[Cine] Snow White and the Huntsman

Cine

Snow White and the Huntsman (2012), 13 de junio de 2012.

La película ha sido vista en versión original subtitulada y por ello conserva el título original en inglés. En la cartelera española es posible encontrarla en versión doblada como Blancanieves y la leyenda del cazador, título absolutamente estúpido, puesto que el cazador en cuestión es cualquier cosa menos de leyenda. En cualquier sentido que lo queramos mirar.

Con la cosa del fútbol, la cartelera de cine en Zaragoza ha estado esta semana pasada tan deprimida como la confianza en el sistema bancario patrio. Ningún estreno que mereciese la pena la consideración, y si algo quedaba razonable de semanas anteriores, con horarios poco apropiados a los intereses colectivos. Finalmente, este miércoles hubo una propuesta básica para pasar la tarde en el cine viendo este producto de marketing que me llenaba a priori de todo tipo de suspicacias.

Dirigida por un tal Rupert Sanders, esta nueva versión del famoso cuento, al contrario que el engendro que vimos hace poco que tenía tono de comedia, opta por el drama y lo oscuro. Aunque con variantes sobre la historia general, en general tenemos lo de siempre. Una reina mala, y con cierto toque Báthory, a la que han puesto el nombre de una bonita ciudad italiana, Ravenna (Charlize Theron); la princesita huérfana y (presuntamente) hermosísima, Snow White (Kristen Stewart); un cazador que la tiene que apiolar pero que se apiada de ella (Chris Hemsworth); siete enanos mineros más o menos chuscos; y en lugar de príncipe encantador, el hijo de un duque, William (Sam Claflin). Debe ser cuestión de la devaluación de las historias cinematográficas. Como añadido, y al más puro estilo lannister, la reina tiene un hermano tan rubio como ella y que se quieren mucho, Finn (Sam Spruell). Dejando aparte las adulteraciones de la historia que aquí o allá aparezcan, el conjunto en lo esencial es lo que se espera. Así que si alguien no sabe que al final la reina casca, es que es tonto o no ha estado en el mundo. Claro que algún truco se tienen guardado en la chistera, porque han anunciado una segunda e incluso una tercera parte.

Como curiosidad, un adelanto de la tercera “blancanieves” que nos llegará este año. Con aire cañí. A saber lo que sale de ahí.

Dotada de abundancia de presupuesto para la restitución de ambientes, la película vaga perdida lamentablemente sobre qué es en sí misma. Es una película de terror gótico centrada en la malvada reina. O ahora es una especie de País de las maravillas, con hadas, insectos raros, culebras peludas/musgosas. Claro que hay una serie de escenas que parecen fotocopiadas de la Tierra Media, de una cierta Comunidad del anillo, que va atravesando montañas, o montando en barquitas. No tampoco es eso, porque al final disfrazan a la princesita de Juana de Arco, dispuesta a lanzarse contra las murallas de Orleans. Es lógica semejante esquizofrenia. Parece que han necesitado como tres o cuatro guionistas para engendrar esto.

En el apartado de las interpretaciones, se salva claro está la reina. Primero porque es la más guapa. Diga lo que diga el estúpido espejito en la pared. Segundo, porque es de lo poco que sale en este filme que sabe interpretar. Tercero, porque tiene un saber estar que se come cualquier escena. La chiqueta que hace de princesita,… bueno, sabemos que sabe poner una cara. La de estreñida. Y que la utiliza en cualquier situación. Dicen que en Cannes han presentado una película en la que se quiere reivindicar como actriz seria, y que se despelota. No sé. Esta chica tiene algo de antilibidinosa. En fin. Por lo menos, no parece que vaya pasada de porros. El cazador es casi tan lamentable como cuando hace de superhéroe. Y los demás,… pasaban por allí.

Resumiendo, una película que si no se puede calificar de catástrofe total, si que es de una mediocridad conceptual, argumental e interpretativa más que notable. Que puede que entretenga a personas que acudan sin más interés que pasar un rato a la fresca en una tarde de verano, atiborrándose de palomitas con abundancia de grasa y sal, y litros de refrescos de cola para pasarlas. Que sin duda, adolescentes de todos los sexos y edades, encontrarán su camino por estos argumentos mediocres, como lo encuentran en las películas de vampirillos o de superhéroes, por donde deambulan algunos de los protagonistas del filme. Pero vamos. Poco más se puede rascar de esto.

Valoración

  • Dirección: **
  • Interpretación: *
  • Valoración subjetiva: **

Al igual que Mont Saint-Michel, el castillo del reino, está en la costa en una roca rodeado de agua y de un estrecho paso que puede quedar inundado por las mareas.

[Televisión] Inconmensurables Mad Men, y algunas novedades, unas más comentables que otras

Televisión

Se ha terminado la quinta temporada de Mad Men. Y esto es un acontecimiento. Luego lo comento. Mientras, van surgiendo algunas cositas para el verano. Como ya he contado, nada excesivamente llamativo. Evidentemente, ni me voy a molestar en hacer el mínimo caso de la nueva Dallas. Paso de lo que ya pasé cuando tocaba. Ha vuelto True Blood, haciendo más de lo que hace. Gore, risas, sexo, situaciones absurdas por doquier, y su protagonistas oficiales perdidos completamente en una trama sin pies ni revés, que se salva por las apariciones colaterales de secundarios con los que te partes. Ya veré si la termino. Bueno, eso digo siempre, y acabo viendo las temporadas completas de una forma u otra. Hace tiempo que perdieron el norte. Pero creo que les importa un rábano.

