[Música] Primer Día internacional del jazz

Música

El pasado mes de noviembre de 2011, durante la Conferencia General de la UNESCO, se estableció la fecha del 30 de abril como Día Internacional del Jazz. En las páginas de esta agencia especializada de la ONU, nos dicen literalmente lo siguiente:

El jazz es un estilo musical único que se originó en el sur de los Estados Unidos de América pero que tiene a la vez sus raíces en África y mezcla tradiciones musicales tanto africanas como europeas. Antes de la aparición de estructuras sociales de integración tales como el lugar de trabajo, el sistema educativo o los equipos de deporte profesionales, los grupos de jazz era un ejemplo de tolerancia, cooperación, improvisación y entendimiento mutuo. Además, el jazz era un espacio de libertad de expresión y emancipación de la mujer, es un ejemplo del poder de transformación de este derecho humano fundamental.  A lo largo del siglo XX, el jazz ha resultado ser un lenguaje universal escuchado en todos los continentes, siendo influenciado e influenciando al mismo tiempo otros tipos de música, hasta convertirse en elemento cultural de mestizaje universal y abierto a todo el mundo, sin distinción de raza, religión o nacionalidad.

Algunos miembros de la Dixie Rue del Percebe, banda zaragozana que hace poco menos de un año realizó un divertido concierto bajo las arcadas del Puente de Piedra de Zaragoza.

De entrada, he de decir que esta exposición de motivos, aunque quizá demasiado optimista, me parece en general justa y suficiente para que este estilo musical merezca la atención del público general durante al menos un día al año. Si bien es cierto que en lo que llevo de mañana no he visto mención alguna a este hecho en los medios de comunicación general.

El jazz nació siendo una forma musical popular de la comunidad afroamericana en Estados Unidos. Y ha influido considerablemente a la mayor parte de los estilos de música popular actuales, los cuales son hijos naturales, legítimos o bastardos, del jazz. Sin embargo, su propio desarrollo y las propias modas que espontáneamente surgen o vienen impuestas por la industria han hecho que el jazz se haya convertido en una música culta.

Para muchos, el apelativo “culto/a” se asocia a gente extraña, estudiosos o eruditos, que tienen aficiones no habituales, y en general, por lo menos en este país, no especialmente apreciados. Pero yo prefiero enfocar el término desde otro punto de vista. El jazz es una música que, por no formar parte del trasfondo popular y mediático habitual, debe ser cultivada para ser apreciada. La mayor parte de la gente que conozco, cuando le hablas de jazz, tuercen el morro. Es una música que encuentran difícil de entender. No forma parte de su experiencia cotidiana y, por lo tanto, sus improvisaciones, sus armonías, sus ritmos, sus sonidos suenan extraños para el público general. Es un fenómeno similar a lo que sucede con la música clásica. No olvidemos que Nina Simone describió el jazz como la música clásica de la comunidad afroamericana. Pero si te entra, si la conoces, si aprendes a apreciarla, es un estilo musical, o más bien una colección de estilos musicales, que te dará grandes satisfacciones. Sin duda.

Durante el festival de Copenhague, probablemente la ciudad que merece el título de capital europea del jazz, son numerosas las bandas que tocan su música en las plazas y espacios públicas, como este clarinetista ejecutando sus improvisaciones en Nyhavn.

Habitualmente escucho jazz. Pero como es un mundo inmenso, en el que fácilmente te puedes perder, lo que vengo haciendo en los últimos años como más de una vez he comentado en estas páginas, es tirar de la radio a través de ese maravilloso invento que son los podcast, que te permiten escuchar los programas de radio en tu reproductor de música preferido en el momento que tu prefieras. A continuación voy a poneros aquellos a los que yo estoy suscrito. Como sugerencia. Seguramente hay muchísimos más. Pero por algún sitio hay que empezar.

A todo Jazz: Juan Claudio Cifuentes, un clásico de la difusión del jazz en España, en Radio 3.

Jazz porque sí: De nuevo Juan Claudio Cifuentes, pero en esta ocasión en Radio Clásica, y con una selección un poco más… clásica, valga la redundancia.

L’home del jazz: De Pere Pons en Radio 4. El que sea un programa en catalán puede disuadir a alguna gente, especialmente a los más intransigentes en cuestiones lingüísticas. Pero sus dos horas de programación nos trae tanto jazz de actualidad como clásico. Y la música no conoce de idiomas nacionales. O por lo menos el jazz.

TSFJazz – Jazzlive: TSFJazz es una emisora de radio francesa con una programación eminentemente cultural, pero que musicalmente se centra en el jazz. Y el podcast que aquí enlazo se centra en la emisión de conciertos en directo.

Como ya he dicho, esta lista no pretende ser ni mucho menos exhaustiva, es lo que yo escucho, que me garantiza más de siete horas de buen jazz a la semana. Sin contar lo que puedan emitir otros programas no dedicados, o mi “fondo de armario” musical. Creo que como aportación personal a la celebración del primer Día internacional del Jazz no esta mal.

Como ya comenté en su momento hace una semana, en la celebración del día de San Jorge, la banda sinfónica del Conservatorio Superior de Música de Aragón incluyó en su repertorio algunas músicas de evidente origen jazzístico, que los jóvenes músicos tocaron con entrega y concentración.

[Fotografía] Recomendaciones semanales: encontrado en la web

Fotografía

Lo cierto es que, aunque he realizado mi selección de fotógrafos interesantes por lo menos para mí a lo largo de la semana, hoy no me siento con ganas de volver a repasarlos para hacer la selección final. Estoy vago. O un poquito desmotivado. Así que hoy haré un cambio de estilo en esta sección semanal.

