[Cultura] Trayectos y Noche en blanco 2011

Arte, Cultura

Copiando iniciativas de otras ciudades, se celebró ayer en Zaragoza la llamada Noche en blanco, una noche en la que hay espectáculos culturales hasta la una de la madrugada, y muchos museos permanecen abiertos y con actividades extras hasta esas horas. La han hecho coincidir con la edición de este año de Trayectos, un festival de danza contemporánea que ocupa también diversas plazas y espacios de la ciudad durante todo el fin de semana. Así que ayer fue una tarde noche cultural. Os lo cuento con fotos que es lo propio. Después de la recomendación musical.

Recomendación musical

El Jim Hall Trio, liderado claro está por Jim Hall, un guitarrista de jazz realmente elegante. Muy elegante.

Taller de Danza y Arquitectura (Pza. San Felipe)

Con un calorcito considerable, comienza la tarde en la plaza de San Felipe, donde nos presentan una muestra del Taller de Danza y Arquitectura.

Taller de Danza y Arquitectura (Pza. San Felipe)

No gastan mucho en tutús, no, esta gente; lo cual no impide que el público siga atentamente las evoluciones de los bailarines.

Público en la plaza de la Seo

Después, casi a la carrera, hay que trasladarse a la plaza de la Seo para la siguiente actuación; entre el público, algunos realmente muy jóvenes.

El punto! Danza teatro (Pza. La Seo)

Un trío de bailarines, El punto! Danza Teatro, actúa delante de la fachada de La Seo. Muy intensos.

El punto! Danza teatro (Pza. La Seo)

No estoy acostumbrado a la fotografía de acción, y llevo un equipo basado en focales fijas. Me cuesta conseguir imágenes razonablemente significativas.

Tras la LX3

Interludio durante unas horas para socializar, comer y beber. Todo con moderación y alegría. Yo tengo una como esa (a la cámara me refiero). Pero ahora la uso poco. Desplazada por otras novedades. Pero va muy bien.

Comic gigante (Pza. Sas)

Unos cachondos dibujan un cómic gigante autorreferente en la plaza de Sas.

Thomas Noon Dance (Pza. del Pilar)

Aún llegamos a ver la última actuación de danza, que tendría que haber sido en el Centro de Historias, pero que se traslada a la plaza del Pilar. Es el Thomas Noon Dance.

Thomas Noon Dance (Pza. del Pilar)

Si horas antes desesperaba para conseguir fotos significativas de los bailarines en movimiento, ahora no puedo más que alegrarme de la buena respuesta a altas sensibilidades de la Canon EOS 5D Mk.II con la que estoy haciendo este modesto reportaje.

Thomas Noon Dance (Pza. del Pilar)

Definitivamente, esta pareja de bailarines me han gustado mucho. Y eso que la iluminación no siempre era la más adecuada.

Sueño de una noche de verano (Pza. del Pilar)

Se acerca la una de la madrugada, y poco a poco cesan las actividades. Ante la mirada de Goya, aún hay tiempo para ver algunas escenas de la lectura dramatizada del Sueño de una noche de verano de Shakespeare. Bueno... esta actividad no ha sido de gran nivel. Pero en fin, hasta el año que viene. Supongo. Si la crisis con su falta de monetario lo permite.

[Breve – cine] El camino a casa (2000) – IMDb

Cine

El camino a casa (2000) – IMDb.

La vi ayer por la tarde en televisión. Una película absolutamente deliciosa. Dirigida por Yimou Zhang. Y una de las primeras películas que interpretó una todavía adolescente Ziyi Zhang. Una actriz china muy guapa, muy elegante, y que si le dan un buen material sobre el que actuar, lo hace realmente bien. Una historia de amor sencilla, en los años 50 del siglo XX, en un pueblecito del interior de China. Entre el nuevo maestro y una campesina vivaracha y con ganas de vivir y de amar. De gran belleza conceptual y formal. Blanco y negro para la época actual, doliente por la muerte ya mayor del maestro. Colores vivos, saturados y armoniosos para el pasado que se recuerda con un punto de añoranza. Totalmente recomendable.

