Pues mis gustos cinematográficos no pueden diferir más de los miembros de la Academia…

Cine

Ayer redacté una entrada extraordinaria para dar mi opinión sobre quién o qué se debería llevar los oscars en 10 categorías. Y comentaba que tenía una cierta esperanza de coincidir en hasta un 30 %  con las preferencias de los académicos norteamericanos. Pues bien. Nada. Ni flores. Cero absoluto. No he coincidido en ninguna de las 10 categorías. No sólo eso. Las dos películas a las que yo hubiese entregado más premios se han ido en blanco. Así que me declaro un excluido social en mis gustos cinematográficos. Un paria. Un apestado social. Es lo que hay. Me guste, o no.

Y como además soy muy vengativo y muy malo, voy a desacreditar los premios y los premiados.

The King’s Speech (El discurso del rey) es una película aseadita. Pulcra. Artesanalmente bien hecha. Que basa su éxito en la habilidad británica para recrear épocas y en la reconocida competencia de sus intérpretes. Pero pasará al olvido relativo con facilidad. Una vez disfrutado el ratito de verla por primera vez… pues ya está. A otra cosa mariposa. Esto sólo puede emocionar a las “marujas” enganchadas al ¡Hola! y a las monarquías rancias (que en general lo son todas por definición).

Se va confirmando la teoría de que si un actor o una actriz de prestigio quieren un óscar, y este no llega, lo mejor es interpretar algún tipo de discapacitado físico o psíquico, o algún enfermo mental. En las actrices, también vale salir muy feas aunque sean muy guapas. Así que este año, la pareja de más éxito han sido un tartamudo y una paranoica con alucinaciones.

No objetaré gran cosa a los intérpretes de reparto. Ambos lo hacían bien. Desde luego, si un problema tenía esa película era la sosez de su protagonista, que compensaban todos los demás. Y he de reconocer que mi preferida para esta categoría, realmente estaba fuera de categoría. Pero en realidad mi auténtica preferida para esta categoría ni siquiera era candidata. Una de esas cosas de alucinar que tienen estos premios.

De las películas en lengua no extranjera, sólo había visto Biutiful. Veo que la ganadora es una película danesa. A poco que se acerque a aquella maravilla tanto literaria como cinematográfica que fue Babettes Gaestebud (El festín de Babette), ya me entran ganas de verla.

Se ha comentado por ahí la insistencia de los académicos en dejar sin premio a Roger Deakins (mejor fotografía) y la magnífica Annette Bening. Respecto a la segunda, es un claro desprestigio para los votantes que esta mujer perdiese la estatuilla ante las dos pedorras que los ganaron en los años 2000 y 2005, que ni siquiera me voy a molestar en mencionar aquí. Sin embargo, es cierto que este año, aunque su interpretación es impecable, había otras opciones más sólidas. Sin embargo, creo que lo de Deakins es de juzgado de guardia, porque creo que su iluminación de True Grit (Valor de ley) era lo mejor que había tanto entre los candidatos, como entre los méritos de dicha película. Que la vergüenza caiga sobre los académicos, ya que no han sabido ver (y apreciar) la luz. Supongo que dentro de unos años, al menos para la actriz, alguien propondrá entregarles un premio honorífico, y todos esos idiotas que no les han votado cuando debían se levantarán en pie y aplaudirán a rabiar, como si realmente les importase.

Es posible que el vestuario de ese engendro que es la Alicia de Tim Burton sea meritorio. Pero simplemente por el hecho de estar al servicio de un engendro como ese, ya es cuestionable.

En cuanto a los guiones… lo del guion original… hombre… ya he comentado lo que me parece el Speech ese. En la misma tónica. Pero es que el guion adaptado también considero que son cuestionables las pretendidas virtudes de The Social Network (La red social), un filme que a mí no me acabó de entrar en ningún momento a pesar de su correcta factura general,… vamos… más que convencido de que había cosas mejores donde elegir que la vida del niñato ese, que además está deformada por “motivos dramáticos”.

En fin, ya me he desquitado. Vayamos a cosas más positivas. Por cierto, Jennifer Lawrence, mi actriz favorita de este año, está guapísima en las fotos de la alfombra roja. Toda ella de rojo también. En primer plano, o de cuerpo entero. Y es que encima de hacerlo muy bien, está como un queso; incluso cuando hace de adolescente pobre y zarrapastrosa, a la que han dado una paliza.

Sugerencia musical

No la he escuchado. Por lo tanto más que una sugerencia es una invitación a darle una oportunidad. La banda sonora ganadora del óscar ha sido la de The Social Network.

De colores

Así de solo, como esta niña de carnaval,... ¡no! mucho más solo me siento yo en el mundo del cine... ¡qué penita! - Panasonic Lumix LX3

[Rugby] Seis Naciones 2011 – Tercera jornada

Deporte

Hemos cruzado el ecuador del campeonato, y hay algunas cuestiones que van quedando claras. En estos momentos, el principal candidato al título es Inglaterra, que depende de sí misma. Los demás, a esperar.

