Revisitar cine de antaño: Dentro del laberinto

Cine

Una de las cosas que noté hace una semana cuando vi la película de Los mundos de Coraline fue que la historia es una variante del estereotipo cuyo paradigma pueda ser la Alicia de Lewis Carroll. Y después me puse a pensar en otras historias, en otras películas que compartieran esta herencia, y pensando, pensando…

Corrían los años 80, estaba yo a punto de terminar la carrera, y tenía una hermana adolescente a la que en alguna ocasión acompañaba al cine. No mucho. Nueve años de diferencia de edad hace difícil acomodar gustos. Pero a mí siempre me han gustado las películas de animación y de muñecos, así que me fue fácil encontrar excusa para llevarla a ver Dentro de laberinto. Película que además dirigía Jim Henson, responsable entre otras cosas de Sesame Street (Barrio Sésamo), The Muppets (Los Teleñecos),  Fraggle Rock (Los Fraguel), o de los muñecos de la primera trilogía de Star Wars, de forma directa o indirecta.

En su momento, la película me gustó mucho. Me encantaban los muñecos de la factoría de Jim Henson. Y los decorados estaban muy cuidados. La historia era muy entretenida. Y sólo encontré un pero. Aquella adolescente morena y tetona con voz estridente (en el doblaje al castellano) me parecía una pesadez. Lo peor de la película. Hasta los histrionismos de David Bowie eran mucho más soportables. ¿Quién me iba a decir que aquella niñata, Jennifer Connelly, me parecería con el tiempo una de las actrices más atractivas y desaprovechadas de Hollywood?

Este fin de semana, después de darle a la cabeza durante los días anteriores, he pillado el DVD de la película y la he vuelto a ver. Siempre es un reto ver películas de animación o de muñecos al cabo del tiempo. La tecnología ha cambiado mucho. Coraline también son muñecos, aunque su técnica, el stop motion, es muy distinta de la tradicional animación de marionetas. Pero bueno… me armé de valor, y en la calurosa tarde del domingo revisité el mundo de los goblins.

La verdad es que las sensaciones son muy parecidas. El mundo de muñecos que creó Henson sigue teniendo un encanto estupendo. Los personajes que crea son muy divertidos, y las aventuras muy entretenidas. Ciertamente, comparado con las modernas técnicas, en las que la animación por computación influye tanto, resulta algo más tosco. Pero como lo importante es la historia, se lo perdonas pronto. Pero también encuentras peros. El primero es que, definitivamente, y aun en versión original, la jovencita Connelly era un petardo de mucho cuidado. Es de lo peor de la película. Y es un problema, porque sale continuamente. Pero es que realemente, el otro protagonista humano, Bowie, en estos momentos tampoco me parece que esté mucho mejor. Lo que es peor, la banda sonora no ha envejecido muy bien, y los números musicales, sin ser malos no son tampoco de lo mejor de la película. Se ha dicho que mezclar animación con personajes reales es una apuesta muy arriesgada, y que pocas veces sale bien. Y creo que este es un ejemplo de ello.

(Nota mental: tengo que volver a visitar a Roger y a Jessica Rabbit)

No obstante, lo pasé bien. Y si bien la historia no excesivamente original en su conjunto, es un producto que entretendrá a los más jóvenes, sin torturar a los adultos, que a poco que se dejen llevar también se lo pasarán bien. Y de paso, pillé otra película que tengo que volver a ver. Cristal oscuro. A ver cuando encuentro un rato.

Mira que tiran de laberintos en las aventuras del tipo Alicia, ¿verdad? Pues ale, más laberintos.

Schönbrunn - Laberinto

Laberinto del Schloss Schönbrunn, Viena, Austria - Panasonic Lumix LX3

Exposición: Entre dos siglos – España 1900

Arte

Aunque tengo grandes lagunas en mi conocimiento sobre el arte de la pintura, de vez en cuando me siento atraído por alguna exposición. Es una buena forma de ir abriendo los ojos a este arte, de ir adquiriendo algún conocimiento y experiencia, ya que no tengo ocasión de dedicar tiempo a su estudio. Y en un mañana tórrida como la de ayer domingo, después de tomar un chisme para refrescarnos, nos acercamos al Paraninfo de la Universidad de Zaragoza, en la céntrica Plaza de Basilio Paraíso, para ver la exposición dedicada a pintores españoles de principios de siglo.

Don Santiago...

Un mayestático Don Santiago Ramón y Cajal nos recibe al entrar al edificio del Paraninfo de la Universidad de Zaragoza - Panasonic Lumix LX3

La exposición se titula Entre dos siglos. España 1900 y pretende ser un muestrario de distintas tendencias en la pintura española en el paso entre el siglo XIX y el siglo XX. Podéis encontrar más información sobre la misma en la página de Exposiciones MAPFRE Arte.

Como no me siento cómodo comentando un arte en el que considero que tengo todavía mucho que aprender, diré que junto a pintores de los que ya conocía algo como el muy popular Joaquín Sorolla, y los también conocidos Santiago Rusiñol e Ignacio Zuluoaga, que realmente me gustan bastante, de los muchos más que había el que más me llamó la atención fue Ramón Casas.

Desnudos múltiples

Algunos cuadros en la exposición del Paraninfo - Panasonic Lumix LX3

Entre los cuadros que me llamaron la atención de Sorolla,… pues cualquiera. Como aficionado que soy a la fotografía, siempre he pensado que por la forma que tiene de componer sus escenas el estudio de sus obras es útil también para cualquier fotógrafo aficionado. El estudio de sus luces, de sus puntos fuertes, de cómo recorre la mirada sus cuadros es igualmente válido para quien quiera entender cómo funciona una fotografía.