En primer lugar, después de la repercusión que ha tenido en muchos lugares dedicados a la fotografía, y después de haber contemplado detenidamente las imágenes, creo que es necesario recomendar la visualización de las 53 fotografías que en su sección In Focus ha publicado The Atlantic, procedentes de los archivos municipales de la ciudad de Nueva York. Estos archivos incluyen fotografías de 160 años de historia de la ciudad, y muchas de ellas son de gran calidad documental y artística. Así que es un lugar interesante para tener en los marcadores favoritos.

Un pirulí

A falta de Nueva York, documentaré mi propia ciudad, Zaragoza. Lo nuevo...

De vez en cuando reseño en estas páginas algunas revistas de fotografía online. Lo cierto es que este tipo de páginas web han proliferado como las setas en otoño. Y las hay de todo tipo y calidades. Hoy os voy a proponer tres de ellas, pero sin destacar ningún artículo o fotógrafo en particular. Que cada cual se las navegue y decida por sí mismo. Ya digo. Hoy estoy vago.

F-Stop – A Photography Magazine: Esta gente no es de ahora. Llevan nueve años dándole al tema. Y realmente tienen propuestas muy interesantes. También en @fstopmagazine.

Finite Foto: Estos están en Nuevo Méjico. Los conocí recientemente, y aun me queda mucho recorrido para conocer lo que proponen con detalle. Pero creo que también son recomendables. También en @finitefoto.

Time Machine: Todavía jóvenes, van por su número cinco. En realidad creo que ya comenté algo de estos australianos que nos hablan de fotografía desde las antípodas, pero por si acaso no es así, os dejo la recomendación aquí. También en @timemachinemag.

Quiteria Martín

... y lo tradicional que todavía podemos encontrar por el casco antiguo de la ciudad.

[CineTren / CineFoto] Renovación de páginas y nuevo añadido, Al otro de las vías

Cine, Fotografía, Páginas personales, Trenes

Cuando comencé mis colecciones de películas de cine relacionadas con el ferrocarril o con el mundo de la fotografía, lo hice escribiendo mis reseñas como documentos en Google Docs. En aquellos momentos, era una forma ideal de elaborar con rapidez pequeñas páginas web, ya que dichos documentos eran fácilmente publicables como tal, con un aspecto limpio y claro. Sin embargo, este servicio de publicación fue evolucionando, y cada vez se ha ido orientando más hacia otro tipo de documentos, distintos de la web. Paradójicamente, hasta cierto punto. El caso es que ya no conseguía el aspecto despejado y agradable a la vista para las reseñas.

Por ello, he migrado ambas colecciones de reseñas de películas a sendos blogs en WordPress. Lo cierto es que el aspecto es mucho mejor, mucho más organizado, y mucho más sencillo y rápido de publicar. Lo debería haber hecho antes. O desde un principio.

Las direcciones son:

CineTren, el ferrocarril en la historia del cine: cinetren.wordpress.com

CineFoto, la fotografía en el cine: cinefoto.wordpress.com

De lo más claro, ¿no es así?

Aprovecho también para subir la reseña de una película que vi hace una semana en televisión con ambiente cinematográfico. Se trata de Al otro lado de las vías, un drama sobrenatural, que ciertamente no recomiendo. Salvo que alguien tenga la curiosidad ferroviaria. Pero bueno, ahí queda, en la colección.

La locomotora de vapor "Garrafeta" reposta agua en la estación de Cellers-Limiana, en su camino desde Lérida hasta la Pobla de Segur, allá por la primavera de 1999.

[Libro] El jardín de los Finzi-Contini

Literatura

Este libro de Giorgio Bassani me lo recomendó una compañera de trabajo nada más volver de mis vacaciones por Italia hace un mes. La novela se desarrolla en Ferrara, ciudad bien conservada, cuyo paisaje urbano, tal y como se describe en 1962 que era en 1938, es perfectamente reconocible en 2012. En cualquier caso, vaticinó que me gustaría. Cuando hace un par de semanas comenté a la salida de una película de cine que estaba leyendo el libro, una amiga que lo había leído me definió como “otro memo que se va a enamorar de la pedorra de Micól“, agresiva afirmación que me sorprendió. Así que he leído el libro con calma y cuidado para comprobar con detalle mis sentimientos hacia la protagonista de esta triste historia de la Italia de anteguerra.

El jardín de los Finzi-Contini
Giorgio Bassani (traducción de Carlos Manzano)
Fábula – Tusquets Editores; Barcelona, 2007
ISBN: 9788483100004

Rampari di Belfiore

Es fácil imaginar al joven protagonista de la película recorriendo con su bicicleta los senderos en los "rampari" de la ciudad padana.

La historia nos es contada en flashback y en primera persona por el protagonista de la historia. Un escritor que durante una visita a una necrópolis etrusca próxima a Roma recuerda la tumba de los Finzi-Contini en el cementerio judío de Ferrara. Perteneciente el narrador a la burguesía judía de la ciudad a orillas del Po, nos cuenta como veía cada final de curso a los hermanos Finzi-Contini, también judíos pero más aristocráticos, que se examinaban por libre en el instituto público, mientras estudiaban tras los muros de su inmensa propiedad. O cómo los entreveía en la sinagoga, a ambos AlbertoMicól. Será en 1938, ya un joven a punto de doctorarse cuando volverá a entrar en contacto con ambos. Como consecuencia de las leyes racista del fascismo, los judíos serán expulsados de distintas instituciones públicas y privadas. Así que un grupo de jóvenes se reunirá durante finales de verano y principios del otoño de ese año a pasar las tardes jugando al tenis en el jardín que da nombre a la novela. Y allí será donde el innombrado relator hará amistad con ambos hermanos y vivirá una historia de amor no correspondido por Micól, la rubia, guapa e inteligente hija de esta familia, que durará hasta el verano de 1939, cuando en vísperas de la guerra mundial todo acabará, y las vidas de los protagonistas darán un giro trágico como consecuencia del conflicto bélico.

