[Libro] The Price of Salt, también conocido como, Carol

Literatura

Ya tuve ocasión de comentar en su momento la película que desde mi punto de vista fue la más meritoria del año desde el punto de vista de la temporada de premios cinematográficos, aunque luego los votantes de tales premios no estuviesen de acuerdo conmigo. Cosas que pasan. Y prejuicios que se mantienen. El caso es que también en los días en que vimos la película tuve ocasión de hablar con una par de personas que habían leído la obra original de Patricia Highsmith en la que se basa. Y decidí darle una oportunidad. Aunque seamos sinceros, hasta ahora las novelas de Highsmith no habían sido santo de mi devoción.

The Price of Salt, o Carol
Patricia Highsmith (originalmente bajo el pseudónimo de Claire Morgan)
Virago Press, 2014
Edición electrónica

La novela nos cuenta la historia de un incipiente amor entre Carol, una mujer casada de la alta sociedad de Nueva Jersey, y Therese, una joven de diecinueve años, que trabaja temporalmente como dependienta en unos grandes almacenes, pero que aspira a ser escenógrafa (en la película Therese quiere ser fotógrafa). Sin embargo, esa historia de amor va a ser difícil que llegue a algo en concreto. Estamos en algún momento en torno a 1950, y la sociedad no tolera este tipo de comportamientos entre las mujeres. Y menos en una mujer casada con un hombre “respetable” y con una hija.

Como hice cuando comenté la película "Carol", me voy fotográficamente a Nueva York... que aparece bastante menos en el libro, por el mayor espacio dedicado al viaje por los Estados Unidos. Gran Central Terminal.

Como hice cuando comenté la película “Carol”, me voy fotográficamente a Nueva York… que aparece bastante menos en el libro, por el mayor espacio dedicado al viaje por los Estados Unidos. Gran Central Terminal.

Salvo porque la película da comienzo con un homenaje a otra película de amor prohibido, Brief Encounter, tanto la obra literaria comparten un comienzo y un final del relato, que son muy similares. Con algunas diferencias no trascendentes, la guionista de Carol, Phyllis Nagy, respeta muy fielmente la presentación y el desenlace de la historia. Sin embargo, hay algunas diferencias que merecen destacarse.

La primera, de la que ya había oído hablar, es que la novela siempre se cuenta en tercera persona pero acompañando el punto de vista de Therese. Lo que sucede con Carol sólo lo conocemos en la medida de que está en compañía de Carol o por las noticias que le llegan a esta de una forma u otra. En la película no es así. Vamos alternando lo que sucede a ambas mujeres. Es una diferencia narrativamente importante, puesto que siempre nos queda la duda sobre lo que hace, piensa o quiere realmente Carol, mientras que acompañamos constantemente los pensamientos, los sentimientos, las dudas o las interpretaciones que hace Therese sobre lo que pasa y lo que le pasa. La segunda es que la novela es un relato de carretera en una proporción mucho más trascendente que la película. El viaje es mucho más largo, mucho más profundo, tanto en el repaso a la geografía y la sociedad norteamericana, como en las vivencias de las mujeres, especialmente de Therese. Otra diferencia que es importante hasta cierto punto son las edades de las mujeres. Los diecinueve años de Therese nos los creemos en la película, pero los treinta y uno de Carol, no. Aunque excepcionalmente guapa, tanto en actitudes como en aspecto, la Carol de Cate Blanchett no pasa por alguien con menos de cuarenta años en mi opinión. Y esa diferencia de edad también te hace ver la historia de una forma algo distinta. Aunque sociológicamente, una mujer de treinta y un años en 1950 puede que tuviese una situación social similar al de una mujer de 41 años en la actualidad. Pero también una chica de diecinueve años tenía que estar sacándose las castañas del fuego con más intensidad que una chica de esa edad en la actualidad.

Highsmith publicó originalmente la novela como pseudónimo. No porque tratase de un amor homosexual entre mujeres. Sino porque la escritora…, lo siento si destripo ligeramente el argumento…. cuidado si no queréis seguir… pongo una foto…

Edificio de las Naciones Unidas.

Edificio de las Naciones Unidas.

