[Cine] Relatos salvajes (2014)

Cine

Relatos salvajes (2014)

Nos vamos al cine a ver una de las película de moda en esta escandalosamente poco llamativa temporada de otoño desde el punto de vista cinematográfico aprovechando la llamada “fiesta del cine”. Creo que este es el tercer año consecutivo en el que durante tres días, si te registras previamente y llevas la acreditación correspondiente, las entrada salen muy baratitas. No sé si el precio es igual en toda España. A mi me costaron 2,90 euros. Este año la novedad es que si sacabas la entrada por internet, ni siquiera necesitabas el registro previo y la acreditación. Simplemente, la entrada estaba a ese precio. Tengo serias dudas de que más allá de la noticia puntual de cines llenos entre semana haya un efecto real y duradero en la afición y afluencia habitual a las salas de cine, pero…

La sala estaba llena un martes a las siete menos cuarto para ver la película dirigida por el argentino Damián Szifrón, y producida por los Almodóvar. No sé muy bien si oficialmente la película cuenta como argentina o española, o mitad y mitad. Estas cosas nunca se saben. En cualquier caso, desde mi punto de vista el sabor es netamente porteño; argentina. Son seis historias. Seis relatos cortos, incluso alguno cortísimo. Todos tienen en común una cosa. La indignación del ciudadano común ante la actitud chulesca del prepotente. Y la violencia que deriva de ello. El prepotente puede ser el conjunto de la sociedad que machaca a un individuo, la administración pública, un cacique de pueblo, un ricachón, un ejecutivo en su automóvil alemán de gama alta o el novio que se tira a su compañera de trabajo que está buenísima ante las narices de su futura.

Escenas callejeras

Naturalmente, hoy hay que dedicar el conjunto de la entrada, también sus fotografías, a lo cotidiana, a las escenas de cada día en las ciudades actuales.

Todos los cortometrajes que conforman la película tienen argumentos que te dejan una ineludible sensación de déjà vu. Son historias cuyas variantes hemos podido ver ya en alguna ocasión en la pantalla grande o pequeña de una forma u otra; pero que sumadas conforman el fresco del descontento y la indignación que observamos en muchas sociedades modernas. No todos los episodios están igual de bien resueltos o te atrapan de la misma forma. Y quizá se abusa un poco de los tópicos. Hay personajes y situaciones quizá excesivamente estereotipadas. Pero en general estamos ante una película muy bien resuelta, bien dirigida y bien producida.

Por supuesto, el filme lleva una gran cosa a su favor y es la excelente escuela actoral de la que disfrutan los argentinos. Mientras que por España vengo observando un peligroso escalón en la calidad interpretativa entre las generaciones más veteranas, con experiencia a cuestas, tanto en el cine como en el teatro, y las generaciones más jóvenes salidas de la caja tonta, en el reparto de los seis relatos salvajes encontramos una calidad más pareja en veteranos como Ricardo Darín que en gente más joven. Me parece estupenda en su papel de novia indignada la para mí hasta ahora desconocida Érica Rivas, aunque tampoco es que sea una jovencita por lo que leo en su ficha biográfica.

Escenas callejeras

Estas son el escenario habitual de las alegría, las tristezas y las indignidades que sufre el ciudadano cada día.

En resumen, una película bien hecha y sumamente divertida, que provoca alguna que otra risa, y bastantes sonrisas, aunque algunas tengan un toque sardónico. Como principales peros le pondría que no tiene tanta profundidad en el tratamiento de los temas como algunos le ven, que se aprovecha de la más que previsible simpatía que las situaciones de injusticia o aparente injusticia van a provocar en el espectador, y esa sensación de déjà vu que ya he comentado. Por supuesto, aun con estos peros es una pelíucla muy muy recomendable. Lo único que no tan perfecta como me la habían vendido.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ****
Escenas callejeras

Y traigo unas fotografías con un ambiente un poco más fresquito, porque ya no sabemos cuanto más puede durar esta primavera eterna, cuando estamos a punto de entrar en el mes de noviembre. Sólo la llegada de las nieblas, aunque sigamos superando los 20 ºC en las horas centrales del día, nos avisan de que estamos en las fechas que estamos.

[Televisión] Cosas de series; malos tiempos para las novedades en mi cartelera… especialmente si proceden del mundo del cómic

Televisión

Después de lo comentado la pasada semana, pensaba que en esta me iba a tomar un descanso sobre televisión, por ausencia de novedades destacables. Pero ha acabado habiendo alguna novedad y las comentaré aunque sea brevemente.

