[CineTren – CineFoto] Somers Town (2008)

Cine, Fotografía, Trenes

Revisando al principio del fin de semana la oferta del servicio A la carta de Digital+, en la sección de comedia me encuentro este filme dirigido por Shane Meadows en el que, según la sinopsis, nos habla de la amistad entre dos adolescentes, uno de ellos polaco y aficionado a la fotografía. Así que la descargo para comprobar si puede entrar en mi colección de películas relacionadas con la fotografía. Y así es. Y también está relacionada con la historia del ferrocarril. Así que mato dos pájaros de un tiro.

Así que podéis llegar a ella directamente por este enlace, a través de la sección de La fotografía en el cine, o bien de la de CineTren, que podéis encontrar en la columna lateral de este Cuaderno de ruta.

Curva

La imagen en blanco y negro es una parte fundamental en la realización de la película que hoy presento; en la imagen, la remozada zona del Balcón de San Lázaro en Zaragoza - Panasonic Lumix GF1, G 14/2,5 ASPH.

[Breves – cine] Balada triste de trompeta (2010)

Cine

Balada triste de trompeta (2010) – IMDb.

Otra de las que me he bajado este fin de semana del servicio A la carta de Digital+. En su momento, cuando la estrenaron en pantalla grande, no nos motivó ir a verla. Supongo que tuvimos un momento de maravillosa inspiración. Porque si no la habéis visto, ni se os ocurra verla. Alex de la Iglesia tuvo un par de momentos de inspiración en su momento. O sonó la flauta por casualidad. Pero todo lo demás es muy mediocre. Esta película incluso creo que está un escalón por debajo de la mediocridad. Lo dicho, abstenerse de ella.

[Breve – fotos] Y así sonaba la fotografía en tiempos más románticos…

Fotografía

Hoy día, invadidos por la electrónica y lo digital, los aficionados a la fotografía hemos perdido algunos de los gestos y las liturgias que acompañaban a la fotografía tradicional sobre soporte físicoquímico. Yo también lo hecho de menos. Le he puesto a mi GF1 calzada con el 14/2,5, un visor Voigländer teóricamente apto para un 25 mm de formato tradicional. El caso es que no le va mal a la visión del equivalente a un 28 mm, y en formato 4:3. Y este fin de semana haré fotos de esta guisa. Mirando por el visor, como antes.

Peor a lo que íbamos. Un vídeo con el sonido de la fotografía tradicional. No me importaría nada tener semejante colección de cámaras. No.

[Breve – cine] Muchos chinos peleando y extraños extraterrestres

Cine

Ayer por la tarde me vi un par de películas en la televisión hasta la hora de dar una vuelta por el mundo. Una cortita de hora y media de duración y otra más larga que un día sin pan.

Dark City (1998)

Me la bajé del servicio A la carta de Digital+. Hablan de ella como de una película de culto. Ya se sabe. Mediocre acogida en el estreno, y después los friquis la devoran en vídeo. A mí me interesó,… bueno,… porque salía Jennifer Connelly. Lo cierto es que la película está bastante bien. No sé si yo la pondría en el cajón de “las de culto”, pero es de lo más digno de los últimos quince años en materia de ciencia ficción. Y la Connelly estaba guapísima en aquellos momentos. Aunque sale de florero.

Acantilado rojo (2008)

En Asia, esta película de dos horas y media de duración, fueron dos películas de casi esa duración cada una. Afortunadamente, en el resto del mundo hemos podido ver la versión “resumida” de esta reconstrucción de uno de los más famosos hechos bélicos de esa parte del mundo, que llevó al derrumbe de la dinastía Han, una de las más importantes de la historia china. Me la encontré ayer en la programación de Canal+ y me la vi. Que nadie asuma que es una película histórica. Es obvio que está fundamentalmente orientada al espectáculo y no a la reconstrucción verídica de los hechos. Pero no se hace larga, es dinámica y entretenida. Así que no me arrepentí de verla. Que no es poco.

