[Fotografía] Helios 44 58/2 – El “estándar” tras el Telón de Acero – Fotografía y otras artes visuales

Fotografía, Sin categorizar

Una de las “panaceas” más buscadas en el período de entre guerras en el mundo de la fotografía fue el de los objetivos muy luminosos, que permitiesen hacer fotos en situaciones de luz desfavorables. Cada vez había más reporteros gráficos que…

Bueno… no os voy a soltar el rollo técnico aquí. Un objetivo soviético, tirado de precio pero en muy buen estado. Probado con la Canon EOS 5D Mark II. Los detalles en el enlace. Quien no esté interesado, dejo algunas fotos.

Origen: Helios 44 58/2 – El “estándar” tras el Telón de Acero – Fotografía y otras artes visuales

[Televisión] Cosas de series; Banshee, sexo y violencia, mucha violencia…

Televisión

Tras cuatro intensas temporadas, ha llegado a su fin la serie de televisión Banshee. Es curioso, pero cuando vi los dos primeros capítulos nunca pensé que me engancharía a esta serie. El motivo… un exceso de violencia. No ha habido episodio en toda la duración de la misma en el que el protagonista no recibiese al menos un somanta de palos… Lo que más me extraña es que no haya llegado totalmente sonado al final de la serie. Bueno… un poquito tocado del ala ya se ha quedado ya… o estaba.

Ya comentaba hace unas semanas la cuestión del desnudo en las series. Aquí,… nada de paños calientes, no es meramente que la gente salga desnuda, las chicas preferentemente, con el fin de servir de gancho. El número de polvos por episodio también ha sido notable. Es cierto que con tendencia a la baja. Pero sin desaparecer nunca. Y acordes a la cuestión de la violencia, nada de polvos tranquilitos y cariñosos… nada… a lo bruto pasional.

20150613-_2230327.jpg

Una ciudad cualquier, en algún lugar de Norteamérica.

Con estos elementos básicos, lo habitual es que me hubiese cansado relativamente pronto de la serie. Lo que pasa es que más allá de estos ganchos elementales, nos hemos encontrado con guiones bien hilvanados, temporadas coherentes, personajes interesantes e interpretaciones, si no de alto nivel, al menos correctas. Por lo tanto, me enganché a los aconteceres de esta pequeña ciudad ficticia situada en algún lugar indeterminado de Pensilvania, donde los amish aquellos tan estirados de la película de Harrison Ford y aquella guapetona de aspecto sanote, Kelly McGillis, con el baile aquel que se marcan a los compases del Wonderful World de Sam Cooke.

Pues no… en esta ocasión el “policía” protagonista (Antony Starr) y la chica amish con curiosidad por el mundo (Lili Simmons) se marcan fundamentalmente bailes horizontales, o verticales, o en la posición que sea, pero muy muy próximos el uno del otro. Pero eso sí, este tipo de series sólo valen lo que valga el antagonista. El “malo”. Y tenemos un par de nivel. Sobre todo el mafioso local, que nos ha acompañado toda la serie, el también amish de origen Kai Proctor (Ulrich Thomsen). Pero han sido varios los que han ido apareciendo, unos más sutiles y otros más zafios. Sin quejas en este aspecto… malos, pero malos…

20150613-_2230328.jpg

Un lugar donde se diría que nunca nada pasa, pero que atrae a todos los males.

Otra de las características de la serie ha sido su misoginia… entendiendo por tal que la probabilidad de que alguna de las guapas mozas de la serie acabe apiolada por exceso de plomo en sus órganos vitales, evisceración, degollamientos diversos, u otras “simpáticas” formas de abandonar esta vida. En este sentido, es un poco al estilo George R. R. Martin,… cuanto más ten encariñas de la chica, más probable es que acabe mal. Salvo la sosa de la presunta protagonista (Ivana Milicevic), que mira tú por donde nos ha aguantado hasta el final.