Como decía, la escritora dotó de un final con tono de “happy end” al relato. Ninguna historia de amor real tiene final feliz. Todas acaban tristemente. En el mejor de los casos, cuando uno de los enamorados llora la muerte del otro cuando ambos son ancianos… pero muchas acaban de muchas otras formas. La historia de Carol y Therese, al final de la novela, no ha hecho más que empezar. Y va a ser muy, muy, muy difícil. Pero Highsmith decide dotar de compromiso mutuo a ambas mujeres para tirar hacia delante. En una apartamento para dos, en algún lugar de Nueva York.

La novela está bien. Quizá no tan bien como obra literaria como la película como obra cinematográfica. Pero tiene pasajes realmente emotivos. A pesar de que al ser tan relativamente fiel la adaptación cinematográfica, no hay sorpresas cuando has visto la película. En cualquier caso, me parece recomendable… salvo para intransigente carcas de todo tipo que no entiende que un romance es un romance, no importa el sexo de sus protagonistas.

Calle 42 desde Time Square.

Calle 42 desde Time Square.

[Fotografía/viaje] Anento y su Aguallueve – la Holga 120N en “trabajo” de campo – Fotografía y otras artes visuales

Fotografía, Viajes

Una excursión hace una semana a Anento y su aguallueve sirvió de excusa tanto para conocer el lugar como para seguir probando las posibilidades de la Holga 120N. En el enlace siguiente el comentario técnico… pero os dejo con unas cuantas fotos de la excursión.

Origen: Anento y su Aguallueve – la Holga 120N en “trabajo” de campo – Fotografía y otras artes visuales

[Televisión] Cosas de series; un tiro en la oscuridad y poco más

Televisión

Pocas novedades esta semana, en la que tampoco he tenido mucho tiempo que dedicarle a las novedades. He dejado en “stand by” Hap and Leonard, a ver cómo son las críticas y si me interesa ver la temporada más adelante.

Se configura como una excelente serie con el único problema de que avanza con excesiva lentitud la británica The Night Manager, y no deja de tener interés la de la secuestrada chica de trece años durante trece años, Thirteen. También británica.

También muy interesante y con buen nivel de tensión el duelo entre fiscal federal y tiburón de las finanzas en Billions, en el que se van repartiendo los golpes en medio de un reparto con muy buen hacer.

Repaso a lo que va saliendo en estos días en mi tumblelog (enlaces al final). En el encabezado, Montjuic en Barcelona, y aquí encoma, cruce de trenes en Colonia.

Repaso a lo que va saliendo en estos días en mi tumblelog (enlaces al final). En el encabezado, Montjuic en Barcelona, y aquí encoma, cruce de trenes en Colonia.

Tenemos el producto nacional, El ministerio del tiempo, que desde mi punto de vista da una de cal y otra de arena, con episodios interesantes y otros anecdóticos o directamente flojos. Y sobretodo con alguna de las protagonistas perdida entre el buen hacer de los secundarios. A mi no me está convenciendo tanto, ni mucho menos como la primera temporada.

Y se ha despedido la sexta temporada de Rizzoli & Isles, serie policiaca de puro y simple entretenimiento, como es habitual en ellos. Con un enorme “cliffhanger”… ¿a quién le ha dado el tiro en la oscuridad? El caso es que parece ser que la siguiente temporada, la séptima será la última.

Poco más que contar… ya digo. El siguiente comentario televisivo será dentro de dos semanas, y tendrá novedades más interesantes.

Esztergom, Hungría.

Esztergom, Hungría.

De viaje con Carlos (cuadernos de viajero)

De viaje con Carlos (tumblr)

Una foto de mis viajes al azar…

[Cine] Mustang (2015), ¡qué difícil es ser mujer en este puñetero mundo!

Cine

Mustang (2015; 182016-0315)

Tras la emotiva visita guiada a la exposición de Gervasio Sánchez y Mònica Bernabé que os contaba hace unos días, volvemos al mismo tema, pero estaba en versión cinematográfica de la mano de la directora turca Deniz Gamze Ergüven.