Ví el episodio piloto de Constantine. Drama sobrenatural sobre un tipo que tiene su alma condenada, pero se dedica a cazar demonios. Basada en una película del mismo nombre, a su vez basada en un cómic. El cómic no lo conozco, la película de origen no me gustó, y el piloto de la serie menos. Así que no se incorpora a mi cartelera.

Del mundo de los cómics viene también Gotham, novedad de esta temporada que venía siguiendo, aunque sin mucha convicción. Bien. Yo soy una persona que tiene mucha dificultad para dormir siestas. Pues con el episodio de la semana pasada de esta serie me dormí. No necesito decir más, ¿verdad? Para mí, un aburrimiento. Fuera.

En fin. Que paradójicamente, de todas las series del mundo del superhéroes y los cómics que se han estrenado en los últimos años, la única que aguanta en mi cartelera es Arrow, que como siempre digo es una serie de gente muy guapa, muy malos actores, pero con tramas muy entretenidas.

Kyudo en Engaku-ji - Kamakura

Ya que la única serie en mi cartelera procedente del mundo de los superhéroes de cómic es Arrow, nos iremos a Engaku-ji, en Kamakura.

Ya que he abierto esta entrada, decir que la comedia, parodia de los culebrones latinoamericanos, Jane the Virgin, por la que no daba ni un duro, resulta que tiene momentos muy divertidos, y de momento se mantiene con agrado en mi cartelera televisiva. Lo que son las cosas. Es muy previsible y esas cosas, pero los personajes tiene gracia y llegan.

Finalmente, parece que ha llegado a final de temporada Forever. Estaban anunciados ocho episodios y al final se han quedado en siete. Parece ser, porque no encuentro datos fiables sobre lo que va a ser de esta serie. El caso es que las aventuras del médico inmortal con la guapa y seria policía latina de Nueva York pueden haber llegado a su fin. El piloto estuvo muy bien. El resto de los episodios no han alcanzado el mismo nivel, pero eran entretenidos y los personajes caían simpáticos. A mí me servía para pasar el rato. Una pena, porque en esta temporada tan floja, parece que me va a quedar una cartelera de lo más escurrida. Estaremos al tanto de lo que pasa, aunque no pinta bien. En IMDb aun ponen algún episodio más pero sin fecha definida de emisión. Parece que las audiencias eran bajas, aunque el público votante en IMDb la ha valorado muy bien.

Kyudo en Engaku-ji - Kamakura

En este templo budista se practica el Kyudo, o tiro con arco a la japonesa.

[Libro] Black Paradox

Literatura

Hoy comento un libro que me regalaron al poco de volver de Japón. Y se trata de una historieta de un autor de aquel país. Lo que aquellos que se sienten obligados a utilizar términos en otros idiomas para denominar a las cosas llaman manga en vez de historieta. Pero vamos, salvo que se lee al revés, es decir con las páginas en sentido opuesto al modo tradicional occidental y con las viñetas de derecha a izquierda en lugar de izquierda a derecha,… pues es una historieta. Bueno. Como parece que hasta la RAE tiene manga ancha y ha admitido el término manga, pues no nos lo pasaremos por la manga y a esta historieta la llamaremos manga.

Black Paradox
Ilustración y textos: Junji Ito
ECC Cómics, 2014

Santuarios del Monte Misen - Miyajima

Japón es un país con una mitología rica y compleja, especialmente en su herencia sintoísta, la religion de base popular del país del sol naciente, con sus “ocho millones” de “kamis”, dioses o espíritus de lo más variado, como este pequeño fortachón cerca de la cima del Monte Misen, en la isla de Miyajima. A partir de ahí se pueden crear muchos universos de ficción en las obras de fantasía, de manga o de otros géneros.

Una joven que esconde su identidad tras el seudónimo Marceau se reune con otras tres personas con las que ha contactado a través de internet con la intención de suicidarse. Ella ha perdido las ganas de vivir, pero los otros tres han llegado a esta situación como consecuencia de crisis de identidad por el contacto con sus otros yoes, dobles, duplicados, dopplegangers, o como se les quiera llamar, adopten la forma que adopten. Reflejos en un espejo, seres mecánicos o alguien que va por el mundo. Sin embargo, el suicidio colectivo fracasará, y como consecuencia, abrirán una puerta hacia otro mundo. Un mundo que no entienden bien, y menos aun las consecuencias de las interacciones que establecerán con él.