De Rusiñol me dejó notablemente impresionado el rostro de la mujer que aparece en el cuadro titulado La morfina, mientras que dediqué un buen rato a analizar cómo Zuloaga había pintado una señorita con un cuerpo desnudo tan armonioso y una cara no excesivamente fina o delicada… no sé, tal vez criterios estéticos de la época. Pero ya digo que el descubrimiento fueron algunos cuadros de Ramón Casas, ya que tanto su desnudo Flores deshojadas, una alegoría de las violaciones de adolescentes a principios de siglo por ciertas creencias sobre la curación de la sífilis mediante el sexo con vírgenes, como la serenidad del titulado Entre dos luces.

Un paso atrás para observar mejor

Una paso atrás para contemplar el desnudo de Zuloaga - Panasonic Lumix LX3

Sala de Expoosiciones - Paraninfo

Vista de la sala de exposiciones con Flores deshojadas de Ramón Casas en primer plano - Panasonic Lumix LX3

Después, también me pasé por la sala de exposiciones del sótano donde se pretendía explicar los conceptos de Fernando Sinaga y sus Pantallas espectrales sobre el Ebro. Más allá de la curiosidad sobre algunos efectos en superficies especulares, no me dijo gran cosa. Es lo que pasa.

God Dog

Dios Perro,... pero en inglés que queda más capicúa, por Fernando Sinaga - Panasonic Lumix LX3

Silueta

Una superficie reflectante, una de mis cámara y yo... la tentación me puede - Panasonic Lumix LX3

Spam y danzas

Arte, Televisión

Se va terminando el mes de junio. Y eso, en mi caso, significa que se acerca el momento de coger las vacaciones. Parte de ellas. Pero lo cierto es que la modorra estival se ha ido apoderando progresivamente de mí. Y la intensidad de mis diversas actividades parece que se ralentiza un poco hasta el momento de hacer la maleta dentro de unos días y reactivarme para viajar un poco por el mundo. Ya hablaremos de eso.

De momento, ayer sábado por la tarde di un empujón para terminar de ver la quinta temporada de Northern Exposure, que aquí conocimos como Doctor en Alaska. Indudablemente, una de mis series favoritas de todos los tiempos. Su mezcla de humor, drama y poesía la hacen casi única. El surrealismo del comportamiento de sus personajes los convierte también un poco en la familia que a uno le gustaría tener. Es cierto que en sus últimas temporadas la serie perdió un poco de ritmo y se dejó sumir en un ambiente más melancólico… pero bueno; a ver cuando sacan a la venta la sexta y última temporada para cerrar un ciclo.

Probablemente en su momento haré un comentario extenso sobre la serie, cuando termine de verla en su integridad, en versión original, lo que me está llevando varios años, lo que tardan en salir las distintas temporadas a la venta. Pero dejando de lado estas consideraciones, ayer me hizo gracia una escena.

Seguramente, todos los que manejamos asiduamente el correo electrónico estamos familiarizados con el concepto de spam. Ese correo publicitario, no deseado, que invade nuestros buzones electrónicos. Este tipo de correo fue denominado así en honor a una famosa escena cómica de los británicos Monty Python, que con toda seguridad podréis encontrar en YouTube con una mínima habilidad a la hora de buscar. Pues bien, originalmente el spam fue un tipo de carne enlatada y el nombre se origina en que en inglés se llama a este tipo de carne SPiced hAM. Y en una de las escenas del episodio titulado Fish Story (Histora de Peces), vemos a Chris Stevens (John Corbett) en la tienda de Ruth Anne (Peg Phillips) detrás de una pila de latas de spam. Me hizo gracia. La imagen a continuación.

Chris Stevens en la tienda de Ruth-Anne tras una pila de latas de Spam

Chris Stevens en la tienda de Ruth-Anne tras una pila de latas de Spam

Tras esta pequeña e intrascendente anécdota televisiva, quedé con unos amigos a tomar unos chismes pero salí pronto de casa y, dando una vuelta por el centro de la ciudad, me encontré con una de las actividades de Trayectos, pequeños espectáculos de danza en la calle, que estaban programadas para este fin de semana, mezclada con las acciones reivindicativas de los colectivos de gays y lesbianas para normalizar en la escuela la consideración hacia estas minorías. Llevaba una cámara a mano, pero no estuve muy inspirado. Y además, preocupado porque la batería estaba en las últimas. No se pueden hacer fotos con estrés. Pero bueno, os dejo algo. Son de la Compañía Fernando Hurtado de Andalucía.

Tras los espectadores de la danza, una bandera reivindica los derechos de los gays y lesbianas

Mientras los espectadores esperan el comienzo del espectáculo de danza, se despliega una bandera de los colectivos gays y lesbianas.

Cada danzante a su rincón

Los danzantes evolucionan en lo que pretende ser un cuadrilátero de boxeo, realizando su particular versión de un "combate".

Saludando al público

Al finalizar el espectáculo, los danzantes saludan y brindan con "champán" por el público que les aplaude.

El “kitsch” se muere, o parte de él

Cine, Música

En la entrada en español de la Wikipedia encontramos la siguiente definición de kitsch:

La palabra kitsch se origina del término alemán yidis etwas verkitschen. Define al arte que es considerado como una copia inferior de un estilo existente. También se utiliza el término kitsch en un sentido más libre para referirse a cualquier arte que es pretencioso, pasado de moda o de muy mal gusto.

Yo, qué queréis que os diga, desde ese punto de vista tanto la figura de Michael Jackson como la de Farrah Fawcett siempre he pensado que cuadraban bastante bien dentro del concepto de kitsch. Y los dos han fallecido con pocas horas de diferencia.

