[Televisión] Cosas de series; los “indios” están de moda

Televisión

En una semana en la que se está produciendo regresos, por ejemplo la continuación de la 4ª y 2ª temporada respectivamente de Rizzoli & IslesPerception, y otros que llegarán de aquí al fin de semana, también hay algunas novedades y algunos cierres, aunque sean en falso, que merecen ser comentados.

Definitivamente, Killer Women ha sido dada de baja del universo seriéfilo, siendo el episodio sexto el último emitido, y que se emitió saltándose alguno entre medias, resolviendo alguna trama, y dejando un cliffhanger que supongo nunca veremos resuelto.  La verdad es que la serie era muy, muy, muy, muy floja, y que el único aliciente era ver a la excylona Tricia Helfer. Pero lo cierto es que ir siguiendo esta serie tenía más de guilty pleasure que de otra cosa.

En la huerta de las Fuentes (paisajes)

Si ayer eran fotografías de los suburbios de la ciudad, hoy ya hemos salido plenamente al campo. A la huerta de las Fuentes, donde alguien quiso montar la “expo-nabo”.

Y parece que están de moda los “indios”. O como se denominan hoy en en día más correctamente, los pueblos nativos americanos. Los vemos todos los veranos a vueltas con el sherif Longmire, forman parte del extraño y violento universo de Banshee, y ahora nos los proponen en una nueva serie The Red Road, cuyo episodio piloto pude ver hace unos días, se estrena oficialmente este fin de semana, y que me transmitió buenas sensaciones. Ya comentaré algo más amplio conforme tenga más material para opinar. En principio, parece que el sherif local de un localidad a unos 40 kilómetros de Jersey CityNueva York, va a tener que llegar a algún pacto con un torvo lider de la comunidad de nativos americanos del lugar, ante las consecuencias de los desequilibrios de su mujer, interpretada por la interesante Julianne Nicholson, que tan buen sabor de boca nos deja en Masters of Sex o en el largometraje August.

En la huerta de las Fuentes (paisajes)

Ese domingo salí con el viejo Elmar 5 cm 1:3,5, diseño de los años 20 del siglo XX con fabricación de principios de los 50. Y que a diafragmas de trabajo normales poco tiene que envidiar a objetivos más moderno, con su cuatro únicas lentes en tres grupos. Incluso aguanta bastante bien la presencia del sol en el encuadre.

Ya que mencionamos Banshee, aparte de las palizas habituales al protagonista, que compensa con los polvos que se pega con tías estupendas, que no sé como aguante con la cantidad de cardenales que tiene que llevar por todo el cuerpo, la serie ha alcanzado nuevas cotas de nivel gore a propósito de una picadora de carne. Y mira por donde que una de las macizas oficiales de la serie, de las que no tienen inconveniente en mostrar generosamente sus encantos, Lili Simmons, ha decidido mostrarlos también con igual generosidad en True Detectives. Si es que estamos que lo tiramos. Sus cualidades interpretativas no acaban de convencerme en exceso, pero que está como un queso es indudable…

Y finalmente, entre los pilotos candidatos a convertirse en series que hace unas semanas puso Amazon a disposición del público, vi el de Transparent. Tres hermanos/as y un padre que tienen unas vidas no excesivamente bien centradas y con sus secretillos, y que es el único de estos pilotos que he visto que me ha dejado con auténticas ganas de que me sigan contando lo que pasa. A ver si hay suerte.

En la huerta de las Fuentes (paisajes)

Aunque también usé el C-Biogon 35/2,8 de Zeiss, muy nitido. Y que aún hubiera aguantado mejor el sol en el encuadre. Pero lo usé cuando la luz empezó a escasear.

[Cine] Her (2013)

Cine

Her (2013), 22 de febrero de 2014.

Nos fuimos a ver hace unos días una más de las película que han llegado esta temporada con aureola de premios, una de las candidatas al premio gordo de los oscars, aunque no aparece bien situada en ninguna quiniela. Dirigida por el personalísimo Spike Jonze, mi primera noticia de esta película hace unos meses fue cuando hubo una moderada polémica por no haber aceptado la candidatura a los premios a Scarlett Johansson, que pone su personal voz en la película pero no su imagen.

La película trata de un escritor en un futuro próximo, Theodore (Joaquin Phoenix), escritor de cartas de unas personas a otras, para transmitir sentimientos o noticias personales y esas cosas, que se encuentra en deprimido por su separación e inminente divorcio de Catherine (Rooney Mara), de quien está profundamente enamorado. Tan apenas se relaciona con gente, más allá de una simpática vecina, Amy (Amy Adams) y su pareja. En un momento dado, compra un nuevo sistema operativo para sus aparatos informáticos, un sofisticado sistema de inteligencia artificial, con voz de mujer, que responde al nombre de Samantha (Scarlett Johansson). Y comenzará una historia de relación con Samantha, que llegará a tener un carácter romántico e incluso sexual.

Paisaje suburbano

Hoy estoy con espíritu de contradicción, frente a la ciudad hipermoderna y con rascacielos de la película, a mí me da por el paisaje, cutre, de los suburbios de las ciudades.

Cuando salimos del cine, el pequeño grupo que conformábamos estuvimos un rato sin comentar gran cosa. De lo primero que hablamos es si se podía incluir la película dentro del género distópico o simplemente como una película de anticipación ante un futuro probable, o al menos posible. Conforme fuimos entrando en conversación, los dos varones del grupo coincidimos en que no veíamos como, con los datos recibidos durante el largometraje, podíamos considerar verosimil la relación que el protagonista mantiene con Samantha. Y más nos sorprende la generalización de la situación al conjunto de una sociedad. No conseguimos vencer el escalón de “suspensión temporal de la incredulidad”, lo cual lastró nuestra percepción de la película. El subgrupo femenino tenía una posición dividida ante la película. Desde quien se había aburrido hasta quien consideraba que había propuestas interesantes. La comparación con la serie británica Black Mirror, surgió, como ha surgido posteriormente en otros entornos.