Un estreno que me ha llamado la atención. Amy Sherman-Palladino, la que fue responsable de aquella delicia tan divertida que fueron Las chicas Gilmore (Gilmore Girls), nos trae una nueva serie. Se llama Bunheads, y trata de una bailarina, Michelle (Sutton Foster) de Las Vegas que en un momento de bajón absoluto acepta una propuesta de matrimonio de un admirador, se casa, y se va con él a un pueblecito en la cosa californiana. Donde resulta que el admirador vive con su madre, una antigua bailarina de ballet, Fanny (Kelly Bishop), que dirige una academia de danza para adolescentes. Y parece que ambas tendrán que convivir. A ver. Esto es Las chicas Gilmore 2. La protagonista es prácticamente un clon de Lorelei Gilmore (Lauren Graham). La suegra no es que sea un clon de la madre de Lorelei. Es exactamente la misma actriz. Y a falta de una Rory Gilmore (Alexis Bledel) atorrando a la gente con su vida estudiantil y con sus novios entre lo macarra y lo metapijo, pues una colección de bailarinas adolescentes. Un pueblo raro, esta vez en la cosa oeste en lugar de Nueva Inglaterra, y una serie de vecinos friquis, que ya han apuntado maneras. La fórmula parece exactamente la misma. Lo que hace dudar de la frescura de las ideas. Salvo que el primer episodio, el piloto, es sumamente dinámico y divertido, a la altura de lo que recordábamos. Y sí. Estoy dispuesto a cambiar mi “amor incondicional” por la desaparecida por Lorelai, por su clon bailarín. Muy mona.

Mad Men (5ª temporada)

Yo cogí a los “hombres cabreados” ya empezados. Me perdí sus primeras tres temporadas. Y no las he recuperado. No sé si debería. El caso es que la cuarta temporada, me mantuvo pensando mucho si aquello que estaba viendo me gustaba o no. Por un lado, la producción de las serie, las interpretaciones, los guiones, me parecían de notable a matricula de honor, según momentos o situaciones. Pero los personajes de la serie… ¡qué poca empatía me producía! ¡Qué alejados me sentía de estos individuos machista, chulos,… no sé! Estuve en un tris de dejarla. Un producto puede estar muy bien hecho, pero si no te interesa de lo que te habla,… no hay nada que hacer. Pero aguanté. Y no quedé descontento de ello.

Esta quinta temporada ha sido distinto. No sé si es que desde el principio la vi con otros ojos, no sé si el zoubizou de Jessica Paré me dejó enganchado para siempre, o es que algo ha cambiado en la serie. El caso es que desde el principio quedé entusiasmado con lo que me estaban contando en mi ración semanal de estos doce capítulos (trece oficialmente, pero el primero fue doble y lo cuentan por dos). Todo el momento ha tenido su momento de gloria. Lo cual puede equivaler a tener su momento de infierno según los casos. Detallar ahora todos ellos sería largo, prolijo y complicado.

Pero sobre todo he empezado a apreciar el trabajo inmenso de quienes paren esta historia, de sus guionistas. Funcionan como un reloj. Los guiones parecen dibujados con tiralíneas para que el diseño encaje perfectamente. Por otro lado, a veces me da la impresión de que más que ver un serie norteamericana, estoy contemplando como los antiguos directores de la nouvelle vague se han reencarnado en quién sabe quién para devolvernos su mirada, de forma actualizada, al interior de las personas, de las parejas, de las relaciones en general. Renunciando eso sí a los modos de filmar de aquella notable generación francesa de realizadores de cine, para rodear el producto con el vistoso, cuidado, y nada improvidado envoltorio del Nueva York de los años sesenta.

Creo que no necesito decirlo. Lo que más lamento del final de la temporada, es lo que queda para la siguiente.

Rosas - Marinella Salvatore (PHE en el Matadero)

Al igual que estas adolescentes del montaje de Marinella Senatore en PhotoEspaña, hemos visto a la nueva señora Draper alejarse del mundo de la publicidad para dar el salto a Broadway, a donde sea que pueda y le dejen actuar. Si no la han contratado todavía, es que no vieron su baile de principio de temporada.

[Libros de arte y fotografía] Graciela Iturbide, la Factory de Warhol y Hopper

Arte, Fotografía

Como colofón a las entradas dedicadas a mi viaje del pasado viernes a Madrid, hoy os voy a hablar de libros. Esta es una manía que tengo cuando viajo a MadridBarcelona. Incluso a alguna otra ciudad europea. Visito ciertas librerías que me gustan especialmente, de las que hacen que me dé mucha envidia no vivir en esas ciudades, y me traigo algún libro. Esta es una actividad de riesgo. Merma tanto tu cuenta corriente, como el espacio siempre escaso en las estanterías de casa. En las dos ciudades españolas mencionadas hay librerías cuya especialización está en la fotografía. Kowasa en BarcelonaLa Fábrica en Madrid. Son dos tiendas muy distintas, de aspecto y orientación muy diferente. Pero no me atrevería a elegir una sobre otra.