La música de Jackson en su momento de mayor gloria nunca me atrajo mucho. Era el pop más discotequero, superficial, realizado con abundancia de medios; un producto comercial, como muchos otros que recibió una especial atención mediática, y una abundante promoción por parte de su empresa discográfica. Contra todo esto no tengo nada. Supongo que en su estilo tenía calidad. Así que no merece la pena discutir más.

Pero el cantante de Indiana era mucho más que eso. Era una imagen. Y desde mi punto de vista, una imagen negativa. La imagen de quien no quiere ser lo que es. Quien tiene la necesidad de ser otra cosa, no necesariamente mejor. También es una parafernalia. Una parafernalia que lo encuadra perfectamente en ese concepto de kitsch. Y que a mí siempre me dio un poco de grima.

El personaje también tenía su lado oscuro. Siempre existió la sospecha de que su pasaje bíblico favorito fue aquel de “dejar que los niños se acerquen a mí”. Y no precisamente para obras de caridad. Aunque nunca hubiese un juicio penal contra él, el hecho de que hubiese un acuerdo económico con sus acusadores no elimina precisamente las sospechas. En cualquier caso, fuera inocente o culpable de prácticas pedófilas, su excentricidad no colaboró a aclarar las cosas.

A estas alturas de su carrera, tengo serias dudas de que pudiese aportar nada nuevo a la música. Pero indudablemente sus muchos seguidores se sentirán tristes y abandonados. Pues nada. Lo siento por ellos.

Farrah Fawcett tuvo que arrastrar tras de sí la gloria y el lastre de haber sido uno de los tres ángeles de Charlie originales. Como tal ángel, no me queda más remedio que reconocer que a mí me pilló en la plenitud de mis picores hormonales adolescentes, y por lo tanto, inevitablemente, la serie suponía una “poderosa atracción”. Aunque reconozco que mi ángel favorito siempre fue Kelly, interpretado por esa estupenda morena que era Jaclyn Smith. Digo el lastre, porque son muchos los actores televisivos cuya carrera posterior se ha visto condicionada por la imagen del personaje que los encasilló. Y con el tiempo, los ángeles de Charlie se han convertido en un producto absolutamente kitsch, algo que no ha podido ser borrado ni con las nuevas versiones cinematográficas, que si acaso han profundizado en los defectos del producto.

Recuerdo haber visto a la Fawcett en cuatro largometrajes cinematográficos. La fuga de Logan fue una película que vi hace mucho tiempo y de la que no recuerdo mucho la intervención de la actriz. Saturno 3 nos ofreció una interesante historia de ciencia ficción en el espacio, que tenía su interés, pero que tuvo un desarrollo desigual. En cualquier caso, en dicha película la actriz mostraba sus carencias interpretativas al mismo tiempo que mostraba sus encantos más atrayentes en algún fugaz desnudo. En Extremities tenía el papel estelar, y entraba en el terreno del drama, pero tampoco fue un éxito precisamente, y a partir de ahí dejó de ser una protagonista en el cine e incluso en televisión. Finalmente, la recuerdo en una de las pocas películas fallidas de Robert Altman, El Dr. T y las mujeres, donde hacía un papel secundario.

En resumen, una actriz que no supo trascender al de por sí intrascendente personaje de Jill Monroe, el primer angel rubio de Charlie. Pero me caía bien. Así que,… un poquito más triste sí que estoy hoy.

La muerte siempre se asocia al ocaso de la vida… así que hoy os pongo un ocaso en el Golfo de Nápoles.

Capri

El sol se pone en el Golfo de Nápoles, con la Isla de Capri vista desde la capital partenopea - Canon Digital Ixus 860IS

Libro: La reina en el palacio de las corrientes de aire

Literatura

Era inevitable. Después del tremendo cliffhanger con el que terminaba el segundo libro de la trilogía Millenium, La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, el impulso por leer cuanto antes el tercer libro de la saga era tremendo. Y esto habla de lo adictiva que me ha resultado la lectura de estos libros. Por lo que algo bueno deben tener. Así que voy a comentar el tercero y definitivo, por defunción del autor, libro de la saga. Aunque probablemente resulte un comentario sobre la saga en su conjunto.

La reina en el palacio de las corrientes de aire.
Barcelona: Destino, 2009.
ISBN 978-84-233-4161-0

En primer lugar, cuestionaré las traducciones de los títulos de las novelas al castellano. Entre el título en sueco del primer libro y el título en castellano había una “pequeña” diferencia. Pongo las comillas porque a mí no me parece que sean los mismos los hombres que “no aman” a las mujeres que los hombres que “odian” a las mujeres. Creo que conceptualmente hay una diferencia, pero pase.

En el segundo libro, frente a la chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, y que tiene bastante que ver con la trama actual del libro, el original sueco nos habla de la niña que jugaba con fuego… que tiene bastante que ver con el trasfondo histórico del personaje principal. Dos títulos que parece que tienen que ver, pero que no, que son distintos. Buff… no sé muy bien…

Pero es que en el tercero, el título en castellano no tiene que ver casi nada con el título original ni con lo que pasa realmente en el libro, salvo que uno le quiera ver contenidos filosófico-metafóricos raros. Lo de la reina en no se qué palacio con corrientes de aire… pues no sé; a ver si se nos va a resfriar la susodicha reina por estar en medio de las corrientes. Sin embargo, en sueco, el título original significa el castillo de aire que explotó. Y esta sí que es una metáfora sobre lo que pasa en el libro. Este sí que es un título adecuado. Vaya por delante que si muchas veces he opinado que habría que aplicar la máxima pena posible a esos delincuentes que ponen los títulos en castellano a las películas extranjeras, empiezo a pensar que con lo que ponen los títulos a los libros extranjeros habría que hacer lo mismo. Encima en este caso ni siquiera son originales, porque parece que se limitan a traducir los títulos con los que aparecieron en su versión francesa. Otros que también bailan, los gabachos,…

Pero vamos al contenido. Desde que estaba terminando el tercer libro de la trilogía, no pure dejar de pensar en La Guerra de las Galaxias. Me refiero a la trilogía de los años 70 y 80, no a la tontada más reciente. Veamos a ver cómo se me puede ocurrir a mí tan peregrina idea…

Aviso: En los siguientes párrafos puede haber indicaciones que desentrañen algunas fases de la trama. No mucho, pero algo.