Italia 16 – 24 Gales

Los italianos le podrán poner ganas, pero no dan más de sí. Un equipo galés a medio gas, por falta de voluntad de hacer más o por incapacidad, eso no lo sé, se lleva los puntos con relativa facilidad. O los azzurri hacen algo contra los escoceses, o se llevan la cuchara de madera. Los galeses, curiosamente, si ganasen los partidos que les quedan todavía tendrían alguna opción. Pocas porque perdieron contra Inglaterra… Claro que tienen que ganar a dos huesos, Irlanda y Francia.

Inglaterra 17 – 9 Francia

El partido más espera, no sólo de la jornada sino del campeonato. Los dos favoritos. Con los ingleses con muchas ganas. El primer tiempo, juego controlado e igualdad. Empezaron más centrados los ingleses, pero los franceses se fueron entonando. Al final, 9-9. Pero el segundo fue otra cosa. Y una serie de catastróficos fallos en los primeros minutos situaron a la selección francesa a remolque de unos entusiastas ingleses, y sin capacidad alguna de reacción. Pensaba que iban a ser capaces de más. Me han decepcionado. Inglaterra depende de sí misma. Juega la Calcutta Cup en casa y el único hueso que le queda es Irlanda, que juega en la suya y que querrá aguar la fiesta a los ingleses. Pero los averages probablemente jugarán a favor de los ingleses en caso de empate a puntos. Francia lo tiene que ganar todo y esperar que los ingleses pierdan. Y están obligados a apabullar a Italia en Roma si quieren tener opciones en caso de empate a puntos.

Escocia 18 – Irlanda 21

Es una pena lo de los escoceses. Se dejan birlar los puntos en su floja defensa, y luego, a pesar de los muchos golpes de castigo convertidos y del empeño que le ponen, son incapaces de ensayar para dar la vuelta al marcador. Les pasa con frecuencia. En cualquier caso, mucho más serios que en la jornada anterior. Sus opciones de evitar la cuchara de madera pasan por ganar a Italia en casa. Porque es improbable que ganen la Calcutta Cup en Londres. Irlanda tiene que ganar todo. Y ya hemos comentado antes sus condicionantes ante la selección inglesa.

Recomendación musical

Tras la tercera jornada, quizá podamos considerar como principal favorito al campeonato de este año a la selección de Inglaterra. Lo cual hará que los aficionados ingleses canten a coro y con alegría el Swing Low, Sweet Chariot. Este suave espiritual está asociado a la liberación de los esclavos negros en la época de la guerra civil estadounidense. Yo no soy una persona creyente, pero reconozco que hay muchos espirituales negros que son realmente hermosos. En cualquier caso, desde 1988, para celebrar el fin de una mala racha, fue adoptado por la selección inglesa de rugby para celebrar en el campo los momentos en los que su equipo va bien sobre el terreno de juego. Aunque previamente ya se escuchaba en los campos de juego británicos. Muchas veces con la letra cambiada,… con un tono… menos “espiritual”. Hay decenas de versiones de este espiritual, pero yo me quedaré con la grave aunque dulce voz de Zooey Deschannel cuando canta como vocalista de She & Him.

Trinity College

Palos de rugby en los campos de deporte del Trinity College de Dublín, Irlanda - Canon Powershot G6

Y si yo decidiese los óscars…

Cine
Nota: Existen algunos sitios en internet que chupan el contenido original de otros para montar sus blogs. Copian íntegramente los contenidos, supongo que basándose en las etiquetas de entradas como estas y de formas más o menos automáticas, llenan todo de publicidad muy intrusiva, descarajan la cuidadosa maquetación que algunos pensamos para bien del lector, y se quedan tan contentos. Este sitio esta bajo licencia Creative Commons y permite sin más restricción que el respeto por el contenido original, la cita de la fuente original y el uso no lucrativo de la reproducción de contenidos. Creo en la libre circulación de la información en internet, pero también creo en un mínimo de ética a la hora de hacerlo. Y un mínimo de estilo. Por tanto, si te encuentras este texto en un sitio horrible, puedes pasar a leerlo por carloscarreter.com, que no es perfecto pero es honesto.

.

Es un hecho extraordinario que publique más de una entrada en este Cuaderno de ruta en un mismo día. Pero hoy, horas antes de que se entreguen en Los Ángeles los premios de la Academia de las Ciencias y las Artes Cinematográficas de los Estados Unidos. Los óscars. La experiencia de muchos años, décadas, nos enseña que realmente no hay una correlación muy elevada entre conseguir un premio y que realmente seas lo mejor en tu categoría ese años. Algo de correlación hay… claro. Pero bueno.

Para empezar, es rarísimo que el premio a la mejor película lo consiga una película no hablada en inglés, aunque sea posible. En teoría. Ocho películas de este tipo han sido candidatas a lo largo de la historia. Sí que ha sucedido que algún premio de interpretación haya ido a parar a algún actor o alguna actriz que ha interpretado en una lengua distinta del inglés. Y lo mismo en alguna otra candidatura. En cualquier caso, el idioma de rodaje y la nacionalidad ya supone un fuerte sesgo. Bueno,… la cosa es así.