Alineación

El libro de Graciela Iturbide me ha hecho pensar en blanco y negro, y os traigo algunas fotografías tomadas el domingo pasado, con la Canon EOS 5D Mk II y el EF 50/1,4 USM. Cerca de casa. En el entorno del camino de Miraflores.

En años anteriores, cuando he visitado PhotoEspaña, he organizado la visita de modo que la última exposición visitada coincidiera con alguna de aquellas que incluyen la librería oficial del festival. Bien en el Teatro Fernán Gómez, bien en el Jardín Botánico. Estas librerías son gestionadas La Fábrica, como muchos aspectos del festival. Esta empresa no sólo es editorial y librería, sino que en su conjunto es una actividad de gestión de actividades y bienes culturales. Y  en esa librería, y según lo visto, escoger algún recuerdo del festival de ese año. Este año incluía también la visita a MadridFoto que en años anteriores también tenía puestos de las librerías antes mencionadas y alguna otra, o alguna editorial especializada. Este año no ha sido así. El caso es que en fechas recientes recibí un correo electrónico de La Fábrica en la que se me anunciaba la reforma de su tienda física, también tiene tienda en internet, y como iba bien de tiempo, me pasé a visitarles. Y piqué como no podía ser de otra forma.

Traviesas

______

The Factory

Fotografías de Andy Warhol y otros fotógrafos de The Factory;
texto introductorio de Catherine Zuromskis

Editorial La Fábrica – PhotoEspaña; Madrid, 2012
ISBN: 9788415303725

Este libro es el catálogo de la exposición que se está celebrando en la sala de exposiciones del Teatro Fernán Gómez. Cuando escojo los libros que en ocasiones como esta me voy a llevar, lo hago bajo criterios muy subjetivos. Seguro que había otros catálogos que mostraban obras fotográficamente más interesantes. Pero tengo debilidad por la historia. La historia en general, o la historia de lo que sea. Y este libro, básicamente fotografías, nos presenta un fragmento de la historia de la cultura de la última mitad del siglo XX, que me parece muy interesante. Apasionante. Y ese es el motivo fundamental por el que lo elegi. Y no me arrepiento en absoluto. Lo estuve hojeando ya en el tren de vuelta, y todos los días desde entonces he encontrado un rato para dedicarle.

Alambrada

______

No hay nadie/There is no one

Graciela Iturbide (fotografías)
Editorial La Fábrica; Madrid, 2011
ISBN: 9788415303176

La editorial La Fábrica tiene diversas colecciones de libros, en los que presentan la obra fotográfica de formas diversas. Unas con más intensidad, de forma total, otras de formas más parciales,… hay para todos los gustos. El año pasado comenzaron a publicar libros de la colección Álbum, en la que reúnen trabajos concretos y escogidos de autores de reconocimiento internacional. En este caso de la mejicana Graciela Iturbide, cuya obra me había llamado en otras ocasiones la atención, pero de quien no tenía ningún libro. Cuando lo hojee someramente en la tienda, decidí comprarlo. Fotografías en blanco y negro, en formato cuadrado, en la que se nos muestran entornos humanos, pero sin la presencia explícita del ser humano. Gran maestría en el manejo de la tonalidad, las formas, la materia y sus texturas y la composición. Y por supuesto, en los conceptos que transmiten estas imágenes carentes de personas, pero en las que sentimos constantemente su presencia. Una buena compra, por un precio razonable. Van a publicar dos libros al año de esta colección.

Cruces

______

Edward Hopper – Pinturas y dibujos de los cuadernos personales

Edward Hopper (pinturas y dibujos); Deborah Lyons y Brian O’Doherty (ensayos)
Editorial La Fábrica – Museo Thyssen-Bornemisza; Madrid, 2012
ISBN: 9788415303794

Nada de fotografía en esta ocasión. Cuando vi este libro en una mesa de novedades, imaginé que se trataba del catálogo de la exposición que sobre el pintor Edward Hopper se habrá abierto al público hoy mismo en el Museo Thyssen-Bornemisza. Pero parece que no es así. Que la exposición tendrá su propio catálogo. En cualquier caso, hay que considerar que Hopper es uno de los pintores que más me gustan, si no mi favorito. Esto es difícil de decir, depende de otros factores y del momento. Ya tengo algún otro libro sobre el pintor. Y tengo otro titulado Edward Hopper & Company sumamente interesante en el que se analiza la influencia del pintor en los fotógrafos americanos del siglo XX, con abundancia de imágenes y fotografías. El libro que aquí nos ocupa nos presenta algunas de las obras del pintor, entre ellas algunas muy conocidas, junto con los dibujos y bocetos que el artista realizó en sus cuadernos como preparación para las mismas. Siempre me han atraído mucho los libros de arte que más allá de presentar la obra de los artistas, nos hablan de los elementos del proceso creativo. Tan interesante en muchas ocasiones como el resultado final.

Y bueno… ya vale. Habrá que contener gastos durante el resto del mes. Pero creo que merece la pena la compra realizada.

Cañaveral

______

[Fotografía] En PhotoEspaña 2012

Fotografía

PhotoEspaña (PHE) es un festival de fotografía que se celebra todos los años en Madrid entre los meses de junio y julio. Aunque algunas de las exposiciones pueden haber comenzado antes, y otras prolongarse hasta un par de meses después. Lo primero que me he cuestionado siempre es,… con el calorazo que hace en la capital en verano,… ¿qué clase de masoquistas piensa la organización que somos los aficionados a la fotografía para escoger estas fechas?