[Fotos] Rescatando la Ixus 400

Fotografía personal

Mi primera cámara fotográfica fue una Canon Digital Ixus 400 que, tras leer las recomendaciones de Chasseur d’Images, compré a principios de 2003. Con la iluminación adecuada, y a baja sensibilidad, realmente hacía unas fotografías bastante competentes, aptas para ser ampliadas a tamaños de DIN A-4 sin mucho problema. En cuanto subías la sensibilidad, la cosa se ponía más fea. Incluso si las condiciones eran realmente buenas, con un tratamiento muy cuidadoso, podías llegar a ampliar algo más. Me hizo muy feliz, pero con el paso del tiempo empezó a fallar. Producía algún que otro fallo de grabación en la tarjeta, o simplemente no reconocía la tarjeta compact flash.

Haciendo limpieza de cajones ayer por la tarde, la he sacado a la luz. Después de cargar la batería y hacer algunas pruebas, he comprobado que con una tarjeta de 128 KB de Kodak funciona, produciendo simplemente un fallo de grabación de la imagen en 1 de cada 20 aproximadamente. Así que me la heché al bolsillo por la tarde, y de camino al restaurante donde había quedado para cenar fui echando algunas fotos. Que para eso están las cámaras de fotos. Para usarlas y divertirse. Por cierto que mi sobrino de 2 años hizo con ella su primer autorretrato. Que pena que no publique fotos familiares en estas páginas. Está bien salado. Tras la recomendación musical, os dejo con unas cuantas de las fotos que hice.

Recomendación musical

Puestos a ponerse nostálgicos, llevo un rato escuchando viejos éxitos de la Orquesta Platería, algunos de hace 30 años. Que a su vez era viejos éxitos de mucho tiempo atrás. Estremécete, Pedro Navaja, Ligia Elena, Gitanitos y morenos,…

Giro a la derecha

-----

San Carlos

-----

Coso Bajo

-----

Conejo

-----

Carril Bici

-----

Puesta de sol

-----

Árboles

-----

Ebro

-----

[Breve – TV] Falling Skies – Wikipedia, la enciclopedia libre

Televisión

Falling Skies – Wikipedia, la enciclopedia libre.

Ha comenzado una nueva serie de televisión de ciencia ficción. Esta semana. La produce Spielberg. Así que hay una elevada probabilidad de que sea de… ¡exacto! ¡Alieníngenas! ¡Extraterrestres! ¡Marcianos! Como los queráis llamar. Es curioso. Empezó dirigiendo y produciendo películas donde los extraterrestres eran pequeñitos y bondadosos. Con el tiempo, han aumentado de tamaño y se han venido convirtiendo en unos hijos de… ..ta. Por lo que he visto, de momento es una mezcla de La guerra de los mundos, V y Galactica. Los Mechs, que se supone son los robots de los marcianos, tienen un aire muy a lo centurión cylon. En fin. El piloto de doble duración no ha estado mal. Pero todavía no entusiasma. Sólo entretiene. Veremos.

PS (15 de julio de 2011): Abandonada. En realidad es tremendamente floja. Otra decepción en la ciencia ficción.

[Libro y cine] Solaris

Cine, Literatura

Para cualquier aficionado al género de la ciencia ficción, decir Solaris es mencionar un referente fundamental del género. Un referente extraño a los productos más comerciales del género, pero de obligada visita. Como dice un amigo mío, cuando visitas Solaris, tu visión de lo que es la ciencia ficción, especialmente en lo que se refiere a una serie de temas, cambia, y tus expectativas aumentan. Por lo que los productos más comerciales dejan de ser interesantes. Yo también estoy de acuerdo. Cuando leí Solaris por primera vez, dejé de leer asiduamente ciencia ficción. Y lo que leo, salvo cuando expresamente reconozco que es por evasión, busco que tenga un cierto sentido más allá del entretenimiento.

Pero la emblemática novela de Stanisław Lem ha trascendido el medio literario, y ha dado lugar a dos adaptaciones cinematográficas, una de ellas capital en la cinematografía del género. La que se denomíno como el equivalente al 2001, una odisea del espacio de más allá del telón de acero. La otra, como veremos, más olvidable.