Toshogu - Nikko

Y el concepto de puerta a otros mundos, otras dimensiones o universos tampoco les extraño. El hueco de un gran árbol medio podrido en el santuario de Toshogu en Nikko es un lugar para ellos idóneo para “comunicarse” con sus “ocho millones” de espíritus, más antepasados y demás…

Se nos presenta esta obra como un manga de terror, de un autor especializado en el género, Junji Ito. El concepto de “obra” de terror, se refiera al modo literario o audiovisual que sea, hace tiempo que me tiene desconcertado. Cuando yo era pequeñito o simplemente jovencito, una novela de terror o una película de terror era algo que te provocaba miedo. Que hacía que recorrer el pasillo de casa por la noche fuera una carrera contra lo irracional. Que te diera miedo montar en un ascensor o entrar en una cabina de teléfonos. Que bajar al sótano de una casa de campo fuese una experiencia desasosegante. Que un perro aparententemente abandonado al pasar por el parque hiciese aumentar el ritmo de latido de tu corazón. Eso era una “obra” de miedo o terror. Hoy en día parece ser que consiste en obras donde contemplas o lees cómo a una serie de gente le pasan cosas desagradables con un nivel escatológico o hematológico, lo que vulgarmente llamamos “casquería” más o menos alto. Eventualmente, te dan sustos, especialmente en los medios audiovisuales, cine y televisión. Pero lo que se dice pasar miedo, y no digamos ya terror,… pues la verdad es que no. Nada. Ni por asomo.

Todaiji - Nara

Para acabarla de enredar, existe un fuerte sincretismo entre el sintoísmo que le es propia y el budismo que importaron siglos ha, con su propia colección de budas, bodhisattva, gurúes y demás héroes de naturaleza humana o trascendente que os podáis imaginar, con renacimientos de almas que no son las que eran, aunque los conceptos se mezclen con las reencarnaciones o las transmigraciones de otras creencias. Si no os aclaráis, yo no mucho, tal vez os lo exlique este malencarado boddhisatva del templo Tōdai-ji de Nara.

Esta obra de Ito no es una excepción. De hecho, más que una obra de terror, yo la consideraría como una obra de excesos. Una obra en la que progresivamente las situaciones en las que se encuentran involucrados son cada vez más desmesuradas, excesivas. Con un nivel de “asquerosidad” media también en un aumento conforme pasan los capítulos. La cuestión es que globalmente, conforme te vas metiendo en la acción, que sin duda es muy entretenida, vas asumiendo que lo que estás leyendo es una especie de parodia. Y como tal, funciona “de miedo”. Desconozco si es esa la intención última del autor. Si lo es, prueba conseguida. Con un notable. Si no lo es, como me temo, y teniendo en cuenta que entre la comunidad de aficionados al género parece ser un autor respetado, supongo que lo que pasa es que soy un lector inadecuado. Soy un lector que difícilmente se deja arrastrar a un universo de este tipo.

Ya digo, no me he aburrido. El libro me ha sorprendido en algún momento, y me ha arrancado más de una sonrisa e incluso alguna sincera carcajada. Pero no me produce ningún interés en repetir la experiencia con productos similares.

Kencho-ji - Kamakura

En cualquier caso, la tradición de ilustración gráfica japonesa viene de antaño, y podemos encontrar imágenes similares en los mangas o en los murales del templo budista de Kencho-ji, en Kamakura.

[Fotografía] Fotografiando el patrimonio cultural de la humanidad: Templos y santuarios de Nikko – Fotografía y otras artes visuales

Fotografía, Viajes

Fotografiando el patrimonio cultural de la humanidad: Templos y santuarios de Nikko – Fotografía y otras artes visuales.

Esta es la cuarta entrega de una serie de seis que voy desarrollando sin un orden en particular, sobre el patrimonio cultural de la humanidad según la Unesco en Japón. Aquel que yo visité en mis pasadas vacaciones.

[Fotografía] Recomendaciones semanales – 19 al 26 de octubre de 2014 – Fotografía y otras artes visuales

Fotografía

Recomendaciones semanales – 19 al 26 de octubre de 2014 – Fotografía y otras artes visuales.

Como es habitual los domingos, algunos fotógrafos y fotografías que me han llamado la atención durante la semana. Y algunas fotos tomadas esta mañana en el paseo por el Parque Grande de Zaragoza con FeZ (flickr).