  1. En el primer libro, nos encontramos un tipo relativamente mayor y una tipa relativamente joven que se ven involucrados en una aventura en la que colaboran y adquieren una confianza. La aventura se resuelve, pero queda abierta a nuevas peripecias, especialmente con el pasado familiar de la joven. Pensemos en Lisbeth Salander como una peculiar reelaboración de Luke Skywalker y en Mikael Blomqvist como su particular Obi Wan.
  2. En el segundo libro, comienza de lleno la lucha contra el lado oscuro. Además de nuestros héroes, se suman nueva gente al bando rebelde, mientras nuestra heroína comienza un recorrido para conocer la verdad sobre su pasado y sobre sí misma. De alguna forma, tenemos un paralelismo entre las aventuras de los rebeldes en el Halcon Milenario contra el Imperio, mientras Skywalker trata de encontrarse a sí mismo en Dagobah… para al final acabar saliendo al encuentro del malo,… que es su padre. Y todo termina en un tremendo cliffhanger, con las cosas que se han puesto muy negras, pero sin una resolución definitiva al conflicto. El papel de Yoda en la trilogía sueca probablemente haya que adjudicárselo al primer tutor de Salander, el abogado bueno.
  3. En el tercer libro, van confluyendo las acciones de todos, malos y buenos, para un enfrentamiento final en el que la “fuerza” alcanza su equilibro, y de alguna forma se hace justicia.

Definitivamente, encuentro sus paralelismos. Qué se le va a hacer. Estoy marcado por George Lucas de por vida. No sé si sentirme aterrorizado o celebrarlo.

Hasta aquí los posibles “destripes” del argumento.

Por supuesto, en estos libros hay mucho más. Así, tenemos el contenido de crítica social y política hacia la sociedad sueca, que por otra parte puede ser extrapolada a cualquier país con una democracia parlamentaria basada en uno o varios textos constitucionales. La falta de ética en las empresas, la decadencia de los medios de comunicación impresos tradicionales, la utilización de herramientas del estado para usos fraudulentos o para amenazar incluso el propio sistema de libertades de los ciudadanos,… Son diversas las aportaciones que realiza para la reflexión el autor de estos libros, un tipo evidentemente comprometido con las libertades ciudadanas, y que ha terminado por caerme muy bien. Lástima que esté criando malvas. Si realmente está representado en la historia por Blomqvist, además supongo que debe ser motivo de envidia por su éxito con las mujeres. Claro que a mí el personaje de Monica Figuerola creo que me produciría más miedo que deseo,… 1,86 de estatura, musculosa, policía… ufff. Pero honrada, la chica, eso sí.

Al igual que los anteriores volúmenes, y a pesar de su extensión, el libro se lee bien. Te induce a mantener la lectura. Te engancha. Es menos trepidante que el segundo volumen, la acción es más contenida. Es menos detectivesco que el primer volumen. Pero tiene mayor contenido político y social. Y globalmente está bien equilibrado.

Uno de los miedos que supongo que tendría la gente que leyó el segundo volumen es que, conociéndose la intención del autor de seguir escribiendo libros sobre estos personajes, podría terminar en un nuevo cliffhanger cuyo desenlace nunca podríamos conocer. Pues no. La historia se cierra. El ciclo iniciado en el primer volumen ha terminado. Sí es cierto que hay alguna trama secundaria y muy poco desarrollada que podría ser el inicio de nuevas historias. Por seguir con el ejemplo de Star Wars, en aquella historia de fantasía espacial, sabíamos perfectamente que fue de la hermana gemela del protagonista. Pero en la historia que ocupa, no sabemos que ha sido de ella (sí, también en esto hay paralelismos). Y en el último tramo del libro conocemos algún nuevo personaje, cierto abogado, que podría ser aprovechado en el futuro. Pero las tramas quedan cerradas.

La histora ha terminado; quizá nos gustaría haber sabido más de las aventuras futuras de Lisbeth, pero no va a ser posible. Por lo menos no nos quedaremos con las ganas de saber cómo termina. En su conjunto, una lectura muy entretenida. Muy recomendable.

Las andanzas de Lisbeth la llevan a visitar en París a su amiga Miriam Wu, un personaje secundario que tengo ganas de conocer en la gran pantalla. A ver si la sacan como me la imagino. Así que una foto de París.

Rue de New York

¿Me habré cruzado con Miriam Wu en mi último viaje a París? - Panasonic Lumix LX3

Los mundos de Coraline (2009)

Cine

Los mundos de Coraline (Coraline, 2009), 22 de junio de 2009.

Con la inevitable llegada del verano, el calor aprieta y la cartelera de cine, cual flor primaveral, se pone mustia. O en este caso, para el año 2009, según parece, se marchita por completo. Dos semanas de vacío cinematográfico llevaba. Cosa que no pasaba desde hace tiempo, salvo en períodos vacacionales. Así que ayer, decidimos poner remedio ante tal sequía fílmica, y nos arriesgamos a ver una película de animación.