Pero claro… todos estamos acostumbrados a imaginar cosas terribles para las mujeres en uno de los países más problemáticos del mundo para nacer, muy especialmente si eres chica, como Afganistán. Pero Ergüven nos lleva a su país, Turquía. Yo visité hace un par de décadas Estambul. Una ciudad de contrastes, pero donde había amplias zonas de la ciudad abiertas ya a la modernidad. Es un país que en más de una ocasión ha mostrado su interés por integrarse en la Europa “unida”. Aunque de tradición islámica, sufrió un fuerte proceso de laicización del estado después de la Primera Guerra Mundial. Y teóricamente también de la sociedad.

La directora nos lleva a una población en la costa del mar Negro, al nordeste de Anatolia, cerca de Trebisonda, esta una ciudad de casi un cuarto de millón de habitantes, cuyos equipos deportivos se pasean por las competiciones europeas. Los periodistas parece que han olvidado el nombre tradicional de la ciudad en castellano, y ahora es habitual oír que la denominan Trabzon. No estamos en Estambul, pero tampoco en la Turquía más profunda y oscura. Estamos en un lugar de provincias normal para el país. Estamos en un lugar por el que han pasado numerosas civilizaciones.

Nos vamos a Estambul, claro, en esta ocasión... el único lugar de Turquía que he visitado.

Nos vamos a Estambul, claro, en esta ocasión… el único lugar de Turquía que he visitado.

Bien. Pues allí sitúa Ergüven la historia de Lale (Günes Sensoy), Nur (Doga Zeynep Doguslu), Ece (Elit Iscan), Selma (Tugba Sunguroglu) y Sonay (Ilayda Akdogan), cinco hermanas entre los 12 y los 17 años, calculo a ojo. Huérfanas, viven con su abuela (Nihal G. Koldas) y su tío Erol (Ayberk Pekcan). Y llega el verano y el final del curso, y lo celebran con otros compañeros del colegio bañándose en la playa… Y las cotillas del lugar se lo cuentan a la abuela y empieza la odisea de las cinco hermanas. De las que unas saldrán mejor paradas y otras peor.

La película nos sumerge en un ambiente mediterráneo que cualquiera que hayamos nacido en estas latitudes encontraríamos casi paradisíaco. El mar, montes, el sotobosque mediterráneo, la languidez de las tardes de verano, la brisa, una casa fresca con sus patios y sus jardines. La directora hace un trabajo magnífico transmitiendo sensaciones. Casi podemos sentir el calor, la humedad, los olores, la brisa gracias a la habilidad en la filmación y la iluminación del entorno. Reforzada con la gracia femenina de las cinco adolescentes, alguna todavía una niña, a las que dota de una sensualidad inocente, ingenua, carente de malicia y llenas de ganas de vivir. Y todo esto parece que está penado en muchas partes del mundo.

Una ciudad que puede ser muy bella, cruce de culturas constante, capital de un imperio durante siglos.

Una ciudad que puede ser muy bella, cruce de culturas constante, capital de un imperio durante siglos.

El desarrollo de la película explora muchos de los problemas a los que se habrán de enfrentar las jóvenes. Son cinco hermanas, lo que le permite recorrer una diversidad de situaciones. El enclaustramiento social, el matrimonio forzado, la negación del derecho a la educación, la depresión y la autoagresión los abusos físicos… y también los otros… aunque de forma muy sutil, muy poco explícita,… pero consiguiendo que temamos la llegada de la noche en la casa donde viven las cinco hermanas. Y también el espíritu de rebelión. Y desde luego un principio y un final que dan un carácter cíclico a la película, con un abrazo entre lágrimas en el comienzo de la película entre la protagonista y heroína de la película, la pequeña Lale, magnífica la joven actriz que la interpreta, Günes Sensoy, y la profesora de la niña, que se repetirá al final, concluyendo la tesis que la directora nos quería presentar. La educación es el arma que alguna vez podrá triunfar contra la oscuridad del conservadurismo, religioso o de cualquier tipo, y el machismo atroz que impera en buena parte del mundo.

No es una película perfecta. Constantemente se hace demasiado evidente, demasiado previsible. Pocas veces nos cogen por sorpresa los desenlaces de las pequeñas historias que suman la historia global… pero tal vez sea lo de menos. Porque es más importante la situación que denuncia que la historia que cuenta. Y además está rodada muy bonita.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ***
Pero en la que, entre destellos de modernidad, todavía podían apreciarse los modos tradicionales de hacer.