Realmente estamos ante una película que plantea una serie de temas realmente muy interesantes. Desde la relaciones permanentes entre hombres y mujeres, el problema de la soledad, la falta sensación de compañía que pueden producir las tecnologías de la comunicación en su faceta de redes sociales, el futuro de la evolución de los sistemas de información y las tecnologías de la comunicación… muchas cosas. Había mucho material sobre el que tirar. Pero entre la incredulidad, la modorra en la que cae en algunos momentos la acción, y el ambivalente final (digo ambivalente porque no nos pusimos de acuerdo en interpretarlo como esperanzador o desesperanzador), no acabamos de quedar satisfecho. Yo no quedé satisfecho, puesto que me pareció un filme muy por debajo de las expectativas creadas.

Paisaje suburbano

Frente a las gentes, los coches, las tecnologías superavanzadas, ese mundo indefinido entre la naturaleza y el artificio urbano.

Me generan problemas también las interpretaciones. Puedo entender cierta inexpresividad en el personaje protagonista debido a la anhedonia propia del estado depresivo casi permanente en el que está sumido, en algunos momentos casi con características de depresión endógena más que reactiva. Como dijo una de nuestras acompañantes “normal que su ex se divorciase de él, por triste y aburrido”. Pero es que aparte de eso, no consigo conectar en ningún momento con sus problemas. No consigo empatizar con el personaje. Y lo de la voz de la Johansson, pues me parece que no está mal, pero no es para tanto. Curiosamente lo que más nos hizo gracia fue la cita a cieras con  Olivia Wilde, o el chat de voz con la sexykitten con voz de Kristen Wiig.

Resumiendo, película que tenía muchas proposiciones muy interesante, muchos temas interesantes que tratar, pero que no consiguió engancharnos y, como ya he dicho, muy por debajo de las expectativas que había despertado. Tampoco la vimos un producto tan machista como se ha comentado por ahí. Por cierto, que surgió en la cerveza de después el comentario de una película que vimos dos de los que allí estábamos hace unos años, Lars and the Real Girl (Lars y una chica de verdad), primera película que recuerdo de un Ryan Gosling, que no iba de macizo, y que toma alguno de los temas de la película que nos ocupa hoy, y que nos gustó bastante.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: **
Paisaje suburbano

Curiosamente, no carente de su estética en su cutredad. Bueno… me ha dado por ahí. Tampoco me toméis muy en serio.

[Libro – cine] No lo comprendo, no lo comprendo – Akira Kurosawa

Cine, Literatura

Hay un libro clásico de obligada lectura para los amantes del cine. Se trata de El cine según Hitchcock, un libro que partía de una conversación que duró días y un total de 50 horas de charla, a partir de unas 500 preguntas que el maestro francés François Truffaut quiso hacerle al excéntrico maestro británico del suspense. Lo leí en su momento, hace ya unos diez años en su versión de bolsillo, y me encantó.

El también director Cameron Crowe, bien es cierto que unos cuantos escalones por debajo que el francés, quiso repetir la experiencia con el genial Billy WilderCrowe, además de no tener la potencia como director que el resto de los mencionados, tampoco tiene la capacidad inquisitiva, la curiosidad y el talento que tenía Truffaut, así que aquí el diálogo era más asimétrico. Pero Wilder tenía un modo de ver la vida y el cine, y un talento e imaginación como contador de historias, que estas Conversaciones resultaban tan amenas e interesantes para el cinéfilo como las anteriores. También lo disfruté muchísimo, y también lo recomiendo calurosamente.

Ave muerta en el Patio de las Armas

Kurosawa hizo películas con colores magníficos. Pero también hay clásicos del maestro japonés con una fotografía en blanco y negro magnífica.

La fórmula parece que se fue difundiendo, y existen también un par de libros de conversaciones con Woody Allen. No hace mucho que me regalaron uno de ellos, que tengo pendiente de enganchar. El problema es que me he acostumbrado a la comodidad del lector de libros electrónicos, y ahora no encuentro momento para cargar con el tochete en papel.

Curiosamente el libro que traigo aquí hoy, engarza con esta tradición de conversar con los directores de cine, o estos entre sí, y es una versión en forma de árboles muertos. No es electrónico. Pero es un librito pequeñito y que se lee en poco tiempo. Y muy intersante.

No lo comprendo, no lo comprendo
Akira Kurosawa en conversación con Donald Richie, Nagisa Oshima y Gabriel García Marquez
Traducción de Alfonso Fornieles Ten y José Jesús Fornieles Alférez
Editorial Confluencias, 2014

En este pequeño volumen que se puede llevar sin que moleste en cualquier bolsillo o bolso pequeño, encontramos tres entrevistas al maestro japonés Akira Kurosawa, recopiladas en un único volumen. Una en 1960, con uno de los principales expertos occidentales en cine japonés, Donald Richie. La segunda, la más profunda y prolongada, de 1991, nos traslada a un diálogo entre dos directores japoneses de dos generaciones distintas. Nagisa Oshima entrevista, con una perspectiva muy histórica, en la que tiene mucha importancia los primeros tiempos de Kurosawa como ayudante de dirección y como escritor de guiones. Finalmente, hay una breve entrevista que Gabriel García Marquez tiene con el director japonés.

Inmigrante y taberna

Al paseíco fotográfico de Fotógraf@s en Zaragoza me llevé una cámara con película en blanco y negro, la Canon Demi EE17 de medio formato, que me proporciona hasta 78 exposiciones en un carrete tradicional de 36.