 

[Historia] 2º de Bachiller en el curso 1939 – 1940

Historia

En este Cuaderno de Ruta no suelo hablar de cuestiones relacionados con mi vida privada. Es un escaparate de mi tiempo libro, mis aficiones y mis inquietudes culturales. El flanco familiar no suele aparecer, porque soy relativamente celoso de mi privacidad; el flanco sociopolítico no aparece, porque no tengo mucha confianza en la tolerancia y en el respeto que se practica en el país en el que me ha tocado nacer y vivir. Así que queda como un diario de mi tiempo libre, de mis ratos de ocio.

Pero hoy voy a hacer una excepción. Hace dos semanas falleció mi padre. Era ya mayor. 88 años hubiera cumplido en diciembre. Una edad que hoy día nos parece normal; pero cuando él nació, un privilegio al alcance de muy pocos. En los días que siguieron tocó hacer limpieza y orden de objetos. Especialmente mi hermana que convivía con él. Y entre ellos apareció una carpeta. Esta carpeta.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ni yo ni mi hermana la conocíamos. Yo había visto, años ha, algunos documentos de mi padre de su vida escolar, pero no conocía esta carpeta. Era la carpeta de dibujo, tanto artístico como geométrico, e incluye trabajos de sus años de 2º y 3º de bachillerato. Lo que entonces se llamaba el bachillerato elemental. Vendrían a equivaler por las edades a las que se cursaba al actual 6º de educación primaria y 1º de educación secundaria obligatoria. O 6º y 7º de EGB, para los que estudiamos aquella versión de nuestro sistema educativo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Por los rótulos de las láminas de dibujo podemos saber dos cosas. Que mi padre estudió 2º de bachillerato elemental en el curso 1939 – 40, y 3º al año siguiente, 1940 – 41. Yo sabía previamente que sólo había cursado hasta ese año. A finales de 1941 hubiera cumplido 15 años. Por lo tanto, dejó de estudiar a los 14 años, años en los que terminaba la educación obligatoria en aquel momento. Puesto que no llegó a cursar el último año del bachillerato elemental, en algún momento debió de perder un curso. Pero desconozco las circunstancias. En primer lugar, desconozco el rigor con el que se trataba el asunto de la escolarización y el acompasamiento con la edad. En segundo lugar, estos cursos de los que estamos hablando son los inmediatos al final de la guerra civil, que desconozco hasta que punto afectó a la escolarización de los niños y adolescentes del momento. En tercer lugar, durante la guerra, en 1938, quedó huérfano de madre, con once años de edad. No fueron fáciles los años de aquella generación, no.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Quizá fueron las dificultades de aquellos años y los que siguieron de posguerra lo que provocó que en casa mis padres no fueran muy proclives a hablar de aquellos tiempos. Mi madre un poco más. También quedó huérfana en el año 1938, y tenía dos años menos que mi padre. Sé algunas cosas más de su infancia y entorno, aunque también me he quedado con lagunas que nunca he conseguido aclarar.

Deduje en su momento, aquí ayudo mi formación profesional, los motivos del fallecimiento de mis abuelas. Mi abuela Micaela, la madre de mi madre, fue con casi toda seguridad diabética y probablemente murió por una sepsis derivada de una complicación infecciosa en alguna de sus extremidades. Mi abuela Fidela, la madre de mi padre, tiene toda la pinta de haber padecido una insuficiencia cardiaca congestiva. Por lo joven que era cuando murió, probablemente causada por un enfermedad valvular con origen en una fiebre reumática, complicación frecuente de las amigdalitis estreptocócicas infantiles cuando no existían los antibióticos.

Pero estos días he estado muchos ratos en modo reflexivo. Y he descubierto que existen muchos vacíos, más de los que imaginaba, en la memoria histórica de nuestra familia, en unos periodos atribulados de la historia del país y del mundo. Y ahora será difícil que puedan ser rellenados. Solo nos queda imaginar… Y aprender del pasado, y documentar nuestras vivencias para los que vienen detrás de nosotros. Para que nos comprendan mejor. Y, quién sabe, para que aprendan de nuestros errores y aciertos. Y también nos queda que mi padre, a sus 13 años, dibujaba bastante bien.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

[Televisión] Cosas de series; una en la luna fallida y una virginal que ya veremos

Televisión

Pocas novedades ya avanzado el mes de octubre. Me permití ver el piloto de High Moon, la que iba a ser una serie de ciencia ficción entre la aventura y la comedia que se iba a desarrollar en la Luna. Cuando lo emitieron ya avisaron que la serie no se haría, pero que presentaban el piloto como un telefilme. Nunca sabremos que podría haber salido. Lo cierto es que a partir de un piloto no especialmente brillante de casi hora y media de duración, lo mismo podría haber salido un fiasco que una serie entretenida del estilo de Eureka. Aunque me parece que los protagonistas carecían del carisma de aquella.