[Libro] Niños en su cumpleaños

Literatura

Desde hace unas semanas estaba en un impasse lector. En vacaciones me llevé algún libro pero no leí mucho. Y no lo terminé. Ya veremos si lo retomo. No estaba mal. Pero me cuesta retomar los libros que no leo de seguido. Así que tenía que romper esta nefasta inercia de falta de lectura, y me fui a una de mis librerías favoritas. Para garantizar el éxito me compré un par de libros de pequeña extensión. Ya he terminado uno. De Truman Capote. Os lo cuento.

Niños en su cumpleaños
Truman Capote
Nørdica libros; Madrid, 2011
ISBN: 9788492683369

En alguna población rural de Alabama, se produce una revolución social entre la chiquillería del lugar. Un día, el autobús de las seis trae a Miss Bobbit, una niña de 10 años, que por sus formas y su sofisticación causa sensación entre el resto de los niños y preadolescentes de la población. Durante un año, asistiremos a cómo se desarrolla la vida en este pueblo, y cómo dos mejores amigos, de 12 o 13 años, enamorados de la niña, pelearán por ella y pondrán a prueba su amistad. Desgraciadamente, el autobús de las seis se la volverá a llevar un año después de su llegada, en circunstancias nefastas.

Cuando leí la contraportada del libro, pequeñito, estamos hablando de un relato corto, un cuento, y comprendí cual era el entorno en el que se desarrollaba la acción, no pude resistir la tentación de comprarlo. En lo primero que pensé fue en Matar a un ruiseñor, la novela que dio a su escritora, Harper Lee, el premio Pulitzer, aunque la escritora pocas cosas más nos ha ofrecido con posterioridad. Amiga de Truman Capote, se ha rumoreado en ocasiones que el auténtico autor de la deliciosa novela del profundo sur pudiese ser el propio Capote. O al menos, que el célebre escritor hubiese revisado y rehecho fuertemente el texto. Nunca se ha confirmado. Pero el morbo me hizo comprar el libro del autor.

Lo cierto es que el pequeño relato se justifica por sí mismo. Está escrito con una gracia y un frescura notables. Realmente nos lleva al mismo entorno social que la novela de Lee, ese sur profundo, muy conservador, muy racista, con niños que viven en las calles, con escasos recursos y expectativas, pero a pesar de todo con mucho humor. Así que realmente considero que este librito es una lectura muy refrescante para las tardes de verano.

Recomendación musical

Uno no diría que la música de la recién fallecida Amy Winehouse es adecuada como acompañante para esta lectura. Pero no olvidemos que el estilo de la cantante fue fundamentalmente el soul y el rithm & blues. Y que esta es fundamentalmente música de la minoría afroamericana, tan maltratada en el profundo sur en el que se desarrolla la acción. Así que sirva también de recuerdo para la malhadada artista.

El puerto de Copenhague desde Vor Frelsers Kirke

El puerto de Copenhague desde Vor Frelsers Kirke - Leica D-Lux 5

[Breve – noticias] 92 + 1

Política y sociedad

92 muertos en Noruega por un individuo de extrema derecha. Tal vez más, si se confirma el fallecimiento de algunos desaparecidos. La mayor parte de ellos adolescentes de vacaciones. A manos de un sólo hombre. En una isla. Prácticamente sin escapatoria. El ser humano es capaz de convertir en un cuento infantil la más burra de las películas de terror. Sobre los motivos que llevan a que se produzcan estas cosas, prefiero reflexionarlos para mí mismo.

1 muerta en Londres por causas no aclaradas o no comunicadas. Suicidio. Sobredosis. Fracaso orgánico derivado de los excesos. Ya dirán. No sé si importa. Pero una más que se ha unido a los divinos del rock y del pop que no pasaron de los 27. Aparte de esto, he de decir que es de lo pocos músicos de pop en los últimos años que me han llamado la atención.

En estos momentos, prácticamente ocupa tanto espacio o más en los espacios informativos la “1 muerta” que los “92 muertos”. Los seres humanos seguimos equivocando nuestras prioridades.