Kurosawa es un director muy importante para mí. A veces cuento que, en mi adolescencia, el cine de barrio al que acudía todos los domingos desde mi infancia para ver peplumsspaghetti-westerns se convirtió inopinadamente y contra todo pronóstico en lo que se llamaba entonces cine de arte y ensayo. Duro unos pocos años, antes de volver al cine comercial más habitual, y luego languidecer durante un par de décadas como una de las dos salas de cine X de Zaragoza. Pero en esta época de arte y ensayo, para mí y mis vecinos tal concepto no existía. Simplemente era el mismo cine de siempre, al que íbamos los domingos, echaran lo que echaran. Y eso me llevo a ver una serie de películas altamente improbables para un adolescente de barrio en la transición española. Que probablemente marcaron, y mucho, mi gusto por el cine posterior. Y una de aquellas películas, una de las que más me marcó, fue Dersu Uzala, de Kurosawa. Todo un descubrimiento. De puesta en escena, de ritmo, de transmisión de ideas y sentimientos, de representar la naturaleza, el cambio de la actitud del hombre hacia la misma,… muchas cosas. Son muchas las películas del directora japonés que he visto después. No todas ni de lejos, porque fue extraordinariamente prolífico. Pero ha sido siempre uno de los autores más cercanos a mis sentimientos. Así que para mí esta ha sido una lectura necesaria.

De las tres conversciones, la más intensa e interesante es la de Oshima, un director muy recordado por su versión del caso de Sada Abe, pero que yo fundamentalmente asoció a la muy notable Merry Christmass Mr Lawrence (Feliz Navidad, Mr. Lawrence). En cualquier caso, una recomendación importante para los cinéfilos de pro.

"Selfie" y amigos en hotel París en calle San Pablo

Y que cargada con Fujifilm Neopan 100 Across, expuesta a IE 80, y revelada en Rodinal 1+50, ofrece unos negativos estupendos que escaneo a 6 megapixeles. No la mejor solución para situaciones con poca luz, pero el f/1,7 de la Demi y su carencia de espejo, permite disparar a 1/30 de segundo y hacerla relativamente versátil, ofreciendo nitidez y poco grano.

[Deporte – rugby] Tercera jornada del Seis Naciones; sin Gran Slam este año

Deporte

Hay dos cosas claras este año. Una, que no hay un favorito claro para ganar el título, siendo cosa de cuatro. Dos,  Escocia e Italia vuelven a estar lejos de los otro cuatro competidores.

En un partido muy entretenido, en el que un empate hubiera sido un resultado justo, los caledonios condenaron a los azzurri a la Cuchara de madera, salvo que sean capaces de amargarle la vida a alguno de los grandes, lo cual no parece probable.

Lo más destacado de la jornada es que Inglaterra cortó de raíz el vuelo de Irlanda, evitando que se declarará franco favorito al título. Un partido en el que los del trébol fueron dominadores hasta que un ensayo en contra los desarboló y los sacó del partido. Tienen que tener más concentración y una moral más alta si quieren aspirar a algo.

Si además contamos con que Gales tiró de pundonor, ganas, concentración y una excelente defensa para borrar la mala imagen de partidos anteriores, derrotando a Francia, esto nos deja con una interesante situación para las dos jornadas que quedan.

Contando con que ni Escocia ni Italia sean capaces de ganar ninguno de los partidos que les quedan, el torneo se decidirá en los cruces entre los cuatro aspirantes. Inglaterra se medirá con Gales en Twickenham, y Francia con Irlanda en Saint-Denis. Hasta el momento, en los partidos entre estos cuatro contendientes, el factor campo ha sido decisivo. Así que InglaterraFrancia son los favoritos. La diferencia entre puntos logrados y encajados está a favor de Inglaterra, por lo que a pesar de sus irregularidades puede considerarse en estos momentos el principal candidato al título. Pero cualquier cosa puede pasar, y cualquier pronóstico se puede derrumbar.

La seriedad del partido de los del dragón contra los franceses hace que Gales sea el país representado en las fotografías de la entrada de hoy.

Locomotora de vapor en Porthmadog

Locomotora de vapor evolucionando en la estación de Porthmadog.

Estación de ferrocarril de Conwy

La muralla de Conwy se ve interrumpida por la vía férrea para que los trenes accedan a la estación de esta localidad del norte de Gales.

Desde la cima del Monte Snowdon

Vistas hacia el sudeste desde lo alto del monte Snowdon.

[Fotografía] Recomendaciones semanales; Rusia, China, Japón, la estratosfera y el mundo en general

Fotografía

Deben de estar a punto de terminar esa vergüenza que son los juegos olímpicos cuando se celebran en países con graves defectos en sus sistemas políticos y en su respeto por los derechos humanos, pero que aprovechan este acontecimiento para la acción de propaganda, tan querida de los regímenes totalitarios. En esta ocasión la Rusia de Putin. Que ya nos sorprendió hace unos días mostrando su desprecio sobre la idea de democracia. ¿Alguien pensaba en Rusia como una democracia?

Para compensar veamos lo que nos puede ofrece ese enorme país en cuestiones fotográficas. Así por ejemplo, en The Picture Show reflexionan sobre la disparidad con la que los foráneos vemos al pueblo ruso frente a como se ven así mismos ellos. Nos ofrecen pues una variedad de imágenes de distintos fotógrafos que realizan una mirada introspectiva hacia su propio país.

Una de las zonas más conflictivas de la Federación Rusa es Chechenia, con diferencias culturales y religiosas notables respecto a los rusos étnicos. Diana Markosian, según nos cuentan en Wired, se dedica a explorar la vida de las jóvenes chechenas en un entorno de conflicto y radicalización religiosa islámica como reacción ante la presencia rusa.

Jardín ciudadano

Ayer por la mañana, paseíco con Fotograf@s en Zaragoza, por el barrio del Gancho. Muy agradable. Visitando el huerto ciudadano en la calle de las Armas.