Salvo por el riesgo de encontrar la sala con una proporción elevada de chiquillería que arruinase las posibilidades de disfrutar de la proyección con su masticar incesante de palomitas, sus comentarios, sus ganas de hacer pis, y todas esas cosas que pasan con los niños, parecía una opción razonable. El director, Henry Selick, es merecedor de nuestra confianza. Los antecedentes de James y el melocotón gigante y Pesadilla antes de Navidad lo avalan. Sí. Pesadilla… es de Selick, no de Tim Burton. Como mucha gente piensa, incluido yo hasta hace unos años.

El filme está realizado con la técnica de stop-motion, al igual que las dos antes mencionadas. Muñecos que son fotografíados fotograma a fotograma en laboriosa y ardua tarea, para luego pasar los fotogramas a velocidad cinematográfica dando lugar al movimiento. Es una de mis técnicas de animacion favoritas. También se puede utilizar con personas reales, y es especialmente utilizada para mostrar el movimiento acelerado de los eventos naturales. Por ejemplo, tomar imágenes a intervalos de varios minutos desde un punto de vista seleccionado, y luego pasarlas a 24 imágenes por segundo para ver la evolución acelerada del fenómeno.

Explicado lo cual, no hay duda. Técnicamente, la película es absoluta y totalmente irreprochable. A su vez, es una maravilla visual. Heredera de todos los productos de animación de la factoría de Tim Burton, no desmerece nada en absoluto de lo mejor que ha salido de ese entorno. Lo que es más cuestionable es que sea en 3D. La verdad es que es una técnica que no considero necesaria para contar esta historia, yo me cansé de llevar las gafas polarizadas. Creo que es una forma de intentar atraer por medios técnicos a la gente al cine. Pero este tipo de iniciativas suelen fracasar. A la larga, el buen cine se caracteriza más por las buenas historias que por la tecnología.

La historia se ha intentado vender para todos los públicos. Es decir, apta también para los adultos y no sólo para los niños. Bueno. Como está muy bien hecho, cualquier adulto con dos dedos de frente lo verá a gusto, sin problemas. Pero creo que sí que es básicamente un producto infantil. Lo cual no es ni bueno ni malo, sino lo que es. La historia es heredera del arquetipo reprsentado por Alicia en el País de las Maravillas, una niña que entra en un mundo paralelo, donde no rigen las mismas normas que en el mundo real, y cuyas aventuras le llevarán a un cambio trascendental en su vida. Está bien. Tiene ritmo y entretiene mucho.

No podemos hablar de interpretaciones. La voz de los personajes en el original corresponden a actores y actrices famosos. Pero nosotros vemos una versión doblada, que está bien y ya está.

En resumen, absoluta y totalmente recomendable para quienes gusten de la animación, al igual que para los niños y preadolescentes a los que puede ir dirigida el filme. Los adultos que no tengan más remedio que acompañar a sus retoños que no se preocupen. Seguro que es mucho mejor que la mayor parte de los pestiños que se ven obligados a deglutir cinematográficamente. Yo le pongo un ocho, con un nueve en la dirección.

Mencionar a Alicia, cuyas aventuras volveremos a ver reproducidas en el cine por “culpa” de Tim Burton el año que viene, me ha traído a la mente los laberintos… como el de Schönbrunn, en Viena.

Schönbrunn - Laberinto

Yo mismo con mi mecanismo, ante un gran espejo en el centro de uno de los laberintos de los jardines del Schloss Schönbrunn, Viena (Austria) - Panasonic Lumix LX3

La cara B de mis fotografías de Nápoles (y Roma)

Viajes

Llevamos casi medio año cumplido, y yo sigo con mi intención de revisar las fotografías despreciadas en su momento de los viajes que realicé el año pasado, el 2008. Son lo que ye he dado en llamar la cara B de mis álbumes fotográficos. Despúes de Venecia y Trieste, de Polonia, y de Munich y Salzburgo, comienzo con los días de vacaciones que pasé en octubre en Nápoles y alrededores, incluyendo una pequeña estancia en Roma.

A partir de ahora podréis encontrar las fotos en el álbum correspondiente de Flickr. Dejad pasad unos días si de momento hay pocas.

Castel dell'Ovo

Castel dell'Ovo - Canon EOS 40D, Tokina AT-X Pro 12-24/4

John Adams (TV), o cómo hacer una biografía televisiva

Televisión

Había oído hablar cosas buenas de esta serie, John Adams, de siete capítulos. La tenía grabada desde hace tiempo esperando el momento. Los actores principales son buenos. Paul Giamatti, Laura Linney, Tom Wilkinson,… entre otros. La recepción, estupenda… Una serie histórica. Ahí tengo yo mi debate eterno. Porque pocas veces los productores de cine o televisión histórica se permiten el lujo de ser fieles a la historia. Siempre parece que tengan que arreglar lo que ya ha sucedido. Como si no fuese lo suficientemente interesante o emocionante de por sí.

Por otro lado, el personaje histórico. De quien yo conocía poco. John Adams, uno de los padres fundadores de la patria para los norteamericanos. Qué peligro. Por que si en España somos dados a las “españoladas”, los yanquis también son muy dados a las “americanadas”. Pero bueno,… había que arriesgar.

En primer lugar, he de decir que la producción es lujosa. La reproducción de los lugares históricos, la ambientación, la caracterización de los personajes, todo ello nos deja boquiabiertos por el oficio con el que está realizada esta producción televisiva. Es impecable. Ya sólo por eso empieza a merecer la pena el acercarse a este tipo de producciones.