He de decir que es una de las novelas que más me han gustado de lo que he leído en los últimos tiempos. El narrador, en quien muchos quieren reconocer al propio Bassani, o al menos un álter ego literario, nos desvela desde el primer momento el trágico final de los Finzi-ContiniMicól incluida, en los campos de concentración alemanes. Pero eso importa poco. Lo que hace importante esta novela es su capacidad para transportarnos vividamente a la Ferrara del momento. Su descripción de ambientes, de situaciones y de caracteres nos hace sentirnos una parte de esa vivencia. Como si fueramos unos invitados más a las ociosas tardes alrededor de la pista de tenis de los aristocráticos judíos, o en las trattorias ferraresas, o en las bibliotecas donde los jóvenes estudiantes redactan sus tesis. Si además conoces la ciudad y eres capaz de imaginar los recorridos de los personajes por la misma, mejor que mejor. El tono es siempre más nostálgico que trágico a pesar del triste final de muchos de los personajes. A pesar de sus sufrimientos del corazón, probablemente el narrador nos está contando la historia de la parte de su existencia en la que más vivo se sintió. Lo cual es puesto en letras cuando mantiene una hermosa conversación con su padre, en la que le aconseja sobre su romance fallido con la guapa Micól. Uno de los capítulos que más me ha gustado del libro.

Via Ercole I d'Este

Madona en uno de los muros del Corso Ercole I d'Este; al final del mismo se supone se encontraba la propiedad de los Finzi-Contini. Aunque sin madonas... eran judíos.

En cuanto a la aseveración de mi amiga sobre mi “enamoramiento” con la protagonista. Bueno,… me tendría que conocer mejor. Es cierto que la joven tiene todas las características de una mujer muy atractiva. Inteligencia, educación, hermosura, estilo,… Aunque la mayor parte del libro esta ausente del entorno del narrador, siempre es la protagonista del libro porque es la protagonista de sus pensamientos y sus sentimientos. Es el eje del libro. Y representa muchas cosas, además. Representa toda una época, toda una civilización, toda una cultura que se derrumba hasta prácticamente desaparecer con la llegada de los fascismos y la guerra mundial. Pero no es tan mi tipo como para que haya quedado rendido a sus pies. No he dejado de mantener un sentido crítico hacia la joven, que en la actualidad no dudaríamos en calificarla en su actitud hacia el joven sin nombre con calificativos poco elegantes.

De la novela se hizo una adaptación cinematográfica que también he tenido ocasión de ver en estos días. Dirigida en 1970 por Vittorio de Sica, es una película poco afortunada. Aunque muy fiel a las escenas que nos relata el libro, pierde casi por completo en la adaptación las sutilezas de los sentimientos del narrador y de la personalidad de quienes le rodean. Además, tiene un par de diferencias que no me gustan. El joven narrador, en la novela, rompe definitivamente con Micól imaginando más que teniendo la certeza de una presunta relación de la joven con otro personaje. Para mí es simplemente la excusa que se busca para poner distancia emocional en una relación destructiva. En la película se da por cierta, y eso desvirtúa el sentido de la historia. Por otro lado, en la novela, el destino de los personajes durante la guerra nos es contado someramente en un epílogo. Son otra historia. Sin embargo en la película se dedica una cantidad de tiempo excesiva a contarnos detalles sobre esta cuestión. Sobra.

En fin. A lo importante. Como ya he dicho, un relato que me ha impactado notablemente y que recomiendo sin lugar a dudas. Y que de paso me ayuda a cubrir un hueco en mis conocimientos literarios, y es que he leído poca literatura italiana de cierto nivel.

La naturaleza intramuros

Uno de los encantos de la ciudad es lo que denominan la "naturaleza intramuros", un inmenso espacio verde en el núcleo urbano, parte del cual lo puedes imaginar como lo que fue el jardín que da título al libro.

[Televisión] Cosas de series: …

Televisión

Es jueves, así que toca hablar de la televisión. O del cine en serie para la pequeña pantalla. No ha habido grandes novedades esta semana. Alguna sí.

Se ha presentado Veep, una sitcom de la HBO protagonizada Julia Louis-Dreyfus, la que salía en Seinfeld. Parece un poco suponer que pasaría si alguien tipo Sarah Palin llegase a la vicepresidencia de los Estados Unidos. Es decir, todos son una catástrofe, ella y su gabinete, y meten la pata con consistencia e insistencia. Todavía no me he definido. No sé si me va a gustar o no. Acompaña a Girls, que después del buen piloto tiene que demostrar que es consistente a medio y largo plazo.

En Fringe llegaron a su episodio 19 de la temporada, y eso quiere decir que tenía que ser especial. Y lo fue. Y muy divertido. Con viaje al futuro incluido. Me encantan estos capítulos que se salen de la línea principal. En cualquier caso, tenemos que estar a punto de enterarnos de si habrá una próxima temporada o no. Un día de estos. Parece que hay buenas probabilidades de que sí. Crucemos los dedos.

Pero están los que se despiden o parecen que cierran épocas. Ya se sabe hace tiempo que House MD termina ahora en mayo, para siempre. Pues bien, ya nos han presentado el caso final. El que dará puerta al peculiar doctor. Y el paciente… pues su amigo Wilson. De todas formas, me gustaría que recuperasen a la “esposa” ucraniana. A mí me caía bien.

