[Fotos] Como todos los años,… el Mercado Medieval

Cultura, Política y sociedad

Todos los años por estas fechas nos traen en Zaragoza en los alrededores de La Seo lo que llaman el Mercado Medieval. Hace unos años lo llamaban el Mercado de las Tres Culturas por aquello del mito de la convivencia en la Península Ibérica durante la edad media de las culturas islámica, judía y cristiana. Pero esto parece que lo han dejado de lado. Y ahora es simplemente un mercadillo de artesanías, más o menos ambientado, con gente que instala sus chiringuitos procedentes de toda España, y que supongo que ahora se irán a instalarlos el próximo fin de semana en otra parte. Los primeros años aún te hacía ilusión ir, pero ahora entre el calor, la cantidad de gente que se acumula, y la sensación de déjà vu, pues te asomas un poco, pero no estás mucho rato. Yo no, por lo menos, que cada vez llevo peor lo de las multitudes. En cualquier caso, aunque apenas anduvimos media hora por unos puestos y otros, más de lo que me apetecía, aún me dio tiempo a tirar unas fotos.

Por cierto, que mañana vuelvo a mis rutinas habituales después de cuatro semanas “raras”. Así que lo de que algunos días haya dos entradas dudo que vuelva a suceder, por lo menos hasta las vacaciones.

Comerciantes de artesanías

Artesanos de todo tipo, más o menos disfrazados de “medievales”, pero con productos muy modernos.

Comerciantes de artesanías

Comerciante de bisutería y potencial clienta.

Comerciantes de artesanías

Un chaval que iba por allí casi se zampa un jabón de estos pensando que era un adoquín de caramelo…

Comerciantes de artesanías

Cantidad de garitos dedicados a la restauración, fundamentalmente a vase de carnuza y embutidos.

Los "pecados" de la carne

La gente no sé si compra mucho, pero dado que estamos en crisis, supongo que aplica aquello de que las penas con pan son menos… Y si además de pan hay longanizas…

Los "pecados" de la carne

Así que son frecuentes los “artesanos” dedicados al negocio de los “pecados de la carne”.

Los "pecados" de la carne

Lo cual me resulta algo inconcebible, porque empujarse semejantes grasuzas bien calientes cuando el día está a más de 30ºC incluso a las ocho y media de la tarde…

Rapaces

Y luego está lo de las rapaces y las exhibiciones de pseudocetrería, que siempre son vistosas; que majos estos bichos.

[Cine] Un invierno en la playa (2012)

Cine

Un invierno en la playa (Stuck in love, 2012), 14 de junio de 2013.

Nos costó bastante decidir qué película ver el viernes por la tarde, en el que el calor y cierta apatía nos hicieron dudar. Al final nos decantamos por esta, según algún sitio que he visto por ahí, comedia romántica,… como drama amable lo calificaría yo. El caso es que esta película de tono romántico, dejémoslo ahí, dirigida por el novel Josh Boone, dispone de un reparto razonablemente atractivo, y las críticas no la ponían mal. Desde luego, la traducción del título al español es una memez. No se por qué no titularla directamente Atrapados en el amor. La verdad es que el título en inglés también tira a cursi.

Lo que vemos en pantalla es un año en la vida sentimental de una familia. Los padres, Erica (Jennifer Connelly) William Borgens (Greg Kinnear), se han separado hace un par de años por una infidelidad de la primera que vive con otro hombre. Sin embargo, el segundo, un escritor de éxito, ha decidido esperar a que regrese a casa, confiando casi ciegamente en que tal cosa sucederá. Eso no le impide tener una amistad con derecho a (intenso) roce con una vecina casada, Tricia (Kristen Bell), que le sirve de consejera. La hija mayor, Samantha (Lily Collins), es una precoz escritora joven de 19 años que acaba de publicar su primera novela, y que vive sus relaciones de forma casual, sin compromiso, simplemente por el sexo. No se habla con su madre, a la que no ha perdonado la situación familiar. Aunque conocerá a un compañero de facultad, Lou (Logan Lerman), que intentará cambiar su forma de pensar. El hijo menor, Rusty (Nat Wolff), de 16 años es tímido y, en contraste con su hermana, un romántico que está colado por una compañera de clase muy guapa, aunque con problemas con el consumo de drogas. A pesar de que el título en castellano nos habla de un invierno, seguiremos a la familia durante un año, desde una comida de Acción de Gracias a la siguiente, durante el cual deberán resolver sus cuestiones,… si pueden.

A orillas del mar en Margate

No tengo fotos de las playas de Carolina del Norte en el Atlántico, que es donde está rodada la película, así que nos tendremos que contentar con algunas vistas del Mar del Norte, desde Inglaterra.

A ver. Esta película no tiene complicaciones. Familia casi perfecta, de gente que dialoga, especialmente el padre, liberal, abierta de mente, con un buen rollo tremendo, y que tienen algunos problemas con las relaciones interpersonales derivadas de unos hechos que se van aclarando por el camino. No es excesivamente original, y es relativamente previsible, aunque tiene algún diálogo y algún que otro momento conseguido.

Las interpretaciones son de correctas a notables, aunque yo hecho de menos alguna presencia más de la guapa Jennifer Connelly que pudiendo dar más de sí queda un poco apagada como “mala” de la película, y de la vecinita Kristen Bell que produce alguna de las interacciones más notables e interesantes con Kinnear. La historia que se llevan entre manos CollinsLerman bordea en algún momento la intervención de la brigada anticursis, o la calificación de “cine cebolla”.

Esta película no pasará a la historia del cine como algo especial desde luego. Carece de originalidad y de planteamientos realmente interesantes, pero se deja ver con razonable agrado. Es buenrollista y sales bien del cine, aunque con irregularidades. Tiene momentos buenos, que no están suficientemente explotados, y momentos no tan buenos, con cierta tendencia al pastelón en algún caso. Pero bueno… estamos ya en época veraniega y no podemos pedir, aparentemente, mucho más de la cartelera. Reconozco que la valoración que le voy a poner es benevolente, por el buen rollo con el que salimos. Pero la tendencia sería de ahí a la baja.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ***
A orillas del mar en Margate

En concreto, desde la ciudad de Margate, que ya ha aparecido en más de una ocasión en estas páginas.

[Fotografía] Recomendaciones semanales; exposiciones de PHotoEspaña 2013 (PHE13)

Fotografía

Ya había hecho algún comentario al respecto en semanas anteriores. Algunas de las más interesantes recomendaciones en cuestión de fotógrafos y fotografías procedían estas últimas semanas de los comentarios sobre las exposiciones y actividades de la edición de 2013 de PHotoEspaña (PHE13). Probablemente este es el principal certamen de fotografía, con exposiciones, seminarios, conferencias, etcétera que se celebra en España. Quizá le principal problema es que se celebra en Madrid en los meses de verano. Para los capitalinos, tal vez sea una buena solución a salir y meterse de vez en cuando a ver una exposición o escuchar una conferencia en un lugar refrigerado. Pero si vas a pasar el día a la capital para ver algunas de las exposiciones (imposible todas, ni siquiera de la sección oficial, en un día), y te sale un día de calor, puedes acabar agotado. Pero bueno. Os cuento lo que vi.