Y el brutal homicidio de una de las chicas protagonistas ha servido para guiar la última temporada. Temporada final que los responsables de la serie han sacado adelante con dignidad. Porque uno de los problemas que tiene una serie tan centrada en el sexo y la violencia, especialmente esta, es que se agota enseguida. Y se han marcado un homenaje a Twin Peaks, con cadaver de chica mona envuelto en plásticos a la orilla del agua, por todo lo alto. Y diablos o satanistas o poseidos. Y sectas. Y agente del FBI. Eso sí, el sexo y la violencia en Twin Peaks estaban ahí, pero no se solían ver, o no tenían los caracteres de casquería de Banshee. Bueno… no ha estado mal. Hasta el “prota” se ha buscado una novia nueva… Que hay que ver… que Eliza Dushku prometía algo más de lo que al final ha sido… Compárala con Kirsten Dunst, con quien compartío protagonismo hace quince o dieciséis años en una infame película de “cheerleaders”. Y nada… se ha quedado en un recurso apañado para cuando “has matado” a todas las opciones románticas del “prota”.

Probablemente Banshee no pasará a la historia de la televisión como algo especial. Y por sus temas y contenidos no se puede recomendar a todo el mundo. Pero como ya he dicho está bien hecha, y nos hemos entretenido. Que no es poco.

20150613-_2230335.jpg

Así es Banshee, en Pensilvania… bueno… las fotos son de barrios residenciales de Ottawa en Canadá…

[Fotografía] Recomendaciones semanales – de 22 al 29 de mayo de 2016 – Fotografía y otras artes visuales

Fotografía

Este domingo me he encontrado con una abundancia de artículos guardados en Pocket, aptos desde mi subjetivo punto de vista para ser comentados en mis recomendaciones fotográficas de cada domingo. De momento, el tablero de Pinterest de la semana.

.

.

Después, el enlace a las recomendaciones, y unas cuantas fotos de ayer por la tarde… una tarde casi tormentosa…

Origen: Recomendaciones semanales – de 22 al 29 de mayo de 2016 – Fotografía y otras artes visuales

[Fotografía] Algunos carretes – Mju-II + Portra 400; Pentax MX + HP5Plus; Pentax MX + Kodacolor 200 – Fotografía y otras artes visuales

Fotografía

Ayer recibí, de una forma un poco accidentada, los últimos carretes que mandé a revelar a Carmencita Film Lab. Son una miscelánea.. . así que haré un breve comentario de cada uno y os pondré unas fotografías. En el siguiente enlace si os interesan los detalles técnicos. Si no, aquí os dejo algunas fotos de muestra.

Origen: Algunos carretes – Mju-II + Portra 400; Pentax MX + HP5Plus; Pentax MX + Kodacolor 200 – Fotografía y otras artes visuales

 

large-1464452480

[Libro] Cuadernos japoneses

Literatura

La habitualmente interesante editorial Salamandra, en su declinación Salamandra Graphic, dedicada a la historieta y la ilustración, nos propone esta obra con carácter autobiográfico del historietista e ilustrador italiano Igor Tuveri “Igort”. Y en ella podremos ver cómo un habitual de los “fumetti” se viene a reciclar en “mangaka”.

Cuadernos japoneses – Un viaje por el imperio de los signos
Dibujos y textos de Igort; traducción de Regina López Muñoz
Salamandra Graphic, 2015

Para ilustrar

Para ilustrar la entrada de hoy buscaremos un lugar de Tokio donde se mezcle el Japón más tradicional y el moderno.

Ya tuve ocasión de leer una obra que nos contaba la experiencia de un historietista en un país oriental… aunque dado el país de que se trataba, no dejaba de tener un tono absolutamente surrealista. En esta ocasión el tono es totalmente distinto. Y más que contarnos la historia de la experiencia, que también, nos encontramos ante todo ante un libro que nos ayuda a comprender las sensaciones y sentimientos del autor durante sus experiencias trabajando en el País del Sol Naciente, así como nos ayuda a comprender mejor la cultura nipona. Como dice el subtítulo añadido, ayudándonos a comprender los signos, el idioma de los símbolos propio de la cultura japonesa. En realidad, más que una historia, como dicen en la página de su editor en lengua italiana, la original, estamos ante un documental en forma de historia gráfica.