[Viajes] Álbumes de fotos de las ciudades hanseáticas y Copenhague

Viajes

Dentro de las rutinas habituales después de cada viaje, está preparar el álbum o los álbumes de fotografías del viaje, que a través de Blurb se convertirán en imágenes de verdad, en papel, que ocuparán un espacio en mi biblioteca de recuerdos y fotografías. Pero dichos álbumes pueden verse también en línea a través de Issuu. A continuación os pongo las portadas de los tres álbumes que he preparado de mi último viaje a las ciudades hanseáticas del norte de Alemania y a Copenhague y alrededores. Hay uno dedicado en exclusiva a Hamburgo, otro al resto de las ciudades alemanas, y el tercero a Copenhague y otras localizaciones danesas (y sueca). Pulsando con el ratón en las imágenes podréis acceder a hojear los álbumes.

Ciudades hanseáticas, 2011 - Hamburgo

Ciudades hanseáticas, 2011 - Bremen, Lübeck, Lüneburg,... y Celle

Copenhague, 2011 - Copenhague, Hillerød, Helsingør,... y Helsinborg

Espero que los visitéis y que os gusten. Y se es así agradecería vuestros comentarios.

Música recomendada

Ya he comentado en alguna ocasión lo que me gusta la cantante de bluegrass, Alison Krauss. Y que recientemente sacó al mercado su último disco con Union Station, Paper Airplane. Pues bien. No hace falta comprarse el disco para escucharlo legalmente. Esta semana, en Radio 3 han publicado un podcast extraordinario de Toma Uno en el que ofrecen el concierto que dio la cantante con su banda en Londres hace un par de meses para presentar el disco. Y está muy bien.

Legienstrasse

Muy tímidamente he comenzado a plantearme algún revelado alternativo de las fotos del viaje; como esta toma en blanco y negro de la estación del U-bahn de Legienstrasse, que tampoco es nada del otro mundo - Leica D-Lux 5

[TV] Luther y otras propuestas veraniegas

Televisión

No mucha cosa ha decir verdad. No encuentro este año muchas nuevas ofertas de series televisivas. Algunas clásicas como Weeds y True Blood, o menos clásicas pero también valores seguros como The Big C. Entretenimientos detectivescos con ladrones de guante blanco en White Collar, o entretenimiento ci-fi como la siempre divertida Eureka. Y Futurama que anda por ahí, aunque alejada de su frescura de antaño. Quizá la serie que hasta el momento más expectación me despierta en este verano es Torchwood después de su cambio de estilo y ritmo en la tercera temporada. Pero ya veremos. No ha empezado mal, pero ya veremos. De todas ellas hablaremos más despacio cuando vayan terminando temporada.

Un par no han aguantado. De las que empecé a ver pensando que me gustarían. Por ahí había una de abogados, que después de un piloto entretenido, acabó aburriéndome mucho. Y otra de invasiones marcianas, que no estaba mal pero que tampoco encontré ningún interés en seguir. No sé. Me recordó a un montón de cosas que ya se han hecho o se están haciendo. Tenía sus cosas de V, de The Walking Dead, de… no sé. Es como si ya la hubiese visto o se pudiese predecir.

Pero la que ha tenido un paso fugaz, por ser tan solo cuatro episodios, ha sido la segunda temporada del detective británico Luther. Dos casos de unos asesinos malísimos, a dos episodios por caso, más una trama transversal a propósito de una prostituta adolescente, que nos muestra el lado peligroso por el que se mueve el protagonista. Ha estado entretenido. Pero sin más. Y es muy poco para una serie que nos prometía mucho. Una de las principales decepciones ha sido que apenas hemos tenido interacción entre el detective protagonista, Luther (Idris Elba), y la psicópata que tanto juego dio en la primera temporada, Alice (Ruth Wilson), y que tanto prometía para la siguiente. Pero tan apenas ha salido, sólo un poco en los dos primeros capítulos de la temporada. Y esto ha convertido una serie que prometía en otra bastante más normalita. Se puede ver, pero…

En fin, como tengo por ahí alguna temporada en reserva, que no he visto, más una nueva revisión de otro par de ellas, tampoco me aburro.

Y además estoy muy entretenido con mis fotos de vacaciones.

Recomendación musical

Un álbum de Lee Morgan. The Sidewinder. LLevo toda la semana escuchándolo constántemente.