Recientemente, la editorial Impedimenta ha publicado una nueva versión de la novela de Lem. Estando escrito el original en polaca, ha sido una costumbre habitual que las traducciones de obras literarias de idiomas más minoritarios o extraños a nuestro medio sea indirectas a través de las versiones en inglés. O en francés, como era el caso de la que hasta ahora habíamos tenido ocasión de leer. La nueva versión es traducción directa de la versión original. Y en general se piensa que esto añade valor a la obra traducida. En cualquier caso, en estas últimas semanas la he leído, y he aprovechado para revisitar las dos películas más conocidas que adaptaron esta historia a la pantalla grande (hubo alguna adaptación previa para la televisión soviética que no ha trascendido especialmente).

Solaris, el libro

Solaris
Stanisław Lem
Impedimenta; Madrid, 2011
ISBN: 9788415130093 

El psicólogo Kris Kelvin es un experto solarista. Un científico que ha dedicado buena parte de su vida al estudio de Solaris, un planeta descubierto unas décadas antes, recubierto por un extraño “oceano”, con características de ser vivo. Incluso, según algunos, de ser pensante. Capaz de influir en los campos gravitatorios y magnéticos de su entorno, ya que gira en torno a un sistema estelar doble, que debería dar inestabilidad a su órbita. Kelvin es reclamado en la estación científica que orbita Solaris. Una estación pensada para decenas de científicos, pero que en la actualidad sólo está ocupada por tres. Su amigo Giborian, Snaut y Sartorius. Los informes que de la estación llegan son confusos, y es necesario que alguien investigue, y se tomen decisiones sobre el futuro de la misión. Misión cuyo objetivo fundamental es entrar en contacto con la inteligencia que gobierna el planeta, si esta existe.

Sin embargo, cuando Kelvin llega a la estación se encuentra conque las cosas no van especialmente bien. Giborian se ha suicidado, y además de los otros científicos, otras personas, unos “visitantes”, se encuentran en la estación. Pronto, la misma noche de la llegada, recibe la visita de su propio “visitante”. Se trata de Harey(*), su mujer, que murió por suicidio cuando apenas tenía 20 años. Tras un primer rechazo, en el que se deshará de ella enviándola al espacio, volverá a materializarse ante él, y acabará aceptándola, primero como su mujer, luego como alguien con quien quiere estar. Pero también será evidente, que estos “visitantes” compuesto por extraño estado de la materia a base de agregados de neutrinos, teóricamente inestables, son producto de Solaris. Y a partir de ahí, diversos dilemas se plantean ante Kelvin y ante el resto de los moradores de la estación.

La narración está planteada desde el punto de vista de Kelvin. Son sus recuerdos, sus estudios, sus lecturas, sus vivencias los que nos condicionan constantemente la visión que tenemos del planeta, del resto de los personajes, del ambiente en la estación espacial. Pero el tema fundamental es el contacto con una inteligencia alienígeana, cuya existencia no está clara, pero que parece más que probable, pero que por su naturaleza tan distinta de la del ser humano parece inaprensible. De aquí se derivan temas secundarios, como la naturaleza misma de lo que es un ser humano, de cómo percibimos al otro, de qué sentido tienen nuestras relaciones, de cómo nos comunicamos y nos incomunicamos. La respuestas a muchas de las preguntas queda abierta al lector, y queda a cada cual quedarse con las que más le satisfagan o mejor expliquen su propio universo.

Personalmente, a mí me resultan fascinantes los “visitantes”, verdaderos precursores de los “replicantes” de Blade Runner, o de los cylones de la moderna Galactica, entre otros, al permitirnos confrontarnos con las características que son esenciales al ser humano, incluso cuando la composición de los cuerpos sea diversa. Con la diferencia de que no están creados por el propio ser humano, sino por una inteligencia externa e incomprendida. El eterno problema de cómo definimos que es ser humano. Sus caracteres físicos y biológicos frente a su intelecto, voluntad y deseos.

Como ya he sugerido en la introducción, es una lectura imprescindible para todo amante de la ciencia ficción, pero también recomendable para cualquier lector a quien no le importe plantearse preguntas trascendentes sobre sí mismo, y sin prejuicios hacia el género. En cuanto a que sea una nueva traducción, creo que el texto en castellano es más fresco y más actual que el de la primera versión que leí hace más de 20 años.