Rodeados de e

Rodeados de edificios modernos e impersonales, los jardines Hamarikyu fueron parte de las propiedades imperiales.

Particularmente, he disfrutado mucho del libro, que he leído tranquilamente en pequeñas dosis durante unas cuantas noches, antes de dormir. Con un dibujo excelente, en una edición de muy buena calidad, no dejas de imbuirte en la riqueza cultural del país nipón, en lo que tiene de bueno y en lo que tiene de malo. En sus luces o en sus sombras. En su capacidad para la delicadeza, o en su capacidad para despreciar a los más desafortunados de sus ciudadanos. En su versión de democracia ilustrada, o en su versión de imperio militarista y cruel. Muy complejo para abarcarlo en cualquier tipo de obra. Pero Igort ayuda mucho. Muy recomendable.

Cedidios hoy en día

Cedidos hoy en día al pueblo tokiota, mezclan naturaleza, tradiciones, muy necesaria paz y tranquilidad, para descansar del frenesí de la gran urbe.

[Cine] 山河故人 (Shānhé gùrén) (2015)

Cine

山河故人 (Shānhé gùrén) (2015; 302016-2005)

Esta película china con coproducción francesa y japonesa, nos llega a la cartelera un año después de que recibiese una excelente acogida en el festival de Cannes del año pasado. Dirigida por el chino Zhangke Jia, hemos visto la versión original subtitulada en castellano. En versión doblada se encuentra en la cartelera española bajo el título aproximado pero no exacto ni mucho menos, ni con el mismo signficado de “Más allá de las montañas”. El título inglés estaría más próximo al original mandarín; “Mountains May Depart”.

Es difícil hacerse la idea de qué vas a ver con los comentarios previos en reseñas críticas o no de los días anteriores. La sensación que te dan muchos de ellos es que se trata de la evolución de un triángulo romántico a lo largo de las décadas en China… y aunque hay algo de eso, la cuestión es que la cosa va mucho más allá. Se trata una reflexión razonablemente profunda sobre el cambio de las cosas con el tiempo y la evolución de las personas y los países.

Coproducción francochina. No he estado en China... aún. Pero sí en Francia... donde cada vez se ven más chinos.

Coproducción francochina. No he estado en China… aún. Pero sí en Francia… donde cada vez se ven más chinos.

Hay algunas cosas que llaman la atención formalmente. La película se divide en tres partes: 1999, 2014 y 2025. Es decir, una parte se desarrolla en el pasado, hace quince años respecto al momento en que se rueda el filme, y otra en el futuro, hay un ejercicio de anticipación, diez años después del momento en que se estrena la película. El aspecto de la película es distinto. Estos tres capítulos se filman y fotografían de formas diversas. El de 1999, tenemos el formato de imagen en 4:3, con un aspecto de la imagen que recuerda más bien al del antiguo vídeo analógico. Sería como ver algo en una televisión de aquella época. El de 2014 se rueda en formato 16:9 con una calidad de imagen moderna, similar a los televisiores más actuales. El de 2025 está rodado en formato panorámico, con abundancia de tomas aéreas realizadas desde drones… bueno, a saber cuál ser el aspecto de los espectáculos audiovisuales dentro de 10 años.

Nota curiosa: para calcular los formatos, sólo hay que saber multiplicar fracciones. El formato académico tradicional y el de los televisores antiguos era aproximadamente 4:3 (1,33:1). El formato de los televisores modernos es el resultado de multiplicar 4:3 x 4:3. O sea, 16:9 (1,78:1). El formato panorámico del cine es el resultado de multiplicar 4:3 x 4:3 x 4:3. O sea, 64:27 (2,37:1). Estos son los estándares más actuales, desde el punto de vista del cine digital, aunque ha habido ligeras variedades alrededor de ellos según los formato usados.

Cuando vemos personas con rasgos asíaticos orientales, si no les oímos hablar, es difícil hacer suposiciones sobre su nacionalidad,... lo cual no nos impide realizar todo tipo de conjeturas.

