de los mismos al mismo tiempo que tomamos decisiones sobre la exposición del fondo… Si me pongo a imaginar me puedo imaginar al fotógrafo durante años con alguna cámara de formato medio y formato cuadrado, Hasselblad probablemente, y un amplio suministro de carretes de diapositivas para procesado E-6… Ya no me atrevo a decir si entre la gama Ektachrome Professional de Kodak, o acaso entre las Provia y las Astia de Fujifilm… o sus precursoras. Un control muy cuidadoso del contraste, la diapositiva no tolera errores de exposición, y todo ello realizado de forma rápida, en poco tiempo… que esto es para la prensa… que no estamos haciendo fotografía artística. Editorial. Suponiendo que las diferencias sean tan claras como eso. Quizá en la forma de trabajar.

Muy centrada en el retrato, los pocos paisajes o las fotografías de otros géneros que aparecen en la exposición nos demuestran que Conesa sería excelente en cualquier campo.

De todos modos, nos llamarán la atención en la exposición la serie de retratos en blanco y negro, realizados con cámara de gran formato, probablemente con la mítica Polaroid Type 55. El aspecto es muy característico. Estoy suponiendo…

Estos retratos tienen toda la pinta de estar realizados con película instantánea Polaroid tipo 55.

Todo fenomenal, ¿no? Pues ahora me voy a poner en modo subjetivo… Pues no. Y la culpa no es del fotógrafo. Es de la España que le ha tocado retratar. Esa España de los años 90 que pareciera que se comía el mundo, con todos esos empresarios, esos políticos, esos artistas, esos directores de cine… que cuando llegó el final de la primera década del tercer milenio de nuestra era… se nos desinflaron. No faltan las caras en tan representativa galería de personajes ilustres que ahora asocias con corrupciones, picardías, triquiñuelas, papeles panameños u otras catastróficas desdichas. Al fin y al cabo, hemos podido comprobar cómo esos grandes diarios que lucían el espléndido lujo de las fotografías de Conesa y otros ilustres en sus suplementos dominicales, ahora se hacen los tibios a la hora de afrontar la crisis de valores del país, lo mismo que no pocos de los retratados… O desde el punto de vista fotográfico, cómo ahora valoran en poco el trabajo de los profesionales de la fotografía, conformándose muchas veces con cutres fotos de móvil, birlando fotos a quienes las suben a internet con buena intención, despidiendo masivamente fotógrafos de plantilla (y otros profesionales del periodismo), justo cuando más le hace falta al país una prensa potente e independiente.

No hay políticos, ni banqueros, ni directores de cine “panameños” en la muestra de fotos que me he traído. Pero sí este excelente trío de escritoras españolas; Ana María Matute, Carmen Martín Gaite y Josefina Aldecoa. Allá por 1996. Se nos han ido ya todas… Matute, la más reciente, en 2014.

Extraña sensación la que me ha dejado la exposición. Entre la maravilla fotográfica y los déficits de nuestra sociedad.

En fin… quizá vosotros la contempléis con otros ojos. Y salgáis de la misma con más optimismo. Probablemente… que a mí según qué cosas me están cogiendo “menos joven”. De todos modos, la exposición es “obligatoria” para todos los aficionados de FeZ. Incluso nos deberíamos plantear alguna visita conjunta… porque da para verla varias veces. De verdad.

Nos vemos…

Estos retratos de pelotaris vascos me han parecido estupendos… Ampliemos el concepto de retrato, no nos constriñamos innecesariamente.

[Fotografía] Exposiciones de fotografía en el IAACC Pablo Serrano: Rafael Navarro y la Colección Circa XX

Fotografía

Está entrada fue redactada como una colaboración para su publicación en el blog de Fotógraf@s en Zaragoza.

En estos días de primavera parece obligado que los aficionados a la fotografía se acerquen al Instituto Aragonés de Arte y Cultura Contemporáneos (IAACC) “Pablo Serrano”. Son dos las exposiciones que nos atraen. Personalmente, una más que otra. Pero todo suma. Iremos en orden.

Recuerdo perfectamente que en algún número de la desaparecida revista FV-Actualidad, a la que estuve suscrito durante 10 años en los años 90, apareció el “Androbosque”, un conjunto de fotografías en blanco y negro de las ramas de un árbol que recuerdan la apariencia de un cuerpo humano. Se trataba de una obra de Rafael Navarro, fotógrafo zaragozano que realmente merece la pena ser conocido por todos los aficionados al octavo arte.

Exposición de Rafael Navarro en IAACC Pablo Serrano

[Arte] La mujer en la Roma clásica en Caixaforum Zaragoza

Arte

Esto casi se puede decir que son noticias viejas, aunque la exposición de la que os hablo todavía estará en activo un tiempo en las salas de exposiciones de Caixaforum Zaragoza. Pero yo la visité a mediados de marzo. Incluso antes de las vacaciones en Umbría y Toscana. Se trata de la exposición “Mujeres de Roma – Seductoras, maternales, excesivas“, en la que, mediante esculturas, bajo relieves, pinturas, mosaicos y otras técnicas artísticas, hacemos un repaso al papel de la mujer en la antigua Roma. Ama de casa, amante, diosa, emperatriz, símbolo de gracia y símbolo de lo equívoco o incluso de lo peligroso o monstruoso.

Pero no me enrollaré mucho. Os dejo unas cuantas fotografías que tomé en la exposición, y si estáis por aquí, os vais a verla.

20160316-_1030919

20160316-_1030929

20160316-_1030935

20160316-_1030937

20160316-_1030938

20160316-_1030945

20160316-_1030948

20160316-_1030953

20160316-_1030955

20160316-_1030957

[Fotografía/arte/viajes] Exposiciones y algunos libros de arte y fotografía que me he traído de Perugia – Fotografía y otras artes visuales

Arte, Fotografía, Viajes

Durante mis últimas vacaciones en la Semana de Pascua en Italia, dedicamos un día a explorar Perugia, lo que nos llevó también a visitar algunas exposiciones y museos. Y también compré algunos libros de arte y fotografía. En el siguiente enlace lo cuento todo. Para los que no estén interesados, algunas fotos de la capital de la Umbría.