Pero en la que, entre destellos de modernidad, todavía podían apreciarse los modos tradicionales de hacer.

[Fotografía] Multiplicador de focal 2x Canon – Usándolo para macrofotografía – Fotografía y otras artes visuales

Fotografía

Enlace a un artículo muy técnico sobre el uso de un multiplicador de focal para macrofotografía. Fotos más bien aburridas.

Origen: Multiplicador de focal 2x Canon – Usándolo para macrofotografía – Fotografía y otras artes visuales

[Fotografía] Recomendaciones semanales – del 7 al 13 de marzo de 2016 – Fotografía y otras artes visuales

Fotografía

Una semana más, dedico una parte del domingo por la mañana a la tarea de recomendar aquellos fotógrafos o noticias sobre fotografía que he encontrado interesantes durante esta semana. Y esta semana me voy a centrar sobretodo en recomendaciones sobre mujeres fotógrafas, aunque no sólo. De momento, mi tablero de Pinterest de la semana.

.

.

Después el enlace a las recomendaciones, que vienen acompañadas de algunas fotografías de una excursión a Anento que realicé ayer junto con algunos compañeros de Fotógraf@s en Zaragoza.

Origen: Recomendaciones semanales – del 7 al 13 de marzo de 2016 – Fotografía y otras artes visuales

[Cine] 卧虎藏龙:青冥宝剑 (2016), o la llegada de las nuevas formas de ver cine en la televisión

Cine

卧虎藏龙:青冥宝剑 (Crouching Tiger, Hidden Dragon: Sword of Destiny, 2016; 172016-0311)

Esta semana no hemos ido al cine. Quizá tengamos una fuerte saturación por la frecuencia con la que hemos ido durante los meses de enero y febrero, queriendo ver todas esas películas, que optando al éxito en la temporada de premios, nos prometían tantas alegrías cinéfilas… que a veces se cumplían y otras no.

Sin embargo, coincidió también con una serie de conversaciones con mi hermana sobre las formas alternativas que ya son una realidad de ver la televisión y, más concretamente, de ver cine en el aparato de televisión. Esto nos llevó a que en estos momentos ambos estamos probando un servicio de videoteca en línea, ya que tienen un mes gratis inicial, para probar, antes de seguir de lleno con la suscripción en el servicio. Mi hermana está con Wuaki TV y yo con Netflix. No es que haya sido algo planificado ni nada de eso… pero ha venido dado y estamos probando.

No he estado todavía en China,... pero por dar un ambiente oriental, os traigo algunas imágenes tomadas en Kioto, Japón.

No he estado todavía en China,… pero por dar un ambiente oriental, os traigo algunas imágenes tomadas en Kioto, Japón.

La primeras sensaciones que hemos intercambiado son que Wuaki TV tiene un mucho mejor fondo de armario en cuestión de cine, mientras que Netflix destaca más con las series, unas cuantas de ellas de buena calidad y producción propia. Pero ambos servicios tienen sus inconvenientes en cuestión de oferta que hace que te lo pienses mucho antes de contratar definitivamente.

Como yo soy el que está con Netflix, esta semana me he encontrado con una cuestión. Esta empresa, además de producir series de televisión, ha empezado a producir largometrajes de ficción. Y me he encontrado con este que comento someramente hoy, segunda parte de una película de Ang Lee que introdujo en occidente el género de vistosas artes marciales chinas, muy dado a una bella fotografía y a ignorar por completo las leyes de la física, especialmente aquellas relacionadas con la gravitación universal. No es que pierda el culo por este tipo de películas, pero algunas de ellas son entretenidas.

Aunque son dos países distintos con culturas diferencias, no se puede negar la influencia mutua, siendo probablemente mayor la influencia china en Japón que al revés.

Aunque son dos países distintos con culturas diferencias, no se puede negar la influencia mutua, siendo probablemente mayor la influencia china en Japón que al revés.