En segundo lugar, la historia… Muy interesante al principio, con los inicios de la revolución norteamericana, con la declaración de la independencia, con la lucha por el reconocimiento internacional,… luego, sin embargo, pierde ritmo. Los acontecimientos no se precipitan. Los períodos temporales se prolongan. Hay que considerar que mientras los primeros capítulos narran los acontecimientos que sucedieron en intervalos de semanas o meses, en los últimos nos cuentan períodos de años, incluso de décadas. El ritmo va cambiando y el centro de interés pasa de los acontecmientos a los caracteres. Conozco poco de esta parte de la historia norteamericana, pero por lo que he ido estudiando conforme veía la serie, sí que se han tomado alguna licencia respecto a cómo sucedieron las cosas, pero respetando lo esencial.

Y respecto a los caracteres, es aquí donde vamos a lo esencial. Lo importante es el retrato, longitudinal en el tiempo, evolutivo, que nos hacen de un personaje clave en la historia norteamericana. Trabajador, erudito, estudioso, pero terco, excesivamente franco. Y muy dependiente en sus momentos de más éxito de la influencia, sensata, racional, de su mujer. Muy interesante también la interacción con el personaje de Thomas Jefferson, interpretado por Stephen Dillane. Amigo intelectual y al mismo tiempo enemigo político, marcaron la división en la política norteamericana que persistió hasta su conflicto civil, varias décadas más adelante; el conflicto entre el poder federal y el poder de los estados constituyentes. También muy interesantes, se hacen cortos y escasos, los intercambios entre Abigail, la esposa de Adams, y Jefferson. Da la impresión de que siempre queda algo detras sin contar o sin salir a la luz.

Acompañando la riqueza de los caracteres tenemos unas más que excelentes interpretaciones, que apoyan sin fisuras la excelencia de la producción.

En resumen, no es perfecta, quizá porque la obligación autoimpuesta de cubrir cincuenta años de la historia de los Estados Unidos, que sucedieron a muy distinto ritmo y en muy distintas circunstancias, es muy difícil. Pero por lo demás una serie altamente recomendable para quien guste de la buena televisión y del buen cine.

Habiendo sido durante varios años embajador ante la corte de Luis XVI,… pues hoy,… una foto de París.

Cielo y Etoile

Arco de Triunfo de L'Etoile - Panasonic Lumix LX3

La insoportable alegría de ser mediocres

Deporte, Política y sociedad

Este sábado pasado quedé a tomar un café/unas cervezas a media tarde. Charrar un rato y esas cosas. Nos dimos una vuelta, aunque la tarde estaba pesada; el calor era bochornoso y había amenaza de tormentas que no llegaron a descargar plenamente sobre la ciudad en ningún momento.

Tarde de tormenta

Nubes de tormenta amenazan la ciudad de Zaragoza - Panasonic Lumix LX3

Como estábamos cerca del Ebro, decidimos pasar a ver el ambiente del “mercadillo goyesco” que se habían inventado para este fin de semana, y que estaba instalado en el Parque Macanaz. Lo de “goyesco” desconozco a qué se debe… Salvo un tipo vestido de bandoleros, todos los demás eran iguales a los de los “mercadillos medievales”. Vamos que se podían haber esmerado un poco. De todas formas, había poco ambiente. No sé si por el miedo a la tormenta, no había mucha gente. La mayor parte se encontraba alrededor del soplador de vidrio, que aun tenía un poco de salero. Pero ni siquiera se acercaban a los ensayos de un cantaor flamenco que estaba allí, el hombre, desgañitándose.

Bandolero

Recién llegado de Sierra Morena... supongo - Panasonic Lumix LX3

Vidriero

Artesano del vidrio mostrando su destreza - Panasonic Lumix LX3

Cantaor

Cantaor desgañitándose ante la indiferencia del respetable - Panasonic Lumix LX3

Pero lo que si resultó significativamente diferente de la tarde-noche zaragozana fue la celebración del ascenso del Real Zaragoza SAD a primera división. Esto desató un fervor, un entusiasmo y una alegría desbordada que me resulta difícil de comprender. No me gusta el fútbol, por lo tanto, carezco de las filias y fobias tribales que suelen afectar a los aficionados a este espectáculo. Quizá por eso no entienda que se celebre por todo lo alto que un equipo, el único de una ciudad de cerca de 700.000 habitantes, con un presupuesto relativamente elevado, pase de la mediocridad absoluta de estar en segunda división a la mediocridad relativa en la que bucean muchos de los clubes de primera división. Entendámonos, respeto a los clubes que están en segunda división porque las condiciones sociales y económica de su entorno les impiden llegar a más, o mantenerse en la presunta élite de ese deporte. Equipos como los de Huesca, Soria, Jérez, y otros… ciudades de tamaño modesto, con escasa masa social, con dificultad para vender derechos televisivos debido a las bajas audiencias que arrastran son dignos ocupantes de una plaza en esa categoría, y tienen todos mis respetos. No los considero mediocres, pues dan lo que pueden dar de sí mismos. Pero, ¿una entidad como el Real Zaragoza? Vergüenza les debería de dar, en lugar de mostrar tamaña alegría y someterse a un baño de masas, especialmente cuando las masas discriminan tan poco lo que es meritorio y lo que no.

Pero como fenómeno social,… ahí queda. A riesgo que me consideren un “mal patriota”, “mal defensor de la ciudad”, siempre me ha caído regular tirando a mal esa sociedad anónima deportiva que lleva el nombre de la ciudad en la que vivo. Soy así. Nadie es perfecto.

Visto el ambiente… nos fuimos a casa. Yo me puse el DVD de Desayuno con diamantes. Algún día tengo que habla de la película y de la novela…

¿Abanderados, o en-banderados?