Y la trama final de In Plain Sight que también está pronta a decir adiós, le quedan dos episodios de una corta temporadita de ocho, tiene que ver con el reaparecido padre de la protagonista. Y cuida que empiezan a cuestionar el statu quo sentimental de los protagonistas…

Grey’s Anatomy, uno de mis gulty pleasures, no parece que termine. Pero parece ser que los residentes que empezaron hace ocho temporadas en la serie ya terminan su quinto año de residencia, dejarán de ser médicos en formación, y se dispersarán por el mundo. Eso suena a excusa para renovar el reparto. Claro… una que da la impresión de desaparecer es… Meredith Grey, la que da nombre a la serie. Perderá un poco el sentido, ¿no? Salvo que se centren en la hermanastra más joven.

En fin. En las próximas semanas se verá. Además en mayo, esta sección estará entretenida porque afrontaremos muchos finales de temporada y/o de serie. Uno en la primera semana, cinco en la segunda, ocho en la tercera, tres en la cuarta,… Aunque como esta sección sale los jueves, ya veremos a que ritmo van apareciendo.

Esperando que pase la lluvia

En estos días de abril, con tiempo variable y extraño, muchos de los protagonistas que nos han ido acompañando durante años dan sus últimos pasos para pasar a otra dimensión, distinta de la emisión televisiva.

[Cine] Salmon fishing in the Yemen (2011)

Cine

Salmon fishing in the Yemen (2011), 23 de abril de 2012.

Esta película fue vista en versión original y, por consiguiente, conserva su título original en esta entrada. En España se ha estrenado también en versión doblada con el título de La pesca del salmón en Yemen.

Como ya comentaba hace un par de días, el trato para ir a ver The Hunger Games era que en el mismo fin de semana había que ver alguna película más adulta. Y nos decidimos por una de Lasse Hallström, director algo irregular del que guardamos muy buenos recuerdos por unas cosas u otras, y además la proyectaban en versión original, con un reparto que a priori tenía su interés. No es que hubiéramos oído hablar mucho de ella, pero es que ya se sabe que no hay relación entre la potencial calidad de un filme y su repercusión en los medios de cualquier tipo. El dinero es lo que manda. No la calidad.

Grupo

El domingo pasado seguí probando la Yashica Mat 124G, en esta ocasión con un par de carretes en blanco y negro. A la espera de los resultados, os dejo con algunas imágenes tomadas con la Panasonic Lumix GF1 que también llevaba encima.

Como consecuencia de las malas noticias que rodean constantemente las relaciones del Reino Unido con el mundo árabe, Patricia Maxwell (Kristin Scott Thomas), jefa de prensa del primer ministro británico, se lanza a la caza de buenas noticias al respecto. Así, se entera de que un excéntrico jeque yemení de nombre Muhammed (Amr Waked), solicita colaboración a través de la consultora que lo representa en Londres y en concreto de la eficiente Harriet (Emily Blunt), para transplantar salmones escoceses a los wadis yemeníes y poder practicar la pesca en su país de origen. Le encargarán el tema al doctor Alfred Jones (Ewan McGregor), funcionario del departamento de pesca, que considerará la cuestión una idea delirante, pero que se verá forzado a colaborar, en medio de la monotonía de su vida profesional y matrimonial. Durante la puesta en marcha del proyecto, Harriet recibirá la noticia de la desaparición en acción en algún lugar de Afganistán de su reciente novio el capitán Robert Mayers (Tom Mison). Por lo tanto en un momento dado, todos los proyectos personales o pesqueros en los que están involucrados los protagonistas se verán suspendidos en el aire, proclives al fracaso.

Filmada con un tono de comedia con toques dramáticos, el director aprovecha la realmente delirante idea de partida, absurda desde muchos puntos de vista aunque durante el filme se busque que empaticemos con los motivos del jeque yemení, para hacer un repaso a dos asuntos. Desde un punto de vista no especialmente profundo, cuestiona las formas de actuar del mundo de la política y de la administración pública, que incluso sumida en una crisis, es capaz de desviar esfuerzos hacia proyectos absurdos, cuando lo que importa no es el servicio a los ciudadanos sino los intereses de la clase política. Y a lo largo de todo el filme, y convirtiéndose en el tema protagonista con el paso de los minutos, las relaciones personales y románticas de los protagonistas. En este caso, claramente la tesis de la película es que por encima de otras cuestiones, para que una relación funcione, ha de haber un proyecto común que la empuje hacia delante. Rodada con competencia técnica y buen ritmo, la cosa funciona.

Pelusas

En plena primavera, las pelusas de los árboles alfombraban el camino a orillas del Canal Imperial de Aragón.

Y funciona entre otras cosas por el buen que hacer de los protagonistas. Kristin Scott Thomas constituye el lado humorístico fundamental del filme, junto con otros secundarios, generalmente en el entorno de las administraciones públicas y la política. Ewan McGregor hace, bien, un papel al que ya nos tiene acostumbrados. El de pasmado que en un momento dado despierta y se vuelve un tipo más proactivo para salir adelante de sus problemas. Un poco encasillado veo yo a este mozo. Pero la que da brillo al filme es Emily Blunt, derrochando encanto por donde pasa, y consiguiendo los momentos más dramáticos del filme con razonable solvencia y convicción.

En fin, una comedia dramática que quizá no pasará a la historia del cine como un gran peliculón, pero que se ve con mucho agrado, que produce algunas buenas risas, pero también algún momentito dramático. Sales del cine con buen sabor de boca y con optimismo, aunque quizá no sea una película de las que dejan mucho poso en el futuro. En mi caso sirvió para compensar el “esfuerzo” de ir a ver el blockbuster juvenil del viernes anterior.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ***
Geometrías variables

La luz del atardecer, tamizada por algunas nubes en el cielo, me proporcionaron luz suave en las dos horas que estuve con las cámaras. Veremos los resultados con la película cuando me la entreguen revelada.