Pero es que incluso dentro de las películas norteamericanas, o habladas en inglés, podría mencionar numerosos casos de premios absolutamente sorprendentes. Y de películas o personas sorprendentemente no premiadas. La casuística es demasiado abultada como para dar a estos premios una importancia como reconocimiento de la excelencia artística que no tienen. Básicamente, son una operación de mercadotecnia. Una forma de mantener la tensión comercial en torno al cine y traer espectadores a las salas o a las tiendas de vídeo. Y luego está la cuestión del glamour. Y aquí no falta. Aunque de vez en cuando aparezca el ordinario o la ordinaria de turno, que no tiene lo que hay que tener para lucir con propiedad en la alfombra roja. Pero bueno. De todo tiene que haber.

El caso es que este año he decidido aportar mi granito de arena al debate de quienes merecen ser premiados. Vamos. Supongamos que yo perteneciese a la Academia, y tuviese el voto decisivo en algunas categorías notables. ¿Quienes serían los ganadores de este año? Aclaro de antemano que no he visto todas las películas. Así que hay algunos candidatos que mal pueden tener opciones en mi lista de ganadores particular. “Peor” para ellos. En cualquier caso, ahí va mi lista de ganadores, en algunas de las categorías. Que no en todas, que sería absurdo y aburrido.

Mejor película: Difícil. Entre las que he visto, ninguna cinco estrellas. Después de darle muchas vueltas, la que más me ha impresionado en su conjunto sería Black Swan (Cisne negro). He cambiado de idea. Después de verla de nuevo, con más tranquilidad, he decidido que Winter’s Bone me toca demasiado la fibra sensible y he decidido darle las cinco estrellas.

Mejor director: También complicado. Tampoco hay ningún cinco estrellas. Vaya por los hermanos Coen, que aunque no han cerrado un producto redondo por su True Grit (Valor de ley), han dado sobradas muestras de lo que me gusta de ellos.

Mejor actor protagonista: Ninguno levanta mis entusiasmos en exceso este año, pero mis simpatías se encaminan totalmente hacia Jeff Bridges por True Grit (Valor de ley).

Mejor actriz protagonista: Aquí me he sentido más motivado, y hay muy interesantes candidatas. Pero mi preferida es la sufrida contención interpretativa de una actriz tan joven como Jennifer Lawrence en Winter’s Bone, más propia de actrices de más edad.

Mejor actor de reparto: Nuevamente una categoría en la que hay mucho bueno donde elegir. Creo que son intérpretes más interesantes que los de la categoría de protagonistas. Me vuelvo a quedar con alguien procedente de Winter’s Bone, John Hawkes.

Mejor actriz de reparto: Me ha resultado difícil terminar de decidirme por mi premio en esta categoría. Sobretodo porque no la considero una actriz de reparto sino protagonista. Pero es donde es candidata. Me refiero a Haylee Steinfeld por True Grit (Valor de ley). Reconozco que es un poco injusto para las demás, porque el papel es mucho más vistoso en minutos y en importancia dentro de la película. Si estuviera en la candidatura de protagonista, no habría desbancado a Jennifer Lawrence. Que quede claro.

Mejor guion original: Aquí lo tengo claro. Los bucles de realidad/ficción de Inception (Origen) merecen en mi opinión el premio.

Mejor guion adaptado: En esta candidatura siempre tengo un problema. Casi nunca he leido la obra literaria de origen. Pero bueno, tras pensármelo mucho entre dos, me quedo con la modesta pero bien llevada historia de Winter’s Bone.

Mejor montaje: Creo que sin mayor problema me voy a quedar con Black Swan (Cisne negro).

Mejor fotografía: Tengo la sensación que cada vez se iluminan mejor las películas. Pero creo este año destaca mucho la fotografía de True Grit (Valor de ley).

Del resto de premios técnicos, de las películas de animación, documentales y cortometrajes, así como las películas en idiomas distintos del inglés, me voy a abstener. Por aburrimiento, o por no conocer suficientes candidatas. Veremos en qué medida mis gustos coinciden con los académicos norteamericanos. Pero dudaría que coincida en más de un 30 %. Es decir 3 de las 10 categorías en las que me he mojado.

Resumiendo, de las 10 categorías que me interesan:

4 premios para True Grit (Valor de ley).

4 premios para Winter’s Bone.

1 premios para Black Swan (Cisne negro), que paradójicamente se lleva el gordo de mi parte.

1 premio para Inception (Origen).

Recomendación musical

Siento que es especialmente apropiado recordar la conocida canción de The Band Wagon (Melodías de Broadway), That’s Entertainment, cantada por el elenco del filme.

Payasos

Al mismo tiempo que está a punto de comenzar el circo de los óscars, empieza también el circo de los carnavales; ayer el pregón en las calles de Zaragoza - Panasonic Lumix LX3

[Cine] Los chicos están bien

Cine
Nota: Existen algunos sitios en internet que chupan el contenido original de otros para montar sus blogs. Copian íntegramente los contenidos, supongo que basándose en las etiquetas de entradas como estas y de formas más o menos automáticas, llenan todo de publicidad muy intrusiva, descarajan la cuidadosa maquetación que algunos pensamos para bien del lector, y se quedan tan contentos. Este sitio esta bajo licencia Creative Commons y permite sin más restricción que el respeto por el contenido original, la cita de la fuente original y el uso no lucrativo de la reproducción de contenidos. Creo en la libre circulación de la información en internet, pero también creo en un mínimo de ética a la hora de hacerlo. Y un mínimo de estilo. Por tanto, si te encuentras este texto en un sitio horrible, puedes pasar a leerlo por carloscarreter.com, que no es perfecto pero es honesto.