No hacía frío, no, para que se tuviesen que abrigar con las banderas - Panasonic Lumix LX3

Oé,... oé,... oé,... no hay nada como tener algo inteligente que decir

Oé, oé, oé,... no hay nada como tener algo inteligente que decir - Panasonic Lumix LX3

Todos a la Plaza de España

Todos a la plaza de España... corre, que llegamos tarde - Panasonic Lumix LX3

Libro: Ligeramente desenfocado

Fotografía, Literatura

Cuando Robert Capa desembarcó con las tropas norteamericanas en Omaha Beach, una de las playas normandas donde se realizó el desembarco aliado en Francia, fotografió lo que pudo aquel infierno, hasta completar cuatro carretes; 144 imágenes. Estos carretes fueron inmediatamente mandados a revelar y a procesar, y un laborante de Life los sometió a una temperatura excesiva estropeando la emulsión. El fatídico resultado fue que sólo pudieron ser aprovechados 11 fotogramas, que no se veían con excesiva nitidez. En los pies de foto, Life puso que las fotografías estaban “slightly out of focus“, ligeramente desenfocadas, como consecuencia de la azarosa situación en la que se encontraba el fotógrafo, inmerso en una batalla durísima y sangrienta. Ese “slightly out of focus” es el título que eligió el propio Capa para el libro en el que relató su crónica personal de su intervención como reportero gráfico en la II Guerra Mundial.

Ligeramente desenfocado.
Madrid: La Fábrica Editorial, 2009.
ISBN: 978-84-92498-87-1

Robert Capa, judío exiliado húngaro, quiso ser en primera instancia periodista, redactor. Pero acabó tomando en sus manos una cámara fotográfica, donde encontró su auténtico destino. No obstante, quiso tomar la máquina de escribir en 1947 para ofrecernos en palabras lo que de alguna manera ya nos había ofrecido en imágenes. Su visión y su vivencia de ese gran fracaso de la humanidad que fue la II Guerra Mundial.

La crónica se lee fácil, el estilo es directo; no hay alardes literarios. Va a contar lo que quiere contar, y ya está. Pero lo que es realmente importante es el tono. La ironía es constante. Capa hace gala de un humor excelente, incluso cuando está narrando los momentos más duros, aquellos que comprometían su integridad física, moral o sentimental. Sí, también sentimental. Porque en paralelo a su historia como reportero gráfico discurre la relación que tuvo con Pinky, apodo que le puso a la pelirroja Elaine Justin (en el libro aparece como Elaine Parker). Pero no sólo hay amor, también hay mucha tristeza. Y un reflejo del miedo que se siente cuando tu vida está en peligro constantemente.

Aunque la acción no abarca más que el período en el que participó en la contienda mundial, en el escenario europeo, no se olvida de España, donde comenzó su carrera como reportero de guerra en 1936. Según nos cuenta, entró en París subido en un carro de combate bautizado con el nombre de Teruel, lugar que visitó durante nuestra contienda nacional, y tripulado por republicanos españoles que peleaban en la 2ª División Acorazada del General Leclerc. También nos cuenta como, una vez liberado el sur de Francia, bajó al sur del país, y acompañó a un grupo de antiguos milicianos republicanos a una incursión en el Valle de Arán. El final de este episodio es uno de los que destilan mayor tristeza en el libro. Realmente, estoy seguro que Capa pensaba que a los aliados se les olvidó liberar Madrid tras Roma y París. Es de los que piensan que la lucha contra el fascismo no empezó en el 39, sino el el 36 en España. Poco agradecidos se mostraron los aliados ante este hecho.

No me quiero alargar mucho más. Encuentro la lectura de este libro muy recomendable. Tanto por su estilo, como por su tono, como por las reflexiones se suscita. Además esta ilustrado con una abundancia de fotografías del autor, de los acontecimientos que narra. Mejor que mejor.

La imagen más icónica de las que tomó Capa fue la muerte de un miliciano español en Cerro Muriano, Córdoba. Uno se la encuentra hasta en el S-Bahn de Berlín.

Savignyplatz (Estación)

Miliciano español en la estación de Savignyplatz, Berlín (Alemania) - Fujifilm Finepix F10

Un poco de humor, The Scientific Cartoonist

Ciencia, Humor

Uno de los blogs de divulgación que sigo habitualmente es Neofronteras. Me gusta. Es riguroso, variado, bien presentado, aunque sus entradas no son de las que siempre se puedan leer despreocupadamente si las quieres aprovechar. Exige que pongas algo de tu parte. Lo que también está muy bien.

Hoy nos ha hablado de temas algo áridos. Teorías de cuerdas, gravedad cuántica de lazos,… comentarios sobre las teorías que en el marco de la física buscan dar con la teoría del todo. No hablaré de ello. Siento curiosidad por el tema, pero me sobrepasa a la hora de comentarlos con coherencia. Pero me ha hecho una viñeta irónica sobre el tema de las cuerdas que incluía entre otras ilustraciones más sesudas. He visto que estaba atribuida a TheScientificCartoonist.com, por lo que me he dirigido a esta página… que he visto que está también dentro del ámbito de desarrollo de Neofronteras.

Lo primero que uno puede pensar es,… buff, humor para friquis,… de temas científicos incomprensibles para la mayor parte de los mortales. Pues algo de eso hay, pero también hay mucho humor del buen, fina ironías e incluso humor negro sobre diversas cuestiones de interés social, y no sólo científico. Aprovechando que el trabajo se distribuye bajo licencia Creative Commons, voy a reproducir algunas viñetas como ejemplo, y para animaros a visitar el resto.