[Cultura / música] Día de San Jorge, libros y música… y alguna, muy buena

Cultura, Música

Ayer, día de San Jorge, fiesta de la comunidad autónoma de Aragón. Día tranquilo, de salir a pasear. Más cuando la temperatura es agradable. Y a pesar de ciertas rachas de vientecillo que venían a incordiar de vez en cuando. Como viene sucediendo desde algunos años, y “gracias” a la crisis financiera que nos han impuesto los “mercados”, se acabaron los grandes fastos, los grandes espectáculos de animación callejera que disfrutábamos hace unos años en Independencia.

Confetti

El año 2009 fue el último con un espectáculo vistoso para San Jorge, que se cerraba con esta lluvia de confetti sobre los espectadores.

Pero algunas cositas sí que se hicieron en la calle. Yo pasee por el centro por la mañana. La tarde la dedicamos al cine, como ya comentaba ayer. Pero eso os lo cuento mañana. En fin, a lo que iba. Que por la mañana, paseo por el centro. Y como todos los años, los libreros invadieron Independencia con sus puestos y sus libros rebajados al 10% y sus claveles de regalo en tradición importada de nuestros vecinos del este.

Libros, libreros, autores, lectores y curiosos en Independencia

Un autor que acuede a firmar libros, combina con astucia la promoción de su libro con la protección del sol que pega en ese lado del paseo a las once y media de la mañana.

Tras pasar por los puestos de los libreros, opté por dirigirme con mi cámara de fotos a las actuaciones musicales programadas en algunas de las plazas de la ciudad. En concreto, a las 12 en  San Felipe, el grupo de música popular Zicután interpretaba sus melodías populares. Eso sí. Siempre tengo la sensación de que son melodías populares que casi nadie del “pueblo” conoce. Pero bueno, con sus instrumentos tradicionales y su trabajo de rescatar lo que sonaba hace tiempo en las fiestas, merecía la pena darse una vuelta.

Música y baile popular con Zicután en San Felipe

Con una flauta de tres agujeros y un salterio o chicotén para marcar el ritmo, este señor fue de los más fotografiados.

Música y baile popular con Zicután en San Felipe

No sólo instrumentos y música popular, sino también baile; mazurcas, polkas, valses, jotas, pasodobles... Menos mal que al final me han salido un par que realmente tiene origen en la península ibérica. Creo.

Luego, me dirigí a la plaza del Pilar donde a la una de la tarde tenía programada su actuación la Banda sinfónica del Conservatorio superior de música de Aragón. Acudía con ganas. Hace dos años, se programó una actividad para esta misma festividad en Independencia que se denominó Música para el futuro. En ella, pequeños grupos de músicos, estudiantes de los conservatorios de música de toda la comunidad autónoma, nos ofrecían sus saberes y su música. Y estuvo muy bien. Tocaban con ganas, servía para darse a conocer, y promocionaban la música de calidad en la gente.

Música para el futuro - violín y piano

Actuación en el día de San Jorge de 2010 dentro del programa Música para el futuro.

En esta ocasión, una única actuación de un grupo grande. Una banda sinfónica. Un tipo de agrupación musical que no hay que confundir con las típicas bandas de vientos que hay en muchas localidades. Esto es algo más ambicioso. Y no defraudaron. Por lo menos a mí y a algún otro aficionado a la música que había por allí. Para la gente más “popular” y de cierta edad que acudieron esperando pasodobles y ese tipo de cosas, quizá el programa resultó desconcertante. Pero es que durante una hora nos ofrecieron una variedad de obras clásicas y modernas, con arreglos para banda sinfónica, o directamente compuestas para este tipo de agrupación, que configuraron una oferta arriesgada para el auditorio y las circunstancias.

Música de calidad con la Banda sinfónica del conservatorio superior de Aragón en El Pilar

El director de la banda, Miguel Rodrigo, dirige los aplausos del público mientras la banda toca a sus espaldas. Y de fondo, la Lonja.

Yo disfruté conociendo obras como la Symphonic Jazz Suite de Frank Bencriscutto, o El Bolero de Ravel de Frank Uyttenbroek, entre otras. Un tono muy jazzístico que me gustó mucho. Pero no pasó lo mismo con algunas personas que no se lo pasaron bien hasta que en los últimos veinte minutos del concierto, hicieron una concesión a la festividad y circunstancias, y tocaron algunas jotas y pasodobles con aire de jota, procedentes de zarzuelas y similares. Ahí yo me aburrí un poco, pero los que andaban a mis espaldas se emocionaron. Diversa que es la gente. En cualquier caso, mereció la pena.

Música de calidad con la Banda sinfónica del conservatorio superior de Aragón en El Pilar

Alguna de las diferencias entre una banda sinfónica y las bandas tradicionales. La presencia de una sección de cuerdas que realmente enriquecen el sonido del conjunto. Y de fondo, la torre de la Seo. Qué bonito todo, ¿verdad?

Música de calidad con la Banda sinfónica del conservatorio superior de Aragón en El Pilar

También incluía una sección rítmica con batería y bajo eléctrico, para las piezas más jazzísticas. Y algunos solistas, como este trompetista y algún saxofonísta, que improvisaron a buen nivel.

[Cine] The Hunger Games (2012), y alguna reflexión sobre los ‘blockbusters’

Cine

The Hunger Games (2012), 20 de abril de 2012.

Esta película fue vista en versión original, y por ello se conserva su título en inglés. En España se puede ver también en versión doblada bajo el título de Los juegos del hambre.