(*) Nota: En algunos textos o versiones, el personaje femenino aparece como Harey, mientras que en otros aparece como Hari. La grafía española más aproximada a la pronunciación sería la segunda, siempre teniendo en cuenta que la h es aspirada. Sin embargo, a lo largo del artículo he optado por denominarla Harey por motivos que se explican al llegar al apartado de la segunda película, la adaptación norteamericana de la historia.

Un sol rojizo sobre un oceano, y eventualmente alguna formación rocosa; como me recuerda esta vista del mallorquín Cabo Formentor al planeta Solaris - Canon EOS D60, EF 28-135/3,5-5,6 IS USM

Solaris, 1972

Para empezar, nos encontramos con que esta adaptación a la novela de Lem es de uno de los directores insignes del cine soviético, Andréi Tarkovski. Con la reflexiva interpretación de Donatas Banionis en el papel de Kelvin, y la intensa interpretación de Natalia Bondarchuk como Harey, la historia difiere en determinados aspectos de la original, con un extenso preludio en el que asistimos a la preparación del viaje de Kelvin en la Tierra. También hay diferencias importantes en la parte final del filme, que tiene más de dos horas y media de duración.

Las caracteres propios más importantes del film de Tarkovski son que el tema del contacto con la inteligencia exterior es un tema secundario, mientras que es principal en la novela. Aquí se centra más en el conflicto interno que sufre Kelvin cuando se ha de enfrentar a sus deseos más profundos, representados por Harey. Fundamentalmente, Kelvin es una persona que todavía está doliente después de 10 años del suicidio de su joven mujer, y no se sobrepuesto al hecho. La influencia de Solaris hará que el objeto perdido se reencarne, y los antiguos miedos reaparezcan. Es una historia de conflicto interno, y sin un cierre claro.

El filme se desarrolla lentamente, reflexivamente, y está lleno de elementos simbólico (el caballo, el cuadro de los lobos, el estanque junto a su casa en la tierra) cuyo significado en ocasiones se me escapa. Pero en cualquier caso es una película que también debería ver todo aficionado a la ciencia ficción seria, a pesar de que determinados elementos han quedado técnicamente sobrepasados.

Solaris, 2002

Por algún motivo que desconozco, el para mí sobrevalorado Steven Soderbergh se lanzó a realizar una nueva adaptación cinematográfica de la obra de Lem, contando como reclamo a George Clooney en el papel de Kelvin, y a la encantadora británica Natascha McElhone como Rheya (que es Harey, pero cambiando de orden las letras; por esto he conservado esta última grafía del nombre de la protagonista). Y con estas premisas, la cosa se empieza a estropear. Se empieza a desvirtuar. Porque desde mi punto de vista, Soderbergh elimina mucha de las reflexiones y los temas que el original literario poseía, y lo reduce al conflicto de Kelvin, científico doliente por el suicidio de su esposa gestante, mujer ya madura, nunca más poco más que una adolescente, que explica muchas de las cosas del original. La historia incluye también determinadas alteraciones del final de la historia para llegar a una especie de final feliz, cuando menos discutible.

Desde mi punto de vista, una película prescindible, que no aporta nada a las dos obras anteriores limitándose a intentar hacerla más digerible para los públicos mayoritarios. Cosa que tampoco consiguió. Filme no reconmendable salvo para las más fanáticas admiradoras del actor.

Puesta de sol desde Cabo Formentor

Minutos más tarde de la imagen anterior, el sol se pone por el horizonte que forman el cielo y el Mar Mediterráneo - Canon EOS D60, EF 28-135/3,5-5,6 IS USM

[Breve – foto] NY, Donna Ferrato Domestic violence | La Lettre de la Photographie

Fotografía

NY, Donna Ferrato Domestic violence | La Lettre de la Photographie.

La violencia doméstica o la violencia de género, según como se tome la acepción, es un problema sobre el que los españoles nos hemos sensibilizado considerablemente en los últimos 10 a 15 años. Especialmente por el intenso seguimiento mediático que tienen los casos conocidos de violencia contra las mujeres. Pero este no es un problema específicamente de este país. Es más existen datos que indican que es más importante en muchos otros países, incluso en algunos presuntamente más avanzados socialmente. En ninguno, sean cuales sean las cifras, se debe considerar un problema banal o menor. Cualquier caso de violencia de género es injustificable. En esta entrada, algunas imágenes del ensayo que sobre el tema ha realizado la fotógrafa Donna Ferrato en la ciudad de Nueva York.