Llegué poco antes de las 10 de la mañana a Madrid en el AVE y vi por mi cuenta un par de exposiciones antes de las 12 y media.

Por un lado, en la sala de exposiciones de AZCA de la Fundación Mapfre, la completa exposición sobre la obra de Emmet Gowin, en la que encontramos su faceta de fotógrafo de su mujer y entorno familiar, que comparte como veremos con algún otro fotógrafo de este certamen, y en sus paisajes comprometidos con el medioambiente o con la espectacularidad de algún fenómeno natural. Y más cosas. Me gustó. Mucho.

Emmet Gowin en Fundación Mapfre

Emmet Gowin en Fundación Mapfre.

Por otro lado, en la sala de exposiciones Canal de Isabel II de la Comunidad de Madrid, la exposición La oscuridad natural de las cosas de la fotógrafa contemporánea Laura Torrado. Mucha trabajo escenográfico, y diversas técnicas de la imagen además de la fotografía, para un trabajo de los últimos veinte años donde se analiza el cuerpo y la identidad. Se me ha olvidado decir que el tema alrededor del cual giran la mayor parte de las exposiciones de este años es la persona, su cuerpo y su identidad y su expresión social y política. No estuvo mal la exposición, y compré el librito catálogo.

Tras encontrarme con algunas buenas gentes que tienen el capricho de vivir y trabajar en un sitio como Madrid, antes de comer aprovechamos para ver tres exposiciones más, en el entorno de la Gran Vía y la calle de Alcalá.

En el Espacio Fundación Telefónica encontramos la exposición con obra fotográfica y cinematográfica de Shirin Neshat, artista iraní que profundiza en la mujer musulmana, en su relación con el cuerpo y su condición como musulmana, con todos lo problemas que ello parece conllevar en su identidad cultura y con los prejuicios de occidente. Algunas muy interesantes fotografías, pero las partes cinematográficas todavía son mejores. También nos gustó bastante. Compré el catálogo de la exposición.

Shirin Neshat en el Espacio Fundación Telefónica

Shirin Neshat en el Espacio Fundación Telefónica.

Shirin Neshat en el Espacio Fundación Telefónica

Shirin Neshat en el Espacio Fundación Telefónica.

En la Calcografía Nacional, en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, apreciamos una estupenda colección de Desnudos modernistas (1923 – 1929) del checo František Drtikol. Me gusta mucho la fotografía de la década de los 20 del siglo pasado, en sus diversas corrientes, y también disfruté mucho con esta exposición. A partir del 15 de julio, en este lugar también se podrá vees.r una exposición de Rafael Sanz Lobato, fotógrafo documental, que desgraciadamente no estaba todavía lista ayer, claro. De la misma forma que me hubiera gustado ver la exposición de Manolo Laguillo, apostol español del sistema de zonas, cuya obra se podrá ver en el Museo ICO a partir del 21 de junio. Mecachis.

Real Academia de Bellas Artes

Real Academia de Bellas Artes.

Estos dos últimos, y Darren Almond que presentaba su exposición Atmos en la Sala Alcalá 31 de la Comunidad de Madrid, dan la impresión de alejarse del tema principal del certamen alrededor del cuerpo humano. En el caso de Almond, encontramos diferentes técnicas de pintura, escultura, audiovisual y fotografía para elaborar un discursos, según los organizadores, alrededor del tiempo y la historia. A mí no me llamó mucho la atención, y de acuerdo al folleto de la exposición, nos quedamos con la sensación de que no estaba expuesto todo lo anunciado. No sé. Igual nos despistamos.

Darren Almond en Alcalá 31

Darren Almond en Alcalá 31.

Darren Almond en Alcalá 31

Darren Almond en Alcalá 31.

Tras comer, llegamos tarde, por una mala información, a las exposiciones en la Casa de América, y nos bajamos a lo más cercano abierto en esas tempranas horas de la tarde. Fuimos al Jardín Botánico, donde siempre hay un par de exposiciones significativas del tema del certamen, además de la librería oficial del mismo. Las dos exposiciones que pudimos encontrar en el Pabellón Villanueva fueron:

El cuerpo revelado en los fondos de la Colección Alcobendas, colectiva de fotógrafos españoles de actualidad, muy diversa, pero toda ella alrededor de del tema del cuerpo humano y de la identidad. Más de 60 fotografías que tienen su interés, aunque como conjunto no tenga la coherencia que encontramos en otras exposiciones. En mi humilde opinión.

Colección Alcobendas en el Jardín Botánico

Colección Alcobendas en el Jardín Botánico.

Conocimiento es poder, otra colectiva con doce artistas de ocho países que también nos hablan del cuerpo humano como objeto ideológico. Tampoco carece de interés, con nombres significativos, aunque tampoco fuera de la que más nos entusiasmaron.

Savoir c'est pouvoir en el Jardín Botánico

Savoir c’est pouvoir en el Jardín Botánico.

Quizá el centro de exposiciones que lleva el mayor peso de la sección oficial del certamen sea el Círculo de Bellas Artes, algo que viene siendo ya una tradición, con algunos de los pesos pesados de la propuesta expositiva del certamen. Vamos a verlo.

Libros colgantes en el Círculo de Bellas Artes

Libros colgantes en el Círculo de Bellas Artes.

El, ella, ello. Diálogos entre Edward Weston y Harry Callahan. Ahí es nada, dos pesos pesados de la fotografía del siglo XX. Recientemente ya manifesté que Weston es uno de los fotógrafos que más me gustan, un auténtico clásico que revolucionó muchas cosas en este arte. Pero Callahan, de quien conocía cosas pero no había tenido la oportunidad de aprecia su obra en su conjunto, me ha gustado en esta ocasión tanto como Weston, y en alguno de “los diálogos”, más. Más tarde, en La Fábrica compré un libro de este autor, dedicado a su esposa Eleanor, que fue su modelo en muchas ocasiones. Esta exposición se podría considerar imprescindible. Por favor, no confundir al fotógrafo con un famoso carácter cinematográfico con quien comparte el nombre.

Weston y Callahan en el Círculo de Bellas Artes

Weston y Callahan en el Círculo de Bellas Artes.

La que para mí ha sido la exposición sorpresa, por lo que me impactó es la del mejicano Fernando BritoTus pasos se perdieron con el paisaje. Preocupado por la violencia en su país, aborda la situación de las personas violentamente asesinadas tal y como se encuentran en el paisaje donde son abandonadas. Pero con un tratamiento estético perturbadoramente bello, porque el autor combina las cuestiones documentales con una técnica paisajista y un dominio de la luz absolutamente impecables. En la Sala Minerva inmaculadamente pintada de blanco para la ocasión, las fotografías en formato grande, resaltan e impactan. Me gustó mucho.

Fernando Brito en el Círculo de Bellas Artes

Fernando Brito en el Círculo de Bellas Artes.