No me extenderé gran cosa. En esta ocasión, con este filme dirigido por Woo-Ping Yuen y protagonizado por la única protagonista que queda de la primera parte, la elegante Michelle Yeoh, se cumple aquello de que segundas partes nunca fueron buenas. Sabemos que esto, en cine, no es una verdad universal, pero se cumple a rajatabla en esta ocasión. Desgraciadamente, aunque conserva algo de la belleza formal de la película de Ang Lee, no deja de tener un sabor a telefilme de mero entretenimiento sin mayor trascendencia, con unas interpretaciones que se quedan a años luz de las de su antecesora. Desde luego no nos han descubierto a una nueva Ziyi Zhang (Zhang Ziyi, en versión oriental, en la que el nombre de pila va en segundo lugar).

Pero bueno, el comer y el rascar todo es empezar. Quizá con el tiempo, con unos presupuestos adecuados, y sabiendo atraer a los directores e intérpretes adecuados, pueda ser una fuente de buen cine, de la misma forma que es fuente de buenas series de televisión.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: **
  • Valoración subjetiva: **
En cualquier caso, merece la pena acercarse a estos países de los que hemos oído hablar mucho pero conocemos poco.

En cualquier caso, merece la pena acercarse a estos países de los que hemos oído hablar mucho pero conocemos poco.

[Fotografía] Holga 120N – ‘calidad’ “made in China” – Fotografía y otras artes visuales

Fotografía

Cuando hace aproximadamente mes y medio os hablé de la estenopeica Holga 120WPC, hice una introducción al porqué de repente decidir que tenía que incorporar un par de estas cámaras chinas, realmente malas, pero potencialmente divertidas. En el siguiente enlace, el repaso a la segunda de ellas. Y algunas fotos de ejemplo, claro.

Origen: Holga 120N – ‘calidad’ “made in China” – Fotografía y otras artes visuales

[Viajes] Barcelona 2015 – De viaje con Carlos

Viajes

Según mi experiencia personal, SEUR es la peor empresa de transporte de paquetería que conozco. La que consigue hacer que pierda más tiempo esperando o desplazándome de un lado a otro de la ciudad persiguiendo mis paquetes que son incapaces de entregar a una hora convenida de forma puntual. Otras veces, las más, simplemente no convienen ninguna hora y se empeñan en traerme el paquete cuando no estoy siendo refractarios a mis llamadas de atención hasta que pasan dos o tres días que son lo que tardan en preguntarme dónde y cuándo quiero el paquete. Desesperantes. Llevo toda la tarde esperando un paquete que habían dicho que me traían entre 16:30 y 17:30. Son las 19:22, y sin noticia de SEUR. Incluso les he llamado y me dicen que vienen… pero vete tú a saber. Probablemente la que ha respondido a la llamada de teléfono se ha limitado a mirar una página web donde pone que el paquete está en reparto y llegará entre las 16:30 y las 17:30. Pero eso sí, me ha dado tiempo a solventar una omisión, ya que en mis diarios de viajes no había incluido mi escapada de fin de semana de hace unos meses.

Bueno… el resumen del viaje lo encontraréis en el siguiente enlace.

Origen: Barcelona 2015 – De viaje con Carlos

[Televisión] Cosas de series; la caspa de los noventa no tiene por qué funcionar hoy en día

Televisión

Las formas de hacer televisión han ido cambiando a lo largo de los años. Y hoy en día, muchos concebimos los episodios de las series televisivas como pequeñas producciones cinematográficas en los que cada vez es más importante cómo se mueve la cámara, como se plantean los diálogos, el trabajo del director de fotografia y, en general, el diseño de producción. Sin embargo, de vez en cuando hay producciones que intentan traer el sabor de la televisión de antaño, especialmente cuando se trata de recordar productos que fueron de éxito en su momento.

Recuerdo que cuando me fui a vivir a mi domicilio actual, en 1993, me di de alta en Canal +, el novedoso para entonces canal de pago de televisión por satélite, hoy extinto, absorbido por otras opciones empresarialmente más potentes. Y una de las series que emitían entonces, con relativo éxito era Padres forzosos (Full House), una comedia familiar de humor totalmente blanco e intrascendente, que entretenía. Era de estas series rodadas con varias cámaras, con público en el plató, del que se oyen las risas, y en la que todo es previsible y todo el mundo espera que constantemente pasen las mismas cosas. Para mí, lo más interesante era la aparición de la guapa Lori Loughlin… por lo demás, entraría dentro de los placeres culpables. Era mala, desde mi punto de vista, pero la veía. Y de hecho fue una serie de éxito que fue muy vista en muchas partes del mundo.