Se ha fallado recientemente el conocido premio World Press Photo 2014, en el que más que el contenido de las fotografías parece que lo que es importante discutir es sobre el grado de photoshop que se ha aplicado a cada foto. No entraré yo demasiado en esta discusión, que me interesa hasta cierto punto. Yo uso muy poquito photoshop, pero inevitablemente si usas archivos digitales, como cuando usabas película, al procesarlos los procesas como tú ves el mundo, o como quieres verlo, o como quieres que lo vean los demás. Pero en Proof de National Geographic han destacado el trabajo de uno de los premiados, Marcus Bleasdale, que ha documentado la vida de las comunidades costeras noruegas, con un estilo de vida en vías de desaparición. Y a mí las fotos me han gustado mucho.

Menos premiado pero con fotografías también de gran calidad, son las que nos recomiendan en Oitzarisme, en la que el fotógrafo Lucian Spǎtariu en su serie Pride and comfort analiza los desastres paisajísticos y ambientales derivados de la acción de la época del telón de acero. Sinceramente, no son muy distintos de los que nos muestra Edward Burtynsky en TED, pero que son consecuencia de la rapacidad capitalista.

Y un poquito más de reportaje con conciencia social es el que nos muestran en Slate, en el que el fotógrafo Jared Soares nos habla de los problemas y esperanzas en Martinsville, una pequeña localidad de Virginia, en el que la crisis financiera de los últimos año se ha llevado por delante buena parte de la prosperidad de la localidad.

Iglesia de San Pablo

Aburrido el recepcionista de la iglesia de San Pablo.

En estos días atrás he encontrado muchas referencias a una serie de un clásico, Garry Winogrand, que no conocía. Bajo el nombre de Women are beautiful, durante los años 70, exploró a través de lo que hoy se denomina fotografía callejera, la belleza y los modos de las mujeres, resaltando de alguna forma la sensualidad de las mismas. Fueron tiempos de mayor libertad en la sexualidad de las mujeres. Reediciones de libro, a precio poco asequible, exposiciones,… Cuando de repente algo se pone de moda. En cualquier caso, pasaos por el blog de Zoltan Jokay y contemplad algunas imágenes de la serie. Ciertamente, las mujeres están muy guapas.

En About Photography (tumblr de la revista de fotografía Focale Alternative, cuya publicación ya se interrumpió hace un tiempo dedican unas cuantas entradas a Daido Moriyama, de quien ya he hablado en alguna ocasión, como uno de los fotógrafos japoneses más trascendentes de las últimas décadas. Os dejo las entradas: 1, 2, 3, 4, 5, 6.

Mercado Central

Terminamos el recorrido en el Mercado Central, siempre populoso un sábado por la mañana.

Mucha actividad en L’Oeil de la Photographie, y mucha dedicada a China, de una forma u otra. De modo resumido…

Nos muestran el trabajo de un clásico, como podemos considerar a Marc Riboud.

Un tema favorito en la fotografía actual es la modificación constante del paisaje, por ejemplo como la ve He Xingyou.

Pero también hay quien se preocupa de las formas más tradicionales de vida que permanecen todavía en el país oriental, como nos muestra Li Jie en At Sea.

Me da la sensación de que hoy la cosa ha estado relativamente seria. Así que nos relajaremos. En PetaPixel nos hablan de una serie fotográfica muy particular. La del fotógrafo James Macari para el especial de una revista presuntamente deportiva sobre trajes de baño (generalmente con una cantidad de tela incriblemente pequeña sobre el cuerpo de modelos más o menos parecidas a una barbie) tomada en lo que la gente llama gravedad cero, pero que en realidad habría que denominar en caída libre. Así que tenemos a una curvilínea y voluptuosa Kate Upton flotando ligera de ropa y en todo su esplendor en la cabina de un avión en vuelo estratosférico. Una alegría para la vista, y algunas otras cosas divertidas.

Autorretrato (calle de San Pablo)

Y aquí, el autorretrato de rigor, en la calle de San Pablo.

[Cine] The Broken Circle Breakdown (2012)

Cine

The Broken Circle Breakdown (2012), 20 de febrero de 2014.

Conservo el título original de la película por haberla visto en su versión original en neerlandés subtitulada en castellano. La versión doblada que se puede encontrar en la cartelera española ha recibido el nombre de Alabama Monroe.

Difícil condensar en pocos párrafos las sensaciones que me ha producido esta película belga dirigida por Felix Van Groeningen. Es una de las candidatas al óscar a la mejor película de habla no inglesa, y de las tres que he visto yo, las tres excelentes y que superan a bastantes de las candidatas a la categoría de mejor película en lo absoluto, es la que más me ha emocionado. No sé si es la mejor, pero sí la que mejor ha llamado a la puerta de mis sentimientos y mis pensamientos.

La película nos cuenta la historia de una pareja, el músico de bluegrass Didier (Johan Heldenbergh) y la joven que lleva un establecimiento de tatuajes Elise (Veerle Baetens), que caen perdidamente enamorados el uno del otro a pesar de sus diferencias de convicciones y caracteres. El uno es un escéptico perdidamente romántico; la otra tiene profundos convencimientos místicos o religiosos aunque vive la vida muy consciente de las realidades materiales del mundo. De sorpresa les llega una hija Maybelle (Nell Cattrysse), y la vida feliz de la familia se verá profundamentamente alterada cuando a la niña, poco después de su sexto cumpleaños, le diagnostiquen una agresiva leucemia.

Beguinaje (Beginhof) de Lovaina

Nos trasladamos a Bélgica para ilustrar esta entrada. Aquí vemos el “beguinage” o “beginhof” de Lovaina, comunidad de mujeres muy religiosas propia de los Países Bajos y Bélgica que vivían en una especie de comunidad.