Origen: Exposiciones y algunos libros de arte y fotografía que me he traído de Perugia – Fotografía y otras artes visuales

 

[Fotografía] Mujeres, Afganistán – Fotógraf@s en Zaragoza con Gervasio Sánchez y Mònica Bernabé

Fotografía

Esta entrada fue previamente elaborada para el blog de Fotógraf@s en Zaragoza, que os recomiendo que visitéis, y ahora la publico aquí con algunas adaptaciones a mis normas de publicación personales.

La entrada de hoy va sobre la exposición a la que algunos de los aficionados a la fotografía de Fotógraf@s en Zaragoza pudimos asistir el jueves 3 de marzo de 2016 en el Centro de Historias de la ciudad. Pero antes de seguir adelante con el relato, puesto que para mí es una segunda parte de algo que comenzó a principios de noviembre de 2014, me permitiréis que me retrotraiga un poquito en el tiempo. Creo que merecerá la pena, para tener una visión amplia de la cuestión.

A finales de octubre de 2014 me llegó al buzón de correo electrónico un boletín de la librería Cálamo en la que se me invitaba a la presentación de un libro de fotografías de Gervasio Sánchez en el Centro de Historias. Tal cosa sucedió el 3 de noviembre de 2014. Un lunes. Normalmente el Centro de Historias está cerrado los lunes, pero lo abrieron expresamente para la ocasión. La historia completa de lo que se pudo vivir en aquella presentación lo podéis leer en una entrada que hice a tal propósito.

Presentación libro: Mujeres Afganistán

Presentación del libro “Mujeres Afganistán” en el Centro de Historias (Foto: Carlos.Carreter,)

En aquellos momentos no pudimos ver las fotografías del libro. Pero si que nos quedamos absolutamente estremecidos por la historia que nos estaban contando; la historia del maltrato sistemático que sufren las mujeres en Afganistán. La exposición con las fotografías se encontraba en aquel momento en exhibición en Barcelona. Pero se nos prometió que Zaragoza sería eventualmente una parada en la que recalaría las imágenes que todos ansiábamos por ver.

Cuando vi en el Facebook de Fotógraf@s en Zaragoza la propuesta de visita guiada en grupo para la que exposición que se inauguraba por fin con la llegada del mes de marzo en Zaragoza, no dudé en apuntarme. La oportunidad era demasiado buena.

Nos juntamos un buen grupo de habituales del grupo. Y sinceramente… normalmente no somos el grupo más formal que existe en las visitas guiadas,… no es que me quiera poner criticón ahora yo,… pero las cosas son como son. Bien. Pues cual sería la intensidad de lo que se nos estaba contando que nunca había visto yo tal nivel de tensa atención entre los visitantes, pertenecieran a FeZ o no.

Exposición: Mujeres Afganistán

Foto: Carlos.Carreter

Se alternaron en las explicaciones los dos autores del libro que ya he mencionado, la periodista Mònica Bernabé y el fotógrafo Gervasio Sánchez. La periodista ha vivido durante más de una década, si no recuerdo mal el dato, en el conflictivo país a caballo en el Oriente Medio, el subcontinente Indio y el Asia Central, mezcla de etnias y de culturas. Gervasio Sánchez es bien conocido por sus comprometidos reportajes sobre todo tipo de conflictos, entre los que destacan la guerra de la antigua Yugoslavia, los desaparecidos y las víctimas antipersona, sin querer ser exhaustivo.

Como me sucedió año y medio atrás, la crudeza de la realidad que viven las mujeres en Afganistán me dejó,… nos dejó atónitos y horrorizados. Que casi el 90% de la población femenina vaya a ser víctima de malos tratos o abusos sexuales a lo largo de su vida es un dato estremecedor. Que las causas de tal hecho estén profundamente imbuidas en la sociedad afgana, en sus tradiciones, en su forma de vivir, en su economía, en sus prácticas religiosas, produce además un tremendo pesimismo sobre la posibilidad de que tal situación cambie a corto plazo. En cualquier caso, Mònica y Gervasio, Gervasio y Mònica, que en esta ocasión tanto monta monta tanto, realizaron un detallado relato y atendieron con paciencia e interés las preguntas de quienes visitábamos la exposición.

Exposición: Mujeres Afganistán

Foto: Carlos.Carreter

He dicho de los que visitábamos la exposición… yo me quedé con la sensación de que realmente la exposición, las fotografías, se quedaron sin ser vistas y observadas con la atención debida, tal era la fuerza de los testimonios que escuchábamos. Pero estamos en un grupo de fotografía y, por lo tanto, creo que merece la pena que nos detengamos en los valores fotográficos de la muestra.

Me llamó la atención durante la visita un comentario que hizo Gervasio Sánchez sobre la naturaleza de las fotografías. Afirmaba que durante este largo proyecto, en el que tan difícil resultaba conseguir que las protagonistas de la historia, las mujeres afganas, se dejaran fotografiar, había renunciado a su faceta de autor. La inmediatez con la que tuvo que trabajar durante este periodo hizo que las fotografías carezcan de la sofisticación de otras imágenes, mucho más vistosas, que nos llegan desde esas latitudes. A mí me pareció notar un crítica a algún famoso fotógrafo de National Geographic que se ha hecho notoriamente famoso con sus coloridos retratos de hombres, niños y mujeres afganos. Postales denominó Gervasio a este tipo de fotografías. Como no dio nombres, yo tampoco los daré. Seamos prudentes.

Pero el caso es que consideré desde la salida del centro que había que volver a observar con más detalle las fotografías. Cosa que pude hacer el día de la Cincomarzada, cuando un cambio en los planes de ese día me dejó un par de horas libres. Contemplemos alguna de las fotografías para ilustrar las ideas que quiero exponer y que me gustaría que contrastaseis en vuestras visitas a la exposición. Por que da para más de una vez, ya os lo digo.