En la Sala Picasso, encontramos la exposición Mujer – La vanguardia feminista de los años 70 (Obras de la SAMMLUNG VERBUND, Viena). Colectiva con 21 fotógrafas muy diversas que dieron un vuelco a la representación de la mujer en la fotografía en particular y en el mundo del arte en general. Una exposición también muy interesante, y que da bastante que pensar. Y a pesar de los 40 años que han pasado desde que se realizaron esas fotografías, creo que están de plena actualidad.

Autorretrato en obra de la exposición Mujer (fotógrafas vanguardistas en los 70) en el Círculo de Bellas Artes.

Autorretrato en obra de la exposición Mujer (fotógrafas vanguardistas en los 70) en el Círculo de Bellas Artes.

Mujer (fotógrafas vanguardistas en los 70) en el Círculo de Bellas Artes.

Mujer (fotógrafas vanguardistas en los 70) en el Círculo de Bellas Artes.

En la todavía para mí desconocida Sala Juana Mordó, encontramos las fotografías del polaco Zbigniew DlubakEstructuras del cuerpo. En la Polonia de finales de los años cincuenta del siglo pasado, este fotógrafo empieza a preocuparse por el desnudo femenino cambiando por completo la visión que de este tema se tenía en general, y su país natal, tan complejo en general. Es una visión más analítica del cuerpo femenina que como objeto erótico o afectivo. Me resultó más curiosa que otra cosa, sin negar ni mucho menos, sería un atrevimiento, las cualidades del fotógrafo.

Ya avanzando la tarde comenzamos a dirigirnos hacia Atocha. Pero paramos en las renovadas instalaciones de La Fábrica, ya que han reunido en un mismo espacio la librería, la sala de exposiciones y lo que llaman una gastroteca (restaurante/bar). Lo llaman el Espacio abierto. La tienda está más diversificada y, además de las publicaciones relacionadas con la fotografía, también venden ahora regalos, vinos, y “amenazan” con vender artículos de la Lomography Society. Allí estuve, mientras dialogaba con ellos y les deseaba suerte en el empeño global, trasteando una Belair, que con su capacidad para obtener negativos de 6 x 12 centímetros es el único producto de esta gente que me ha llamado la atención. Aunque en la mano, me parece un chisme plasticoso, sin ningún tipo de confianza en su fiabilidad. De repente, al verla, su asequible precio de 300 euros me pareció caro. Pero a lo positivo, me parece muy bien que diversifiquen y procuren a los clientes y aficionados a la fotografía y al arte un espacio más agradable y variado. Por si fuera poco, dentro de la sección Festival Off de PHE13, presentan obras de Nobuyoshi ArakiFlower Pradise. Parece que el prolífico fotógrafo japonés ha cambiado de técnica fotográfica, pero sus aparentemente inocentes bodegones que combinan coloridas flores, muñequitas y dinosaurios, están sus temas de siempre. Belleza, sexo, muerte, decadencia,…

Araki en La Fábrica

Araki en La Fábrica.

Finalmente, quedaba algo de tiempo para pasar por el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, donde dentro de la sección oficial de PHE13 se presentaba la obra de Azucena VieitesTableau Vivant, con técnicas mixtas de collage, dibujo, serigrafía y fotografía,… de las que yo no supe ver la gracia. Como los sábados por la tarde el museo es gratis, y hay en estos momentos una temporal dedicada a Salvador Dalí, habían un follón horrible, y nos despedimos pronto y me fui a la estación, cansado por el calor y las horas de pie contemplando obra fotográfica. Que está muy bien, pero es agotador. He de decir que es una de las ediciones de PHotoEspaña que más he disfrutado de las obras, aunque me hay quedado con muchas cosas sin ver. Ya veremos si hay ocasión. Probablemente, no, pero…

Azucena Vieites en el Reina Sofía

Azucena Vieites en el Reina Sofía.

Colas para ver a Dalí los sábados tarde que es gratis en el Reina Sofía

Colas para ver a Dalí los sábados tarde, que es gratis, en el Reina Sofía

[Fotos] Sábado caluroso en Madrid

Fotografía, Fotografía personal

Me he tomado un par de días de vacaciones en el Cuaderno de ruta. Liado. Y lo que se puede avecinar. No sé. En cualquier caso, ayer estuve todo el día en Madrid. Como intento hacer todos los años, viendo exposiciones de PHotoEspaña 2013. Pero eso os lo contaré más adelante cuando lo tenga elaborado. Ahora simplemente, dejaros algunas fotos de ayer, un día muy muy caluroso, no el más adecuado para patearse la capital. Pero bueno. No estuvo mal. Aunque ahora estoy que no me tengo.

Torre Picasso

Aunque la mayor parte de las exposiciones de la sección oficial de PHE 2013 están en el eje que forman el Paseo del Prado, Recoletos, Alcalá y Gran Vía, hay alguna más excentrica, que nos llevó a pasear por una desierta AZCA.

Torre Picasso

Donde sólo se veían limpiadores, guardas de seguridad y alguna ciudadana paseando al perro.

Músicos en la calle Fuencarral

Cuando volvimos al centro, después de un par de exposiciones, este estaba ya bastante animado, como la calle Fuencarral, donde unos músicos atraían más curiosos que melómanos.

Músicos en la calle Fuencarral

Sin William Eggleston alcanzó fama y reconocimiento fotografiando a un triciclo, lo conseguiré yo con esta pequeña bicicleta,… No creo.

Incendio en el Teatro Alcázar (Calle Alcalá)

No faltan entretenimientos en Madrid… y ayer organizaron para deleite de los turistas un incendio en el Teatro Alcázar, en plena calle de Alcalá.

Incendio en el Teatro Alcázar (Calle Alcalá)

Todavía salía algo de humillo cuando pasamos por allí, y los bomberos se afanaban en la azotea.

Incendio en el Teatro Alcázar (Calle Alcalá)

Lo malo es que el despliegue policial y de bomberos hacía que para ir del número 13 al 31 de la Calle de Alcalá, tuvieras que dar un considerable paseo, que en pleno mediodía de un día de calor apetece poco.

Saliendo del Botánico por el camino largo

Es tradicional que en PHE, el Pabellón Villanueva del Jardín Botánico acoja a dos de las exposiciones de la sección oficial, así como la tienda del certamen. Así que ya sabéis. Si queréis comprar allí los libros o catálogos… sumad los tres euros de la entrada al botánico.

Saliendo del Botánico por el camino largo

Para hace tiempo a la apertura por la tarde de las siguientes salas de exposiciones, la salida del Jardín Botánico la hicimos por el camino largo, más umbrío y protegido del sol que pudimos encontrar.

Saliendo del Botánico por el camino largo

Las condiciones de luz no eran las mejores para las fotografía, demasiado contraste, pero se hizo lo que se pudo, mientras esperábamos que se acercasen las cinco de la tarde.

Saliendo del Botánico por el camino largo

En cualquier caso, es un sitio razonablemente agradable y entretenido para ir con una cámara de fotos.

Tomando el sol ante el Reina Sofía

Antes de ir a coger el tren, pasamos por el Reina Sofía, aunque como ya contaré, podríamos haber prescindido del hecho. Pero bueno, estaba animado el lugar.