Hafencity

En bici, por los puentes y pasarelas de Hafencity, Hamburgo - Panasonic Lumix GF1, Leica DG Macro-Elmarit 45/2,8

[Informática] Un día atareado para los “mac-eros”,… “in the jungle, the magic jungle, the lion sleeps tonight”

Informática e internet

Pues sí. Apple, por muchos amada, por muchos otros odiada, esto último más por el espectacular éxito comercial y económico de la última década, ha sacada una nueva versión de su sistema operativo, Mac OS X. Nunca tengo claro si es la séptima o la octava versión de este sistema operativo. Vamos. Nunca me aclaro si hubo una versión 10.0, o empezó por la 10.1. Porque la X no es más que un 10 en números romanos. No vayáis a pensar otra cosa. Seguro que por ahí varios cientos de páginas en internet que lo explican con todo detalle. Yo me subí al carro de los macs con el 10.4. Tiger le llamaron. Por que cada versión del sistema operativo de Apple lleva el nombre de un felino. Y después de pasar por un par de felinos más, ahora hemos llegado a Lion. El rey de la jungla. Hakuna matata.

La gran innovación del sistema es que te lo actualizas descargándotelo de la red. Y que como consecuencia de la ausencia de todo tipo de soporte físico y de redes de distribución, le han puesto un precio baratito. 24 eurillos. Tres o cuatro cuba libres. Según donde te los tomes. Siempre he dicho que buena parte de los problemas de piratería en el sector están asociados al tema de disponibilidad y precios. Cuando el precio es razonable y lo disponibilidad del producto casi inmediata desde casa, es más caro el tiempo y los recursos que gastas en piratear que si lo pagas sin más. En cualquier caso, todavía no sé si me va a gustar más o menos que la versión anterior. Da igual. Tienen muchas cosas en común. Y eso lo sitúa muy por delante de otros sistemas operativos en satisfacción del usuario. Y a las novedades,… ya nos acostumbraremos. En cualquier caso, por el rato que llevo trabajando con él, parece que la productividad no se resiente. E incluso ya he encontrado algunas ventajas en la forma en que gestiona el espacio de trabajo. Así que, nada. A por ello.

Recomendación musical

El podcast de ayer de Cuando los elefantes sueñan con la música. Versiones de canciones de The Beatles. Estupendas. Un programa que me ha gustado mucho.

También puede ser razonable recomendar The Lion Sleeps Tonight, también conocida como Wimoweh (que los hispanos hablantes suelen pronunciar algo así como “güimbagüe”), y que originalmente, allá por el año 1939 cuando la cantó por primera vez Solomon Linda se tituló Mbube (el lelón). A mí me gusta la versión de Miriam Makeba.

Poststrasse

Difícil va a ser encontrar ahora las cajas de Mac OS X en los escaparates, ¿verdad? - Leica D-Lux 5

[Cine] Beginners (Principiantes) (2010)

Cine

Beginners (Principiantes) (Beginners, 2010), 19 de julio de 2011

Después de dos semanas sin pisar una sala de cine, nos juntamos con ganas de ver algo de buen cine en una pantalla grande. Que es como se ve el auténtico cine. Claro que siendo verano, y en los tiempos que corren, el concepto de “buen cine” es complicado de… no sé… ¿encontrar en la cartelera de cine? Nos llama la atención una película de un desconocido para nosotros Mike Mills, pero con un reparto llamativo. Como hemos encontrado por ahí alguna crítica razonable, decidimos arriesgarnos.

Sinopsis

Oliver (Ewan McGregor) es un tipo de 38 años, dibujante e ilustradors que en 2003, a la muerte de su padre, Hal (Christopher Plummer), queda desorientado en la vida. A partir de ahí se nos cuentan tres historias. Por un lado, su historia actual en la que conoce a una joven y encantadora actriz francesa, Anna (Mélanie Laurent), que realmente le gusta, y en la que tendrá que pelear duramente por no arruinar la relación. Como hace habitualmente. Por otro lado, va recordando, y presenciamos en flashbacks, los últimos años de la vida de su padre, desde que quedó viudo y decidió “salir del armario” y buscarse un novio más joven, Andy (Goran Visnjic), y vivir la vida como no había podido hacer durante sus 44 años de matrimonio. Y finalmente, en forma también de flashbacks, vamos conociendo también cómo era la relación con su madre, y cómo veía desde pequeño la relación entre sus padres.