En mi tumblelog viajero están apareciendo está semana fotografías en blanco y negro (enlaces al final). Como la catedral de Lérida en el encabezado o una vista de Formigal en esta fotografía de aquí.

En mi tumblelog viajero están apareciendo está semana fotografías en blanco y negro (enlaces al final). Como la catedral de Lérida en el encabezado o una vista de Formigal en esta fotografía de aquí.

Recientemente, se ha emitido una secuela, Fuller House (Madres forzosas), en la que las protagonistas es la segunda generación, convertidas ya en adultas, con apariciones esporádicas de la primera. Las características de la producción similares… El resultado,… casposo, muy casposo. Aquellas formas de realizar televisión ya no se sostienen. El tipo de humor está pasado de moda. Las intérpretes protagonistas, que tal vez resultaban graciosas de niñas, no son buenas actrices, y la serie hace aguas por todas las partes… Desconozco qué tirón global habrá tenido, pero es un ejemplo de lo que no hay que hacer desde mi punto de vista. Que conste que el público votante en IMDb está relativamente satisfecho ¡¡¡???.

Por lo demás esta semana hemos tenido alguna novedad. Por un lado, nos llegaron las aventuras de Hap and Leonard, serie de corte independiente, entre gentes de malvivir que van detrás del “tesoro”… pícaros y otra canallesca. No estuvo mal el primer episodio. Donde recuperamos la presencia televisiva de la siempre interesante Christina Hendricks. Ya veremos, de todas formas.

También podemos montar en la noria del Prater de Viena, Austria.

También podemos montar en la noria del Prater de Viena, Austria.

También tuvimos la novedad de un drama británico, Thirteen. El punto de partida,… recordando una de las películas más notables del último año. Una joven que fue secuestrada a los trece años, escapa y reaparece ante la sociedad trece años después, con veintiséis. La policía quiere atrapar al asesino… y una de las detectives es más inquisitiva que el resto… y aquí acaban las similitudes con la película porque quizá nada es lo que parece, y hay misterios en el secuestro que no acaban de encajar. Más cuando parece que el secuestrador ha vuelto a actuar. Es una serie que va cogiendo momento con el paso de los dos primeros episodios. En estos momentos estoy con ganas de ver el tercero.

Y se nos han despedido de nuevo las comadronas del East End londinense. Call the Midwife se recuperó poco a poco de la marcha de su protagonista, la encantadora Jessica Raine. Y a punto estuve de dejarla conforme se hizo más acusada su deriva monjil, que llevo realmente mal. Esta deriva no ha desaparecido del todo, pero la serie mantiene un cierto interés. En esta temporada, este culebroncillo con aspiraciones sociales ha tenido que lidiar con la asociación de cáncer y tabaco, con las terribles secuelas de la talidomida, con los cada vez más frecuentes partos en el hospital en entornos controlados, con la planificación familiar,… y con algunos enamoramientos y algunas pequeñas tragedias. Queda en plan larvado saber qué pasará cuando todas se enteren que dos de las chicas se lo montan entre ellas… ¡¡¡Ufffff, qué pensarán las monjitas cuando se den cuenta!!! Qué malas son las pelirrojas… Veremos que pasa al año que viene. Parece que tiene confirmado el especial de navidad y la próxima temporada.

Y pasear por los tranquilos parajes de las sierras avanzadas de los Pirineos, junto al dolmen de Ibirque, en Aragón (España).

Y pasear por los tranquilos parajes de las sierras avanzadas de los Pirineos, junto al dolmen de Ibirque, en Aragón (España).

De viaje con Carlos (cuadernos de viajero)

De viaje con Carlos (tumblr)

Una foto de mis viajes al azar…

[Fotografía] Mujeres, Afganistán – Fotógraf@s en Zaragoza con Gervasio Sánchez y Mònica Bernabé

Fotografía

Esta entrada fue previamente elaborada para el blog de Fotógraf@s en Zaragoza, que os recomiendo que visitéis, y ahora la publico aquí con algunas adaptaciones a mis normas de publicación personales.