Madrid - Puerta de Atocha

Finalmente, ya solo, a esperar la salida del tren, después de un día agotador por el calor, en la vistosa estación de Madrid-Puerta de Atocha.

Madrid - Puerta de Atocha

Y a coger el último AVE con destino Zaragoza y Barcelona. Por cierto, ¿cuando pondrá Renfe en sus trenes zonas restringidas sin ruido de móviles y de gente gritando a través de sus móviles, como la mayor parte de las compañías de ferrocarril europeas civilizadas? Es increíble lo que mea fuera de tiesto Renfe sobre lo que es calidad y lo que no en un viaje en tren.

[Televisión] Cosas de series; The Fall, una banda de jazz en problemas, y alguna cosa más

Televisión

Pocas novedades en estas semanas que nos acerca al verano. Al tórrido verano del valle del EbroWinter is coming, dicen con terror en Westeros, recordando la entrada de ayer, también televisiva. Con similar pavor decimos por aquí, Ya está aquí el verano, ya está la calor. Pero no nos despistemos. Pocas novedades decía. Hace unos días comenzó Graceland una de policías encubiertos en las playas surferas del sur de California. Las únicas expectativas son que la acción sea divertida y las chicas guapas. Ya veremos. También empecé a ver una especie de mujeres desesperadas, versión criadas mejicanas en casas pijas californianas, pero no pasé de los primeros 15 minutos. Por si a alguien le puede interesar, se llama Devious Maids.

Llegó a su fin la corta segunda temporada de Men at Worksitcom sin mayor trascendencia sobre cuatro compañeros de trabajo en una revista, que intentan ligar con más o menos éxito, que se plantean cuestiones sobre la amistad y el compañerismo, y que en general es olvidable pero entretiene en una época con pocos productos razonables en el campo de la comedia de corta duración. Pase.

Pasarela en Casablanca

En los dos últimos años he puesto varias de mis viejas cámaras para película tradicional en marcha de nuevo. En principio, las más clásicas. Pero hubiera sido de desagradecido no haber puesto en marcha la Canon EOS 100, que tanto usé en su momento. Un carrete de Kodak Portra 400, y un par de paseos por el Canal Imperial de Aragón. Uno bajo el sol con el moderno EF 40/2,8 STM, y otro bajo la amenaza de la lluvia con el viejo EF 50/1,8 de primera generacion.

Y ahora vamos con dos temas de mayor enjundia.

En primer lugar, he rescatado una miniserie británica, Dancing on the Edge, de cinco capítulos y un epílogo. El primero y el quinto de hora y media de duración, los restantes y el epílogo de una hora. Nos cuenta esta miniserie la historia de Louis Lester (Chiwetel Ejiofor) y su banda de swing en el Londres de principios de los años 30 del siglo XX. Con el apoyo del periodista Stanley Mitchell (Matthew Goode) que los presentará a la aristocracia más snob, conseguirán cierto éxito, hasta que un crimen en el que morirá su cantante solista principal, Jessie (Angel Coulby), les complicará la vida, especialmente cuando las sospechas empiecen a recaer en Louis.

Reloj de Sol

En una de las series que comento hoy, uno de los personajes, Sarah, interpretado por Janet Montgomery, hace de fotógrafa a principios de los años 30. Y la vemos pasearse con una Leica III.

Esta serie, a priori, tenía muy buena pinta, por la buena ambientación de las series británicas de época y por su llamativo reparto de gentes tanto del cine americano como de la televisión británico. Además de los mencionados, John GoodmanJacqueline BissetJenna Coleman (la actual compañera del Doctor), Joanna Vanderham (protagonista también de otra serie de época cuya primera temporada vimos haces unos meses), y otros, dan crédito de las pretensiones  de la serie. Sin embargo, se ha quedado simplemente en bien hecha y entretenida, pero con un poquito de falta de garra. No obstante, se deja ver con agrado, especialmente a los aficionados de los dramas de época.

Viejas maderas

Grave error, puesto que la acción comienza en 1932, y el modelo III de Leica no apareció hasta un año más tarde. Pero la luce muy bien.

El plato fuerte de la semana ha sido el capítulo final de la primera temporada de The Fall, serie de la BBC realizada en el norte de Irlanda, en Belfast, y que plantea el enfrentamiento entre un asesino en serie de mujeres jóvenes independientes y atractivas, a quien conocemos desde el principio, Paul Spector (Jamie Dornan), y una inspectora de la policía inglesa que ha acudido para apoyar a la policía norirlandesa en el caso, la extraña y excéntrica Stella Gibson (Gillian Anderson). Hay más tramas paralelas, basadas en la viciada y dividida sociedad de Belfast. Es una serie intensa, donde las interpretaciones y las complejidades de los personajes dominan sobre la acción propiamente dicha. No es al fin y al cabo una serie de crímenes y misterios; el espectador sabe todo lo que tiene que saber. De lo que se trata es de sufrir con los caracteres las propias contradicciones de su propia condición. Está bastante bien. Aunque no apta para espectadores con tendencia a distraerse. Hay que mantenerse concentrado.

El roble del Canal

También es llamativa la extrema nitidez de las copias que obtiene, que no se corresponde con el aspecto de las copias de aquella época. No es que el Elmar 50/3,5 sea malo,… es que el conjunto de películas de la época, pequeño formato, y objetivo no permitía ese aspecto a las copias. Demasiado pulida la ambientación de la serie.

Cabezo cortado

Para colmo, en un momento le regalan una Contax I, con la que le dicen que podrá hacer fotos en cualquier circunstancia porque es “más rápida”. Ciertamente, el obturador de la Contax llegaba a 1/1000 seg, mientras que las Leicas de la época se quedaban en 1/500 seg. Pero eso no significa que con las películas de entonces de uno 10 ISO de sensibilidad, y con teleobjetivos que como mucho abrían a f/4,5, pudiera hacer fotos en los oscuros pasillos de las áreas del servicio de un viejo hotel. Pero bueno, esto son quisquillas de un aficionado a la fotografía un poco petardo.

[Cine (con obituario)] 15 años y un día (2013), que está dedicada a Elías Querejeta (1930 – 2013)

Cine

Hace unos días falleció Elías Querejeta, productor español de cine que mantuvo una prolongada carrera. La primera película que produjo data de 1962 y la última, un documental, de 2009. Su última película de ficción fue Siete mesas de billar francés, un excelente película firmada por su hija en 2007. Según IMDb, dirigió 3 documentales y colaboró como guionista en 23 películas diversas. Pero su principal actividad fue como productor. Y simplemente con contemplar la lista de títulos en los que participó, por si alguien no era consciente, estamos ante una figura importante del cine español durante cincuenta años. Y además, arriesgando. Produciendo películas que se han salido de los cauces trillados, muchas veces para bien, alguna para no tan bien. Pero impulsando, impulsando mucho a este maltratado séptimo arte, bastante machacado últimamente en todo aquello que no sea producir títulos que dejen beneficios gracias… a la venta de palomitas. Afortunadamente aquí estamos recordando y celebrando la carrera de alguien que nos dejó otras cosas. Películas que recordaremos, y que volveremos a ver. Y si yo me tengo que quedar con una… aquí no voy a ser nada original,… que sea con los ojos de la niña Ana en El espíritu de la colmena de Victor Erice.