.

Los chicos están bien (The Kids Are All Right, 2010), 26 de febrero de 2011

Si en una película actua Annette Bening, ya empiezo a tener la curiosidad por verla. Si además es candidata al óscar por ella, aun me motiva más. Así que, aprovechando que la estrenaron antes de la ceremonia de entrega de los premios que se celebra esta noche, nos hemos ido a formarnos una opinión sobre este filme dirigido por Lisa Chodolenko. Y aquí viene.

Sinopsis

Nic (Bening) y Jules (Julianne Moore) son dos mujeres, lesbianas, que han formado una familia. Recurriendo a un mismo donante de semen, ambas tuvieron en su momento dos hijos, una chica de 18 años a punto de ir a la universidad, Joni (Mia Wasikowska), y un chico, Laser (Josh Hutcherson), pocos años más joven. En este punto, a ambos retoños se les ocurre que quieren conocer a su padre, y a través del banco de semen, y con el beneplácito del padre que accede a darse a conocer, se encuentran con Paul (Mark Ruffalo), un hombre más joven que sus madres, que vive una vida tranquila regentando un restaurante. Paul es lo que se dice un tipo majo, enrollado, con encanto, que cae bien a los chicos, y posteriormente, cuando se conocen también, a Jules. Pero despierta la desconfianza de Nic, que ha trabajado duro por construir esta familia, y que percibe que la presencia del hombre puede desestabilizarla. Pronto los hechos le darán la razón.

Producción y realización

Estamos ante un filme realizado con medios sencillos, con aire de cine independiente, y que es rodado con razonable competencia técnica, al servicio de una historia relativamente sencilla, y sobretodo al servicio de unos actores que son la fuerza y la columna vertebral de esta producción.

Interpretación

Es la base en la que se fundamenta esta película. Y realmente, hay que decir que los cinco actores y actrices mencionados están bien, aunque los papeles de los dos adolescentes es menos vistoso, si bien competentemente desempeñados. Bening está realmente bien, aunque curiosamente tiene menor presencia en pantalla que su compañera. Su papel de mujer más seria y con más introspección exige más tensión que el de Moore, pero el de esta última está también excelentemente interpretado. Son dos buenísimas actrices que dan seguridad a cualquier producción en la que participen. Sin embargo, me da la impresión que, salvo por los caprichos o posibles deudas históricas que puedan tener los académicos de Hollywood con Bening, hay otras candidatas más firmes al premio. También cumple dignamente Mark Ruffalo que compone a la perfección ese papel de despreocupado hombre, de vida tranquila, y que de repente siente que le cae como un regalo una familia casi perfecta, sin mayor esfuerzo.

Conclusiones

Un película fácil y agradable de ver, que nos gustará mucho por la interpretación de su elenco, pero que para mí tiene un punto débil notable. Y es que su final es muy convencional, con poca garra, con poco dramatismo, no ajustado a las experiencias que han sufrido los personajes. Tras ir navegando durante todo el filme con una propuesta interesante, al final se me queda la sensación de que todo no ha sido más que un telefilme al uso con un reparto de lujo. También me empalaga mucho el exceso de buenrollismo que intenta desprender el filme. Agricultura ecológica, apoyo de lo local, coches híbridos, chicos estudiosos y sensatos, familia muy dialogante,… todo es “casi” perfecto. Si no fuera por el “pequeño” desliz de uno de sus componentes. Creo que la gente es un poco menos perfecta para resultar real.

Calificación

Dirección: ***
Interpretación: ****
Valoración subjetiva:
***

Recomendación musical

Ya que Annette Bening nos ofrece durante el filme una breve interpretación a capella del All I Want de Joni Mitchell, pondremos esta canción como recomendación de hoy, aunque no es una cantante que me diga demasiado.

Hojas

La jardinería, las plantas, forman parte del entorno del filme; como estás primeras hojas verdes que salen a final del invierno a orillas del Canal Imperial de Aragón - Canon EOS 5D Mk.II, Tokina AT-X Pro 12-24/4

[CineTren] Las zapatillas rojas

Cine, Trenes

Cuando vi recientemente la película de Aronofsky, Black Swan, comprobé en las crísticas que pude leer por ahí que había cierto consenso en situar como antecedentes o influencias de esta película dos filmes muy distintos. Uno de ellos es Repulsión de Polanski, en el que el elemento fundamental es la obsesión de la protagonista. El otro, es esta película que nos ocupa hoy, sobre la creación de una nueva estrella en el mundo del ballet con un final trágico. Decidí revisar ambos filmes. Lo que no esperaba al ver la película de Powell yPressburger es que acabara en mi colección del ferrocarril en la historia del cine. Pero así es, y así os lo voy a contar.

Y lo podéis encontrar a través de mi sección dedicada al ferrocarril en la historia del cine, o directamente en su reseña.