[Breve – foto] Denis Dailleux A love affair with Egypt | La Lettre de la Photographie

Fotografía

Denis Dailleux A love affair with Egypt | La Lettre de la Photographie.

Si ayer hubiese tenido tiempo, esta tendría que haber sido mi recomendación fotográfica. Unas estupendas fotografías de Denis Dailleux realizadas en Egipto. Tonos cálidos, colores saturados, formato cuadrado, sensación de calma, y unos ambientes excepcionales.

[TV] Asesinatos en una borrascosa Seattle y borrascas entre los enfermeros del All Saints’ Hospital

Televisión

Esta semana han terminado temporada tres series televisivas, que comenzaron su andadura en esta primavera y que con una duración de sólo 12 o 13 episodios terminan ahora justo antes del verano. Hablaré de dos de las tres. Aquellas que volverán en un futuro próximo con nuevas aventuras para sus protagonistas. O desventuras. La otra. La que se ha despedido definitivamente… de esa hablaré más despacio en otra ocasión.

Nurse Jackie (3ª temporada)

De la más cínica enfermera que ha salido nunca por televisión ya he comentado en el pasado. Me encanta. Su capacidad para ignorar cualquier convención ética, moral o como la queráis llamar en lo que se refiere a sus relaciones profesionales, maritales, de amistad y con las drogas, no impide que se salte cualquier norma con tal de defender a quienes son más débiles en su quehacer cotidiano. Los pacientes del servicio de urgencias del All Saints’ Hospital de Nueva York. Y esto ha seguido adelante. Quizá muy centrado en sus problemas con las drogas, en sus problemas con su hija mayor, en la ambigua relación con su marido,… Pero es lo que se esperaba. Una huida hacia adelante detrás de otra, o de cómo salir de los problemas haciéndolos más complejos todavía. Evidentemente, un sobresaliente a la actuación de Edie Falco.

Pero esta ha sido también la temporada donde han resplandecido con toda su esplendor los secudarios. Akalitus (Anna Deavere Smith) con sus santos, sus niños obesos y Michelle Obama. Coop (Peter Facinelli) con su drama familiar ante el divorcio de sus madres y el deseo repentino de casarse. Zoey (Merritt Wever) con sus amores y su eternamente incomprendido buenrollismo. La permanente fidelidad de la británica y elegante desde cualquier punto de vista O’Hara (Eve Best) hacia su caótica amiga. Si antes merecía la pena la serie por la protagonista, en estos momentos vale la pena por un reparto que en su conjunto se halla en permanente estado de gracia.

Muchas veces comedia, siempre drama, no hay que perdérsela.

The Killing (1ª temporada)

Me resulta difícil valorar esta serie. Que ha tenido momentos muy buenos, y que ha tenido momentos de absoluto desconcierto. Interno y de los espectadores. Encima, que todo suceda en Seattle, con una áspera, lluviosa y fría atmósfera, y que el lema de reclamo sea Who killed Rosie Larsen? al más puro estilo Who killed Laura Palmer? de la mítica Twin Peaks, que también transcurría en las frías tierras del noroeste de los EE.UU.,… pues eso es condicionar mucho la serie. Pero bueno, vamos a ver de que ha ido esta temporada.

La detective Linden (Mireille Enos), de la policía de Seattle y que está a punto de abandonar la ciudad para casarse en California, tiene que hacerse cargo junto con Holder (Joel Kinnaman), su nuevo y provisional compañero, del asesinato de una adolescente que aparece en el maletero de un coche en un pantano. El coche pertenece a la campaña del concejal Richmond (Bill Campbell) que se encuentra inmerso en plena campaña electoral por la alcaldía de la ciudad. Durante la investigación, tendrán que lidiar con los políticos, con la familia de la muerta, los Larsen, especialmente con su madre, Mitch (Michelle Forbes), el padre, Stan (Brent Sexton), y eventualmente la tía, Terry (Jamie Anne Allman), y al mismo tiempo con los problemas familiares y personales propios.