Esta película es importante por varios motivos.

Por sus temas. El amor, la enfermedad infantil, el sentimiento religioso, la ética de la investigación científica, las diferentes visiones del mundo que tiene que compartir las parejas, la respuesta personal ante la adversidad,… todos ellos perfectamente integrado en un todo.

Por su guion y puesta en escena. Un guion no lineal que nos cuenta en paralelo un pasado, el inicio de la relación, y un presente, la enfermedad de la niña, que luego a mitad de metraje se convierte en un pasado frente a un nuevo presente, la resolución de la difícil situación a la que llega la pareja.

Por su banda musical, absolutamente transcendente, no sólo por su calidad, basada en temas de bluegrass, sino por que forma parte de los diálogos, de lo que se cuenta o de los que se dicen los personajes. El título original de la película tiene que ver con una de las canciones que suenan, un himno cristiano adoptado por la música bluegrassWill the Circle be Unbroken?. Absolutamente necesario entender lo que dicen las letras, o que estas estén subtituladas.

Por el modo de presentar la época y el lugar, que da lugar a que en un momento “confundamos” en nuestra mente las llanuras de Flandes con las regiones bañadas por el Misisipí en Estados Unidos.

Y todo ello aderezado por la interpretación de dos protagonistas en estado absoluto de gracia que nos encantan, nos enamoran, nos conmueven y nos parte el corazón. Es decir, te contagian con naturalidad el estado de ánimo que tan creíblemente transmiten en cada momento de la película a sus personajes.

Ya he dicho que es una de las películas que más me ha conmovido en los últimos tiempos. Para mí es una merecedora de premios, puesto que ha sido capaz de contarme más cosas y de hacerme sentir más cosas que buena parte de las películas candidatas a premios de esta temporada,… juntas. Llevo dos días que no escucho más que la banda sonora de la película o, alternativamente, mi cantante y grupo de bluegrass favoritos, las grabaciones de Alisson Kraus and The Union Station. Y que conste que hay una paradoja monumental en el amor del protagonista por este tipo de música. A no perdérsela. Hoy no he conseguido hacer una entrada breve.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: *****
  • Valoración subjetiva: *****
Canal en Brujas

Los canales en Brujas, ciudad anclada de alguna forma en el pasado,… o en el turismo más masivo y agobiante. Según como te la encuentres.

[Fotos] A orillas del Ebro en Escatrón

Fotografía, Fotografía personal

Pendiente tengo el comentario de una película, pero me ha impresionado de tal modo que me estoy pensando un poco mejor lo que contar. Especialmente ahora que procuro no enrollarme tanto. Así que de momento os dejo con fotografías. De un evento “antiguo”. De la excursión con Fotógraf@s en Zaragoza (FeZ) al Monasterio de Rueda y alrededores. Me llevé tres cámaras, una moderna digital, una clásica de película de formato medio y una compacta de película de 35 mm. En los enlaces anteriores podéis ver algunas fotografías de las dos primeras. Pero hasta esta semana no he tenido las que hice con la Olympus mju-II. Tomadas a orillas del río Ebro en la localidad de Escatrón.

Unas palabras de Miguel Ángel

Miguel Ángel, uno de los animosos animadores del grupo, comenta al final de la comida en el restaurante de Escatrón. No se comporta mal la mju-II en condiciones de poca luz de interiores. Sin flash. Película Kodak Portra 400.

A orillas del Ebro

El Ebro aguas abajo del azud de Escatrón.

A orillas del Ebro

Las aguas del Ebro remansadas por el efecto del azud de Escatrón, aguas arriba del mismo.

A orillas del Ebro

Paisaje general del Ebro a su paso por Escatrón.

A orillas del Ebro

El azud del Ebro en Escatrón, con el monasterio de Rueda en la otra ribera.

[Televisión] Cosas de series: De chicas sufridoras, por unos u otros motivos…

Televisión

Como en estas últimas semanas las televisiones del otro lado del charco están al ralentí para no tener que competir por las audiencias con los discutibles juegos olímpicos de Sochi (atentos al cinismo del zar Putin), apodados por algunos como “The Hunger Games“, la semana pasada experimenté y esta me he puesto al día con algunas cosillas. No es que no haya probado cosas nuevas.

Por ejemplo, he visto un primer episodio de Mixology, una sitcom sobre gente que liga en un bar, que la verdad sea dicha no me ha convencido gran cosa. O he tenido la curiosidad de ver el piloto no emitido de SherlockStudy in Pink, una variante más corta y menos pulida del primer episodio de la serie con el mismo título y la misma trama. La verdad es que siempre me he planteado que por buena e interesante que sea esta serie, tal vez los episodios de hora y media de duración sean un poco largos. Este piloto fue de sólo una hora, y funciona bastante bien.

En el bando de las desafecciones, decir que he dejado de lado a los piratas de Black Sails, que no han conseguido engancharme.

Rebajas 55%

Acompaño la entrada de unas fotografías tomadas recientemente con la cámara para película tradicional perforada de 35 mm, Olympus mju-II, con un carrete de 400 ISO y en condiciones de poca luz.

Pero lo que es de notar es que en estas dos últimas semanas, lo más notable es lo que maltratan los guionistas o las productoras o quien sea a las chicas televisivas. Terrible. Algunos ejemplos, todos muy diversos.

Tengo como guilty pleasure la serie Killer Women, donde la asesina es siempre una mujer, que a veces nos cae bien y a veces nos cae mal. La serie es floja, floja, tirando a mala. Pero como sale la excylona Tricia Helfer, que me cae simpática, ahí la tengo. Y aquí viene el maltrato, después de un episodio quinto con un inesperado cliffhanger, empiezo a ver el sexto y me encuentro con que se han saltado uno. No lo he visto. Esperaré a ver si arreglan de alguna forma el desaguisado. De todas formas, parece una serie condenada a la extinción.