Exposición: Mujeres Afganistán

Esta fotografía en el entierro de una mujer quemada viva no me parece la fotografía de alguien que ha renunciado a su naturaleza de autor. Observad la actitud del grupo de mujeres, un grupo que para quienes hemos sido criados y educados en una cultura imbuida por el catolicismo, independientemente de nuestras creencias actuales, no deja de recordarnos a las imágenes que hemos vistos asociadas a la muerte de Jesús de Nazaret. Mezcla de arquetipos y herencia cultural, pero que bien sea resultado de una reflexión a la hora de realizar la fotografía o de la pericia, profesionalidad y visión del fotógrafo puestas en acción en unos breves segundos, desmienten que el fotógrafo renuncie o pueda renunciar a su naturaleza de autor.

Exposición: Mujeres Afganistán

Son muchas las imágenes que encontramos como las que preceden a este párrafo. Retratos directos, que muchas veces tienen como fondo simplemente una pared lisa sobre la que destaca la expresión pura y definida de las personas o los grupos humanos. Fotografías realizadas las más de las veces con gran angular y con luz ambiente, pero que presentan una enorme coherencia en su conjunto. Nos muestra esto que cada una de las fotografías por separado quizá fueron tomadas en cuestión de momentos, antes de que la persona de interés se arrepintiera de haber dado el permiso para ser fotografiada. Pero que todo el proyecto en su conjunto fue sometido a una cuidadosa planificación y fue muy pensado y reflexionado. El fotógrafo sabía muy bien qué quería hacer y cómo lo quería hacer. No confundamos la capacidad de actuar en unos instantes con la improvisación. Observemos ahora un grupo de retratos individuales. Chicas de poco más o menos catorce años recluidas en un correccional de menores por haberse escapado de sus matrimonios forzosos, o condenadas por haber mantenido relaciones sexuales extramatrimoniales en contra de su voluntad. Por ser violadas, vamos.

Exposición: Mujeres Afganistán

Contemplemos el detalle de una de ellas, una chica indudablemente perteneciente a una de las etnias más vinculadas al Asia central, con su ojos inequívocamente rasgados.

Exposición: Mujeres Afganistán

Aquellos más duchos en cuestiones de iluminación podrán comprobar la homogeneidad y la coherencia del conjunto de imágenes. Porque vemos ahí en los ojos un apunte de luz que nos dice que la fuente principal de iluminación viene de la derecha de la muchacha y algo frontal, luz muy suave, que nos permite obtener una imagen limpia y directa. Sin artificios. Pero muy bien pensada, con un envidiable conocimiento del oficio.

No nos dejemos “engañar” por las afirmaciones de Gervasio. Se puede aprender mucho de fotografía con una contemplación de esta exposición. De reportaje, de retrato y de contar historias. Así que ya lo sabéis. Obligatoria para todos los aficionados a la fotografía. Y para el resto.

[Cine] Georges Méliès, la magia del cine, en Caixaforum Zaragoza

Cine

Ya adelanté en mis recomendaciones semanales del domingo pasado que ese día por la mañana estuve visitando las exposiciones de Caixaforum. Una, a punto de ser clausurada, El Greco – La mirada de Rusiñol, enmarcada en el cuarto centenario del fallecimiento de Doménikos Theotokópulos “El Greco”… aniversario que fue hace ya dos años, a todo esto. La otra, recién inaugurada, George Méliès – La magia del cine, organizada en colaboración con La Cinémathèque française, y que de alguna forma explota el hecho de que la figura de George Méliès se pusiera de moda hace tres cuatro años gracias a una película de Martin Scorsese.

20160207-_1030487

De la exposición del Greco no voy a hablar gran cosa… ha  terminado ya cuando escribo estas líneas, aunque es posible que vaya camino de alguna otra ciudad. No lo sé. Bien cierto es que de la observación y el estudio de las obras del pintor, cualquier aficionado a la fotografía y a las artes visuales en general sacará provecho, especialmente en el análisis de la luz, del color y de la composición.

20160207-_1030498

Dos de las obras atrajeron más rato nuestra atención, una María Magdalena y un San Pedro, en los que encontramos motivo para fijarnos un buen rato en descifrar el dominio de luz y color del maestro cretense afincado en nuestro país. Así como en descubrir aquellos aspectos que dan modernidad absoluta a un pintor que falleció hace ya más de cuatro siglos.

20160207-_1030510

Pero lo que más nos apetecía ver era la exposición dedicada a Méliès, gran pionero del cine francés y mundial, especialmente en lo que se refiere a su utilización como espectáculo y como herramienta narrativa de obras de ficción. Algunas de sus películas más famosas son tan tempranas como del período entre 1900 y 1905, cuando fue sólo en 1895 cuando los Hermanos Lumière habían presentado su invento, el cinematógrafo, sin que le vieran de momento grandes posibilidades comerciales… Notables inventores,… nulos visionarios.

A la entrada de la sala de exposiciones, nos recibe la célebre imagen de la luna con el cohete incrustado en uno de sus ojos del filme más célebre de Méliès.

20160207-_1030515

La primera parte de la exposición está dedicada a los antecedentes del cinematógrafo. Los primeros intentos por introducir imagen animada, creada con la intervención de la luz, dotando de dimensión temporal a la imagen, hasta el momento preferentemente estática y atemporal,… más allá de los estragos del tiempo sobre la misma. Espectáculos de sombras chinescas, o curiosas linternas mágicas en las que hay elementos móviles se encuentran entre los antepasados del cinematógrafo.

20160207-_1030514

20160207-_1030511

20160207-_1030512

Incluso astrónomos de fama ya en el siglo XVII como Christiaan Huygens ya habían creado bocetos para la representación de una danza macabra en una linterna mágica. La danza macabra fue un elemento muy frecuente en la imaginería religiosa centroeuropea en la edad media y algunos siglos posteriores. Y también se ha representado en el cine. ¿Cómo olvidar la “dödsdans” de Ingmar Bergman hacia el final de Det sjunde inseglet (El séptimo sello)?