La entrada de hoy va sobre la exposición a la que algunos de los aficionados a la fotografía de Fotógraf@s en Zaragoza pudimos asistir el jueves 3 de marzo de 2016 en el Centro de Historias de la ciudad. Pero antes de seguir adelante con el relato, puesto que para mí es una segunda parte de algo que comenzó a principios de noviembre de 2014, me permitiréis que me retrotraiga un poquito en el tiempo. Creo que merecerá la pena, para tener una visión amplia de la cuestión.

A finales de octubre de 2014 me llegó al buzón de correo electrónico un boletín de la librería Cálamo en la que se me invitaba a la presentación de un libro de fotografías de Gervasio Sánchez en el Centro de Historias. Tal cosa sucedió el 3 de noviembre de 2014. Un lunes. Normalmente el Centro de Historias está cerrado los lunes, pero lo abrieron expresamente para la ocasión. La historia completa de lo que se pudo vivir en aquella presentación lo podéis leer en una entrada que hice a tal propósito.

Presentación libro: Mujeres Afganistán

Presentación del libro “Mujeres Afganistán” en el Centro de Historias (Foto: Carlos.Carreter,)

En aquellos momentos no pudimos ver las fotografías del libro. Pero si que nos quedamos absolutamente estremecidos por la historia que nos estaban contando; la historia del maltrato sistemático que sufren las mujeres en Afganistán. La exposición con las fotografías se encontraba en aquel momento en exhibición en Barcelona. Pero se nos prometió que Zaragoza sería eventualmente una parada en la que recalaría las imágenes que todos ansiábamos por ver.

Cuando vi en el Facebook de Fotógraf@s en Zaragoza la propuesta de visita guiada en grupo para la que exposición que se inauguraba por fin con la llegada del mes de marzo en Zaragoza, no dudé en apuntarme. La oportunidad era demasiado buena.

Nos juntamos un buen grupo de habituales del grupo. Y sinceramente… normalmente no somos el grupo más formal que existe en las visitas guiadas,… no es que me quiera poner criticón ahora yo,… pero las cosas son como son. Bien. Pues cual sería la intensidad de lo que se nos estaba contando que nunca había visto yo tal nivel de tensa atención entre los visitantes, pertenecieran a FeZ o no.

Exposición: Mujeres Afganistán

Foto: Carlos.Carreter

Se alternaron en las explicaciones los dos autores del libro que ya he mencionado, la periodista Mònica Bernabé y el fotógrafo Gervasio Sánchez. La periodista ha vivido durante más de una década, si no recuerdo mal el dato, en el conflictivo país a caballo en el Oriente Medio, el subcontinente Indio y el Asia Central, mezcla de etnias y de culturas. Gervasio Sánchez es bien conocido por sus comprometidos reportajes sobre todo tipo de conflictos, entre los que destacan la guerra de la antigua Yugoslavia, los desaparecidos y las víctimas antipersona, sin querer ser exhaustivo.

Como me sucedió año y medio atrás, la crudeza de la realidad que viven las mujeres en Afganistán me dejó,… nos dejó atónitos y horrorizados. Que casi el 90% de la población femenina vaya a ser víctima de malos tratos o abusos sexuales a lo largo de su vida es un dato estremecedor. Que las causas de tal hecho estén profundamente imbuidas en la sociedad afgana, en sus tradiciones, en su forma de vivir, en su economía, en sus prácticas religiosas, produce además un tremendo pesimismo sobre la posibilidad de que tal situación cambie a corto plazo. En cualquier caso, Mònica y Gervasio, Gervasio y Mònica, que en esta ocasión tanto monta monta tanto, realizaron un detallado relato y atendieron con paciencia e interés las preguntas de quienes visitábamos la exposición.

Exposición: Mujeres Afganistán

Foto: Carlos.Carreter

He dicho de los que visitábamos la exposición… yo me quedé con la sensación de que realmente la exposición, las fotografías, se quedaron sin ser vistas y observadas con la atención debida, tal era la fuerza de los testimonios que escuchábamos. Pero estamos en un grupo de fotografía y, por lo tanto, creo que merece la pena que nos detengamos en los valores fotográficos de la muestra.