Claro que probablemente el mejor planteamiento para afrontar el festival no es ser un tipo de Zaragoza que se escapa un día, dos si tiene suerte, a ver cuantas más exposiciones mejor. Lo suyo es ser o vivir en la capital. Ir viendo exposiciones a lo largo de todo el período que dura el festival. Incluso te da tiempo a cogerte el cercanías y lo que sea e irte a ver a Chema Madoz en Alcobendas, a más de 15 kilómetros del centro de Madrid. Cosa que si estás en mi situación es poco práctica.

El arte y el capital

El arte, en primer plano, y el capital, en segundo,… dos elementos que sienten entre sí una relación de amor/odio. Este año el festival ha dispuesto de menos capital, pero creo que han salido bien parados. A mí, lo que he visto, me ha resultado en su conjunto más interesante que otros años.

Así que nada. Uno se apaña como puede, y aprovecha que en la T formada por Recoletos-Prado y Alcalá tienes un porcentaje elevado de contenidos de la sección oficial. Y que luego, para el tiempo que te pueda quedar, pues todo es cuestión de priorizar. Este año he repetido este esquema, empezando por las exposiciones en el Teatro Fernán Gómez, en Colón, donde me deja el tren de cercanías tras llegar en AVE a Puerta de Atocha, que son las únicas que están abiertas a las 10 de la mañana, para ir avanzando a partir de ahí. Aunque ya advierto que para organizarse, conviene visitar la web del festival y descargarse los folletos de las exposiciones (no lo hagáis en la página que reúne todos los enlaces, ya que hay errores; optad por descargarlos a través de los enlaces de la ficha de cada exposición). Ausentes en formato físico en las mismas. No sé si es una medida de ahorro, o que al ser los primeros días del festival no habían llegado a tiempo.

El festival suele tener un tema, que aquí no he encontrado claramente explicitado en ningún lugar. Pero en general podemos decir que este año se dedica a reflexionar sobre lo que somos, en el momento y en el mundo actual, y como hemos llegado hasta aquí. Y ahora sí, las exposiciones que he visitado.

Teatro Fernán Gomez

Asia Serendipity – Exposición colectiva. Un repaso a la obra de fotógrafos contemporáneos del continente asiático, desde oriente medio hasta japón. Muy diversa. En general me ha gustado, aunque como es propio en toda colectiva no todo me ha interesado.

De la Factory al mundo. Fotografía y la comunidad de Warhol – Exposición colectiva. A las gentes que convivían en la Factory de Warhol les gustaba tirar de cámara de fotos y documentar lo que pasaba alrededor. A partir de ahí, tenemos una crónica de quienes fueron y qué hicieron. Aunque tiene más interés documental que artístico, a mí me ha parecido muy interesante.

Reproducción de la Silver Factory

Reproducción del ambiente de la Silver Factory de Warhol en las salas de exposiciones del Teatro Fernán Gómez.

Casa de América

La tierra más hermosa. Cuba – Exposición colectiva. Algunos muy destacados fotógrafos españoles dan su visión de Cuba, con miradas que van desde los meramente estético, hasta lo comprometido políticamente. Nuevamente diversa en interés por la diversidad de los autores, pero simpática.

Eslóganes contradictorio (parte 1)

¿No encontráis una contradicción esencial entre algunos eslóganes de la dictadura castrista?

Eslóganes contradictorios (parte 2)

Suele pasar con todas las dictaduras.

Instituto Cervantes

Esquizofrenia tropical – Exposición colectiva. Tradicionalmente, en el Cervantes se acoge la obra de fotógrafos emergentes de la América latina, con una fuerte orientación hacia la fotografía documental y el reportaje social. El tema es que todos los años te da la sensación de estar viendo las mismas fotos, o los mismos temas. Pero bueno, siempre encuentras algo interesante.

Que rollo de exposición en el Instituto Cervantes

Hay formas de exponer las obras, como esta en el Instituto Cervantes, que son un auténtico coñazo. De verdad. Yo paso. Advierto a los autores y comisarios de exposición.

Círculo de Bellas Artes

Mar de afuera – Manuel Vilariño. No me queda claro que esta exposición pegue del todo con el conjunto del festival. Pero me han gustado mucho los paisajes de Vilariño, tan sencillos en su composición, que no simples, con la importancia que le da a las texturas y las materias. Menos me han interesado sus bichos.

Aquí estamos – Richard Avedon, Richard Billingham, Paz Errázuriz, Lilla Szász. Mezcolanza de de retratos o documentos sobre personas entre cuatro fotógrafos muy distintos, pero que se supone que nos pueden dar una visión de lo que es el ser humano. Como algunos otros más entendidos que yo, a pesar de que parece que estamos mezclando peras con melocotones, el caso es que la cosa funciona, y la exposición se ve con mucho interés. Las fotografías más llamativas, el famoseo de Avedon, que desde luego era un retratista excepcional. Lo más interesante para mí, la mirada de Lilla Százs, una fotógrafa húngara joven que tiene una mirada muy irónica pero sin mala leche hacia la gente que le rodea.