20160207-_1030522

Se achaca con frecuencia a la persistencia retiniana la capacidad de la persona de percibir como imagen en movimiento una serie de imágenes estáticas pasadas a gran velocidad ante nuestra vista. Sería una velocidad de más de 10-12 imágenes por segundo, aunque para mejor fluidez en el cinematógrafo se usan 24 imágenes por segundo, y en televisión 25 en Europa y 30 en EE.UU. (algunas de estas cifras están redondeadas al entero más cercano). No obstante, parece que el auténtico mecanismo fisiológico que permite esta percepción tiene más que ver con la forma en que el cerebro procesa las imágenes que con el comportamiento de las conos y bastones retinianos.

En cualquier caso, de forma empírica se había descubierto ya el fenómeno, y chismes como los zoótropos, los estroboscopios y los praxinoscopios ya servían como juguetes para los niños de familias bien, en los que observaban caballos galopar o niñas saltar a la combar.

20160207-_1030524

A continuación voy a colocar el archivo GIF en movimiento. Es un poco pesado así que puede tardar un ratito en cargar y verse con fluidez.

20160207-00001

Un precursor del uso de técnicas fotográficas para la reproducción del movimiento fue Étienne Jules Marey, que utilizó la llamada cronofotografía para descomponer el movimiento sobre película sensible, gracias al llamado revolver fotográfico inventado por el astrónomo Jules Jansen y que fue utilizado también por Georges Demeny como asistente de Marey.

Bien es cierto que el que más sacó partido a la descomposición del movimiento por técnicas fotográficas en los finales del siglo XIX fue Eadweard Muybridge, pero como la exposición viene de Francia… se centra en los precursores franceses. Que son muy suyos nuestros vecinos. Pero fue Muybridge el encargado de desentrañar el misterio de si un caballo al galopar separa las cuatro patas del suelo al mismo tiempo en algún momento. Lo hace.

20160207-_1030527

Un paso considerable para popularizar la fotografía en movimiento lo dieron los ingenieros que trabajaban para Edison con la invención del quinetoscopio, kinetoscopio o cinetoscopio… Ya tenemos la partícula “cine” asomándose en la historia. Se basaba en la proyección de una banda de película fotográfica sobre la que se había filmado una escena de forma ininterrumpida. El principal problema del invento es que sólo podía ser usado por una persona a la vez. Es decir, no podía ser un espectáculo de masas. Más bien, un entretenimiento de feria

En 1895 se rodó una escena representando la ejecución de María Estuardo, que se puede ver en la exposición. Voy a poner aquí, un GIF animado con la escena, lo que pasa es que cuesta mucho de cargar, porque es muy grandote.

20160207-00004

El siguiente paso lo darían los hermanos Lumière con su cinematógrafo, que puso las bases del cine tal y como lo conocemos en la actualidad. Hicieron pasar la película fotográfica, el estándar de 35 mm de Eastman Kodak, primero por su cámara de filmación y después por su cámara de proyección, permitiendo el espectáculo con imagen animada al alcance de un grupo numeroso de personas. Habían puesto las bases para uno de los espectáculos de masas más populares del siglo XX y hasta la fecha.

20160207-_1030539

Ya he comentado que los Lumière no le vieron muy claras las posibilidades comerciales al invento. Pero quien si lo hizo fue Méliès, que se montó un negocio completo sobre el cinematógrafo.

Construyó un gran estudio de filmación, básicamente un edificio con paredes de cristal para permitir el abundante paso de la deseada luz que iluminase las escenas a rodar.

20160207-_1030542

Fue el primero en filmar películas cinematográficas con fines publicitarios. En esto no sé si le admiramos o le odiamos, la verdad… pero bueno, alguien lo tenía que hacer.

20160207-_1030540

Ideó y construyó numerosos dispositivos para incluir en sus películas en lo que fueron los antecesores más artesanales de los efectos visuales y los efectos especiales en el cine, lo que le llevó a filmar las primeras películas de ciencia ficción y fantasía de la historia. La película de Scorsese que he mencionado antes habla mucho de su habilidad para la mecánica y la invención de dispositivos, siendo el macguffin de la película la reparación de un autómata, que podemos ver en la exposición. No recuerdo haberme fijado si es el original o una réplica de la Cinémathèque française.

20160207-_1030551

Y sin duda alguna, fue de los primeros, no el primero, en utilizar ampliamente las técnicas de edición y montaje de las películas, un elemento básico en el proceso de producción y creación de la obra cinematográfica.

20160207-_1030553

En fin, una exposición que a mí me resultó apasionante, y que supongo que intentaré volver a ver mientras esté en exhibición. Especialmente algún día entre semana, con menos gente que en un domingo por la mañana, para disfrutar más tranquilamente de la misma y de las interacciones con los objetos expuestos. No perdérsela.

[Cultura] Una mañana en el Centro de Historias: cine e imprenta

Cultura

En estos días que he estado, y estoy, de vacaciones, no es que haya hecho multitud de cosas. Pero sí que las he podido hacer más tranquilamente. Últimamente no había  tenido muchas ocasiones para acercarme al Centro de Historias de Zaragoza, uno de los centros culturales y de exposiciones más agradables de la ciudad. Aunque su programación últimamente esté un poquito irregular desde mi modesto punto de vista.

Por supuesto, siempre encontramos alguna instalación en el Espacio tránsito, en esta ocasión la denominada Play-house de Coco Escribano, ilustradora que nos muestra su particular reflexión sobre ese espacio personal que llamamos hogar.

20151209-_1020819

20151209-_1020818

20151209-_1020817

Dos exposiciones principales había en estos momentos en el Centro de Historias. En el espacio cripta encontramos un recorrido por “La máquina del tiempo del cine aragonés”. Reconozco que acudí a una exposición con semejante denominación o conceptualización con un poco de escepticismo. Mi pregunta fundamental es: ¿existe algo con naturaleza propia y distintiva que podamos llamar “cine aragonés”?