Así pues planteado, la trama que avanza a día de tiempo ficticio por capítulo es una mezcla de serie policiaca, drama familiar, e intriga política. Hay momentos muy interesantes del drama familiar. Y tanto Michelle Forbes como Brent Sexton nos ofrecen excelentes interpretaciones. Pero salta de vez en cuando a la intriga política, que también tiene elementos interesantes de análisis de las motivaciones, las ambiciones  y las corruptelas de los candidatos y de sus entornos. Y claro, a todos nos importa la resolución del caso policiaco, que parece central a toda la historia. Y el caso es que habiéndolo situado en esa posición central es lo que más flojea de toda la historia. Tan pronto está estancado. Como nos despista con pistas falsas y sospechosos que no son lo que parecen. O hecha a correr al final para llegar a un desenlace, que se ve trastocado en los cinco minutos finales de la temporada, dejándonos un tanto confusos, sin saber muy bien por dónde va a tirar la cosa. Porque en estos momentos, ni siquiera sabemos si sabemos quien mató a la guapa y desafortunada Rosie Larsen (Katie Findlay).

Ha habido momentos que me han gustado mucho. Y algún capítulo magistral. Especialmente uno hacia al final de la temporada en el que la ausencia del hijo de Linden es un excusa para centrarse en los dos policías, en sus caracteres, en sus preocupaciones y en sus historias particulares. Pero no sé muy bien por donde va a tirar. Ni si me interesa. Así que,… la segunda temporada… me pensaré si la sigo de aquí a que la echen.

Rheinpark

Flores, en el Rheinpark de Colonia, en una tarde lluviosa, como todas las de la investigación del asesinato de Rosie - Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 ASPH.

[Breve con fotos] Leica Camera AG – Photography – M9 & M9-P

Fotografía

Leica Camera AG – Photography – M9 & M9-P.

Lo de hablar de la Agencia Magnum viene de un acuerdo que ha firmado con Leica, el prestigioso fabricante alemán de cámaras fotográficas. Y hablando de Leica, os dejo el enlace a la Leica M9-P, la nueva cámara que ha presentado, un lavado de cara para su M9. Aviso a todos. Si ha alguien se le ocurriera, porque lleva suelto en el bolsillo y no sabe en qué gastarlo, regalarme esa cámara, que sepa que no me voy a enfadar. Que no le guardaré rencor. Total dicen que va a costar sólo entre 5.000 y 6.000 euros.

La primera Leica de Henri

La primera Leica de Cartier-Bresson, expuesta en París - Panasonic Lumix LX3

Leicas

Leicas en un escaparate del boulevard Beaumarchais de París - Panasonic Lumix LX3

Leica IIIf

Mi Leica más antigua, comprada de segunda mano, una Leica IIIf, que funciona bien, con un Canon 50/1,8 - Canon EOS 40D, Cosina MC 100/3,5 Macro

Leica CL

Mi primera Leica, una CL con sus Summicron-C 50/2 y Elmar-C 90/4; con ella hice algunos viajes con buen resultado - Canon EOS 40D, Cosina MC 100/3,5 Macro

Leica sobre Inge Morath y otros

Mi actual Leica, D-Lux 5, en realidad un clon de la Panasonic Lumix LX5 - Canon EOS 5D Mk.II, EF 85/1,8 USM

[Breve – foto] MAGNUM: La familia – DSLR Magazine

Fotografía

MAGNUM: La familia – DSLR Magazine.

Hoy tengo el día raro desde el punto de vista laboral, así que estoy haciendo a las ocho de la mañana cosas que normalmente hago a las cinco de la tarde. Pero bueno. Os dejo un enlace a un artículo que resume lo que es y ha supuesto la Agencia Magnum para el mundo de la fotografía.

[Cine] Micmacs à Tire-Larigot (2009)

Cine

Micmacs á Tire-Larigot (2009), 20 de junio de 2011.

Nota: Esta película fue vista en versión original y por eso aparece en la entrada con su título original en francés. En la mayor parte de las salas en España se ha estrenado en versión doblada bajo el título simplemente de Micmacs.

.