Caballeros de Bacongo – Daniele TamagniTamagni, que se encontraba presente en la sala y dispuesto a responder cuestiones, nos presenta unas bellas y paradójicas imágenes de los sapeurs, miembros de la SAPE (Societé des Ambianceurs et des Personnes Elégants) en Brazzaville, capital de la República del Congo. Contrasta la vistosidad de los trajes de estos dandis africanos con las condiciones de miseria que les rodea. Pero todo ello visto con empatía y sin regodeo en los aspectos sórdidos. Como le dije a Tamagni, no necesité explicaciones. Las fotografías hablaban por sí mismas.

Exposiciones en el cículo de bellas artes

La sala Minerva del Círculo de Bellas Artes siempre acoge alguna exposición teóricamente menor, pero que suele ser muy interesante. Como la de los “sapeurs” de Tamagni.

Comunidad de Madrid – Alcalá 31

Ansiedad de la imagen – Exposición colectiva. Una exposición ambiciosa, pero al mismo tiempo compleja. Un conjunto de fotógrafos y artistas de la imagen visual de todo el mundo que en su conjunto proponen una reflexión sobre las complejidades y complicaciones de la globalización y sus efectos sobre las personas. Interés diverso en las imágenes que se han visto, desde cosas que me han gustado mucho hasta otras que me han dejado muy frío. Las obras de  Matteo Basilé y algunos artistas asiáticos lo que más me ha impresionado.

Super 16 en Alcalá 31

Furtiva instantánea de un momento de la proyección de una obra de reproducción continua en película de Super 16, tomada a escondidas del fiero guarda de seguridad de Alcalá 31.

Museo ICO

La fotografía como intervención – Carlos Garaicoa. El cubano Garaicoa explora las miserias del medio urbano empezando por su Habana natal, pero extendiéndose por otras urbes del mundo. Obra variada en la que la fotografía puede ser el medio de partida pero sobre la cual interviene y añade elementos que modifican los significados de las imágenes que vemos. Nos cogió un poco fríos, a primera obra de la tarde, pero salimos con la sensación de haber visto algo interesante.

Exposición en el ICO (Carlos Garaicoa)

La fotografía no es la única forma que tiene Carlos Garaicoa de exponer sus conceptos.

Real Jardín Botánico

Espacio compartido – Exposición colectiva. Una diversidad de imágenes de una diversidad de autores contemporáneos sobre el mundo de los últimos 20 años. Había de todo, algunas cosas interesantes y otras menos. Me dejó un poco frío.

air_port_photo – Exposición colectiva. Aena nos trae una selección de piezas de su colección de arte fotográfico en una exposición que se aparta un poco de lo que es el tono del conjunto de lo visto, pero que es simpática de ver. Bueno, supongo que si patrocina y pone dinericos para la organización, tiene derecho como empresa a hacerse visible de esta forma.

Entre las fotos de AENA (Jardín Botánico)

La fotografía de Daniel Torrelló que contempla ese ciudadano no tenía título, pero es el interior y el reloj del Museo de Orsay en París. Muy característico.

Matadero Madrid

Nuestro trabajo nunca se acaba – Exposición colectiva. Exposición muy conceptual que busca reflexionar sobre el medio y la forma de desarrollar su trabajo los artistas. Para mis gustos y conocimientos, más curiosa que interesante. Me pilló porque estaba al lado del pabellón de MadridFoto, evento del que os hablé ayer.

Exposición de PHE en el Matadero

Aspecto de la Nave 16A del Matadero Madrid, con los audiovisuales de la exposición “Nuestro trabajo nunca se acaba”.

Rosas – Marinella Senatore. Un grupo de gente, aficionados fundamentalmente, se va a dedicar a crear una ópera popular durante unas semanas dirigidos por Senatore. Todo esto será grabado para que quede constancia audiovisual. El público puede entrar y contemplar los trabajos. También me pilló por estar de paso hacia MadridFoto.

Rosas - Marinella Salvatore (PHE en el Matadero)

Un grupo de niñas y adolescentes se preparaban para ensayar sus danzas bajo las órdenes de Marinella Senatore, en el espacio Abierto X Obras (antigua cámara frigorífica) del Matadero Madrid.

Y esto es lo que dio de sí para mí el día, además de comprar algunos libros que comentaré otro día. Hay cosas que se me han quedado en el tintero y que me gustaría haber visto. No sé si podrá ser lo de recuperarlas más adelante. Tal vez con el aliciente de la próxima exposición sobre Hopper en el Thyssen-Bornemisza. Lo que pasa que con el calor del verano, me va a dar una pereza ir a la capital…

En la terraza del Círculo de Bellas Artes

Finalizado el recorrido, lo único que me queda es recordaros que además de ver fotos también hay que hacer fotos. Como este señor en la terraza del Círculo de Bellas Artes de Madrid. O como yo mismo en ese mismo momento. Uy,… que recursivo.

[Fotografía] Un fotógrafo minutero en MadridFoto

Fotografía

Hace unos días comentando la película The Cameraman (El cameraman) hablaba de los fotógrafos minuteros. Pues bien, ayer en MadridFoto, patrocinado por una conocida y sobrevalorada marca de cerveza holandesa, había un minutero ejerciendo su labor a la vista del público. Conversé un poquito. E hice algunas fotos.