Pues la verdad tengo la sensación de que no. O que en esencia no es algo distinto de eso que llamamos “cine español”, que no se hacen en este rincón del mundo cosas distintas de lo que se hacen en el conjunto de la Península Ibérica. El hecho de que haya directores de cine ilustres, u otro tipo de profesionales de la industria del cine, que son importantes o interesantes, no quiere decir que exista un fenómeno local distintivo. O por lo menos a mí me cuesta percibirlo así.

20151209-_1020801

20151209-_1020798

Otra cuestión es analizar las manifestaciones de la industria del cine en Aragón, independientemente de si son singulares o siguen corrientes más amplias. Pueden ser los sistemas de distribución y comercialización, pueden ser los diversos festivales que salpican la geografía aragonesa, puede ser el fenómeno de los cineclubes, que no sé si en estos momentos tiene la importancia que algunos sentimos en épocas pasadas. En mi época de estudiante fueron muchas las películas que vi en las incómodas butacas de los salones de actos de los colegios mayores de la ciudad.

20151209-_1020803

20151209-_1020804

20151209-_1020806

Sí que me quedé con ganas de saber algo más de algunos temas. Por ejemplo, se nos habla en alguno de los carteles del “cine independiente en Aragón” como un fenómeno que se dio en los revueltos años 70, años de reivindicación y ganas de libertad. Cuan bueno hubiera sido que más allá de alguna mención a alguno de los modestos cineastas que fundamentalmente en Super 8, lo más afortunados en 16 mm, y los afortunadísimos en 35 mm, realizaban sus producciones no comerciales en aquella época, nos hubieran proyectado alguna muestra de los trabajos que hicieron. ¿Unas pantallas de vídeo con algunas de estas producciones emitiéndose en bucle?

20151209-_1020810

20151209-_1020807

Pero bueno, seamos positivos, y según el antiguo refrán que nos enseña que “a la cama no te irás sin saber una cosa más”, por lo menos me entero, no lo sabía, que Pili y Mili nacieron en Zaragoza. Destacadas figuras del “cine aragonés”.

Tras este paseo por el mundo del séptimo arte, en la planta 1ª del centro encuentro una exposición titulada “De Gutenberg a Twitter”, que viene a hacer un recorrido de algo más de quinientos años (incluso bastante más si contamos los precursores) por los desarrollos técnicos que han permitido la existencia de la prensa como uno de los necesarios reguladores de los derechos y libertades de los ciudadanos, a través del ejercicio de la libertad de expresión y la capacidad de suministrar noticias veraces a los ciudadanos.

Esta es la teoría… porque si analizamos el estado real de las principales cabeceras de la prensa española,… como para pegarse un tiro.

Pero aquí no se trata tanto de eso como de dar una vuelta a trastos como las prensas de presión, los tipos de plomo, las prensas litográficas, las “vietnamitas”, los teletipos, los ciclostilos y otros cacharros que han permitido que la palabra pase al papel, y de aquí a las personas. Empezando desde los bronces grabados de la antigüedad clásica, como el bronce de Botorrita o Contrebia Belaisca, hasta ¿twitter?

20151209-_1020820

20151209-_1020821

20151209-_1020823

20151209-_1020829

20151209-_1020833

20151209-_1020839

Por supuesto, me intereso por los procesos que permitieron el nacimiento de la prensa gráfica, de la incorporación de la fotografía a la prensa. Pero no creáis que en este aspecto la exposición se ha lucido mucho. Una cámara de madera de gran formato, probablemente de 20 x 25 cm, altamente inadecuada para su uso como cámara de prensa, y alguno de los chismes que servían para transmitir lentamente las copias fotográficas utilizando el teléfono. Creo que dada la importancia de la imagen en la prensa del siglo XX, algo más de presencia hubiera estado bien.

20151209-_1020836

20151209-_1020841

En el lado de lo anecdótico, “fuerte” presencia de los “magníficos” del Real Zaragoza en la exposición, que me llevan a mis recuerdos de infancia. Una fotografía de los jugadores del equipo maño cuando ganó la Copa de Ferias, antecesora de la Copa de la UEFA o como diablos se llame ahora, sobre la parte superior del autobús que los transportaba en dirección al Pilar, me recordó una historia que contaba mi madre. Yo debía tener algo más de un año, casi año y medio, cuando se produjo el evento deportivo. Y mi madre, curiosa, me llevó con ella al paso de los jugadores por la calle Alfonso I, como digo camino del Pilar. Me alzó un poco, y asegura que el portero, Yarza, me dio la mano y me dijo alguna monería. Para ella, un recuerdo indeleble. Yo, con tan tierna edad, no recuerdo nada.

De lo que si tengo recuerdo es de una pelota que tenía de niño con las cabezas de la alineación titular del Real Zaragoza en algún momento de los años 60. Y esas cabezas aparecen también en la exposición en otro contexto. Pero son las mismas cabezas. Las reconocería en cualquier lado.

En cualquier caso, a partir de ahí, el fútbol y yo seguimos caminos divergentes y en estos momentos tratamos de ignorarnos mutuamente lo mejor que podemos. Particularmente me parece un deporte aburrido, y la “cultura” que lo rodea, cutre.

20151209-_1020835

20151209-_1020832

A la salida de la exposición, me encuentro con un mapa que me deprime un poco. Se trata de una clasificación de los países en función de su respeto por la libertad de prensa. España no está en verde-azulado que implica una situación óptima para esta libertad. Está en un ocre clarito de meramente “satisfactoria”. Aunque yo me pregunto si no deberíamos sumar además la actitud de los propios medios, tan catastrófica estos días para defender la objetividad y la pluralidad de las opiniones en la sociedad, y bajar algún peldaño en el escalafón. Una pena. Menos mal que la sociedad se busca otras formas de expresión, como comprobé mientras paseaba camino del autobús urbano para volver a casa.