Cuando vemos personas con rasgos asíaticos orientales, si no les oímos hablar, es difícil hacer suposiciones sobre su nacionalidad,… lo cual no nos impide realizar todo tipo de conjeturas.

Pero como siempre, estas decisiones técnicas, formales o estéticas han de estar al servicio de una historia y de transmitir unas sensaciones y unos mensajes. A mi no acabaron de parecerme determinantes. Pero tampoco me molestaron. Me resultaron más curiosas que otra cosa.

Sí que es más importante algunas decisiones sobre el reparto. La principal de ellas es que el personaje principal, la mujer Shen Tao (Tao Zhao), así como los dos hombres que la cortejan en un principio, el hombre rico Zhang Jinsheng (Yi Zhang) y el hombre pobre LIangzi (Jing Dong Liang), están interpretados por los mismos actores durante todas las épocas. Ella en las tres, el segundo en la 1ª y la 3ª, y el tercero en la 1ª y la 2ª. El caso es que con esos intérpretes no conseguí ver durante el primer acto, el de 1999, a unos jóvenes de 25 años… No me entraba en la cabeza y me sentí desconcertado; como sin saber lo que estaba viendo. El segundo acto, sin embargo, me reconcilió con el personaje de Shen Tao, especialmente en su relación con el niño, con su hijo. Creo que ahí, la actriz china da un recital de interpretación contenida. El tercer acto me pareció curioso…

Antaño, cuando veíamos a estas personas, especialmente con cámaras fotográficas, se asumía casi instantáneamente un origen nipón.

Antaño, cuando veíamos a estas personas, especialmente con cámaras fotográficas, se asumía casi instantáneamente un origen nipón.

Hay es donde entramos en el momento en que cambió nuestra percepción de la película. Hablo en plural porque a la salida del cine lo hablamos y estuvimos relativamente de acuerdo. El tríptico que nos ofrece el director de la película, aunque a través de los ojos de los personajes va más sobre la evolución social e histórica de su país, China, y del mundo. Con claras alusiones a las rápidas transformaciones que el país ha sufrido en muy poquitas décadas, también hace alguna crítica a los vicios que ha acompañado dicha transformación, y un acto de fe en las nuevas generaciones, que imagina más libres y más críticas que las que han cargado sobre sus hombros los cambios mencionados. ¿Estará en lo cierto? ¿Lo podemos considerar una profecía? ¿Una apuesta? ¿Una posibilidad? ¿Una hipótesis? Pues ya veremos cómo está el mundo dentro de 9 años. Seguro que se nos hace corto. Tampoco es una distancia temporal tan grande. Sospecho que puede haber cambios, pero que sean de grande o pequeño calado depende de factores que quizá no alcancemos a ver.

La película me parece un ejercicio interesante, pero no me ha enganchado tanto como a algunos redactores de algunos comentarios y reseñas que he leído estos días. En cualquier caso, era una apuesta con riesgos, y eso siempre es de agradecer.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ***
Pero con los cambios que ha experimentado la sociedad china, cada vez hay más nacionales del gigante asiático viajando por el mundo. Hoy la apuesta sería por las clases privilegiadas de la etnia han. Todavía hay mayoría de pobres en China, país con enormes desigualdades; pero son tantos, que un pequeño porcentaje de ellos viajando, cunden... un montón.

Pero con los cambios que ha experimentado la sociedad china, cada vez hay más nacionales del gigante asiático viajando por el mundo. Hoy la apuesta sería por las clases privilegiadas de la etnia han. Todavía hay mayoría de pobres en China, país con enormes desigualdades; pero son tantos, que un pequeño porcentaje de ellos viajando, cunden… un montón.

[Televisión] Cosas de series; en 3, 6, 10, 13, 20, 22 y hasta 24 episodios

Televisión

Es curioso. Desde que decidí que sólo escribiría de series de televisión cuando se me ocurriera algo que contar diverso, se me ocurren más cosas… En cualquier caso, la de hoy viene a cuento de que en estas semanas de mayo suelen terminar su temporada aquellas series que habiéndose estrenado al principio del otoño, finales de septiembre o principios de octubre, llegan hasta la primavera con 20 ó más episodios a cuestas. Esto es algo propio sobretodo de las series de las televisiones generalistas norteamericanas, un tipo de series que ha vivido en los últimos diez-quince años una época de oro, pero que para algunos es un modelo agotado.