El proceso que sigue es sin película negativa, aunque sí que interviene un doble proceso negativo-positivo. Sobre una hoja de papel sensible toma una imagen negativa del objeto en cuestión, generalmente una persona que se quiere retratar. Sobre la marcha, revela, fija y lava la fotografía obtenida. Como es un negativo, mediante un aplique de la cámara, la sitúa a una determinada distancia del objetivo y la vuelve a fotografiar sobre otra hoja de papel sensible. Que nuevamente revela, fija y lava, obteniendo ya en este caso un positivo.

Actualización del lunes 11 de junio de 2012: No encontraba los datos del fotógrafo minutero en MadridFoto, pero ya han aparecido. Se trata de Michi Rodríguez, y podéis saber de él en www.fotografiaminueteracanaria.com.

Minutero (MadridFoto)

El fotógrafo minutero ajusta la cámara que básicamente es una maleta que duplica su función como cámara fotográfica y como cuarto oscuro para revelar y fijar el papel sensible.

Minutero (MadridFoto)

Una vez obtenido la primera copia en papel, en negativo, y con la imagen invertida, procede a fotografiarla de nuevo con la cámara.

Minutero (MadridFoto)

No necesité esperar los tres o cuatro minutos necesarios para completar el proceso para conocer el resultado. Cómodamente en casa, gracias a los medios digitales, puedo conocer el aspecto de la fotografía final, a partir de la anterior imagen.

[Fotografía] Feria internacional de fotografía MadridFoto ‘4

Fotografía

Cuarta edición de esta feria de fotografía, que desde hace tres años se viene celebrando en la capital del reino. A ver si nos entendemos con los más profanos en estas materias. Estos no es una exposición de fotografías. Esto es una feria. Y como la antiguas ferias de los pueblos, aquí a lo que vienen los más interesados es a comprar y a vender. Fotografía. Como inversión. Por coleccionismo. Para adornar la pared del salón con una fotografía original en lugar del típico póster en un marco mono. Por los motivos que sean. Esto es MadridFoto. Un mercado.

Contemplando obra,… o las obras os contemplan (MadridFoto)

Este retrato era una de las obras, de buen tamaño, sería cara, que más atraían la atención de los visitantes.

A mí me gusta la fotografía. Soy aficionado a la fotografía. Pero reconozco que a la hora de poner precio a una fotografía, soy un absoluto negado. Sólo algunas de las galerías que montan chiringuito en estas ferias ponen el precio en la etiqueta. En la mayor parte de las ocasiones tienes que entrar en diálogo con el galerista y tras una conversación que muestre que tienes interés, por cortesía, pues preguntas. Y esto, ¿cuánto cuesta?

Contemplando obra,… o las obras os contemplan (MadridFoto)

¿Interactúan las obras y los espectadores? Esos cruces de miradas…

Evidentemente hay algunos criterios “objetivos”. Que yo he deducido.

El nombre del artista es importante. Claro. Los fotógrafos conocidos o consagrados cuestan un ojo de la cara. Si yo voy y el pido a un galerista que me intente vender un paisaje que he hecho que me parece mono, y este accede, a mí que no me conoce nadie,… pues unas decenas de euros o unos pocos pocos cientos en la mejor de las situaciones. No va a ser el caso. Mis fotos son una afición, no una dedicación y no me meto en esos asuntos, suponiendo que tenga calidad para ello, que también es mucho suponer.

La técnica utilizada. Cuanto más laboriosa, artesanal, o exija la intervención del fotógrafo, más cara. Claro. Más tiempo a dedicado. Además, según la técnica, puede ser una obra única no reproducible y por lo tanto hay que sacarle rendimiento.

La foto y el soldadito (MadridFoto)

Junto a esta minimalista obra fotográfica, había un soldadito de juquete…

La foto y el soldadito (MadridFoto)

… muy germánico. ¿Formará parte de la obra? ¿Un toque de humor? Evidentemente,… un toque de corneta.

Derivado de la anterior, el tamaño de la tirada. Siendo una fotografía una obra reproducible, cuantas menos copias circulen de una obra, si esta tiene prestigio, más caras. Claro, si no te conocen, no tienes todavía “prestigio”, igual tienes que hacer tiradas algo más grandes, para compensar con volumen de ventas los precios bajos. El mercado en acción.

El tamaño de la foto es realmente un aspecto que parece importar mucho. Uno pensaría que tratándose de obra artística, habría otros parámetros más importantes… pero no sé oye… a veces me cuesta… Pero bueno, yo soy poco más que un “analfabeto” en estas cosas. Seguro.

Diferencias, por supuesto, y estas sí que las entiendo, entre copias de época y copias actuales. Esto especialmente se nota con los autores ya fallecidos.

Fotografías solidarias (MadridFoto)

En todas las ediciones ha habido espacio para proyectos diversos, más populares o alternativos. En este caso, uno solidario con la infancia en la India.

Ayer descubrí que quién sale en la foto es importante. Si una galería vendía fotografías con retratos de gente famosa, pues no es lo mismo que el retrato sea de Marilyn Monroe, en cuyo caso el tema rondaba los 6.000 euros, que si es Miles Davis, que se queda en 2.000 euros. Sin que eso, desde mi modesto y probablemente equivocado punto de vista, tenga que ver con la calidad de la fotografía como tal fotografía (valores estéticos, valor documental, técnica empleada, etcétera).