En los últimos años, cada vez voy a ver menos blockbusters. Para quien no lo sepa, en el mundo del espectáculo, un blockbuster es un producto (película, obra teatral, etcétera) que supone un taquillazo, con una recaudación elevada. El equivalente al best-seller en el mundo editorial. Lo que pasa es que a partir de su concepción inicial, que no presupone nada sobre el tipo de película que se ha rodado, se ha pasado a un género en sí mismo. La de las películas diseñadas para ser un blockbuster. Con frecuencia películas de aventuras, con la espectacularidad como seña de identidad, muchos efectos especiales, grandes inversiones, repartos llamativos, fuertes campañas publicitarias, buscan atraer a muchos espectadores a la salas, y que se vendan las versiones para vídeo así como los productos derivados. Bandas sonoras, figuritas de juguete, videojuegos, y todo lo demás. Pero algo que he ido constatando con el tiempo es que el hecho de que algo se venda en cantidad, no significa que sea algo de calidad. Y la mayor parte de los blockbusters de la última época, son productos que desde el punto de vista del arte cinematográfico son prescindibles. Como la mayor parte de los best-seller, o de la música pop,… Así que cada vez consumo menos de este tipo de productos.

Una variante de los blockbusters son los orientados al público juvenil. O adolescente más bien. Sagas de películas basadas generalmente en best-sellers literarios, y que suelen integrar una trama aventurera para atraerlOS, y una trama romanticona para atraerlAS. Los dos productos más característicos en la última década de este tipo de productos son la saga de Harry Potter, de calidad irregular (he visto todas, algunas en el cine, la mayor parte en televisión), y la de Crepúsculo, de calidad nefasta (vi la primera de la saga en televisión, y no me he atrevido a acercarme más; pero los comentarios son lo que son). Da igual la calidad. Los adolescentes van. Consumen. No tienen criterio todavía, y se tragan lo que les echen siempre y cuando esté convenientemente publicitado. La película que hoy nos ocupa vendría a integrarse en esta corriente. Así que… dados los antecedentes… la probabilidad de que yo fuera al cine a ver este filme era más bien pequeña. Muy próxima a cero.

Siendo como es el día de San Jorge, día de la comunidad autónoma de Aragón, hoy daré un pequeño paseo por la comunidad. De la provincia de Teruel, el castillo de Peracense.

Pero se han dado una serie de circunstancias que me llevaron el viernes pasado a ver esta película. Hace un año aproximadamente, comentábamos tomando café en casa de una amiga con una hija adolescente la excelente impresión que nos causó Winter’s Bone, y la excelente interpretación como adolescente curtida, dura y decidida en medio de un paisaje humano muy hostil de la joven actriz Jennifer Lawrence, muy merecida candidata al óscar por ese trabajo. Y la hija adolescente comentó que esta actriz iba a protagonizar la primera entrega de la adaptación de unos libros que ella había leído recientemente. Lo que hoy nos ocupa. Inmediatamente, tiré de prejuicios y aseguré que seguro que todo era un bodrio del tipo comentado en el párrafo anterior. La chica, ni corta ni perezosa, me sacó el libro (en inglés, que la chica es muy aplicadita), y me retó. Léelo y ya me dirás. Lo leí muy por encima. Que no andaba yo con mucho tiempo. Mi opinión… sólo apto para adolescentes. Preferentemente femeninas. Pero no malo. Simplemente con un público objetivo muy definido. Un año después, vino la segunda parte del reto. Ver la película, con mi amiga, su hija, y un par de amigas de esta. Y luego comerse unas pizzas… Un ritual poco habitual para mí, a mis años, pero bueno. Potencialmente divertido.

El argumento de la película… Pues en una sociedad distópica futura, en lo que hoy llamamos Norteamérica, tras una guerra, se ha instaurado un régimen dictatorial, que tiene sometido a los distintos territorios. Y como recordatorio de quien manda, anualmente se celebran unos “juegos” en los que 24 adolescentes, dos por territorio, chico y chica, tienen que enfrentarse hasta que todos menos uno han muerto. Y del distrito más pobre, sale la protagonista, Katniss (Jennifer Lawrence) que se presta voluntaria cuando su hermana pequeña sale elegida. Así que asistimos a la preparación de los juegos, y al desarrollo de los mismos. La chica, eso sí, es muy independiente y habilidosa, habituada a cazar furtivamente para suministrar comida a su pobre familia, muy hábil con el arco.

De la provincia de Huesca, una vista del Tozal de Guara desde el dolmen de Ibirque.

Para lo que son las producciones actuales, la producción es “modesta”. No tiene los mejores efectos especiales, y ahorran mucho situando la mayor parte de la acción en un bosque. El director, Gary Ross, no es muy conocido. Hizo alguna cosa interesante allá por finales de los noventa y poco más. Tiene aciertos y fallos. En el lado de los aciertos, la película avanza con ritmo. Aunque mis recuerdos de la novela son difusos por la superficialidad con la que me acerqué a ella, tengo la sensación de que está bien adaptada. Con el fin de que la película sea para una gama de públicos amplia, han evitado las situaciones más escabrosas en lo que es ver a adolescentes matándose entre sí. También han suavizado el carácter de la heroína. Como recordábamos mientras comíamos las pizzas-cineforum, en una de las escenas más dramáticas, la heroína, en el libro, mata a un contrincante como venganza. En la película, la escena está rodada de forma que que lo haga en defensa propia. Un matiz no desdeñable. Más discutible es la forma de rodar y el montaje, que con cámara en mano y planos cortos, especialmente en las escenas de acción, acaba mareando un poco. O mucho, a ratos. Otros aspectos que podrían ser mejores es la ambientación. El distrito de la protagonista y sus habitantes parecen sacado de la época de la Gran Depresión; del pasado más que de un futuro indefinido. Poco imaginativos.