Entre 20 y 24 capítulos son muchos. Es cierto que se extienden a lo largo de prácticamente tres trimestres. Entre septiembre de un año y mayo del siguiente suman unas 39 o 40 semanas. Un embarazo, vamos. Es decir, casi la mitad de ellas, especialmente en la época navideña y en otros acontecimientos de la sociedad norteamericana, hay interrupciones. Pero hay otros modelos.

EPSON scanner image

Repaso a lo que está apareciendo últimamente en mi tumblelog de viajes (al final, los enlaces); la playa de Peñíscola en el encabezado, o las estaciones de ferrocarril abandonadas en el Bajo Aragón en esta fotografía.

Por ejemplo, en la televisión británica existen series, generalmente muy prestigiosas, con temporadas de sólo tres episodios, que suelen ser auténticos largometrajes. Sherlock es un ejemplo claro. O Black Mirror

Es más frecuente que las series británicas, con una hora de duración, menos el tiempo de anuncios que no es mucho, tenga temporadas de seis a ocho episodios. Por ejemplo, Luther, aunque luego se ha asemejado más al grupo anterior. O Downton Abbey,… O Doctor Who,… Las de corte familiar pueden tener algunos especiales navideños. También hay comedias de situación, de menor duración, la mitad, con un número similar de episodios. A veces pueden aumentar el número de episodios, y en ese caso no es infrecuente que dividan la temporada en dos partes. Estamos por lo tanto ante producciones optan por gastar sus recursos en pocos episodios, pero intensos y muy cuidados. Está el tema de los capítulos de relleno… en las más caras… de los que hablaré más adelante.

2000, vacaciones en Menorca. carloscarreter.es | carloscarreter.com | Tumblr | Twitter | Facebook

Recordando las vacaciones en septiembre de 2000 en Menorca.

Un modelo frecuente en las televisiones de pago, bien sea por emisión por cable o en los nuevos modelos de pago por visión o vídeo bajo demanda, las temporadas son de entre 10 a 13 episodios. También suelen ser series bien financiadas, que optan por echar el resto en pocos capítulos pero muy bien hechos. Game of Thrones sería el más representativo en estos momentos, pero también tenemos Shameless, Homeland, Jessica Jones, Girls, entre muchas otras. Como vemos, muchas de estas son de las series más prestigiadas. Como las británicas.

En este modelo, como en otros, solemos estar ante un esquema de una hora de duración para los dramas y media hora para las comedias. La duración exacta dependerá de la cantidad de anuncios que emite la cadena. Si la cadena es de pago, y no hay anuncios, estaremos en la hora de duración o la media hora. Si se financia con publicidad estaremos en los 42 minutos, o en los 23 minutos en el caso de las comedias de situación.

Estas duraciones no se cumplen en la televisión española. Tradicionalmente, en un modelo marcado desde los tiempos de la televisión única, estamos ante tandas de 13 episodios, que suponen un trimestre de emisión. Hay 52 semanas en un año. Lo que pasa es que las televisiones españolas tienen dos malas costumbres. Emiten muy tarde sus episodios, prácticamente a la hora de irme a dormir… por eso no veo casi, salvo alguna en diferido. Y encima son muy, muy, muy largos. Hablamos de 70 – 80 minutos de duración más la publicidad. Hora y media para un episodio, como poco. Si alguien se pregunta por qué veo pocas series españolas, empezará a encontrar algunas explicaciones. No las únicas, pero sí importantes. Si he dedicar hora y medio o más de mi tiempo a la televisión, de forma seguida, probablemente prefiera una buena película.

2001. Viaje a Bélgica. Brujas. carloscarreter.com | Tumblr | Twitter | Facebook.

O un paseo en 2001 por el beguinaje de Brujas.