Maltrato sufre la “chica” del segundo episodio de Inside no 9, Oona Chaplin, esta serie inglesa de humor negro que me está divirtiendo mucho. Un segundo episodio, A Quiet Night In, prácticamente sin diálogos, muy divertido y con mucha mala leche.

Se han cebado con la pobre comadrona Jenny Lee (Jessica Raine), la protagonista de Call the Midwife, que si ya apareció en el primer capítulo con un desengaño amoroso, y no le funcionó su primer noviete, ahora lo ha pasado de pena con el ingeniero que le estaba tirando los tejos pese a su renuencia. Dramón tremendo para un cuarto episodio de muy buen nivel en esta la tercera temporada de la serie. Lo que me temo es que las consecuencias del mismo van a ser dos. Que Raine va a abandonar la serie, lo cual elimina uno de los alicientes de la misma, y que la serie va a profundizar en los derroteros monjiles que estaba tomando en esta temporada. Es decir, que por bien hecha que esté, ha perdido buena parte del interés de sus temporadas iniciales y corre el riesgo que me desenganche de ella al terminar esta temporada.

Santa Engracia

Con un 35/2,8 y una película que no sufra demasiado con subexposiciones de hasta un paso, aguanta bastante bien en un lluvioso atardecer en Zaragoza, con poca luz.

Y no podía ser de otra forma, los guionistas de Shameless se siguen cebando y dándoles duro, en el hígado especialmente, a los Gallagher de Chicago. Y ahora que parecía que a la buena de Fiona (Emmy Rossum) le empezaban a ir bien las cosas, en parte por su maldición de Gallagher, en parte por los hombres de quien se rodea, le están empezando a llover piedras. Duros tiempos para la simpática hermana mayor, que además ha perdido en esta temporada la primogenitura. Pero que conste que yo la quiero.

Y automaltrato colectivo es el que podríamos calificar para las chicas de Girls que tras la muy interesante segunda temporada estaban en una tercera entretenida pero de menor nivel, cosa que puede cambiar tras un estupendo séptimos capítulo en el que las cuatro chicas se van a una casa en la playa para arreglar sus cosas y acaban dándose para el pelo verbalmente las unas a las otras. A estas se les puede aplicar los mismo que a los Gallagher. Nos lo cantaba la Orquesta Platería en su versión de Pedro Navaja,

Cuando lo manda el destino no lo cambia el más pintado;
si naciste para martillo, del cielo te caen los clavos.

Independencia

Aunque se ve dificultado el trabajo por la imposibilidad de ajustar manualmente el índice de exposición elegido. No obstante, hay que cuidar no meterse en zona de peligro, con velocidades de obturación excesivamente lentas. Salen movidas las fotos, claro.

[Libro] El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas

Literatura

Después de haber leído la última novela de Haruki Murakami, y aunque me gustó, me quedó la sensación de haber leído una obra de las obras que menos se adapta a lo que se espera del autor japonés. Esas combinaciones entre los fantástico y la realidad en las que se mueven sus solitarios personajes masculinos y sus fascinantes mujeres. Y decidí compensarlo leyendo una de sus novelas más antiguas, en la que abundan los elementos fantásticos o de realidades alternativo.

El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas
Haruki Murakami; traducción de Lourdes Porta
Tusquets Editores, 2009
Versión electrónica, 2013

Devórame

Aprovecho una entrada en la que nos movemos por una ciudad e Tokio alternativa, para mostrar unas fotografías de una Zaragoza, que de alguna forma me pareció ese sábado por la mañana como de un universo alternativo.

A capítulo alternos se nos van contando dos historias. La del despiadado país de las maravillas en las que en un Tokio alternativo, un hombre del que desconocemos su nombre trabaja para una organización cuasigubernamental que se dedica a procesar información, y que recibe un encargo de un extraño científico que esconde su laboratorio en las cloacas de la ciudad, amenazado por una organización criminal alternativa, los semióticos, y por los extraños tinieblos que viven en la oscuridad del subsuelo tokiota. Como consecuencia de este encargo todo el mundo de este hombre se verá, acomodado en su soledad de divorciado, se pondrá patas arriba, con la única luz de una interesante bibliotecaria que le ayudará a intentar recomponerlo. En paralelo, un hombre sin nombre también llega a una extraña ciudad, el fin del mundo, rodeada de una alta muralla, donde será despojado de su sombre, que tiene una personalidad propia, y donde recibirá el encargo de leer los sueños guardados en los cráneos de unicornios muertos. Ayudado por una interesante bibliotecaria que, lamentablemente, como el resto de los habitantes de la ciudad, vive feliz y en paz y serenidad, pero carece de corazón. El lector no tardará en sospechar que ambas historias forman parte de un todo, y están muy íntimamente relacionadas.

Sex Shop

“Armado” de la Leica M2 con un el veterano y sencillo pero eficaz Leitz Elmar 50/3,5, con un carrete de saturados negativos en color Kodak Ektar 100, nos movimos bajo una lluvia fina e intermitente, poco habitual en la ciudad.

En esta novela de 1985, sí que estamos ante el Murakami que uno espera, el del realismo mágico, o simplemente fantasía, con toques de ciencia ficción o anticipación, el de los hombres solitarios y con problemas, el de las mujeres enigmáticas y fascinantes, el de las ricas metáforas, el de la música que impregna sus obras, y no sólo la de jazz,… Un novela que bajo la forma de novela negra con tonos de humor no meno negro en ocasiones o de obra de franca fantasía, nos lleva a una reflexión sobre los conceptos de identidad, de la emoción, de la soledad, de las relaciones entre personas y con las mujeres, el de los mundos ficticios que construimos quizá para huir de una realidad que no siempre nos gusta o nos acomoda. Una novela que sigue estando presente una vez que termina su lectura y en la que por apasionante y atrapadora que resulte su trama, es sólo un excusa para explorar una serie de conceptos y sentimientos. Una novela en lo que no importa es el final, relativamente previsible, sino el camino. Un camino lleno de imágenes e imaginaciones muy ricas.