Metropolitan carriage (Tudela)

Detalle de uno de los coches Wagon-Lits de la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y el Tranvía, hace uno años en la estación de Tudela (Navarra) - Canon EOS 40D, EF 24-105/4L IS USM

[Libro] Chico y Rita

Literatura

Llevaba un tiempo sin leer ninguna historieta. Actividad que inicié de forma más o menos periódica hace algo más de un año, pero que había abandonado en los últimos meses. Pero al entrar en una librería hace unos días me sorprendió ver es una novela gráfica firmada por un diseñador famoso como Javier Mariscal, y un director de cine, supongo que como guionista, no menos famoso como Fernando Trueba. Y la cogí. Luego me he enterado que es una adaptación como historieta de un filme de animación que todavía está por estrenar.

Chico y Rita
Javier Mariscal y Fernando Trueba
Ediciones Sins Entido; Madrid, 2010
ISBN: 9788496722736

Esta es una historia de una amor, aparentemente imposible, entre un pianista, Chico, y una cantante, Rita, ambos cubanos, ambos de raza negra. Durante años, décadas, se van persiguiendo, encontrándose y desencontrándose primero en La Habana, luego en Nueva York, y en sus respectivos periplos por París o Los Ángeles, desarrollando sus carreras en el mundo del jazz, del music-hall, o del cine,… a pesar de las traiciones de los amigos, de los agentes, de los mafiosos, del racismo, o del mundo de la política.

En líneas generales estamos ante una historia gráfica con un dibujo muy interesante, que produce un ambiente muy auténtico de la época y de las situaciones. Sin embargo, la historia la he encontrado un poco fría y un poco tópica. No ha llegado a emocionarme del todo. En lo que se refiere al libro, me convence el trabajo de Mariscal, pero no tanto el de Trueba. Veremos como pinta el largometraje. Que supongo que iré a ver, ya que he empezado con esta historia.

Recomendación musical

Mucha música cubana fusionada con el jazz. Cubop, jazz latino,… lo que haga falta. Vamos. Que sugiero un repaso por la obra de Bebo Valdés, que pone música a la película que pronto se estrenará.

El cielo sobre los pinares de Venecia

El cielo sobre los pinares de Venecia - Cosina 100/3,5 MC Macro

[Cine] Black Swan (2010)

Cine
Nota: Existen algunos sitios en internet que chupan el contenido original de otros para montar sus blogs. Copian íntegramente los contenidos, supongo que basándose en las etiquetas de entradas como estas y de formas más o menos automáticas, llenan todo de publicidad muy intrusiva, descarajan la cuidadosa maquetación que algunos pensamos para bien del lector, y se quedan tan contentos. Este sitio esta bajo licencia Creative Commons y permite sin más restricción que el respeto por el contenido original, la cita de la fuente original y el uso no lucrativo de la reproducción de contenidos. Creo en la libre circulación de la información en internet, pero también creo en un mínimo de ética a la hora de hacerlo. Y un mínimo de estilo. Por tanto, si te encuentras este texto en un sitio horrible, puedes pasar a leerlo por carloscarreter.com, que no es perfecto pero es honesto.
.

Black Swan (2010), 20 de febrero de 2011

(Esta película ha sido vista en versión original y, por lo tanto, se presenta bajo su título original; en España se ha estrenado también en versión doblada bajo el título de Cisne negro)

Con el gran número de alabanzas que había recibido previamente la interpretación de su actriz protagonista, Natalie Portman,… Si tenemos en cuenta que su director, Darren Aronofsky, es realmente un realizador muy personal y arriesgado,… Échale el morbo de los comentarios por ahí sobre escenas de amor lésbico entre la protagonista y su “contrincante” en la pantalla, la guapa Mila Kunis,… Suma unas cuantas críticas positivas a la buena factura del filme en general,… Pues había que ver esta película, y cuanto antes.

Pero comentar este filme no es sencillo. Ya lo veréis.

Sinopsis

Nina Sayers (Portman) es una de las bailarinas solistas de una importante compañía de ballet en Nueva York. Vive con su madre (Barbara Hersey), soltera, que en su juventud fue a su vez bailarina de ballet clásico, aunque no llegó a pasar del cuerpo general de bailarinas. Vive obsesionada con la idea de que su hija alcance las cotas de éxito y prestigio que ella no consiguió.

Con motivo de una nueva puesta en escena del Lago de los Cisnes por parte del prestigioso y exigente coreógrafo del ballet (Vincent Cassel), se anuncia que la bailarina principal (Winona Ryder) se retira, y que entre las solistas se escogerá una nueva bailarina principal. Nina, obsesionada siempre con la perfección técnica, aspira al puesto; pero se ve amenazada por la recién llegada Lily (Kunis), mucho menos perfecta en su técnica, pero con mucha más garra y temperamento para las escenas del ballet de Chaikovski en las que la bailarina principal debe interpretar a Odile, el cisne negro.

Tras confirmar a Nina como la nueva bailarina principal comenzará un duro proceso de adaptación a las nuevas responsabilidades, en el que no desaparecerán las presiones que siente de su entorno, fundamentalmente del coreógrafo y de la madre, ni los miedos a ser desplazada por Lily.