Hace tiempo que no recibíamos la correspondiente dosis del cine del peculiar realizador francés Jean-Pierre Jeunet. Dos años ha tardado este filme en asomarse a las carteleras españolas, lo cual no habla muy bien de las esperanzas de los distribuidores de atraer a los espectadores. Las críticas que he visto a priori iban de pasable o regular, salvo algún entusiasta. Lo cierto es que lejos queda ya el impacto que causó Delicatessen. Y aunque Amélie fue un gran éxito, no es una película que a mí me terminara de convencer. En cualquier caso, habiendo perdido la votación que decidió la película a ver esta semana, veremos lo que nos ha deparado.

Sinopsis

Bazil (Dany Boon) es un joven que perdió a su padre, militar, en el norte de África mientras desactivaba una mina antipersona. Ya de mayor, mal adaptado a la sociedad, vive de dependiente en un vídeo club, donde sobrevive de la historias que le ofrecen las películas. Allí, una noche, en un enfrentamiento entre delincuentes, una bala perdida se le incrusta en el cerebro. Si lo operan, quedará como un vegetal. Si no, en cualquier momento esa bala puede matarlo al afectar a un punto vital. Vivirá con la bala. Pero en su convalecencia ha perdido el trabajo y la casa. Será acogido por un curioso grupo de personajes marginales, cada uno con sus “poderes” especiales, que viven en un vertedero de chatarra. En Tire-Larigot (*). Por azar, sabrá quienes son las empresas de armamentos que fabricaron la mina que mató a su padre y la bala que arruinó su vida. Y con la ayuda de sus nuevos amigos, donde conocerá el calor humano, la solidaridad, y quién sabe si el amor, desarrollará una sofisticada venganza contra los empresarios sin escrúpulos que se enriquecen con el comercio de armas.

(*) Nota: À tire-larigot es una expresión francesa que implica mucho de algo. Sería algo así como a mogollón, a cascaporrillo. Así el título de la película sería algo así como “aventurillas a mogollón”. Pero en el hogar de los amigos de Bazil, en la puerta, también aparece en la expresión que da nombre al lugar.

Realización y producción

Bueno, es una historia y una película de Jeunet. Imaginaos un grupo de personajes que podrían estar extraídos del universo de Delicattessen, pero sus aventuras y algunos de sus personajes pertenecen al universo de Amélie. Lo mezclas todos, mantienes la estética de esta última, generas una historia razonablemente entretenida en la que de paso haces gala de sensibilidad social en relación al tráfico de armas y las minas antipersona, y tienes la última película. Rodada, por supuesto, en un París también extraído del universo de Amélie, con frecuentes visitas a las estaciones de ferrocarril incluido, con los colores propios de los tratamientos cruzados de las películas. Y ya está. Una película que, aunque nadie nos lo hubiera dicho hubieramos comentado… “otra de Jeunet“. Y si la quieres la coges y si no la dejas. Es lo que hay.

Interpretación

Pues en general, están bien. Su protagonista absoluto, Boon, cumple de sobra con su cometido. Y el conjunto de simpáticos excluidos sociales está, eso, simpático. Por supuesto, uno de ellos es Dominique Pinon, un clásico en las películas del director. Claro, la que mejor cae es la simpática Julie Ferrier, en su papel de contorsionista que acaba teniendo algo más que un flirt con nuestro héroe..

Conclusiones

Esta película no nos descubre nada nuevo sobre el cine de su director, o el cine en general. Con una factura técnica y una estética a la que ya nos tiene acostumbrados, lo principal es que es una película de aventuras enredadas, que se ve sin problemas, que entretiene mucho, y te deja buen sabor de boca. Algo que a mí no me sucedío en Amélie, te acabas olvidando del abuso de las imágenes con los colores del cross-processing, que en aquella película tanto me cansaron. Por lo tanto, es una película que si bien no será memorable en la historia del séptimo arte, si que viene bien para sofocar en el cine los calores veraniegos. Y además bien con mensaje y buenrrollismo. Para qué quieres más.

Calificación

Dirección: ***
Interpretación: ***
Valoración subjetiva: 
***

Recomendación musical

Escuchando el mítico concierto de la big-band de Benny Goodman en el Carnegie Hall.

Concorde

Inevitablemente, una imagen de París, con niebla y lluvia,... y la Torre Eiffel, que según las películas americanas se ve desde no importa que punto de la ciudad... ¿o no? - Canon Digital IXUS 860 IS