Como buen blog científico y escéptico, no faltan las viñetas dedicadas a meter alguna que otra puya a las supersticiones de carácter religioso.

Diferentes grupos de formas biológicas de plancton confían en una vida mejor después de la muerte. Pero lo que paso es que simplemente se convirtieron en petróleo, después de todo.

Diferentes grupos de formas biológicas de plancton confían en una vida mejor después de la muerte. Pero lo que pasó es que sólo se convirtieron en petróleo, después de todo.

Claro que en general, no dejan tampoco de criticar a las masas de individuos en general, aunque bajo la metáfora del cardumen.

Espero que estos tíos sepan a dónde van.

Espero que estos tíos sepan a dónde van.

La clase política, y sus trastornos bipolares, también son objeto de crítica, incluso en un clase de cosmología.

El Big Bang produjo hidrógeno, helio, deuterio y una pequeña cantidad de litio. Desgraciadamente, no generó la suficiente cantidad de este último elemento para todos nuestros políticos.

El Big Bang produjo hidrógeno, helio, deuterio y una pequeña cantidad de litio. Desgraciadamente, no generó la suficiente cantidad de este último elemento para todos nuestros políticos.

Deben de ser hombres los que realizan las viñetas,… o mujeres con una gran capacidad de reírse de sí mismas, ya que son capaces de explicarnos lo que son los conjuntos disjuntos de forma… poco convencional.

Bien, continuamos con la teoría de conjuntos, hoy veremos el concepto de conjuntos disjuntos (A: lo que piensan las mujeres; B: lo que hacen las mujeres; C: lo que dicen las mujeres)

Bien, continuamos con la teoría de conjuntos, hoy veremos el concepto de conjuntos disjuntos (A: lo que piensan las mujeres; B: lo que hacen las mujeres; C: lo que dicen las mujeres)

El humor negro no está ausente; en este caso con un tema tan serio como la pena de muerte, mezclado con la conciencia ecológica.

Un silla eléctrica solar es un método de ejecución bastante ecológico, pero es una pesadilla para el convicto en días ventosos y parcialmente cubiertos.

Un silla eléctrica solar es un método de ejecución bastante ecológico, pero es una pesadilla para el convicto en días ventosos y parcialmente cubiertos.

Finalmente, habiendo yo dedicado mi tiempo al tema de la estadística aplicada a las ciencias de la salud, no puedo dejar de incluir una viñeta donde es protagonista una de mis muy queridas distribuciones normales de probabilidad.

Sabes, me siento siempre tan normal, tan aburrida... Algunas veces me gustaría hacer,... sabes... algo,... mmm... "Poissonian" (juego de palabras intraducible entre la distribución de Poisson y el significado de la palabra 'poison', veneno)

Sabes, me siento siempre tan normal, tan aburrida... Algunas veces me gustaría hacer,... sabes... algo,... mmm... "Poissonian" (juego de palabras intraducible entre la distribución de Poisson y el significado de la palabra 'poison', veneno)

En fin, dejaremos ya el humor científico, y os dejo con una imagen fotográfica de la máquina antepasada de los photomatones de toda la vida.

A modo de fotomatón de la prehistoria

Máquina fotográfica automática en el Deutsche Museum de Munich, Alemania - Pentax K10D, SMC-DA 40/2,8 Ltd.

Por qué Google triunfa y otros no, o busque, compare y encuentre algo mejor

Informática e internet, Viajes

Hoy no he visto tele mientras comía después de llegar de trabajar a casa. Directamente me he ido a comprobar unas cosillas en Google Maps a propósito del viaje que estoy preparando. Y concretamente me interesaban las vistas de satélite del centro de Basilea, Suiza. Por ver la orientación con respecto al sol de determinados lugares… cosas que tenemos los aficionados a la fotografía.

Pero he aquí que no funcionaba correctamente la vista de satélite. Y por lo tanto, no acababa de aclararme con lo que yo quería. Así que he decidido pasarme momentáneamente a la competencia. Me he ido a ver la imagen que me ofrecía Yahoo! Mapas. Y lo que he obtenido era lo siguiente…

Vista del centro de Basilea, Suiza, en Yahoo Maps.

Vista del centro de Basilea, Suiza, en Yahoo Maps.

Ejem,… ¿esperamos a que se vaya el nublado? En ese momento, ya me acompañaba una amiga que ha comenzado a partirse el pecho de la risa diciendo cosas como…

Tira, tira, aumenta el zoom, hasta que te pongas debajo de la nube.

Así, contritos, hemos vuelto a probar con Google Maps, y aquí ya nos ha aparecido lo siguiente…

Vista aérea de Basilea, Suiza, tal y como la muestra Google Maps.

Vista aérea de Basilea, Suiza, tal y como la muestra Google Maps.

Otra cuestión añadida. Las imágenes que he puesto están más o menos a la misma escala. Pero mientras en Yahoo! Mapas era el máximo aumento disponible, en Google Maps todavía nos podíamos acercar más.

Es obvio que Google Maps también tiene sus problemas. A la primera, no ha salido; pero el problema es pasajero. Ahora bien… las nubes que ensombrecen el futuro de Yahoo!,… parecen más duraderas. Creo que con el único servicio de Yahoo! con el que me siento a gusto es Flickr,… pero es que no lo inventaron en ellos y lo han modificado poco.

Os dejo con otra vista de Suiza, tomada por mí en Lugano, con nubes… pero en el lado correcto.

Vista de la ciudad de Lugano, Suiza, desde el Monte Bre - Canon EOS D60, EF 28-135/3,5-5,6 IS USM

Vista de la ciudad de Lugano, Suiza, desde el Monte Bre - Canon EOS D60, EF 28-135/3,5-5,6 IS USM