Cruce de Shibuya - Tokio

Este año están de moda las series de superhéroes. No especialmente buenas, por cierto, desde mi humilde punto de vista.

Parece que la cada vez más notoria presencia de la minoría hispana en los Estados Unidos está haciendo que empiecen a surgir series cuyos protagonistas pertenezcan a estas minorías. Recordemos que por “hispana” en este caso nos referimos a las gentes originalmente procedentes de Centroamérica y Sudamérica, de habla española. Nada que ver con los hablantes de esta lengua de este lado del Atlántico. Y entre estas series ha levantado cierta expectativa Jane the Virgin. Una chica hispana de madre soltera que decide conservar la virginidad hasta el matrimonio (sí, estas cosas pasan al otro lado del charco…). Pero por error, en una visita a la ginecóloga es inseminada artificialmente y se queda preñada. Con lo cual tenemos un lío entre ella, su novio, el rico propietario del esperma y la pérfida mujer de este. La había descartado, pero las buenas críticas me hicieron ver el primer capítulo. No me he decantado todavía. Probablemente la abandonaré. Pero le dará alguna oportunidad más.

Shibuya - Tokio

Series que suelen suceder en grandes metrópolis, ciudades con grandes rascacielos, y se suelen ambientar de noche y muchas veces con ambiente lluvioso. Debe ser un cliché.

Y podemos hacer un balance del principio de temporada. Y el balance es muy claro. Hay diversos productos de entretenimiento básico que no están mal. Pero salvo la prometedora The Affair, pocas cosas interesantes y potentes realmente he incluido como novedades. Pocas, pocas. Por supuesto, puede haber por ahí alguna producción que sea de buena calidad, pero en la que no me he fijado porque su tema o estilo no me ha apetecido a priori… Seguro que es así. Pero en cualquier caso, esta sección, que era fija los jueves hasta ahora, a partir de este momento surgirá cuando haya algo interesante que contar. Si no, no merecerá la pena perder el tiempo.

O estoy volviendo a perderle el gusto a la televisión como sucedió durante décadas, o la llamada edad de oro de las series de televisión pasó a la historia.

Cruce de Shibuya - Tokio

En cualquier caso, en nuestro reciente viaje a Japón, exactamente ese era el aspecto de Tokio, mientras paseábamos por el populoso barrio de Shibuya… pero sin superhéroes.

[Cine] Magical Girl (2014)

Cine

Magical Girl (2014)

Poco a poco voy alcanzando un nivel de actualización razonable en mis temas en este Cuaderno de ruta. Y así, si el lunes comentaba la película de hacía casi una semana, hoy traigo este peculiar largometraje, español a pesar de su título en inglés, y que tuvimos oportunidad ver este fin de semana pasado en sesión matinal dominical. Veamos de qué va este filme dirigido por Carlos Vermut, que ya adelanto que nos sorprendió agradablemente. Entre otras cosas, por ser algo distinto, por moverse en caminos menos trillados. Pero por más cosas.

El título viene de un género de historietas japonesas, “manga” que llaman los “puristas” de la cosa, en el que las protagonistas son chicas, adolescentes principalmente, con algún tipo de poder mágico y que visten de forma muy vistosa. Y Alicia (Lucía Pollán) es una chica de 12 años, enferma de cáncer sin cura posible, aficionada a estas historietas, uno de cuyos deseos es poseer el traje de una de estas “magical girls”. Traje en cuestión que cuesta una fortuna, y el padre en paro, Luis (Luis Bermejo), iniciará una peligrosa incursión en la extorsión de una perturbada mujer, Bárbara (Bárbara Lennie), y que acabará involucrando al antiguo profesor del colegio de esta, Damián (José Sacristán), recién salido de una larga estancia en prisión, y que los llevará a un peligrosa escalada de acciones de consecuencias imprevisibles.

Akihabara - Tokio

En mi reciente viaje a Japón, en nuestro paseo por Akihabara, pudimos observar muchos establecimientos dedicados a la historieta y las películas animadas con jovencitas como protagonistas.