Todo el peso interpretativo lo lleva la protagonista. La Lawrence, en lo que le voy viendo, es una actriz muy competente en los papeles dramáticos. Y en gran medida, este que nos ofrece ahora es heredera de la Ree Dolly de Winter’s Bone. Cuando le toca poner sonrisas o mostrar alegría parece más panfilona. Y en general, hace un gran trabajo, siendo el principal aliciente del filme. Con un pero. Que será más o menos importante según como lo considere cada cual. El personaje de la novela es una chica de 16 años, físicamente más bien delgada y no muy alta. Ágil y fibrosa. Y Jennifer Lawrence es ya una mujer de 20 o 21 años, bien conformada, con formas redondeadas, que en determinados momentos cantan. Sobretodo cuando la sacan rodeada de auténticos adolescentes. Pero bueno,… lo hace bien por lo demás. El resto del reparto tiene una presencia mucho más secundaria, aunque tiene intérpretes de prestigio haciendo papelitos. Stanley TucciDonald SutherlandElizabeth BanksLenny Kravitz metido a actor, y otros. Los dos catetos que se supone constituyen el conflicto triangular típico romántico y pitagórico alrededor de la hipotenusa, pasan sin pena ni gloria.

Si tengo que resumir mis impresiones de esta película, sería alrededor de dos conceptos. Uno, la película es entretenida a ratos. Y su duración un poco excesiva. Es un espectáculo razonable para su público díana, a pesar de sus defectos. La virtudes que permiten esto es una historia bastante aprovechable, aunque no aprovechada, cosa de la que carecen muchos de los blockbusters actuales, y una heroína con la que empatizas, que te cae bien y que te preocupa. Mérito a medias de quien creó el personaje y quien lo interpreta. El otro,… pues que básicamente es una película que dejará insatisfecho al público adulto por la gran cantidad de oportunidades perdidas de hacer algo más profundo e intenso con unos buenos materiales que estaban ahí. Pero probablemente, la reflexión política, la violencia necesaria, y otros aspectos, hubieran hecho que esta película perdiera su norte, que es sacarle la pasta al público adolescente.

Eso sí, tengo prometido que en este fin de semana larga por fiesta autonómica en Aragón, como compensación por haber ido a ver este filme, iríamos a ver otro más acorde con edad y circunstancias. Os lo cuento. Mañana o pasado. Espero.

Valoración

  • Dirección: **
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: **

Y para finalizar, Zaragoza, con alguno de sus paisajes más característicos, desde la terraza del IAACC Pablo Serrano.

[Fotografía] Recomendaciones semanales: encontrado en la web

Fotografía

Recomendaciones semanales de lo encontrado por internet interesante en el mundo de la fotografía. Y en esta semana, lo que más me ha llamado la atención ha aparecido en La Lettre de la Photographie. Pero empecemos por lo que he encontrado en otros sitios.

Cada día un fotógrafo/Fotógrafos en la red nos propone recorrer la obra de Alex Majoli, fotográfo italiano ravenés, miembro de Magnum Photos. Ciertamente, un fotógrafo muy interesante. Tiene página web, pero en estos momentos no muestra nada. Quizá más adelante. Por lo tanto, mejor visitar su obra en Magnum Photos.

De Rafael Roa no os traigo ninguna recomendación sino una reflexión que mezcla muchos conceptos. Entre ellos, reyes y elefantes.

Una de las modas que ha traído la combinación de fotografía digital e internet, ha sido la del autorretrato. Muchos de ellos, millones de ellos, usando el reflejo en superficies reflectantes, espejos de una u otra naturaleza. Yo también he jugado a esto, como se puede ver en las fotografías que ilustran esta entrada. Pero esto no es algo nuevo. Se ha venido practicando durante décadas. Y es un arte difícil. Hasta los grandes maestros lo han practicado como nos lo muestra Flavorwire.

En Lenscratch nos hablan de las fotografías con niños jugando de Dennis DeHart. En una primera pasado no me llamaron la atención mucho, pero después las he vuelto a visitar en varias ocasiones. Vosotros mismos. El autor tiene página web.

Y vamos, como ya he comentado, las numerosas recomendaciones que proceden de La Lettre… Para no hacerlo muy largo, de forma escueta:

Carlo Mollino y su fotografía de marcado caracter erótico.

En su nueva sección dedicada a las nuevas tendencias, la Tierra tal y como la siente el chino Mi Zhou.

Los retratos de Billy & Hells en la serie The astronaut’s wife, en la que se representan los distintos papeles que pueden tomar las mujeres.

Ya llevaba un tiempo viendo los paisajes urbanos de Lucien et Simon en su serie Silent World. Calles vacías de las más populosas ciudades gracias a las exposiciones de muy larga duración.

Me permiten conocer a José María Sert, un muralista español que se trasladó a París en 1900.

Y no sólo las recomendaciones anteriores que nos descubren fotógrafos, también las que nos muestran nuevas obras, o selecciones, de fotógrafos ya reconocidos:

Uno de mis paisajistas favoritos, Michael Kenna, expone sus fotografías de paisajes asiáticos en Shanghai.

Uno de los fotógrafos de calle por excelencia, con su blanco y negro contrastado, William Klein, también dedicó parte de su tiempo y obra a una Roma muy felliniana.

Bettina Rheims, que con frecuencia nos ha mostrado hermosas mujeres, ahora juega al equívoco con The Gender Studies.

[CineTren] Delirante “pánico” en el Transiberiano

Cine, Trenes

Llego hasta este filme al hacer un barrido por la programación de cine a través del satélite. Cuando lo programo, ni siquiera soy consciente de en qué canal lo hechan. Sólo me fijo en su temática ferroviaria, para mi colección del ferrocarril en la historia del cine. La sorpresa me la llevo cuando comienzo a verla. Un producto anglo-español que se emite por el canal dedicado al cine patrio, que mezcla un reparto de cierto empaque internacional con alguna figura nacional. Todo ello dirigido por el español Eugenio Martín. La verdad es que la película es bastante mala. Pero ya que la he visto y es ferroviaria… pues nada, la reseña de Pánico en el Transiberiano.

Eso sí, quiero aprovechar este espacio para criticar que un canal dedicado a la promoción del cine español se dedique a este tipo de películas que lo único que hacen es desprestigiarlo.