Señor Querejeta, gracias por todo, y espero que disfrute de su estancia en el único cielo que concibo, el de las gentes del cine y de todos los que aman este maravilloso arte.

Y mira por donde, también fue padre, y su hija Gracia, Querejeta claro, nos ofrece de vez en cuando películas como directora que una veces con más fortuna y otras con menos, creo que todas han tenido algo de interés. Y la última, cuyo estreno comercial ha coincidido con la muerte de Elías, está dedicada a él. Y ayer nos fuimos a verla.

Islas Berlengas

La entrada de hoy tiene de fondo un cierto sabor a mar, y por eso pongo un par de paisajes marinos, aunque no coincidan con los de las historias que comento. En esta, un antiguo fuerte en las portuguesas islas Berlengas.

15 años y un día (2013), 11 de junio de 2013

Venía la película precedida de cierta expectación positiva. Por un lado, es la nueva colaboración de la directora con una de sus actrices, con la que tan bien funcionó en la película que he mencionado al principio de esta entrada, Maribel Verdú. Por otro lado, venía de ser premiada en algunos festivales nacionales de cierto prestigio. Y finalmente, ya he dicho que las películas de esta directora, aunque irregulares en su calidad global desde mi humilde opinión, en todas he encontrado algo que me ha interesado.

Nos habla la película de Jon (Arón Piper), el hijo de una actriz viuda, Margo (Maribel Verdú), de catorce años, vivo, ingenioso, inteligente, pero también con gran capacidad para el conflicto y para confundir los términos éticos del comportamiento y de lo que denomina justicia, y con un exceso de franqueza en sus relaciones. Expulsado por tres meses del colegio, su madre decide enviarlo a vivir una temporada con el abuelo del chaval, Max (Tito Valverde), un militar retirado que vive en relativa soledad en la costa mediterránea, con la exclusiva amistad de una inspectora de policía, Aledo (Belén López). La convivencia entre ambos no es fácil, puesto que sus puntos de vista del mundo son antagónicos. Y la cosa se complicará cuando el chaval se meta en una pelea de la que saldrá muy mal parado, y otro adolescente muera de un navajazo.

A ver… en la historia que se nos presenta hay elementos interesantes. La directora vuelve a explorar el mundo de la adolescencia y sus complejidades como ya hizo con Héctor. Pero por algún motivo, la historia no acaba de funcionar del todo bien. Creo que hay determinados elementos sociológicos que resultan excesivamente tópicos. Cae excesivamente en el lugar común. Creo que básicamente hay un problema de planteamiento y de guion. El caso policial siendo importante, acaba navegando por lo anecdótico por la previsibilidad de su resolución, y la revelación de los oscuros motivos que pesan sobre los adultos es un poco anticlimática. No funciona bien, ni emociona lo que debería.

Todo ello, a pesar del razonable buen trabajo de los intérpretes, que tienen suficiente enjundia todos ellos para sostener el tipo e incluso en determinados momentos la película.

Me joroba un poco decir que la película me ha dejado frío, pero es así. Y quizá se ha roto la racha que he mencionado de directora cuyas películas mejores o peores tenían todas algo que me interesaban. Aquí me he quedado demasiado… mmeh… Creo que los guiones y las historias, para que puedan reflejar el fondo que se les quiere dar por detrás tienen que estar más cuidados. La película se deja ver mientras estás en la sala de cine, pero después… no sé,… tienes la sensación de que te vas a olvidar con facilidad de ella. Y el volver a ella con el pensamiento tampoco la favorece en especial. Lo siento. De verdad. La gente que la ha hecho me cae bien…

Valoración

  • Dirección: **
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: **
Una cala en la costa menorquina

Y aquí nos vamos al Mediterráneo, a una de ls recoletas calas de las costas de Menorca.

[Televisión] Cosas de series; extra Game of Thrones

Televisión

Generalmente, hablo de televisión, en mi serie de artículos Cosas de series, los jueves. Pero hago especiales en algunas ocasiones. Cuando termina una serie después de exitosa carrera y varias temporadas mereciendo mi atención y mi aprecio, o si por algún motivo estoy especialmente enganchado a ella. Pocas hay de estas. Pero alguna hay. Y después del episodio noveno de su tercera temporada una de ellas es Game of Thrones.

Entendámonos, si ahora viene alguien y me pregunta, ¿me puedes resumir la historia de lo que ha pasado en la serie hasta el momento?, mi respuesta sería “No”, o “Unos cuantos que quieren ser reyes o reinas, se putean entre sí, y de vez en cuando la chicas salen en pelotas, todo ello en un medioevo con toques mágicos”. Poco más podría explicar de forma coherente. La cantidad de tramas y personajes que se manejan en esta historia es excesiva para mis pretensiones iniciales de pasar un rato entretenido. Y tengo otras cosas en la cabeza como para dedicar recursos a mantener en la memoria las relaciones y pretensiones de todos ellos.

Castillo de Peñafiel

La acción de “Game of Thrones” se sitúa en un mundo ficticio, unos dicen que alternativo a la Europa medieval, otros dicen que una versión medievalizada de la Tierra moribunda. Por lo de los inviernos raros y largos y esas cosas. El caso es que repasando mis fotografías de mi viaje a Portugal de hace 15 años, un simple recorrido por la Península Ibérica sirve para encontrar tremendos castillos, como el de Peñafiel.

De hecho, cuando empezó la primera temporada, lo dejé, pasé de ella, me dije “Otros que buscan el estilo del Señor de los Anillos, pero con sexo”, y decidí que era algo que no me interesaba demasiado. Pero un poco por azar, volví a ver los primero episodios. Y decidí o me di cuenta de que aunque no siguieses la trama con detalle, todos ellos tenían momentos de cine en pequeña pantalla interesante. Por las tramas, por los diálogos, por las interpretaciones, por la ambientación, por la traslación a un mundo alternativo más rico de lo que había pensado anteriormente… y me enganché. De forma tímida al principio. Pero ya los últimos capítulos de la primera temporada me mostró que aquí no valían los tópicos del género de aventuras tradicional, que cualquier cosa podía pasar, que no había personajes protegidos, que no siempre ganan los buenos y que los matices y las posibilidades son muchas.

Órreo en sur de Orense

O rústicas poblaciones con construcciones de piedra tradicionales como los hórreos de la provincia de Orense.

La segunda temporada me sirvió para engancharme a algunos personajes. Me encantan los Lannister. Todos menos uno, que todo el mundo que vea la serie podrá imaginar. Sus reuniones de familia son de lo más divertido, lo cual se ha manifestado especialmente en la tercera temporada. Me gustan muchos de los personajes secundarios, que muchas veces son más interesantes que los protagonistas. Me gusta Arya Stark, de hecho es la única que me gusta de los Stark, que a priori eran los presuntamente majos y simpáticos… Me gusta la pelirroja… Y Margaery,… bueno, esta porque “se parece mucho” a Ana Bolena… y es mucho más peligrosa… Y muchas cosas más…

Valle del Duero

O profundos valles con sus laderas sembradas de viñas, como en el recorrido portugués del Duero.