Realización y producción

Una historia sencilla, que más que una historia, es la exposición de un fragmento en la vida de Oliver, con las reflexiones que conlleva y con los cambios vitales que le provoca. La producción y la dirección del filme están básicamente al servicio de los intérpretes que son los que llevan el peso de la película. Cine con arome “indy”, sea lo que sea lo que signifique eso, aunque es todo lo más alejado posible a los efectos especiales y el 3D con el que se justifica la mayor parte del cine comercial actual.

Interpretación

McGregor es de esos actores que con frecuencia parece que hacen siempre el mismo papel. Creo que la única vez que realmente le he visto hacer otra cosa es la primera vez que los vi, en Trainspotting. Pero en esta ocasión lo cierto es que el papel le va como anillo al dedo, y resulta bien. Mucho más entrañable me parece la presencia de Plummer, que compone con oficio a pesar de sus años un personaje estupendo y divertido, a pesar del drama que conlleva encima. Por el conjunto de su vida y por su enfermedad final. La chica es una francesa monilla, pero que afortunadamente nos ofrece algo más que el típico florero, lo que está muy bien, y me alegra encontrar la presencia del Visnjic, a quien conocimos como médico machote en Urgencias, pero que aquí compone un personaje muy entrañable y que sabe a poco.

Conclusiones

Una película que resulta una buena sorpresa, ya que nos cuenta una pequeña historia personal con acierto, que llega fácilmente a cualquiera que no sea un zoquete insensible. Con unas interpretaciones más que razonables, con una realización correcta, y con una historia que trata una serie de temas como las relaciones, el compromiso, la homosexualidad, o la familia, en dosis adecuadas, puede ser una recomendación bastante interesante para quien quiera ver cine en pantalla grande, sin tener que rendirse a los horribles blockbusters que salpican las pantalla.

Calificación

Dirección: ***
Interpretación: ***
Valoración subjetiva: 
***

Hafencity

Mucha soledad en los personajes de la película, mucha; la foto, en Hamburgo - Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 ASPH.

[Breve – cine] Bella Martha (2001)

Cine

Bella Martha (2001) – IMDb.

Mientras revelaba estos días atrás las fotografías del viaje a Hamburgo, entre otros sitios, recordé una película que transcurría en la populosa ciudad del norte de Alemania. Y decidí volver a verla. Tenía un recuerdo muy bueno de Bella Martha (Deliciosa Martha, en su doblaje en castellano), un filme alemán dirigido por Sandra Nettelbeck e interpretado maravillosamente por Martina Gedeck y por el italiano Sergio Castellitto, además de la niña Maxime Foerste, que como dijo aquel que no recuerdo, “nunca ruedes con niños o perros, porque te robarán la película”. No llega a tales extremos, pero esta película merece la pena verse por muchos motivos. Por la historia, por las interpretaciones, por la música, por los sentimientos, por la iluminación… La verdad es que Hamburgo la vemos de refilón. Pero aun me dio para reconocer un par de localizaciones.

Sólo un pero. En el original en alemán, claramente Castellitto está doblado. La sincronización de voz y movimiento de los labios resulta deficiente en ocasiones. Una pena. Pero por lo demás… hay que verla.

[Historia] Las otras catástrofes de las guerras

Arte, Historia

Esta entrada de hoy es una reflexión. Una reflexión que en mi mente no es nueva, pero que surgió de nuevo durante mi último viaje de vacaciones, cuando visitaba la Marienkirche de Lübeck. Durante la visita a este emblemático templo de la ciudad hanseática, encontré unos paneles que hablaban de Der Lübecker Totentanz, la danza macabra de Lübeck. Estos impresionantes frescos que ofrecían esta representación de la muerte tan popular en la edad media, y que de alguna forma ha llegado hasta nuestros tiempos. Al ver las imágenes de los distintos personajes mundanos cogidos de la mano con la muerte, mi recuerdo se va hacia alguna de las escenas de El séptimo sello de Bergman donde la danza macabra está presente en distintas escenas.