Difícil de clasificar esta peculiar historia, realizada con absoluta sobriedad, casi con frialdad, que le viene bien dada la escabrosidad de algunos de sus elementos, que así son tratados con desacostumbrada elegancia. Lo cual no resta ni un ápice de dureza y encarnizamiento en determinadas situaciones y en el tratamiento de los personajes. Una película que tiene el detalle de tratar a sus posibles espectadores como personas pensantes y no como meros digestores de palomitas, con una economía de información que deja a la imaginación y a la inteligencia de estos la tarea de rellenar los huecos que redondean la trama. Eso sí, sin complacencias ni paños calientes. En algún momento, te queda la sensación de si la acción está situada en nuestro universo o en un universo paralelo, alternativo, con tonos distópicos.

Detrás de la cuidadosa y milimétricamente medida puesta en escena, de su cuidada iluminación, de sus diálogos que se ciñen a lo estrictamente necesario, sin verborrea innecesaria, tenemos la excelente interpretación de un reparto quizá no muy vistoso a priori, pero de lo más eficaz y acertado que he visto en los últimos tiempos. Todos están más que correctos, muy bien, pero sobretodo se agradece ver la capacidad de Sacristán, que tiene la ocasión de reivindicarse como un excelente actor, habitualmente desaprovechado.

Akihabara - Tokio

Lo que pasa es que en ningún momento nos dio la sensación de que estuvieran orientadas a niñas o adolescentes en torno a los 12 años…

La película no es perfecta ni mucho menos. Tiene algún altibajo en el guion, pero no de gran importancia. Y sin ser una obra maestra, tiene un tono general que se agradece. Alejándose de la imitación de los géneros del cine americano, que parece la tendencia actual del cine más comercial español, busca un lenguaje propio que quizá sea más fácil encontrar en algunas producciones del cine nórdico, pero con suficientes elementos y referencia para sentirlo como una película culturalmente cercana.  Yo recomendaría que quienes estén interesados en algo más que en el espectáculo vacuo, le dieran una oportunidad.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ****
Akihabara - Tokio

Más bien a “jovencitos” ya talluditos,… no sé… todo un poquito grimoso desde nuestro punto de vista… ¿pero quién es uno para juzgar culturas ajenas? No sé…

[Libro] The Giver

Literatura

Traigo hoy un comentario sobre un novelita de ciencia ficción que vi recomendada en algún sitio, con uno de los temas que más me atraen; las sociedades distópicas. Formalmente, la presentan como la primera parte de una tetralogía. Sin embargo, como comentaré más adelante, esta obra de Lois Lowry para mí tiene sentido como una obra en sí misma. Con su final. La he leído en su idioma original, el inglés.

The Giver
Lois Lowry
Harper Collins Children’s Books, 2012
Edición electrónica

Nos encontramos en una pequeña comunidad que puede estar en cualquier sitio. Sus habitantes son felices. Viven en una sociedad perfectamente organizada y planificada. Cada uno tiene su papel en el mundo. Y Jonas, un niño a punto de cumplir los 12 años, se enfrenta al momento en que se le asignará su futura profesión y su papel en la comunidad. Vive en su familia, aparentemente ideal. No hay mentiras, no hay altibajos, no hay miedo al clima, ni a la falta de alimentos,… Todos son felices hasta que son “liberados”. Generalmente cuando son anciano; ocasionalmente antes, si lo solicitan, si no se adaptan a la comunidad, o si se salen de los comportamientos aceptados. Pero hay un precio que tienen que pagar. Nadie tiene memorias de cómo era el mundo antes del establecimiento de esta sociedad supuestamente perfecta. Y Jonas descubrirá que todas esas memorias están en poder de una misma persona, y que a él le va a tocar ese papel. Y que es un papel difícil, doloroso, porque las memorias de antaño son de todo tipo. Algunas felices, agradables, maravillosas. Otras terribles, crueles. También conocerá las realidades íntimas de su sociedad. Y se planteará junto con su predecesor El Dador (The Giver), si esta es la mejor forma en que los seres humanos pueden vivir.

Cúpula de la Bomba Atómica - Hiroshima

Ayer presentaba mi visita al Parque de la Paz de Hiroshima y recordaba el horror de la guerra. Viene a cuento traerlo de nuevo a esta entrada.

Me llama la atención que el libro se considere como una ficción para adolescentes y jóvenes. Incluso la editorial que lo publica lo hace en una colección destinada a este público. Es cierto que el modo en que está escrito, el lenguaje utilizado, está adaptado a este tipo de personas. Pero también es cierto que está adaptado al punto de vista de su joven protagonista. Sin embargo, los temas son muy adultos. El libre albedrío, el suicidio, la eutanasia, la programación del individuo, la planificación última de la sociedad,… todo ello, como en cualquier buena distopía disfrazado de sociedad perfecta, de gente feliz.