Yo me lo he pasado bomba. Pero ya se dice de Murakami que o lo adoras o lo aborreces. Adivinad en que posición me encuentro yo.

Bajo el paraguas rosa

Que nos sorprendió con notas de color no habituales. Desgraciadamente, Zaragoza no destaca en su conjunto por sus colores. O esa sensación tengo yo. Los echo de menos. Aunque el Tokio de Murakami también resulta un poco gris, salvo el rosa de la “chica gorda”, y algunos otros apuntes de color…

[Fotos] Paisaje suburbano en blanco y negro

Fotografía, Fotografía personal

Hoy tenía pensado hablar de un libro. Que me ha gustado mucho. Pero ando con poco tiempo y bastante cansado. Así que lo dejaré para mañana, si la cosa va bien. Pero por no dejar el día en blanco pondré unas fotos. Ayer decía que los paisajes suburbanos que tomé el domingo estaban pensados en color y no en blanco y negro. Pero otra cosa que hice fue trastear con las posibilidades de grabación de vídeo de la cámara y de gradación de color del vídeo con Lightroom. Nada especial, meras pruebas de curiosidad. A lo mejor algún día os pongo un clip de las mismas. El caso es que como hice una versión en blanco y negro del vídeo a partir de uno de los preajustes (presets) del programa de organización y edición de fotografías, me di cuenta que las fotos de esa tarde podía funcionar en blanco y negro bastante bien. Os dejo algunos ejemplos. En el entorno del Camino de Miraflores de Zaragoza.

Paisaje miraflores

_____

Paisaje miraflores

_____

Paisaje miraflores

_____

Paisaje miraflores

_____

[Cine] Nebraska (2013)

Cine

Nebraska (2013), 14 de febrero de 2014.

Después del interludio teatral francés de la semana pasada, volvemos a las películas oscarizables, afortunadamente en esta ocasión en versión original. Alexander Payne ha realizado en la última década pocas películas pero bastante interesantes, analizando sobretodo los problemas de los hombres de mediana edad, bien sea en sus relaciones con las mujeres o con sus familias. Aquí nos centraremos en una relación padre-hijo que no siempre ha ido bien.

Woody Grant (Bruce Dern) está mayor, muy mayor. Y lleva muchos años con problemas de bebida que ocasionan conflictos con su mujer, Kate (June Squibb), y sus hijos, David (Will Forte)Ross (Bob Odenkirk). Ahora se le ha metido en la cabeza que un folleto de marketing que ha recibido es realmente un aviso de que le ha tocado un millón de dólares en un sorteo. Por lo que constantemente se escapa de casa para ir de Billings en Montana hasta Lincoln en Nebraska. Finalmente, David se compromete a llevarlo para que comprueba la realidad. Pero un accidente les obligará a pasar un fin de semana en el pueblo natal de sus padres, donde se encontrarán con los viejos amigos y familiares de Woody, y donde el hijo empezará a conocer mejor quién es su padre.

Paisaje miraflores

Estos paisajes alterados por el hombre en los alrededores de Zaragoza le pegan al filme de hoy, aunque quizá los tendría que haber procesado en blanco y negro.

Un repaso a las relaciones familiares, especialmente padre-hijo, en la América más profunda de las grandes llanuras. Realizada con sobriedad, con un blanco y negro que despoja la cinta de cualquier elemento superfluo, es una película básicamente de caracteres, de diálogos y de situaciones. Planteada con gran honestidad, ni se recrea en los aspectos más dolorosos de la senilidad, ni pasa por alto por ellos, encontrando un equilibrio más que razonable. Lejos de tratar con condescendencia al anciano, nos cuenta su historia y sus motivaciones. Y poco a poco aprendemos qué cosas son importantes en las familias.

Película que evidentemente descansa en gran medida en el excelente trabajo actoral de un reparto que normalmente pasa desapercibido por no encontrar actores de campanillas ni de primera línea. Sin embargo, este elenco tiene poco que envidiar a otras producciones más prestigiosas con las que tiene que competir en esta temporada de premios.

Es difícil que una película con este sabor independiente y alejado del estilo de las grandes producciones pueda tener un gran éxito en la cada vez más cercana ceremonia de entrega de los eunucos dorados. Pero a mí personalmente me ha llegado bastante más, me ha parecido más trascendente que la mayoría de las favoritas. Yo la votaría para algún premio. Seguro.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: *****
  • Valoración subjetiva: ****
Paisaje miraflores

Pero me gusta ser fiel a la idea original que llevo en la cabeza cuando tomo las fotografías, y estaban pensadas para el color, y así las dejo.

[Fotografía] Recomendaciones semanales; Sochi, fuerzas de la naturaleza y las otras caras del romance

Fotografía

Hoy traigo una serie de recomendaciones relativamente diversas aunque algunas se puedan agrupar por grandes temas. Pero en realidad son diversas, como digo.

Ya comenté que estos juegos olímpicos de invierno que parece que se celebran a la mayor gloria de un régimen muy discutible política, social y humanitariamente me traían un poco al pairo. He hecho mi “boicot” particular procurando ignorarlos “olímpicamente”. Pero algunas cosas surgen por ahí que se relacionan con los acontecimientos que se producen en la ciudad caucásica de Sochi.