Recuerdo a la danza de los muertos de Lübeck (Marienkirche)

Paneles informativos recordando la Totentanz en la Marienkirche de Lübeck - Panasonic Lumix GF1, Leica DG Macro-Elmarit 45/2,8

Sin embargo, esta obra de arte ya no se puede contemplar hoy en día. Pereció en 1942 en el incendio de la iglesia que siguió al bombardeo de la ciudad por las fuerzas áreas aliadas. Quede clara una cosa. La principal catástrofe en una guerra, siempre, es la humana. Por supuesto, por la muerte, el dolor, la pobreza en la que se sumen las víctimas de la misma, casi siempre desde hace unas décadas la población civil. También la deshumanización de las fuerzas agresoras, de los soldados, y por supuesto, de quienes más responsabilidad tienen, quienes los mandan a la destrucción y a la matanza. Pero hay otras catástrofes. Las del medio natural, las de la cultura, las del arte, las del medio que nos rodea, que siempre quedará degradado al final de una guerra respecto a su estado anterior.

Campanas caídas (Marienkirche)

No son el único recuerdo de la catástrofe bélica en la Marienkirche; en un rincón del templo, permanecen las campanas que cayeron al suelo durante el incendio - Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 ASPH.

El entorno de la Marienkirche y el Rathaus (ayuntamiento) de Lübeck, junto con algún otro edificio como la Holstentor están declarados como patrimonio de la humanidad desde 1987 por la UNESCO. Pero cuando visitamos la ciudad, nos damos cuenta de que no son más que un pálido reflejo de lo que probablemente fue la ciudad antes de la contienda bélica. Un reflejo de la belleza y de la riqueza generada cuando la humanidad se dedica a actividades pacíficas y comunicativas como el comercio. Y que contrasta con la falta de personalidad, incluso la fealdad, de los edificios surgidos tras la misma. Es algo más de lo que perdemos cuando llega la sinrazón de la violencia.

Vista hacia Marienkirche desde Petrikirche

Desde la Petrikirche, tenemos una vista de la Marienkirche reconstruida; pero en un plano anterior vemos alguno de los feos edificios que rompen la armonía del conjunto, que surgieron tras la guerra - Leica D-Lux 5

Hoy día, sólo las nuevas vidrieras puestas tras la reconstrucción del templo nos devuelven alguna imagen de lo que fue sin duda uno de los principales culturales y artísticos de la ciudad. Y al mismo tiempo, un recuerdo de lo que fue el modo de ver el mundo y la vida durante una fase de la historia de la humanidad. Que forma parte de lo que nos ha hecho llegar a ser como somos. El ser humano, sus comportamientos, no es consecuencia sólo de la evolución biológica sino también de la evolución cultural. Del aprendizaje, no sólo personal, sino acumulado por la sociedad a lo largo de los siglos. Un aprendizaje que sin embargo no le ha servido para saber cómo evitar ese máximo exponente del fracaso de las sociedades humanas que es la guerra.

Vidrieras con la danza de los muertos (Marienkirche)

Macabras representaciones en las vidrieras de la Marienkirche; aunque algunas también son divertidas,... obsérvese el pirata... - Panasonic Lumix GF1, Leica DG Macro-Elmarit 45/2,8

La destrucción fue causada por las fuerzas aliadas, como lo fue por toda la geografía alemana. Hoy día, muchas de las grandes, y no tan grandes, ciudades alemanas presentan un aspecto despersonalizado y feo en sus cascos antiguos como consecuencia de la destrucción padecida por la guerra. Una destrucción que los propios alemanes desencadenaron cuando permitieron que un dictador como Hitler tomara el poder. Sin embargo, pensemos que cualquier pueblo es susceptible de cometer los mismos errores que se cometieron en Alemania a partir del año 1933. Y de hecho, se cometen cada día. Y al final de estos períodos terribles, el mundo es, de alguna forma, un sitio peor para vivir. Porque muchas cosas bellas desaparecen.

Markt y Rathaus

Una niña ante la reproducción en miniatura del antiguo casco antiguo de Lübeck, en el Markt de la ciudad, ante el Rathaus - Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 ASPH.