St James's Park

Un cisne descansa al sol en St James's Park, Londres, Inglaterra - Canon Digital Ixus 400

Producción y realización

Todo el filme está puesto al servicio del personaje de Nina. De sus sentimientos, de sus obsesiones, de sus miedos, de la forma en que su mente van condicionando sus actos y sus percepciones. Formalmente, ésta es una película de miedo. Con la salvedad de que quien acecha a la protagonista no es un agente externo. No es un espíritu; ni un sociópata. Es ella misma, con sus inseguridades y sus percepciones distorsionadas. Conseguir reflejar esto en pantalla es realmente difícil. Y en este caso, Aronofsky lo consigue. Sin duda.

Hay un esfuerzo notable de producción en este filme, para que el director pueda mostrar en pantalla el complejo proceso que se da en el personaje principal. Por lo tanto, la evolución es progresiva. Desde la progresiva información que vamos obteniendo al principio de la película que nos permite entender que pasa después, hasta el dinámico último tercio de la película en el que la situación se resuelve, y Nina, de una forma u otra, que no puedo contar aquí, se libera y llega a su objetivo. He de decir que ese último tercio de película, en el que se intercalan las vivencias de la protagonista con las magníficas escenas del ballet en su estreno es de lo mejor que he visto en mucho tiempo. Un conjunto de escenas que precisan de una planificación metódica y precisa, para transmitir fundamentalmente sentimientos. Una iluminación espléndida, unos movimientos de cámara perfectos, un diseño de vestuario impecable, una dirección artística, en resumen, de primer orden al servicio de las claras ideas del realizador del filme.

Cisnes y gaviotas en el puerto

Cisnes y gaviotas en el puerto de Galway, Irlanda - Canon Powershot G6

Interpretación

Aquí vamos a uno de los puntos fuertes de la película. Y es que cuando todo gira alrededor de un personaje, es imprescindible que el intérprete de ese personaje esté en estado de gracia para que la cosa funcione. Y Natalie Portman da la talla sobradamente. En un personaje que lo mismo te cae bien, cuando simpatizas con sus tensiones y sus agobios, o te cae de pena, porque puedes pensar que no deja de ser una estirada perfeccionista a la que han metido un palo por el… ejem,… el caso es que no deja de mostrar con convicción las complejidades de la personalidad de Nina. Esto se ve acompañado por el evidente esfuerzo de adaptación de su físico al personaje. Portman está mucho más delgada de lo habitual, casi huesuda, con el fin de adaptarse a las exigencias físicas que se le suponen al personaje. Es muy difícil el reto, y sale más que airosa, y es normal que sea una de las favoritas a un “eunuco dorado”.

Respecto al resto del reparto, me gusta mucho como lo hace Barbara Hershey en su complejo papel de madre obsesionada. Está bastante bien Mila Kunis en un papel que se adapta muy bien a su físico y características. No acabo de encontrarme a gusto con la forma en que compone el personaje el francés Cassel, de quien esperaba algo más. El papel de Winona Ryder es reducido… pero de lo mejor que le he visto a una actriz que no es santo de mi devoción.

 

Acariciando los cisnes en Caernarfon, País de Gales - Canon EOS D60, EF 28-135/3,5-5,6 IS USM

Conclusión

Es esta una película muy compleja, lo mires como lo mires. Tan compleja como el personaje protagonista. Hay muchos elementos bajo los que juzgar las propuestas de este filme.

Por un lado, está el tono de la película. Como ya he comentado, a mí, y no sólo a mí, me parece que es una película de miedo. Un personaje que es aterrorizado por sí misma en este caso, frente a los agentes externos más propios del género de terror. Pero también lo comparo en este tenor con la primera idea que se me vino a la cabeza cuando comprendí lo que estaba viendo. Estamos de alguna forma ante una nueva versión de Jeckyll y Hyde. Y quizá desvelo demasiado al decir esto.

Por otra parte, está la diversidad de temas:

  • El perfeccionismo técnico frente a la libertad creadora del auténtico artista.
  • La represión sexual implícita constántemente por parte del entorno creado por la madre alrededor de la artista (una habitación infantil, con sus peluches; la falta de naturalidad a la hora de hablar de la pasión sexual; otros muchos detalles). Represión favorecida por la madre, que perdió su carrera por un desliz.
  • El conflicto con la comida y con el físico. Ya he comentado la transformación física de la actriz para realizar el papel. Transformación, delgadez, que es puesta de manifiesto por los planos de la actriz en ropa interior. No se hace referencia explícita a lo que come o deja de comer, pero el vómito como solución para liberar tensiones. El fantasma de la anorexia subyace.
  • El miedo al otro, probablemente como síntesis de todo lo anterior. Un miedo que alcanza dimensiones paranoides. El miedo a lo que dicen de ella. A cómo la miran. A cómo juzgan lo que está haciendo.

Es por lo tanto una película muy compleja, como he comenzado diciendo en esta conclusión. Y si he explicado todo esto es para resaltar el mérito de que todo ha encajado casi a la perfección en un filme en el que sólo puedo destacar como negativo el hecho de que a mí, me costó entrar en él. Pero una vez entré, realmente me encantó.

Calificación

Dirección: *****
Interpretación: ****
Valoración subjetiva: ****

Recomendación musical

Evidentemente, no estará de más escuchar alguna buena versión del Lago de los Cisnes de Chaikovsky. Pero tampoco está mal la propia banda sonora del filme, basada en la música del compositor ruso.