Desconozco cuál puede ser la fotografía más estúpida de la historia. Una competición difícil más en estos tiempos donde se fotografía de forma absolutamente compulsiva e irreflexiva cualquier cosa y con cualquier cosa. Pero esta señora pretendiendo tomar una fotografía de un partido de hockey sobre hielo en Sochi fue captada en el momento de hacer la probablemente más estúpida fotografía de los juegos. La supongo de forma absolutamente arbitraria, subjetiva y sin base alguna adepta al régimen del “zar” Putin, aunque cualquiera sabe…

Compensemos la sinrazón del párrafo anterior con The Sochi Project, trabajo de Rob HornstraArnold van Bruggen, un trabajo que pretende mostrar como “nunca antes los juegos olímpicos habían sido acogidos en una región que contrastara tan fuertemente con el glamour del evento…”. Conflictos armados, pobreza, turismo, una historia compleja y conflictiva… Nos lo contaron en Emaho Magazine.

Alhambra

Si habéis seguido mis últimas entradas, he dedicado tiempo esta semana ha recuperar del olvido viejos negativos. Y en esta ocasión retrocedemos hasta octubre de 1992, en Granada, a una reunión científica de epidemiología. Aquí me tenéis asomado a las vistas de la Alhambra.

Esta semana han aparecido una serie de artículos por la red de redes de fotógrafos que se han fijado especialmente en las fuerzas y fenómenos de la naturaleza.

Leí muy jovencito, quizá no más de 10 u 11 años de edad, 20.000 leguas de viaje submarino. Viaje que acaba entre los remolinos tremendos del maelstrom de las islas Lofoten en Noruega. Quizá fue uno de los episodios del libro que más me impresionó. La fotógrafa mejicana instalada en Madrid Zoé T. Vizcaino se ha desplazado hasta esas norteñas latitudes para documental el complejo y peligroso sistema de corrientes y mareas que producen estos torbellinos de agua, tal y como nos lo cuentan en  30y3.

Este invierno han sido frecuentes las noticias sobre los vórtices polares y otros fenómenos asociados al frío clima ártico en diversas partes del mundo, especialmente en el corredor central de Norteamérica. En L’Oeil de la Photographie nos proponen un vistazo al trabajo de uno de sus lectores, Christophe Jacrot, titulado Blizzard (ventisca) donde comprobamos el efecto de este tiempo extremo en lugares tan diversos como ChicagoNueva YorkNormandíaBucarest.

También en L’Oeil de la Photographie nos trasladan a otro de los espectáculos más bellos y fotogénicos de la naturaleza, los icebergs. En concreto nos proponen un repaso al trabajo de Simon Harsent, que se centra sobre los monstruos de hielo que bajan desde Groenlandia hacia Terranova, en su proceso de transformación y final desaparición para reintegrarse a las aguas del océano.

Y también me gustaría haber podido acudir hace unas semanas a la exposición Los murmullos del bosque del japonés Takeshi Shikama que se celebra en Barcelona.La particular estética de algunos fotógrafos japoneses siempre me atrae, y especialmente las relaciones tradicionales que este país, con muchas contradicciones, tiene con sus paisajes y su medio natural. Nos lo propusieron en DSLR Magazine.

Pario de los Leones

No recordaba qué cámara llevé a aquel corto viaje. Deduzco que una compacta. Pero en aquel momento, mi compacta era la Minox 35ML que no llevaba flash, y varias de estas fotos usan el flash de relleno. Supongo que llevé la Olympus mju (primera versión con objetivo 35/3,5), que compramos por recomendación mía para uso familiar, y no para mi uso personal exclusivo. Era (es, donde quiera que esté) una cámara excelente, aunque ensombrecida por el modelo mju-II que sí que compré más adelante para mi uso personal. En cualquier caso, en el Patio de los Leones cumplió sin problemas con su cometido.

De Japón viene también Akiko Takizawa, fotógrafa no obstante afincada en Londres, y que ha sido premiada recientemente nos cuentan en L’Oeil de la Photographie por su trabajo que evoca el ambiente y el retorno a la casa de sus abuelos. A mí me ha interesado. Y también he percibido la influencia de otros maestros de la fotografía japonesa.

Y de parte de Rafael Roa, podemos echar un vistazo al trabajo en color de Sarah Moon, fotógrafa francesa que comenzó como modelo, para pasar a la fotografía de moda y finalizar en un trabajo muy personal, con aspectos pictorialistas o neoimpresionistas muy interesantes y a veces un punto enigmáticos.

Y esta semana ha sido el que popularmente se considera “el día de los enamorados”, fiesta pastelosa con un punto de absurdo, convenientemente promocionada por los grandes comercios. En L’Oeil de la Photographie dedicaron el día a la visión de sus lectores fotógrafos al tema del amor y el romance. Hubo de todo, pero a mí me interesaron sobre todos quienes se salieron de los caminos trillados. Como Christophe Audebert sobre el amor en los lugares más antirománticos, o Hervé All reflexionando sobre la mujer tras el acto sexual, o Sean Perry con su love en medio de la soledad del frío y de la gran ciudad, o cómo Albert Delamour (vaya apellido más a propósito) que ve los corazones de otra forma, y finalmente Irving S. T. Garp que se centra más en el desamor que en el romance propiamente dicho.

Y terminaré con un par de artículos recopilatorios. Quizá sea interesante echar un vistazo a la edición del 11 de febrero de L’Oeil de la Photographie dedicado a las tendencias, y en el que se pueden encontrar varias cosas interesantes. Y finalmente, en Feature Shoot nos recomiendan 50 páginas en internet para obtener un poco de inspiración y aprender algo nuevo de fotografía. Ideal para quien no quiera perder el tiempo buscando por sí mismo. Aunque es difícil seguir 50 sitios distintos. Hay que tener mucho tiempo.

Por las calles del Albaicín, creo

Probablemente, no mis más “artísticas” fotos, pero sí un recuerdo estupendo de otros tiempos y de una buena compañía, que aquí vemos haciendo unas risas con las tiendas de recuerdos del Albaicín granadino. Y olé.