El libro se lee fácil. Con agilidad. Te dura poco. Y tiene un final aparentemente abierto. Que podría dar que pensar que necesita una continuación. Pero en realidad no. Desde mi punto de vista, Jonas tomas sus decisiones y hace lo que debe hacer. Lo que sucede al final es que la autora nos concede la libertad última. Decidir cómo interpretar ese final. O por lo menos, creo que esa era su intención inicial. Porque sé que muchos años después de este libro, lo continuo con otros. Lo cierto es que el libro me ha gustado, pero no tengo ningún interés en seguir la saga. Creo que ya está bien así. Como tengo la impresión que fue concebido. Que te dé que pensar, y que reflexiones sobre algunos conceptos importantes en la vida del ser humano. Cada uno por sí mismo. Incluso si las conclusiones a las que llegas son duras, difíciles, poco autocomplacientes.

En fin. Lo malo de las distopías es que con frecuencia amenazan con convertirse en realidad. Acabaré dejando de leer este tipo de novelas.

Parque de la Paz - Hiroshima

Al fin y al cabo, muchos regímenes presuntamente ideales, “distópicos”, se erigen en nombre del orden, de la paz. Evitar “los riesgos” del libre albedrío humano. Si no, no habría dilema posible en estas obras.

[Cine] Gone Girl (2014)

Cine

Gone Girl (2014)

Película vista hace ya casi una semana, en el segundo intento. En versión original, por supuesto, aunque quienes prefieran el cine adulterado pueden encontrarla en la cartelera española con el título incorrecto, desde mi punto de vista, de Perdida. Más lógico hubiera sido un desaparecida, desvanecida o algo así.

En cualquier caso, el nuevo trabajo de David Fincher llega a la gran pantalla llevando mucha expectación, con grandes datos de taquilla en su país de origen y con buenas críticas. Fincher es un director en el que reconozco una gran calidad y oficio, pero con producciones que me han gustado mucho y otras que no tanto. Quizá porque los temas que ha elegido no han sido en ocasiones atractivos para mí personalmente. En cualquier caso, también nosotros acudíamos con elevadas expectativas a ver la película… lo cual a veces es peligroso. Ya se sabe la ecuación:

satisfacción = (expectativas cumplidas) / (expectativas a priori)

Si el denominador es muy alto… la satisfacción puede verse afectada. Ya veremos qué ha pasado con esta película.

El filme adapta una novela del mismo título la novelista Gillian Flynn, que firma también el guion de la película. En el día del aniversario de bodas de un matrimonio sin hijos que vive en una ciudad pequeña a orillas del Misisipí, el marido, Nick (Ben Affleck), sale ha dar una vuelta abrumado por algunos problemas conyugales y cuando regresa encuentra signos de violencia en la casa, y su mujer, Amy (Rosamund Pike), ha desaparecido. A partir de ahí, comienza una vorágine pública sobra la desaparición de la mujer y sobre su posible asesinato, sobre el cual el principal sospechoso es Nick. En flashbacks, siguiendo el diario de Amy conoceremos también cómo fue el principio de la relación, desde su encuentro cuando ambos vivían en Nueva York, y como fue evolucionando cuando perdieron sus empleos y se trasladaron al medio oeste americano a vivir. Pero la resolución del caso resultará mucho más compleja de lo que parecería en el primer tercio del filme.

Patio - Córdoba

Hoy no encontraba fotografías que pegasen con el tema de la entrada de hoy.

Son diversos los temas que trata la película y, por lo tanto, los puntos de vista desde los que se puede plantear un comentario sobre la misma. Técnicamente, el trabajo realizado por por Fincher y su equipo es de primerísima calidad, con una fotografía, un sonido y un diseño de producción absolutamente impecables. Oficio y profesionalidad por arrobas. Por otro lado, está la visión de la película como la reflexión sobre las realidades de la institución del matrimonio en la sociedad actual y en tiempos de crisis, sobre los condicionantes sociales que la rodean y sobre las hipocresías en las que se basa en muchas ocasiones. También los procesos de amor y desamor, el matrimonio y la relación entre dos personas de medios sociales y educativos muy distintos, el estudio de caracteres de los dos protagonistas, que nunca son lo que parecen, la extraña relación entre Nick y su hermana melliza Margo (Carrie Coon), la actitud depredadora de la prensa, el papel de las fuerzas policiales ante la resolución de casos complejos muy mediatizados,… esta historia lleva consigo otras muchas que daban para que se pudieran hacer varias películas distintas, con distintos protagonistas y con distintas visiones. Uno de los adjetivos que más se ha usado para describir la historia es poliédrica. Muchas caras, muchos ángulos.