Rijksmuseum - El cisne

El cisne amenazado de Jan Asselijn en el Rijksmuseum de Amsterdam - iPhone

El tranvía ha llegado… para quedarse, espero

Política y sociedad

Es cosa curiosa. En Zaragoza, los tranvías se quitaron en los años 70, cuando empezaba a haber motivos objetivos para que no desapareciesen. Y fue la última ciudad de la que desaparecieron, dejando aparte los residuos dedicados a un uso turísticos. Es cierto que necesitaban una reforma a fondo para modernizar una red de concepción antigua. Pero fue en aquellos tiempos, cuando ya azotaban las primeras crisis energéticas, y parecía absurdo seguir promocionando los coches particulares y los autobuses, grandes consumidores de combustibles fósiles para la movilidad urbana. Una de las premisas del tardofranquismo era que todo el mundo tenía que tener su cochecito, aunque fuese un zarrio como los 600s, y que los autobuses eran modernos y los tranvías antiguos.

Y así, durante 35 años han reinado los ruidosos, malolientes y poco considerados autobuses en el transporte público de la ciudad. Porque era lo moderno. Y a pesar de que durante estos años, han sido muchas las ciudades europeas de las dimensiones de Zaragoza, que con mayor conciencia de los problemas de movilidad y de contaminación, han ido modificando su política de transporte, dificultando el acceso a los coches privados a los núcleos congestionados de las ciudades y cambiando autobuses por eficientes líneas de tranvías.

Parada del tranvía, línea B

Estrasburgo es una de las ciudades de dimensiones parecidas a Zaragoza, que hace uso intensivo del tranvía para resolver sus problemas de movilidad y contaminación - Panasonic Lumix LX3

Pero el tranvía ha vuelto a la ciudad. Llevaba unas cuantas semanas con alguna unidad aislada en pruebas. Pero desde finales de la semana pasada, son varias las unidades que circulan a intervalos periódicos, sin pasajeros todavía, integrándose en el paisaje urbano. Es la mitad de la primera línea. De las varias que debería haber. Y desgraciadamente lo hace con el escepticismo de la ciudadanía. Que como consecuencia de la implantación de este transporte público, rápido y más limpio, se dificulte el tránsito de vehículos particulares se ve como un problema y no como parte de la solución. El franquismo dejó excesivos implantes mentales en las duras molleras de los españoles como para aceptar cambios en los dogmas que impuso. Nadie quiere renunciar a su vehículo privado. Aunque sea caro, molesto, contaminante,…

El tranvía pasa

La novedad hace que los viandantes vuelvan la cara al paso de los nuevos y modernos vehículos - Pentax K-x, SMC-DA 70/2,4 Limited

Se han expuesto todo tipo de cuestiones. Afecciones al comercio, seguridad de los niños, prolongación de los tiempos de transito… Da igual que haya suficientes experiencias en toda Europa que demuestren que a medio y largo plazo todas estas cuestiones mejores. La resistencia al cambio es importante. Pero espero que el tiempo demuestre los beneficios de la “nuevo” medio de transporte. Se han puesto en marcha todo tipo de campañas informativas, tanto publicitarias como otras más vistosas como la contratación de grupos de teatro callejero para colaborar en la información especialmente a los más pequeños.

En fin. Yo espero que las cosas vayan bien. Que como ha sucedido en otras ciudades, de muchos países europeos, el tranvía demuestre una vez más sus virtudes como medio de transporte adecuado para determinadas ciudades. Y que las políticas antisociales que se van implantando poco a poco con la excusa de la crisis económica, no corten la financiación a una transición progresiva y necesaria hacia otro modelo de ciudad y de movilidad ciudadana.

Los Tantán

Un grupo de animación callejera, los Tantán, informa de forma divertida a los niños y adultos de las mejoras y las precauciones asociadas al nuevo medio de transporte - Pentas K-x, SMC-DA 70/2,4 Limited

Mientras, hay otras áreas del transporte ciudadano que necesitan mejorar y pronto. En estos momentos, la situación del transporte para los vecinos de los diversos barrios rurales y poblaciones próximas a la ciudad, y que se espera que algún día constituyan el área metropolitana de Zaragoza, utilizan el transporte por autobús, incluso cuando muchas veces comparten trayectos, en una atomización de servicios y compañías adjudicatarias de estas concesiones de transporte por carretera. Mientras, la línea de cercanías ferroviarias que se instauró hace un tiempo languidece por falta de uso, ante la mala posición para competir con el autobús. Todo ello lleva a mayor congestión de las calles de la ciudad, y más contaminación. ¿Tanto costaría dedicar esos autobuses a servicios de lanzadera con el ferrocarril, de forma que se evitase la congestión y la contaminación en la ciudad? ¿No sería una forma de optimizar los recursos? Claro que para eso hay que planificar y tomar decisiones políticas. Y en estos momentos, no hay que se atreva a hacer eso. Los “mercados” mandan; aunque el planeta vaya al desastre. Cosas.