Y tenemos las series que comentaba de 20 a 24 episodios. A mí, este modelo cada vez me convence menos. El problema es que tiene muchos episodios de relleno, que son mero entretenimiento inane. Es cierto que hay excepciones a esta regla. Por ejemplo, el mejor episodio que he visto de la era moderna de Doctor Who, fue Blink, un episodio de relleno en el que, de hecho, la protogonista era Sally Sparrow (una jovencita y prometedora Carey Mulligan). Fijaos qué puntuación tiene en IMDb… un 9,8 sobre 10. Casi perfecto. O el Unfinished Business de Battlestar Galactica que, aunque menos apreciado por los votantes de IMDb, a mi me parece uno de los mejores de la serie. Y era un episodio de relleno, en el que de hecho no avanza la historia global. Además, y curiosamente, son episodios de bajo presupuesto, pero en los que los guionistas tienen ocasión de demostrar lo que valen. Pero esto no es lo habitual. Y por ello, culebrones como Grey’s Anatomy, que sorprendentemente sigo viendo, un auténtico “guilty pleasure”, o comedias como The Big Bang Theory o Modern Family, que recientemente han terminado sus temporadas, cada vez me parecen más cansinas.

Apostemos por series de más calidad y con historias mejor tramadas y contadas. Cosas como Fargo… que es de lo mejor de lo mejor… por poner un ejemplo.

Pero… ¿de verdad que llevo ya 11 años viendo el culebrón de Grey’s Anatomy? Algo malo pasa en mi cerebro.

tumblr_o77o53QrZQ1r5mrsgo1_1280

O quizá sea hora de tomar unas cervezas en las terrazas de Nyhavn en Copenhague.

De viaje con Carlos (cuadernos de viajero)

De viaje con Carlos (tumblr)

Una foto de mis viajes al azar…

[Fotografía] Recomendaciones semanales – del 15 al 22 de mayo de 2016 – Fotografía y otras artes visuales

Fotografía

No sé muy bien por qué este domingo, que lo tenía perfectamente planificado en la cabeza para hacer una serie de cosas, nada ha salido como pensaba, y aquí estoy más allá de las seis de la tarde y sin haber redactado las recomendaciones semanales… Bueno… primero el tablero de Pinterest.

.

.

Después el enlace a las recomendaciones, con algunas fotografías tomadas esta mañana y al mediodía, antes de que se pusieran a caer chuzos de punta, con al Canon EOS 5D Mk. II y el sencillo Meyer-Optiks Görlitz Trioplan 50/2,9 de hace casi sesenta años.

Origen: Recomendaciones semanales – del 15 al 22 de mayo de 2016 – Fotografía y otras artes visuales

 

[Cine] El libro de la selva (2016), las nuevas versiones llegan a la selva de Seeonee

Cine, Sin categorizar

El libro de la selva (The Jungle Book, 2016; 292016-1405)

Aunque venía anunciada con excelentes críticas, me resistía sobremanera a la posibilidad de echar un vistazo a esta nueva versión de las aventuras de Mowgli, la rana, según Disney. Por establecer la cosas claras, la versión original de 1967 ha sido probablemente durante toda mi vida mi película favorita de la factoría del tío Walter. A partir de una historia mucho más compleja y madura que salió de la pluma de Rudyard Kipling, los estudios californianos fueron capaces de hacer un cuento delicado, sencillo y optimista, que siempre le ha sacado varios cuerpos de ventaja a los tradicionales cuentos de princesas que han machacado con tesón. Casi está más emparentada con lo que unas décadas más tardes sería la producción del Studio Ghibli que con el resto de las películas Disney. Y además… con música de la buena…

“Yo soy el rey del jazz a gogo, el más mono rey del swing…”

Carlos Carreter

No se refieren en esta ocasión a los elefantes como la patrulla del coronel Hathi.