Y entonces, un tipo que se siente atraído por el tema, pero que no va a comprar, ¿qué pinta en este sarao? Pues básicamente, para mí sí que es ir a una exposición. Me olvido por completo del mercadeo, y me dedico a disfrutar de las fotografías que me gustan, a horrorizarme con las que no, a extrañarme con las que no entiendo, y a intentar desasnarme un poco más en esta disciplina artística. Lo cual probablemente sea una empresa titánica… pero…

Date prisa con la foto que coge (MadridFoto)

Que miedo me dio. Pensaba que la mano iba a atrapar a la señora de la camarita antes de que esta terminase de hacer la foto.

[Viajes] Ayer, en Madrid, viendo mogollón de fotos

Viajes

Pues sí. Ya tenía ganas de airearme un poco por el mundo. Y ayer aproveché para acercarme por Madrid. Se juntaban una serie de cuestiones favorables. Ya ha empezado el festival PhotoEspaña 2012 (PHE12). Estos días se celebra la feria de fotografía contemporánea MadridFoto 4, que ha trasladado sus fechas a junio. Algunos amigos que me apetecía ver estaba disponibles a partir de la una y media de la tarde para comer, pasear, ver exposiciones y charrar. El servicio meteorológico anunció que las temperaturas iban a ser razonables.

Y todo eso sucedió. Ya os iré contando en distintas entradas lo que vi y aconteció. Por lo tanto, esta semana tampoco hay recomendaciones semanales de lo encontrado en internet en materia fotográfica. Bastante tengo con lo de ayer.

De momento, os dejo con unas cuantas fotos de la capital.

Llegando a Madrid-Puerta de Atocha

Puntual como siempre, el AVE que sale en torno a las ocho de la mañana de Zaragoza, llega a Madrid. Con tiempo de tomarse algo antes de empezar a ver mundo.

Colón y las horribles torres

Por ser la exposición que más temprana abre, me dirigí a Colón, al Teatro Fernán Gómez. La mejor forma de aprovechar el tiempo.

Haciendo tiempo en los jardines de Casa de América

El siguiente paso era la Casa de América, pero tuve que hacer tiempo 5 minutos en los jardines a la espera de que abriesen la exposición.

Correos

Saliendo de la Casa de América en dirección a la calle de Alcalá, paso cerca de la imponente mole del edificio de Correos.

A los soldados españoles se les ve la pluma

Y cuando ya llegaba en la calle de Alcalá a la sede del Instituto Cervantes para la siguiente exposición, me encontré con estos soldaditos montando en autobuses. Algún malintencionado diría que últimamente a los militares españoles se les ve la pluma.

Desde la terraza del Círculo de Bellas Artes

Casi enfrente del Instituto Cervantes, también en la calle de Alcalá, está el Círculo de Bellas Artes, con un buen número de exposiciones. Tras visitarlas y, mientras hacía tiempo a que llegaran los amigos para comer allí mismo, me subí a la terraza. Tengo mejores fotos de otras ocasiones.

Japonesa suicida en la calle de Alcalá

Ya con compañía, seguimos con exposiciones en la calle de Alcalá, nos dirigimos a la sala de exposiciones de la Comunidad de Madrid. Casi presenciamos la muerte de esta japonesa kamikaze que se lanzó a la calzada justo cuando arrancaban aquellos coches y autobuses.

10 cms más arriba y lo dejan redondo a 646 m

Camino del Jardín Botánico, tras visitar la sala de exposiciones del ICO, pasamos por el lateral de las Cortes. A dos metros de altura en la pared estaba esta señal. La altitud la marcan las líneas horizontales dentro del óvalo, según creo. Si la ponen 10 cm más arriba o 90 cm más abajo les queda una cifra redonda. ¿Por qué lo dejarán así de decimal?

Jardín Botánico

En el Jardín Botánico descubrimos que el rey Carlos III de Borbón tenía una buena trompa por nariz. Si lo ve su descendiente en el trono actual,… muerto…

Jardín vertical de Caixaforum

A última hora a un me dio tiempo a comprar unos libros en La Fábrica y a pasar a gran velocidad por la exposición de Piranesi en el Caixaforum. Y echar un par de fotos en el jardín vertical que tanto me gusta.

[Televisión] Cosas de series: Tetas y culos medievales y playeros, finales de Game of Thrones y Magic City

Televisión

Las últimas semanas las hemos dedicado a comentar finales de temporada y de alguna serie. Hoy también. Pero quiero dejar constancia que hay algunas series nuevas, de las veraniegas que están apareciendo. Hasta ahora son más de entretenimiento intrascendente que otra cosa. Pero tengo cierta curiosidad por ver cómo evolucionan dos. Una canadiense, Continuum, que combina la ciencia ficción y el policiaco, que puede tener su punto, y con una protagonista, Rachel Nichols, muy mona. Casi demasiado. La otra es una británica, con más empaque dramático, Hit & Miss, que va de transexual asesina a sueldo, que tras la muerte de una antigua novia cuando todavía figuraba como chico, se encuentra al cargo de los cuatro hijos de la finada, uno de los cuales es suyo. Protagonizada por Chloë Sevigny, a la que me está costando visualizar como transexual. Pero bueno, ya veremos.

En otro orden de cosas, he abandonado The Killing. Eventualmente, tiene capítulos excelentes. Pero globalmente me estaba resultando un peñazo con una historia perdida dando vueltas sobre sí misma. Además el ambiente eternamente lluvioso del noroeste americano me estaba deprimiendo. Adiós.