20151209-_1020844

20151209-_1020847

[Fotografía] Exposición: Génesis de Sebastião Salgado en Caixaforum Zaragoza – Fotografía y otras artes visuales

Fotografía

Exposición: Génesis de Sebastião Salgado en Caixaforum Zaragoza – Fotografía y otras artes visuales.

En el enlace que encabeza esta entrada, un comentario sobre la interesante exposición del proyecto Génesis de Sebastião Salgado, que en estos momentos se puede visitar en Caixaforum Zaragoza. Pasaremos lista…

[Fotografía] Exposiciones PhotoEspaña 2015 en Zaragoza

Fotografía

Esta entrada fue redactada originalmente para su inclusión en el blog de Fotógraf@s en Zaragoza, que os recomiendo visitar con frecuencia.

Como todos los veranos, se celebra en nuestro país el que probablemente será el certamen más importante de fotografía por su alcance, por su volumen, por su variedad y por la calidad que suelen tener sus exposiciones. Se trata de PhotoEspaña, festival que comenzó en 1998 y que lleva con la actual la friolera ya de 18 ediciones. En un principio estaba fundamentalmente concentrado en Madrid, pero poco a poco, tímidamente al principio, se ha ido descentralizando. En Zaragoza, durante este verano hemos tenido hasta cuatro exposiciones asociadas a este festival. Lamentablemente, cuando este artículo vea la luz alguna ya habrá terminado.

Las primera que se inauguró lo hizo en el Centro de Historias de Zaragoza, es la dedicada a Bonadies+Caula: Cartografías de un territorio compartido, y es un tipo de exposición que a mi me gusta mucho. Las exposiciones en las que dos autores dialogan a través de sus obras. Puede ser que con estilos distintos, o pertenecientes a época distintas, centre su atención en un mismo sujeto o tema. Puede ser que con estilos similares, nos muestren temas o sujetos muy distintos. Puede que sus temas, sus miradas, sus técnicas o sus momentos se complementen y la suma de las partes se potencien y creen una sinergia en el mensaje que nos ofrecen.

En esta ocasión, el diálogo se producen entre fotógrafos con un ámbito, Caracas, pero de generaciones distintas. La más joven, la fotógrafa venezolana Ángela Bonadies, ha realizado un proceso de investigación sobre la obra del más veterano, ya fallecido, el argentino establecido en la capital venezolana, Tito Caula. A partir de ahí, podemos analizar y comparar las visiones, las similitudes, las diferencias e incluso la evolución de la sociedad venezolana a través de las fotografías de ambos autores.

Centro de historias - Exposición Bonadíes+Caula

De Tito Caula.

Centro de historias - Exposición Bonadíes+Caula

De Ángela Bonadies.

Centro de historias - Exposición Bonadíes+Caula

Caula, arriba; Bonadies, abajo.

Centro de historias - Exposición Bonadíes+Caula

De Tito Caula.

Una semana más tarde se inauguraba también en el centro de historias una retrospectiva sobre Steve Schapiro, que en una primera instancia pudimos visitar en compañía varios FeZ. Estamos ante uno de los fotógrafos documentales norteamericanos más interesantes de la segunda mitad del siglo XX. Se le vincula mucho al mundo del cine, ya que fue el fotógrafo de plató de producciones emblemáticas del cine norteamericano, especialmente en los años 70 y 80, pero también por sus retratos de algunas de las gentes del cine, algunos de los cuales son fácilmente reconocibles por muchos, aunque desconozcan quien es el fotógrafo que los realizó.

Pero todavía más interesante me parece su actividad documental de los movimientos civiles y políticos de su país, especialmente en los años 60, en los que se implicó tanto en el ámbito de los derechos civiles y contra la segregación por el color de la piel, como en seguir a figuras políticas de gran relevancia en aquella intensa época. Desde luego la exposición también es de obligada visita, al igual que la anterior, tanto para los aficionados a la fotografía como para el público en general.

Centro de historias - Exposición Steve Schapiro

Aunque su actividad más intensa fue la documental, en la exposición podemos contemplar estupendos ejemplos de retratos de estudio, como este de una joven Jodie Foster.

Centro de historias - Exposición Steve Schapiro

Fotografías de plató o propagandísticas del rodaje de Taxi Driver… película emblemática, fotos no menos emblemática.

Centro de historias - Exposición Steve Schapiro

En esta fotografía de trabajadores del campo, siento a Schapiro como heredero de Dorothea Lange y otros fotógrafos que documentaron los movimientos migratorios y la vida de los recolectores durante la Gran Depresión.

Centro de historias - Exposición Steve Schapiro

Un documental muy interesante nos pondrá al día de su compromiso a través de la fotografía con los derechos civiles y la política de su país.

En la Lonja de Zaragoza, establecimiento hostil a los visitantes que acuden con su cámara de fotos, encontramos otra gran retrospectiva, un eslabón más de la cadena de exposiciones dedicadas a los mejores y más significativos fotógrafos documentales españoles de la segunda mitad del siglo XX y que ha venido trayendo en los últimos años. En esta ocasión está dedicada al fotógrafo húngaro afincado en España tras el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, Nicolas Muller.

Muller, en su país de origen, comenzó realizando una fotografía muy comprometida socialmente, en concreto sobre el campesinado más pobre, que le atrajo las antipatías del gobierno filofascista del país y le obligó a exiliarse. Paradójicamente, encontró finalmente estabilidad en España, también con un gobierno de corte fascista en los años 40, pero en el que pudo desarrollar una actividad de fotografía documental, de carácter etnográfico, que no carece de la empatía por las gentes que mostró en sus primeros trabajos. También podemos comprobar como el estilo y la técnica del fotógrafo mantiene una evolución tranquila, pero con diferencias sutiles, que hacen muy disfrutable la exposición por que nos ayuda a comprender el proceso mental del fotógrafo cuando se acerca a sus sujetos con su cámara. Tampoco podemos dejar de destacar la serie de retratos a personajes ilustres, especialmente del mundo de la literatura. Otra que es obligatoria para los aficionados a la fotografía, y más que recomendable para el público general.