Una 141 "Mikado" similar a la que podremos ver en la película que presento hoy, en funcionamiento en León un 15 de agosto de 2000.

[Arte] Colección permanente del IAACC Pablo Serrano

Arte

Ayer se produjo una feliz coincidencia. Tengo una buena amiga, que vive en Madrid, que viene con frecuencia a reuniones de trabajo a Zaragoza. Pero nunca habíamos coincidido. Viene en el primer o segundo AVE de la mañana, y se va en alguno poco después del mediodía o primeras horas de la tarde. Es decir, salvo que yo estuviese de fiesta, imposible coincidir. Y como estos días tengo disponibles mis mañanas, ayer nos pudimos ver un rato. Al estar de llover, nos metimos a recorrer un poco las salas del IAACC Pablo Serrano. A ella luego le venía bien coger algún trenecillo entre el PortilloZaragoza-Delicias. Y así charrábamos un rato mientras visitábamos lo que hubiera expuesto.

Lo cierto es que bastantes salas estaban cerradas. Sólo estaban abiertas las plantas 1ª y 2ª con obras de los fondos permanentes de Pablo Serrano. Distintas de las que había podido ver el año pasado, cuando visité varias veces el museo. De todas formas, sigo pensando que es un sitio agradable, pero que está desaprovechado. Estragos de las crisis financieras varias. En cualquier caso os dejo con algunas imágenes. Y por supuesto la visita de rigor a la terraza. A pesar de la lluvia.

Obras de Pablo Serrano

_____

Obras de Pablo Serrano

_____

Obras de Pablo Serrano

_____

Obras de Pablo Serrano

_____

En la terraza

_____

[Television] Cosas de series: chicas nuevas que no son New Girl, escándalos marujiles, y el comienzo del fin para Eureka, entre otras cosas

Televisión

Esta semana tenemos algunas novedades y muchas pequeñas anécdotas en el resto. Así que iré de forma un poco telegráfica. Primero las novedades:

La novedad más interesante. Girls. De la HBO. Una especie de anti sex in the city. Chicas de veintitantos. Muy despistadas en la vida. En Nueva York. Con aspecto normal. Ni son muy guapas ni muy feas. Ni tienen grandes tipazos. Ni visten a la última. Con problemas. Para saber lo que quieren ser en la vida, cómo y con quién se quieren relacionar, lo típico. Lo que pasa es que ya sólo el primer episodio te engancha. Da igual que hayas pasado hace tiempo esa etapa de la vida. No necesariamente ha de ser un producto generacional. Porque tiene pinta de estar muy bien hecha.

Menos interesante. De hecho, todavía estoy pensando si es aceptable o simplemente mala. Scandal. De la creadora de Grey’s Anatomy (uno de mis guilty pleasures). El mismo estilo pero entre abogados que se dedican a tapar escándalos políticos en Washington DC. Lo dicho. Ya veremos.

Ha comenzado la última temporada de Eureka. Más dramática y con menos humor. Francamente serializada ya, con la trama de fondo que ha adquirido protagonismo. El primer episodio de la temporada muy bueno. Con mucho ritmo y con sorpresa final. Imprescindible para los amantes de la ciencia ficción.

En lo que no son novedades. Presencias destacadas en distintas series. Susan Sarandon se asoma a The Big C. Veremos si vuelve o es una aparición episódica. Jeanne Tripplehorn, la mala de aquella mala película con una protagonista que era una actriz mala pero que estaba muy buena, se asoma a New Girl. Serie esta que cada vez ha ido mejorando. Ya no la veo sólo porque Zooey Deschanel sea un encanto de chica. El caso es que la Tripplehorn siempre me pareció interesante. Ana Bolena se reencarna en otra reina consorte en Game of Thrones. Y hecha una fresca, que es lo propio de este señor de los anillos con sexo. No me quejo.

Me entero que estamos en la última temporada de In Plain Sight, una serie que sin destacar en nada,… pues a la que se le coge cariño por los protagonistas. Esperemos que deparen un final feliz para Mary, que se lo merece.

Fringe que está cogiendo carrerilla de cara al final. Afortunadamente con la presencia de la otra Olivia, más divertida que la oficial. Parece ser que tienen rodados dos capítulos finales de temporada. Uno por si la cancelan; otro por si siguen. Por mí, que sigan.

Risas. Muchas. Provocadas con intención en 30 Rock. Madre mía si son buenos. Cada vez me divierten más. No buscadas en Once upon a time. En el último episodio emitido, nos explican por qué la reina mala tenía tanta ojeriza a Blancanieves. Todavía me estoy partiendo de la risa. Definitivamente, un guilty pleasure esta delirante serie. Supongo que sus creadores la emiten con intención de que sea un drama; pero a mí me parece una comedia, de verdad. Lo único que faltaría es que su protagonista, Jennifer Cameron, además de ser mona, dejará de poner cara de extreñida constantemente. Ya le pasaba en House MD. No es una actriz muy allá, no.

Ayer estuve probando la película instantánea en blanco y negro para cámaras polaroid de The Impossible Project. Un poco chungo el resultado. A pesar de mis precauciones, efectivamente se vela con facilidad. El proceso no lo tienen muy afinado y si no la proteges de la luz cuando sale de la cámara, se ve afectada. La probé en esculturas callejeras de la ciudad. No estoy muy animado a seguir con el intento. Todavía me queda algún cartucho de todas formas. Os dejo unas muestras.

Calle San Ignacio de Loyola

Escultura de Angel Orensanz en San Ignacio de Loyola.

Paseo Constitución

Pareja con paraguas en Constitución.

Calle Joaquín Costa

Joaquín "Mazinger" Costa en Santa Engracia.

Gran Vía

Tres jóvenes en Gran Vía.