Y en la tercera temporada, me ha gustado porque ha habido episodios magníficos, espectaculares desde muchos puntos de vista. Si me descuido, acabaré enterándome de qué va la serie, acabaré entiendo todo este guirigay de personajes y tramas. Y sobretodo, me encanta que me sorprendan. Me gusta que no haya ideas preconcebidas, salvo que hayas leído previamente los libros, cosa que no me apetece hacer, porque son unos tochos de mucho cuidado, y la serie televisiva me colma plenamente. Y claro, disfruté como un enano con el noveno episodio de este tercera temporada. Que hay que ver. Varias veces. Ya me gustaría que en el cine para pantalla grande hicieran películas de aventuras con guiones e historias como estas.

Ría de Aveiro

O curiosos barcos que surcan los mares, como los tradicionales de la ría de Aveiro. Todo ello sin salir de Poniente. Porque poco hay más al poniente en Europa que la vieja Iberia.

[Fotos] Algo de Leica, y a medio camino de mi viaje por Portugal en 1998

Fotografía, Fotografía personal, Viajes

Es un día triste para los aficionados a las cámaras Leica, en el que la marca alemana ha anunciado públicamente la realidad del producto más aburrido que tal vez haya lanzado alguna vez al mercado, descontando algunas de sus compactas en colaboración con Panasonic. Pero no es la primera vez que hace un movimiento similar. A principios de los años 2000, puso en el mercado una compacta para película tradicional muy interesante, con un objetivo fijo Summarit 40/2,4, la Leica CM, y un poco después sacó una Leica CM Zoom con un zoom poco luminoso de escaso interés. Me recuerdan rápidamente, que previamente habían hecho lo mismo con la pareja MiniluxMinilux Zoom. Pues lo mismo, pero con la gama X y en digital. El problema es que levantó muchas expectativas. Y a muchos les hubiera gustado ver una Leica CL de la época digital, que hubiera merecido el apelativo de Mini M.

Visto pues, que no hay nada interesante que comentar pues por la banda fototecnológica, os pongo unas cuantas fotos del viaje que estoy digitalizando en estos momentos. En 1998, con la excusa de la Exposición Internacional Lisboa 1998, hicimos un viaje por el país vecino empezando por el norte y llegando hasta Lisboa a visitar dicha Expo. De esto ya hablaré otro día. De momento hoy haré un recorrido desde el norte portugués hasta el monasterio de Alcobaça.

Incendios en el Parque Nacional Peneda Geres

Fue año de incendios forestales, algunos de los cuales amenazaron al Parque Nacional Peneda.Gerês

Elevador de Bom Jesus do Monte - Braga

En Braga estuvimos alojados en un hotelito muy mono en lo alto de Bom Jesus do Monte, donde hay un interesante funicular hidráulico.

Órreos en el sur de la provincia de Orense

Cuando recorrimos Peneda-Gerês, pasamos brevemente por el sur de la provincia de Orense donde visitamos algunos bonitos hórreos.

Viana do Castelo

Nos acercamos de vez en cuando a la orilla del mar, como por ejemplo en Viana do Castelo, que tiene alguna cosa más de interés que las playas.

Camino del Valle del Duero

En un momento dado comenzamos a viajar hacia el sur, hacia el valle del Duero, hacia zonas vitivinícolas.

El Duero en Oporto

Nos alojamos en Oporto, donde pudimos contemplar como los “rapazinhos” se zambullían en las aguas del Duero.

Barcos tradicionales de pesca en el entorno de la ría de Aveiro

También contemplamos los barcos y artes tradicionales de la pesca en la ría de Aveiro.

Ocaso en el entorno de la ría de Aveiro

Y en una tranquila playa cerca de Aveiro disfrutamos de un impresionante ocaso.

Monasterio de Alcobaça

Dejo esta parte del recorrido en la visita al Monasterio de Alcobaça; dentro unos días, el resto, que incluye por qué dejaron de interesarme las exposiciones internacionales.

[Cine] Faust (2011)

Cine

Faust (2011), 6 de junio de 2013.

Estos días da para hablar bastante de cine. No me olvido del obituario de Elías Querejeta, es que estoy buscando el momento adecuado. De momento, lo de hablar de cine parece adecuado, porque la cartelera en estas fechas no está para muchos lujos. En cualquier caso, seguimos aprovechando las películas clasificadas como aragonia clásicos, que en estas salas de cine nos vienen en versión original y más económicas. Eso sí con un par de años de retraso. Y en esta ocasión nos metemos con una de Aleksandr Sokurov. Lo que antaño se llamaba “cine de arte y ensayo” y hoy se denomina más frecuentemente “cine de autor”. Aunque cada cual mete en estas categorías lo que se le ocurre o lo que le viene bien.

En este caso no hay que devanarse mucho la cabeza sobre el argumento. Estamos ante una interpretación del Fausto de Goethe, en concreto de su primera parte. Las inquietudes del estudioso ya maduro Faust (Johannes Zeiler), pobre y eternamente insatisfecho tanto en lo material, como en lo intelectual, como en los espiritual, y que acabará en tratos con un prestamista al que no le dan nombre pero que habrá que identifica con Mefistófeles (Anton Adasinsky), y a quien acabará vendiendo su alma a cambio de poder estar con la joven Margarete/Gretchen (Isolda Dychauk).

Río Isar (Múnich)

La acción del Fausto sucede en una población alemana no mencionada, en cualquier caso una ciudad, que representaremos con esta foto del río Isar a su paso por Múnich.

Con una realización muy particular, rodada en estándar académico aproximadamente (formato 1,37:1), con frecuentes distorsiones en la imagen, nos encontramos con una película muy densa, en la que hay que poner los cinco sentidos para no perderse. No he leído la obra literaria, no sé si soy capaz hoy en día, pero tengo la sensación que nos encontramos ante un Fausto que se convierte rápidamente en una marioneta del prestamista/diablo, y en el que puede más la lujuria ante la juventud y la belleza de la joven Gretchen, que otras incertidumbres que ese presentan en el protagonista en la obra original. Bien es cierto que al final consigue cierta “redención” a través de ciertas renuncias.

Las interpretaciones son intensas e interesantes, especialmente las de Adasinsky, que compone un Mefistófeles que combina el atractivo sobre lo que promete con la repulsión de su propia degradación física y moral. Creo que uno de los momentos más chocantes son las escenas en los lavaderos, donde contrasta la belleza de las mujeres, especialmente de Gretchen, con la deformidad y la degradación del cuerpo desnudo del prestamista. Breves apariciones de Hanna Schygulla de quien confieso que me enamoré mi adolescencia cuando protagonizaba con todo su atractivo las películas de Fassbinder.