Lonja de Zaragoza - Nicolás Muller

Fotograma del documental que documenta la vida de Muller en la exposición de la Lonja.

Exterior Lonja - Plaza del Pilar

Exterior de la Lonja, monumento a Goya, en el atardecer del verano zaragozano.

Sólo me queda hacer un comentario a una exposición, de la que no tengo imágenes, que ha pasado más desapercibida, pero que no carecía de interés. Lamentablemente, ya ha terminado. Se trata de la que pudimos visitar en la Galería Carolina Rojo, en la calle Gascón de Gotor, en la contemplamos las Veintiséis gasolineras abandonadas de Iñaki Bergera. Esta obra de este fotógrafo vitoriano muy interesado en la fotografía de arquitectura, nos acerca considerablemente a la corriente de fotografía nortemericana denominada como New Topographics, muy preocupada por el concepto de paisaje alterado por el hombre. Fotografías cuidadosamente compuestas, con indudables valores estéticos, que tal vez hayan pasado más desapercibidas para los aficionados a la fotografía. Una pena.

Exterior Lonja - Plaza del Pilar

Me despido con una fotografía vespertina en el exterior de la Lonja. Hasta la próxima.

[Fotografía] Exposición de Miguel Trillo en el Centro de Historias de Zaragoza

Fotografía

Esta entrada fue redactada originalmente para el blog de Fotógraf@s en Zaragoza, que os recomiendo visitar periódicamente si sois aficionados a la fotografía. Aquí aparece reproducida, con algún añadido relacionado con el libro de fotografías de Miguel Trillo, Identidades.

Desde el pasado 4 de marzo y hasta el 17 de mayo de 2015, en la planta primera del Centro de Historias de Zaragoza, podemos encontrar una interesante exposición del fotógrafo Miguel Trillo con el título “La estirpe de la calle”.

Quedé con un par de amigas a tomar un chisme en la cafetería del Centro de Historias, con la intención de disfrutar de la primaveral mañana que disfrutábamos ese día 8 de marzo en Zaragoza, luego ver la exposición, y terminar la mañana revolviendo en los puestos del mercadillo de la plaza San Bruno y tomando el vermú de rigor. Un plan ideal para un domingo en la ciudad.

Llega la primavera - Parque Bruil

Disfrutando de la primavera zaragozana en el Parque Bruil camino del Centro de Historias.

Exposición de Miguel Trillo

Entrada a la exposición en la planta primera del Centro de Historias.

Miguel Trillo fue un fotógrafo que surgió en los tiempos de la transición de la dictadura a la democracia en España, integrándose especialmente en la llamada “movida madrileña“. Es un momento de la historia del país en la que se rompen corsés. Y los jóvenes, deseosos de expresarse y de distanciarse del pasado, acogen con entusiasmo la pertenencia a las distintas tribus urbanas que proliferan en ese ambiente.

El fotógrafo ha conocido los ambientes de las culturas urbanas en sus viajes al extranjero, a Londres fundamentalmente, ciudad siempre especialmente activa en estos ámbitos, y con la lección aprendida se lanza a documentar esa parte de la sociedad tan activa en los años 80 que son los jóvenes y adolescentes.

Exposición de Miguel Trillo

Fotografías en blanco y negro de algunos “mods”, muy inspirados por la película Quadrophenia de 1973.

La exposición ocupa tres grandes salas y una sala de proyección. La primera de las grandes salas está dedicada a la fotografía en blanco y negro, las otras dos al color. En la sala de proyección, en un par de cortos documentales, escuchamos al autor describir sus experiencias.

No estamos ante un fotógrafo que “robe” instantáneas. Estamos ante una persona que antes de fotografiar habla con sus futuros modelos, interacciona con ellos, y ellos posan. Son jóvenes. Como nos dice el fotógrafo en las entrevistas que vemos al final de la exposición, se han vestido para gustarse, para seducir y ser seducidos. Así que no tienen inconveniente en mostrarse tal y como son, con sus atuendos, pero sobre todo con sus actitudes, ante la cámara del fotógrafo. Que no pretende ser objetiva, pero sí ecuánime. Con respeto hacia la persona que decide posar ante su objetivo.

Exposición de Miguel Trillo

Jóvenes y adolescentes propios de los años 80, la llamada “movida”.

Son muchos los fotógrafos que optan por el blanco y negro como el medio más apropiado para la fotografía documental. Durante décadas, el blanco y negro es el medio noble de la fotografía por excelencia, aunque a principios de los años 80 ya se espera que los reporteros ofrezcan imágenes en colo, por que son “más reales”, y algunos fotógrafos han empezado a dar categoría artística a sus fotografías en color, especialmente aunque no solamente al otro lado del Atlántico.

Trillo fotografía indistintamente con ambos medios. Y personalmente creo que sus mejores obras pertenecen a las series en color. Ve los colores magistralmente, los dota de viveza, de la saturación justa, de expresividad. Proporcionan mucha más información, al mismo tiempo que nos transportan al ambiente de aquellos años 80, y mantienen una elevada calidad estética. Yo me sentí encantado contemplando estas obras.

Exposición de Miguel Trillo

Algunas fotografías de grupos, pandillas, bandas,… colectivos que se uniforman en torno a un estilo y unas actitudes, muchos ya en los años 90 y en la última década.

Vemos a lo largo de la exposición, aunque las fotografías están más ordenadas por estilos, coherencia formal y diálogos entre ellas que según un criterio cronológico, que hay una evolución en el fotógrafo. Que manteniéndose fiel a sí mismo y unos criterios estéticos, no se queda estancada. El mundo de los jóvenes y adolescentes evoluciona y el fotógrafo con ellos.