Y ahora vamos a los finales de temporada de dos series que tienen algo en común. Abundancia de tetas y culos.

Magic City (Temporada 1)

Breve temporada de ocho capítulos para esta historia ambientada a finales de los 50 y principios de los 60 del siglo XX, en Miami (Florida), y en la que seguimos las tribulaciones de Ike Evans (Jeffrey Dean Morgan), un empresario hotelero judío, que está levantando un emporio pero bajo la sombra de la mafia local. Y por lo tanto, bajo la vigilancia de un fiscal de distrito que busca su gran éxito policial que le eleve en la política. Familia, amigos, mafiosos, empleados del hotel, constituyen el tradicional entorno de este tipo de dramas.

Con una producción y una realización excelente, la acción ha sido un poquito morosa. Como si dijeran, os vamos a presentar un poco de que puede ir esto, y si gusta ya entraremos a saco en próximas temporadas. No ha faltado acción, por eso. Varios asesinatos, tribulaciones económicas, apuestas amañadas, politiqueos,… y un mafioso que da mucho, pero que mucho, miedo.

Viniendo de las cadenas de cable americanas, no se corta con la utilización del sexo para atraer espectadores. Y en este aspecto, ha sido de las más generosas a la hora de mostrar tetas y culos para “promocionarse”. Muchas chicas guapas, entre las que destacan la mujer de Ike, la guapísima modelo y actriz Olga Kurylenko, y la espectacular y sensual sudafricano-australiana Jessica Marais, como Lily, la novia del gángster. Esta chica está que quita el hipo, y además le ha tocado lidiar con las escenas sexualmente más atrevidas y truculentas. Hipnotizado me tiene la chica de apellido tan francés. Y como siga con el gángster le auguro un final horrible, aunque de momento hayan llegado a un “arreglo” un tanto peculiar en su vida conyugal.

Game of Thrones (Temporada 2)

Alguien me definió hace un año esta historia de origen literario como un Señor de los Anillos con sexo. Una serie que al principio no me llamó la atención, un poco cansado ya de esta moda de las edades medias alternativas y con magias, lo cierto es que cuando le di su oportunidad a la primera temporada, me quedé enganchado como un memo. Fue divertidísima. Trascendía notablemente el concepto de Señor de los Anillos con sexo. Además de sexo había personajes mucho más complejos y menos lineales que la mera lucha entre el bien y el mal de Tolkien.

Nunca me he planteado leer la obra literaria en la que está basada. Ayer mismo en una librería pude ver los cuatro tomos de la historia ya publicados en español, y eran de un calibre tal que si fuesen obuses haría falta resucitar a un Gran Berta para dispararlos. Y esta pendiente de publicación en español de un quinto volumen, más dos que todavía no han sido paridos por su creador, George R. R. Martin (cuantas erres, como Tolkien; ¿esto también es una moda?). Y varias obras complementarias más. No veas tú que ladrillo. Mucho más cómoda la serie de televisión.

A “mis años”, es decir, con el escepticismo que me caracteriza en este tipo de historias, tampoco estoy para hacer un seguimiento detallado de las tramas. Así que habitualmente veo los capítulos relativamente perdido. Lo cual me la trae al pairo. Lo divertido de esta serie es que está muy, muy bien hecha, con unos guiones estupendos en sus diálogos y en situaciones concretas, y con interpretaciones magníficas. Especialmente entre los intérpretes de corta estatura. Ya adelanto que mis dos personajes favoritos son la niña Arya Stark (Maisie Williams), y el “pequeño de los Lannister“, Tyrion (Peter Dinklage). La primera por la viveza que sabe dotar al personaje, uno de los que más inteligencia pura demuestra en la serie. El otro,… por todo. Es divertido, dramático, ingenioso, se acompaña de guapas mujeres, y demuestra también que, si bien no es demasiado buena persona, vale mucho más que cualquiera de los otros altos y guapos.

El resto de los personajes también están muy bien. Hasta la sonsa de Sansa (Sophie Turner) empieza a tener su puntito. Me carga un poco el memo de Jon Snow (Kit Harington), que parece lelo no ligando con la estupenda pelirroja nórdica, Ygritte (Rose Leslie), que aunque recién salida de un culebrón británico bien merece la pena el desvío como dicen las guías Michelín. Y la rubia de los dragones, Danaerys (Emilia Clarke), que desde que dejó su apasionada historia con el animal aquel de la primera temporada, ha bajado muchos enteros. Sin embargo, por lo que comentan los muchos entendidos en este culebrón con armaduras, son dos de los personajes más importantes del conjunto de la historia. Mira tú.

En fin. Que no sé si me entero mucho del conjunto de la historia. Pero me divierto como un enano con los escasos episodios que cada temporada nos ofrece esta serie, que afortunadamente tiene mucho más que ofrecer que culos y tetas en bonito envoltorio televisivo. Que tampoco está mal. Ya, lo del ejército de zombies, o de espectros, o de lo que sean, que nos ofrecen como cierre de temporada… Uuuufffff… Por un momento he tenido visiones de la Cabalgata de la Compañía Gris a las órdenes de Aragorn, hijo de Arathorn, acompañado de un aterrado Gimli, hijo de Glóin, y de un indiferente Legolas, hijo de Thranduil.

¿El Muro de Hielo de Westeros? No, el macizo de la Jungfrau en los Alpes Suizos. Pero a mí, ya me vale.