Una película difícil de digerir, yo todavía no lo he conseguido del todo, que viene “lastrada” por su densidad conceptual y también por qué no, por sus más de dos horas de duración. No la recomendaría a todo el mundo, no es una película comercial, pero sí que es cine muy interesante de ver tanto por sus propuestas formales como por la historia, ya universal, que nos cuenta.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ***
Desde la cima de Zugspitze

Las últimas escenas de la película transcurren en un paisaje montañoso, desolado, que significa las renuncias de Fausto, que están rodadas en Islandia; a falta de fotografías islandesas, seguiremos en Alemania, en su punto más alto, en Zugspitze.

[Fotografía] Recomendaciones semanales; pues no mucho, que he estado un poco pasota

Fotografía, Trenes

He estado un poco vago, un poco pasota en los últimos días. Después de unas semanas en las que he intentado llevar un buen ritmo de actividad, me lo he tomado con más calma. No es que me haya quedado parado. Tengo alguna película pendiente de comentar, he iniciado algún pequeño proyecto que ya comentaré, y por ejemplo, las fotografías de hoy corresponden a la mañana que pasé ayer con mi sobrinillo de 4 años en Casetas donde se celebraba el 1er. Encuentro Aragonés de Modelismo Ferroviario. Lo pasamos realmente bien. También podría haber hablado de los fallecimientos de Esther Williams y de Tom Sharpe, que descansen en paz. Pero la verdad es que me he tomado las cosas con tranquilidad, y me he pegado un par de días alejado del ordenador.

Tren de cercanías en la estación de casetas

A Casetas nos fuimos mi sobrinillo y yo en el tren de cercanías, que aquí vemos salir de nuevo hacia Miraflores después de habernos traído hasta el apartado barrio de Zaragoza.

Antiguo coche restaurante de la Wagon-Lits

Al peque, lo que más le gustó fue una bonita composición en escala H0 con un tren de pasajeros con coches de la antigua Wagon-Lits; es la que más quiso visitar.

En cuanto a la fotografía, estos días han surgido muchas propuestas y recomendaciones relacionadas con PHotoEspaña 2013. Pero las estoy reservando a ver si puedo acercarme yo a la capital a verlas por mí mismo. Pero además de esto, hay algunas cositas que han surgido y que puedo comentar aquí.

Cada vez son más frecuentes los libros electrónicos de fotografía, especialmente los destinados a aquellos dispositivos como las tabletas, con pantallas de alta resolución y calidad y en la reproducción de gráficos y fotografías. Hace unos días os hablé de la iniciativa de Shashasha, por la cual se rescataban viejos libros, algunos muy interesante, de fotógrafos japoneses, hace tiempo descatalogados. Por un precio módico, menos de un euro, puedes hojearlos en tu tableta electrónica. He seleccionado tres, dos de ellos de Nobuyoshi ArakiSentimental Journey y su secuela Okinawa. Muy interesantes. Esta semana se nos informaba que Mapp Editions, por comentar otra iniciativa, había publicado electrónicamente el primer libro de Luigi GhirriKodachrome. Es otra posibilidad. Pero hay más. Sólo es cuestión de buscar, y ver qué nos interesa.

Los responsables de los módulos reencarrilan algún tren con problemas.

El principal espacio lo constituían una concentración de módulos normalizados en escala N, que constituían un largo trayecto por el que ver la circulación de todo tipo de composiciones.

Vieja y baqueteada está la 4000, que estando destinada a correr veloz con trenes de pasajeros, acabó tirando de pesados mercancías para su desgracia

No es fácil fotografiar trenes en modelo, y menos de escalas tan reducidas como la N, 1:160; la luz es escasa y la profundidad de campo menor. La mejor solución, como en esta baqueteada 4000, fotografiarlos lateralmente.

Con iluminación casi nocturna, el ferrobés espera su turno de slaida en la estación

Por ejemplo, aunque he obtenido una razonable nitidez en este ferrobús, el edificio de la estación está ya desenfocado a pesar de estar a escasos centímetros del vehículo, y no digamos ya el fondo. Estamos tirando con un telecorto, a sensibilidades muy altas de 3200 ISO o más, y a f/2,8. No me llevé trípode, tenía que estar al tanto de un peque de cuatro años, y el flash hace perder la atmósfera que da la luz ambiental.

Me hicieron gracia la combinación de fotografía y dibujo de las series Dad, you are my favourite superheroCity Tales de Giulia Pex. Creo que hay algo más que anécdota en estas propuestas mixtas, que sirven para mezclar la realidad y la ficción, loc cotidiano y los mitos modernos y no tan modernos. Nos lo contaron en Ufunk.

En el fotoblog Lens de The New York Times nos hablaban del homenaje a Joanne Wilson, afroamericana protagonista en 1956 en Mobile, Alabama, de unas de las fotografías de Gordon Parks en el momento en que se reactivaba y se relanzaba la lucha por los derechos civiles de las minorías raciales en los Estados Unidos. Creo que es una buena excusa para revisar la excelente obra de Gordon Parks.

La locomotora de vapor atraviesa la estación ante la mirada de los viajeros que esperan

Mis favoritos fueron las grandes locomotoras de LGB, que al poder ser fotografiadas con más distancia, pueden ofrecer mejores resultados.

Delicados mecanismos de la locomotora de LGB

Aquí tenemos un detalle de los delicados mecanismos que mueven la locomotora.

Hoy tengo mucho de fotógrafos japoneses. Y en American Photo nos recomiendan conocer la obra de Takuma Nakahira, un fotógrafo poco conocido pero sin duda interesante.

Por seguir con la fotografía en Japón o en Asia en general, podemos recordar la publicación en línea de Fraction Magazine Japan cuyo número 9 correspondiente a junio de 2013, acaba de ser publicado. Atención a los paisajes de Satoru Watanabe, o a las tradiciones de Tsuneo Yamashita, o las escenas de lo cotidiano en blanco y negro de Emiko Nakajima.

Para finalizar, me gusta la fotografía de paisaje. Pero paisajes de los que te encuentras caminando, paseando o pensando, como nos proponen en Siéntate y observa… cuando nos hablan del paisaje inglés de Jem Southam. No sé. Es una forma de paisaje poco espectacular pero que a mí me gusta y me atrae más que las grandes panorámicas escénicas hipersaturadas que muchas veces nos inundan.

Bueno,… aun ha salido un edición con buen contenido este domingo. A ver qué pasa la semana que viene. Si me dejan… igual os cuento lo de las exposiciones en Madrid. Si me dejan…

Deadwood Central de LGB

No me importaría si tuviese un jardincillo o una terraza amplia tener instalado uno de estos ferrocarriles.

"Tocinillo" alemán de buen tamaño

Bueno, lo dejo aquó con el “tocinillo” de librea de ferrocarriles alemanes. Tengo uno de estos, minúsculo, con la librea blanca plateada de Renfe en escala N.

[Televisión] Cosas de series; puentes, parcialmente muertos, noticias del Doctor y las sorpresas en Poniente

Televisión

En estas semanas de baja actividad seriéfila, por el verano sobre todo, algunas cosas suceden y otras las provoco yo mismo. Alguna corrección a lo dicho en entradas televisivas anteriores, por ejemplo. El undécimo doctor, Matt Smith, se despedirá en el especial de Navidad, cosa que no sabía cuando dediqué a la serie una entrada en exclusiva hace unos días. Así que la octava temporada de la época actual de Doctor Who tendrá como protagonista al duodécimo Doctor. Se abren las apuestas sobre quién será.