Ya no se queda en Madrid. Viaja. Por todo el mundo, con cierta debilidad por los países asiáticos, países donde las tribus juveniles adoptan formas más personales, más vistosas. Por supuesto, en todo el recorrido de la exposición apreciamos una correlación entre las estéticas de los jóvenes y la realidad social en la que les toca vivir. Conviene escuchar integramente las entrevistas al fotógrafo en los vídeos, donde conocemos de su propia voz muchas de las claves para interpretar correctamente la exposición. Aunque la obra de Trillo se explica muy bien a sí misma sin necesidad de muchas palabras.

Exposición de Miguel Trillo

Miguel Trillo explicando sus vivencias como fotógrafo.

Yo me he quedado encantado con esta exposición, y seguramente en los dos meses largos que la tendremos a nuestra disposición volveré a verla de nuevo.

Sólo le pondría un pero. Es una exposición que merecería tener un catálogo bien publicado, y no es así. Si hubiera estado disponible me lo hubiera comprado allí mismo. No hay mucha bibliografía disponible. Un photobolsillo editado por La Fábrica, y el libro Identidades publicado por Actar. Creo que me apetece mucho este último.

Así que, ¿qué estáis esperando? Ya estáis tardando en visitar la exposición

Carlos Carreter

PS: Con posterioridad a redactar este artículo, encargué a través de Amazon España el libro publicada por Actar, aunque sólo estaba disponible en su versión en inglés, Photo-Identities. En Amazon ya no aparece disponible, parece que había pocos ejemplares. En cualquier caso, y a pesar de la chillona portada que hace que nos sepas qué puede salir dentro, nos encontramos con un libro bien encuadernado y excelentemente impreso que hace justicia a la viveza de las fotografías de Trillo. Desde que me llegó lo hojeo todos los días un poco y me encanta. Y realmente aprendes mucho analizando las fotografías de Trillo sobre como realizar retratos en ambiente de personas.

 

[Exposición / arte] Obras del Prado y el mar de Sorolla en Caixaforum Zaragoza

Arte, Cultura

En las últimas semanas se han renovado las exposiciones de Caixaforum Zaragoza, y parece que el sábado pasado por la mañana era un momento adecuado para ir a visitarlas. Con un día frío y algo desapacible por el viento en la ciudad, meterse un rato a culturizarse un poco parecía una buena opción, con café incluido.

El viento era tal que estaba cerrado el acceso a la terraza del edificio. No pudimos disfrutar de sus vistas.

El viento era tal que estaba cerrado el acceso a la terraza del edificio. No pudimos disfrutar de sus vistas.

La primera exposición que visitamos fue la denominada “Los objetos hablan – Colecciones del Museo del Prado”. Una serie de pinturas procedentes del Museo del Prado, y que abarcan un período de tiempo entre el siglo XVI y el siglo XIX, nos muestran la importancia de los objetos a la hora de dotar de significado las obras de arte. Bien sea porque su presencia complementa la información que tenemos sobre la escena o la persona representada, bien porque tienen un valor de símbolos que nos transmiten una información añadida o trascendente, bien porque se trate de bodegones o escenarios que nos informan de una forma de vivir en un período determinado. Me pareció muy interesante y muy didáctica, con pequeñas explicaciones en cada obra que nos mostraban la importancia de los objetos representados en las mismas.

20150314-IMG_1897

Caixforum no es una entidad amigable para los fotógrafos, pero me permití con discreción tomar algunas instantáneas con el teléfono movil para reflejar el ambiente de la exposición.

20150314-IMG_1898

Las salas se fueron animando conforme avanzaba la mañana, aunque probablemente como consecuencia de la exposición que comentaré a continuación.

20150314-IMG_1899

Un selfi en un espejo que formaba parte de la exposición… esas cosas que le dan a uno cada vez que ve un espejo…

Probablemente, la exposición que estaba atrayendo más gente al centro. Se trata de “Sorolla – El color del mar”. Joaquín Sorolla es uno de los pintores más populares en España y que más gente atrae a las salas de exposiciones, y eso se nota cuando acudes a una exposición dedicada a su obra.

A mí siempre me atraen sus paisajes, porque son una fuente excelente de información sobre el manejo de la luz. Como aficionado a la fotografía, la pintura me parece una excelente fuente de análisis de las fuentes de luz. De su calidad, de su dirección, de su distribución… Muchas veces me resulta más fácil analizar la iluminación de una escena en un cuadro que una fotografía real. Por lo tanto, encuentro una utilidad pedagógica. Esta mañana de exposiciones fue provechosa en este sentido, porque en la exposición anterior contemplé varios bodegones en los que nos quedamos un rato desentrañando las relaciones entre la disposición de los objetos y la fuente de iluminación de los mismos.

En cuanto a la exposición en sí misma, hay que tener un cuenta que no hace mucho que visité en Madrid otra exposición dedicada al pintor. En aquella ocasión, el contenido era más rico y más variado, y el comisariado de la exposición me pareció más competente, mejor organizada y mejor explicada. No obstante, siempre merece la pena contemplar al natural la obra del pintor valenciano.

El blanco de los vestidos de las damas en las escenas playeras de Sorolla suele ser el punto de atracción principal del cuadro, y el que condiciona el recorrido de la mirada por el mismo.

El blanco de los vestidos de las damas en las escenas playeras de Sorolla suele ser el punto de atracción principal del cuadro, y el que condiciona el recorrido de la mirada por el mismo.

A parte de estas dos exposiciones de pintura, ambas de pago, 4 euros por ver las dos salvo que seas cliente de la entidad bancaria que patrocina el centro cultural, de acceso libre estaba la exposición “Una expo más”. Fotografía, diseño, dibujo, pintura, cómics, vídeos,… obras todas ellas con un compromiso social con su entorno y sus temas.

EPSON scanner image

En la exposición de acceso libre, lo mismo se pueden contemplar fotografías de gran formato a partir de película de formato medio…

EPSON scanner image

… que vídeos que nos cuentan cómo el artista comprometido socialmente llegó a la fotografía. En total, nos pasamos prácticamente dos hora y media en Caixaforum… cafés incluidos.