Me llamó la atención durante la visita un comentario que hizo Gervasio Sánchez sobre la naturaleza de las fotografías. Afirmaba que durante este largo proyecto, en el que tan difícil resultaba conseguir que las protagonistas de la historia, las mujeres afganas, se dejaran fotografiar, había renunciado a su faceta de autor. La inmediatez con la que tuvo que trabajar durante este periodo hizo que las fotografías carezcan de la sofisticación de otras imágenes, mucho más vistosas, que nos llegan desde esas latitudes. A mí me pareció notar un crítica a algún famoso fotógrafo de National Geographic que se ha hecho notoriamente famoso con sus coloridos retratos de hombres, niños y mujeres afganos. Postales denominó Gervasio a este tipo de fotografías. Como no dio nombres, yo tampoco los daré. Seamos prudentes.

Pero el caso es que consideré desde la salida del centro que había que volver a observar con más detalle las fotografías. Cosa que pude hacer el día de la Cincomarzada, cuando un cambio en los planes de ese día me dejó un par de horas libres. Contemplemos alguna de las fotografías para ilustrar las ideas que quiero exponer y que me gustaría que contrastaseis en vuestras visitas a la exposición. Por que da para más de una vez, ya os lo digo.

Exposición: Mujeres Afganistán

Esta fotografía en el entierro de una mujer quemada viva no me parece la fotografía de alguien que ha renunciado a su naturaleza de autor. Observad la actitud del grupo de mujeres, un grupo que para quienes hemos sido criados y educados en una cultura imbuida por el catolicismo, independientemente de nuestras creencias actuales, no deja de recordarnos a las imágenes que hemos vistos asociadas a la muerte de Jesús de Nazaret. Mezcla de arquetipos y herencia cultural, pero que bien sea resultado de una reflexión a la hora de realizar la fotografía o de la pericia, profesionalidad y visión del fotógrafo puestas en acción en unos breves segundos, desmienten que el fotógrafo renuncie o pueda renunciar a su naturaleza de autor.

Exposición: Mujeres Afganistán

Son muchas las imágenes que encontramos como las que preceden a este párrafo. Retratos directos, que muchas veces tienen como fondo simplemente una pared lisa sobre la que destaca la expresión pura y definida de las personas o los grupos humanos. Fotografías realizadas las más de las veces con gran angular y con luz ambiente, pero que presentan una enorme coherencia en su conjunto. Nos muestra esto que cada una de las fotografías por separado quizá fueron tomadas en cuestión de momentos, antes de que la persona de interés se arrepintiera de haber dado el permiso para ser fotografiada. Pero que todo el proyecto en su conjunto fue sometido a una cuidadosa planificación y fue muy pensado y reflexionado. El fotógrafo sabía muy bien qué quería hacer y cómo lo quería hacer. No confundamos la capacidad de actuar en unos instantes con la improvisación. Observemos ahora un grupo de retratos individuales. Chicas de poco más o menos catorce años recluidas en un correccional de menores por haberse escapado de sus matrimonios forzosos, o condenadas por haber mantenido relaciones sexuales extramatrimoniales en contra de su voluntad. Por ser violadas, vamos.

Exposición: Mujeres Afganistán

Contemplemos el detalle de una de ellas, una chica indudablemente perteneciente a una de las etnias más vinculadas al Asia central, con su ojos inequívocamente rasgados.

Exposición: Mujeres Afganistán

Aquellos más duchos en cuestiones de iluminación podrán comprobar la homogeneidad y la coherencia del conjunto de imágenes. Porque vemos ahí en los ojos un apunte de luz que nos dice que la fuente principal de iluminación viene de la derecha de la muchacha y algo frontal, luz muy suave, que nos permite obtener una imagen limpia y directa. Sin artificios. Pero muy bien pensada, con un envidiable conocimiento del oficio.

No nos dejemos “engañar” por las afirmaciones de Gervasio. Se puede aprender mucho de fotografía con una contemplación de esta exposición. De reportaje, de retrato y de contar historias. Así que ya lo sabéis. Obligatoria para todos los aficionados a la fotografía. Y para el resto.