Y aquí nos llega la nueva versión, dirigida por Jon Favreau, de la rivalidad en el cachorro humano (Neel Sethi) encontrando en la selva de Seeonee a orillas del río Waingunga (o Wainganga, que parece que lo llaman ahora, quizá más correctamente) y el feroz tigre Shere Khan. Nos dicen que rodada en “imagen real“… ja. Si llaman así a que un actor infantil se pasee ante pantallas verdes sobre las que se introduce de modo prácticamente integral una animación de carácter realista, que no real, generada por ordenador. Para mí resulta tan película de animación como la otra, por virguería tecnológica que suponga. El sábado pasado, andábamos de boda con mi hermana y mi sobrino de siete años, y dado el amplio intervalo de tiempo disponible entre la ceremonia religiosa y la cena, tres horas, comprobamos que el horario de este filme nos convenía perfectamente. Y allí fuimos. Versión doblada al castellano, por lo que no pudimos comprobar cómo por primera vez han feminizado a la serpiente Kaa, tradicionalmente macho, con la sensual voz de contralto de Scarlett Johansson. Tranquilos… no canta, alabadas sean las benévolas leyes de la naturaleza que rigen el mundo.

Carlos Carreter

Lo de los rinocerontes me sorprendió un poco… hasta que me aclaré en casa. Los de la foto son africanos.

La historia es básicamente la misma que en la versión de 1967, y por lo tanto diverge de la historia original de Kipling, con algunas alteraciones relativamente menores, y orientadas a dar a la película un tono más dramático y oscuro, frente al relativamente alegre y dicharachero de la de hace casi cincuenta años. Quizá se pasan con lo de los sustos… recurso dramático poco sutil por demás. No se cortan un pelo a la hora de pasarse por el forro de la entrepierna el rigor geográfico y temporal, y así acabamos encontrando anacondas en lugar de pitones en la India, o gigantopitecos en la actualidad, cuando llevan 100.000 años extinguidos. Eso sí, me ha servido para aprender que existen rinocerontes en Asia, por alguna razón estaba convencido de que eran exclusivos de África. Esto no es incorrecto. O por lo menos no del todo…

Dicho todo lo anterior, la película se ve con agrado. Está bien hecha, y mantiene algunos de los temas originales de la historia, el de la solidaridad, la amistad y el equilibrio en la jungla, por dura que esta sea, con razonable dignidad. No voy a decir que fuera una película necesaria… pero ya que la han hecho, por lo menos se deja ver bastante bien.

Por cierto,… existe una versión de 1942 de auténtica imagen real dirigida por Zoltan Korda y protagonizada por Sabu, actor indio que alcanzó cierta popularidad en los años 40 y 50, antes de su prematura muerte,… aunque es muy normalita.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ***
Carlos Carreter

Hay versiones sobre el tipo de oso que es Baloo, pero estos nos valdrán para representarlos. Todas las fotografías son del zoológico de la Casa de Campo de Madrid en 1990.

 

[Libro] Si una noche de invierno un viajero

Literatura

Fue hace poco tiempo cuando leí por primera vez algo del escritor italiano Italo Calvino. Esa magnífica reimaginación de los relatos de Marco Polo, y de las ciudades de un imperio que nunca existió, o que existe en muchas partes. No fue una lectura fácil, pero sí muy rica. Así que decidí darle otra oportunidad a otra novela del autor dentro de ese subgénero que se ha dado en llamar la narrativa hipertextual.

Si una noche de invierno un viajero
Italo Calvino; traducción de Esther Benítez
Siruela, 1993
Edición digital de 2012

Un anochecer, una estación de tren, esta es la de Asís en Italia, es el primer escenario del libro. Pero recorremos Europa e incluso el mundo. Por ejemplo, las orillas del Báltico, donde se encuentra Helsinki, en el encabezado.

Un anochecer, una estación de tren, esta es la de Asís en Italia, es el primer escenario del libro. Pero recorremos Europa e incluso el mundo. Por ejemplo, las orillas del Báltico, donde se encuentra Helsinki, en el encabezado.

Un lector comienza una novela que se desarrolla en una noche de invierno en una estación de tren,… pero no puede terminarla. Un error de encuadernación lo impide. De vuelta a la librería donde lo compró, le cambian el libro, pero el nuevo ejemplar es una novela distinta que tampoco puede completar. Mientras, en la librería ha conocido a otra lectora, Ludmilla, y a partir de ahí comenzará una peripecia en la que iremos leyendo el comienzo de hasta 10 novelas distintas, de distintos géneros, con distintos estilos, y en paralelo, la historia del lector y la lectora que tratan de leerlos.