Luego está la visión para quien no quiera complicarse la vida y la afronte simplemente como un thriller, con su planteamiento, nudo, vueltas de tuerca y desenlace. Como veis, he añadido un paso más al tradicional esquema de una narración. Vueltas de tuerca. Quizá, aquí es donde está el apartado más débil de la película. Porque le he dado muchas vueltas a la trama que nos plantean, he llegado incluso a estar tentado de ver otra vez el filme por si me perdí algo, y creo que es donde más debilidades hay. Encuentro algunas inconsistencias, que me hacen insatisfactorio el desenlace de la película. Sólo paliado por el hecho de que los temas antes mencionados son los importantes, la trama de misterio y suspense es sólo un vehículo secundario, y por lo tanto su resolución es poco o nada trascendente para el resultado final. Pero esto es algo que no me satisface mucho. Sobretodo, cuando la filmografía de Fincher tiene antecedentes de películas igualmente poliédricas pero con tramas perfectamente resueltas, con coherencia dentro de la complejidad y de la sorpresa. No entro en detalles por no desvelar detalles de la trama,… pero es la sensación que me llevé, especialmente en el tramo final de la película.

Patio - Córdoba

Así que he tirado de mi reciente escapada a Córdoba, paseando por sus patios…

Un elemento importantísimo en la película es el plano interpretativo. Ambos protagonistas están muy bien. Desde luego, me sorprende que un actor que tantas veces se había mostrado tan limitado en sus papeles hay encajado sin problemas en este como le sucede a Affleck. Pero además estoy totalmente de acuerdo en que Rosamund Pike, una actriz que siempre me había parecido con un potencial superior al de los papeles que le ofertaban, quizá sea una mujer demasiado guapa, con aspecto de demasiado pija, en esta ocasión saca partido plenamente de este hecho, muestra capacidad de transformación y muchos matices en la interpretación. También me recuerda, como se puede leer por ahí, a las rubias de Hitchcock, especialmente a una en especial de una película determinada, que no mencionaré, también por algún paralelismo, aunque sea pequeño, en la trama. Estupenda. Desde todos los puntos de vista. A ambos los acompañan una serie de secundarios en un tono excelente. Coon, que recientemente nos gustó mucho en una teleserie este verano, muestra como hermana melliza un trabajo con muchos matices, un papel que podría haber tenido más presencia en el filme del que tiene. La eficiente policía que interpreta Kim Dickens también da la sensación de que podría haber dado mucho de sí. El abogado que interpreta Tyler Perry es un auténtico robaescenas. Y ganas teníamos de ver a Neil Patrick Harris en un papel dramático, que también nos sabe a poco. Poco que pedir por lo tanto en el lado interpretativo.

¿Cuál es el balance final de este filme? Pues depende de qué elementos sean importantes para cada cual. A mí, incluso después de los seis días que han pasado desde que la vi, y después de haber pensado mucho en ella, me pesan mucho las inconsistencias que percibí en la resolución de la situación. Determinadas cuestiones que pasan casi desapercibidas pero que para mí roban coherencia al conjunto. Pero seguramente habrá personas que consideren que el conjunto supera con creces estos detalles y valorarán mejor este filme. Y es muy posible que tengan buenas razones. Pero quizá por las altas expectativas depositadas en la película, mi satisfacción final haya quedado un poco por debajo de la mayoría. Raro que soy.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: *****
  • Valoración subjetiva: ***
Callejeando - Córdoba

… y por entre las encaladas callejuelas de su bonito centro histórico.

[Fotografía] Fotografiando el patrimonio cultural de la humanidad: Memorial de la Paz en Hiroshima (Cúpula de Genbaku)

Viajes

Fotografiando el patrimonio cultural de la humanidad: Memorial de la Paz en Hiroshima (Cúpula de Genbaku)

Sigo con mi serie dedicada al Patrimonio de la Humanidad según la Unesco en Japón.

Cúpula Genbaku (Cúpula de la bomba atómica) – Hiroshima.

Memorial de las víctimas de la bomba atómica – Hiroshima

Parque de la Paz – Hiroshima