La comidilla seriéfila de la semana ha sido el capítulo noveno de la tercera temporada de Game of Thrones. Se confirma que el momento clave de las temporadas de esta serie no es su capítulo final, sino el penúltimo. Y la verdad es que a mí me dejó sobrecogido, y he de reconocer que dado que me gusta que me sorprendan, y que las cosas no sean obvias, ni lineales, ni maniqueas, ni simplonas,… pues me ha encantado. Otros están enfadados. Lo cual me parece curioso porque se supone que la serie sigue la línea argumental de las novelas, por lo que los lectores de las mismas debían estar al tanto. Un comentario más amplio después del último capítulo de la temporada.

Montones de bicicletas

En 2001, octubre, visité tanto Copenhague como Malmö, ciudad a la que pasamos en tren atravesando el puente que en la entrada de hoy da nombre a una de las series comentadas. Aunque ahora no tengo claro si este montón de bicicletas estaba en Malmö, o en la vecina y coqueta ciudad universitaria de Lund, que también visitamos.

Había leído varios comentarios elogiosos sobre la serie suecodanesa Bron/Broen. El puente, en ambos idiomas. Lo cierto es que su primera temporada ya tiene un tiempo, se estrenó en 2011 en sus países originales, aunque alcanzó cierta fama por su emisión en la televisión británica el año pasado. Un crimen que sucede justo en la frontera entre SueciaDinamarca en el puente del Oresund, que da nombre a la serie. Crimen que no será único sino una serie de ellos, de aparente contenido social contras las deficiencias del sistema. Y que al final desembocará en una historia de venganzas. Dos policías protagonistas. El policía danés, interpretado por Kim Bodnia, empático y simpático, demasiado con las mujeres a pesar de ser algo feote lo cual le causa muchos más problemas de los que quisiera, y la policía sueca, interpretada por Sofia Helin, una mujer de buen ver, pero de extraña personalidad, con dificultades en la relación social, aunque respetada por su integridad y trabajo concienzudo. Detrás de todo esto la típica realización escandinava, fría, distante y hasta cierto punto inquietante. Un mareo de idas y venidas entre MalmoCopenhague, y una serie bilingüe pero en la que un espectador español no es capaz de saber si están hablando en danés o en sueco, salvo si el contexto lo permite. De todas formas, está bien, muy bien. Me ha gustado mucho. Ahora se anuncia una adaptación, no sé si de la historia o sólo de la idea, en los EE.UU., situando el crimen en la frontera con Méjico. Ya veremos… Se titulará, mira tú por donde, The Bridge.

Cruzando el Oresund en ferry en Helsingør

Antes del túnel y el puente del Oresund, el paso entre Dinamarca y Suecia a través de este estrecho se hacía en ferry; servicio que ha desaparecido entre Copenhague y Malmö, pero permanece entre Helsingør y Helsingborg.

Y también he visto, total son tres episodios, In the Flesh. Serie de zombies británica, con algunos toques de originalidad. En esta ocasión, los muertos vivientes pueden ser puestos en tratamiento y reinsertados en la sociedad. No se les llama muertos vivientes, sino personas que han sufrido el síndrome del parcialmente muerto. Así que el interés está en la reintegración en sociedad de los que lo han padecido, en la reflexión sobre la reacción de la gente hacia los que son diferentes y son vistos como una amenaza,… y bueno muchas lecturas sobre su interpretación metafórica se pueden hacer. La idea es interesante, no es de miedo, va de otra cosa, aunque me ha parecido irregular en su desarrollo. Pero bueno. Son tres capítulos. Parece que va a haber más.

Isla central del paso carretero y ferroviario del Oresund

Puesto que el paso carretero y ferroviario del Oresund está junto al aeropuerto de Kastrup (Copenhague), no es difícil ver la obra desde el aire al aterricar o despegar con el avión. Sin embargo, en estos momentos me resulta difícil determinar si esta fotografía corresponde a ese hecho, o más bien es la isla intermedia del puente del Gran Belt (Storebælt), otro de los estrechos bálticos, entre dos de las islas danesas. Casi con toda seguridad es esto último, porque se ve puente a ambos lados de la isla artificial. En el Oresund, a la isla artificial central por un lado hay puente y por el otro un tunel.

[Fotos] Cuando la luz, tu mejor amiga, se vuelve traicionera…

Fotografía, Fotografía personal

Dos días antes de pasar por mi breve estancia hospitalaria participé en una actividad de Fotógrafos en Zaragoza con GozArte, de la que ya os hablé. En aquel paseo fotográfico, además de la cámara digital al uso, me llevé la Zeiss Ikon Ikonta 521/16 de formato medio. Es una cámara divertida de usar, en la que en condiciones normales es bastante complicado obtener negativos bien contrastados. Su objetivo Novar – Anastigmat de tres lentes en tres grupos no puede hacer maravillas. Pero bueno,… una vez digitalizados los negativos se puede apañar la cosa.

Salvo que la cagues. Y es que el mejor amigo del fotógrafo, la luz, se puede volver también un traicionero enemigo. Ese rollo junto con otro que hice en mis primeros paseos de convalecencia por el Parque de la Memoria los revelé en casa. Hasta ese momento había revelado muchos carretes de 135, pero nunca de 120. Por lo que me costó cargar los rollos en las espiras de revelado. Y las circunstancias que cuando empecé el proceso me parecieron de oscuridad total, se demostraron conforme mis ojos se acomodaron a la situación, que no eran así. Había una rendija por la que entraba luz. Y mi torpeza fue lo suficiente para que afectara a los rollos, que quedaron parcialmente revelados. Me cabreé tanto, que los he tenido unos cuantos días escondidos y olvidados de rabia.

Pero ayer, los saqué, los pasé por el escáner, y aquí os dejo lo que podían haber dado de sí. Que bueno,… si los pichinicas lomográficos están encantados con sus cámaras defectuosas, esto mío será el colmo del arte moderno… Quién sabe… Os dejo las fotos y opináis.

El caballito del minutero

Ante el caballito del minutero, detrás de la Lonja.

San Juan de los Panetes

San Juan de los Panetes.

Calle Alfonso I

Perspectiva tradicional de la Calle Alfonso I.

Explicaciones en la calle Alfonso

Carlos nos da explicaciones sobre los grandes almacenes El Águila.

Ante la puerta de la Audiencia

El grupo ante la puerta de la Audiencia Territorial.

Explicaciones ante la Audiencia

Explicaciones sobre el triunfo romano del frontispicio de la puerta de la Audiencia Territorial.

Explicaciones en el Coso

Momentos de despedida tras el paseo “Safari callejero”.

Parque de la Memoria

Doble fuente de contraste arruinado, el contraluz en el Parque de la Memoria y el velado parcial de la película.

Parque de la Memoria

El Parque de la Memoria.