Malbork aparece nombrado en una de las inacabadas novelas; aunque no se si se refiere al lugar de Polonia donde encontramos un vistoso castillo.

Malbork aparece nombrado en una de las inacabadas novelas; aunque no se si se refiere al lugar de Polonia donde encontramos un vistoso castillo.

Reconozco que no sabía lo que me iba a encontrar, y al principio me encontré desconcertado. Para empezar, porque no son frecuentes las novelas narradas en segunda persona, dirigiéndose a ti, el lector, como si fueras el protagonista del relato. Siendo como es que evidentemente dicho protagonista es otra persona.

Porque aparecen diversos lugares ficticios. En algunos momentos, te da la sensación de estar en algún lugar del viejo Imperio Austro-Hungaro, como lo estuvo Zagreb, la capital de Croacia.

Porque aparecen diversos lugares ficticios. En algunos momentos, te da la sensación de estar en algún lugar del viejo Imperio Austro-Hungaro, como lo estuvo Zagreb, la capital de Croacia.

Al mismo tiempo, el libro es un homenaje a la novela, al relato literario, en distintos estilos, en distintos géneros, como ya he mencionado. Y Calvino, cual camaleón, en esos 10 principios de novelas, se transforma y cambia sus estilos. Ahora es una novela de intriga y misterio, después un relato de amor platónico mezclado con intriga política. Tenemos los triángulos amorosos y el erotismo perverso. Las más bajas pasiones y las más refinadas atmósferas. Incluso la distopía fantástica. Y todo ello consigue al final tener una unidad. Conforme el relato de relatos avanza, más te sumerges en la lectura. Y lo que al principio costaba un cierto esfuerzo, al final te deja con ganas de más. Y sobretodo, ganas de leer esas 10 novelas que nacieron, pero no llegaron a vivir y terminar.

Como el libro anterior que leí de Calvino, no es una lectura fácil. Pero a la larga, te otorga tus recompensas, y merece la pena.

Incluso el relato más pícaro nos lleva a Japón... ¿A Kioto, quizá?

Incluso el relato más pícaro nos lleva a Japón… ¿A Kioto, quizá?

[Fotografía] Frankencámara – Macro con la Panasonic Lumix GM5 y un Pentax SMC-A 100/4 Macro – Fotografía y otras artes visuales

Fotografía

Los modernos sistemas de cámaras sin espejo de objetivo intercambiable, con la corta distancia que existe en su diseño entre la montura del objetivos y la superficie del captor de imagen, son idóneas en principio para aprovechar viejos objetivos. En el enlace a continuación un ejemplo de dicho aprovechamiento. Para quienes estén menos interesados en los aspectos técnicos, os dejo las fotos.

Origen: Frankencámara – Macro con la Panasonic Lumix GM5 y un Pentax SMC-A 100/4 Macro – Fotografía y otras artes visuales

[Fotografía] Exposiciones de fotografía en el IAACC Pablo Serrano: Rafael Navarro y la Colección Circa XX

Fotografía

Está entrada fue redactada como una colaboración para su publicación en el blog de Fotógraf@s en Zaragoza.

En estos días de primavera parece obligado que los aficionados a la fotografía se acerquen al Instituto Aragonés de Arte y Cultura Contemporáneos (IAACC) “Pablo Serrano”. Son dos las exposiciones que nos atraen. Personalmente, una más que otra. Pero todo suma. Iremos en orden.

Recuerdo perfectamente que en algún número de la desaparecida revista FV-Actualidad, a la que estuve suscrito durante 10 años en los años 90, apareció el “Androbosque”, un conjunto de fotografías en blanco y negro de las ramas de un árbol que recuerdan la apariencia de un cuerpo humano. Se trataba de una obra de Rafael Navarro, fotógrafo zaragozano que realmente merece la pena ser conocido por todos los aficionados al octavo arte.

Exposición de Rafael Navarro en IAACC Pablo Serrano