Esperando a cruzar

Una joven, que se desplaza sobre patines, espera pacientemente el paso de una unidad del nuevo tranvía de Zaragoza; una escena a la que tendremos que acostumbrarnos poco a poco - Pentax K-x, SMC-DA 70/2,4 Limited

[Cine] Winter’s Bone (2010)

Cine
Nota: Existen algunos sitios en internet que chupan el contenido original de otros para montar sus blogs. Copian integramente los contenidos, supongo que basándose en las etiquetas de entradas como estas y de formas más o menos automáticas, llenan todo de publicidad muy intrusiva, descarajan la cuidadosa maquetación que algunos pensamos para bien del lector, y se quedan tan contentos. Este sitio esta bajo licencia Creative Commons y permite sin más restricción que el respeto por el contenido original, la cita de la fuente original y el uso no lucrativo de la reproducción de contenidos. Creo en la libre circulación de la información en internet, pero también creo en un mínimo de ética a la hora de hacerlo. Y un mínimo de estilo. Por tanto, si te encuentras este texto en un sitio horrible, puedes pasar a leerlo por carloscarreter.com, que no es perfecto pero es honesto.

.

Winter’s Bone (2010), 18 de febrero de 2011

Mucho he oído comentar de esta película estas semanas atrás. Y todo muy positivo. Además, la actriz protagonista, la joven Jennifer Lawrence, me impresionó hace un tiempo en un papel intensamente dramático, en el que por su parecido físico, hacía el mismo personaje que Charlize Theron pero en su adolescencia. Así que con estos antecedentes, y puesto que hemos tenido la suerte de que se puede ver en versión original, cosa fundamental como comentaré después, este viernes pasado por la noche vimos este filme dirigido por Debra Granik.

Sinopsis

Ree Dolly (Jennifer Lawrence) es una adolescente de 17 años que vive en un estado de pobreza, cuidando de sus dos hermanos menores y de su madre enferma mental, en una comarca de las Ozark en el medio oeste americano. En un momento dado, se entera de que su padre, metido en los negocios de la droga de la región y pendiente de juicio, ha puesto como garantía de su fianza la casa y las tierras donde viven. Nadie sabe donde está. Si no se presenta a juicio, la familia lo perderá todo y se quedará en la calle. De este modo, Ree comienza a recorrer la comarca buscándolo. Pronto se dará cuenta de que un secreto cubre el paradero de su padre, probablemente muerto, y que hay un muro de silencio. Sólo recibirá cierto apoyo de Gail (Lauren Sweetser), su hermana mayor ya casada e independizada (parece que es una prima, la primera vez que la vi había mucho ruido ambiental y perdí detalles) y de Teardrop (John Hawkes), el hermano de su padre. En un momento dado, la violencia y el riesgo de perder la vida se cernirán sobre ella.

Producción y realización

Realizada con un presupuesto muy modesto, la película está perfectamente ambientada en localizaciones naturales. Una localizaciones muy bien fotografiadas, que mezclan la belleza del paisaje de montes suaves, cubiertos de bosques pelados por el invierno, con la fealdad del entorno social en el que se desenvuelven todos los personajes.

El guion, que sigue en todo momento las peripecias de la protagonista, va ascendiendo en intensidad hacia los momentos de violencia, probable o real, que se producen en los distintos puntos clave del filme, manteniendo el interés en todo momento del espectador. La directora nunca se recrea con la violencia, que sabemos que está ahí, que vemos sus consecuencias, pero que nunca nos es mostrada de forma explícita. Y todo nos lleva al momento clave de la película, cuando la chica consigue su objetivo, un momento que nos sobrecoge, que nos horroriza, pero que está filmado con una elegancia espléndida.

Interpretación

La interpretación de Jennifer Lawrence no es que sea meritoria. Es que es de lo mejor que he visto en los últimos tiempos en general, y de lo mejor que he visto en una actriz joven de su edad en lo que yo conozco del cine. Sobria, intensa. Nos dice mucho con la mirada o con la expresión, si necesidad de palabras. Algo que habitualmente aprecias en intérpretes mucho más maduros. El conjunto de secundarios, que por ser muchos no voy a detallar, colaboran necesariamente en un elenco interpretativo de cara muy poco conocidas, pero que componen ese conjunto de hillbillies montañeses a la perfección. Como decía, es absolutamente necesaria la versión original en este tipo de películas, porque la expresión verbal conlleva unos acentos y unas expresiones que se pierden por completo en la traducción. Entre todos ellos, hay cierto consenso del que yo no me saldré en destacar a John Hawkes.

Conclusión

La película es candidata a cuatro óscars, entre ellos dos de interpretación. Por lo que he visto hasta ahora, no sólo son merecidas las candidaturas, sino que también serían unos justos ganadores (mejor película, mejor interpretación femenina protagonista, mejor interpretación masculina de reparto, mejor guion adaptado). Es poco probable que se lleve estos premios; supondría dejar de lado a otros candidatos con más nombre y más tirón comercial. Y al fin y al cabo estos premios son principalmente comerciales. Y también hubiera merecido alguna otra candidatura más (dirección, cinematografía, dirección artística,…). Una excelente película, que quizá pase desapercibida para mucha gente por no ser el tipo de película comercial y de fácil digestión al uso de los gustos actuales, pero a mí es la que más me ha tocado la fibra tanto cinematográfica como personal. (Actualización: 5 de marzo de 2011) La única a la que tras una segunda visión, también en versión original y con mejores condiciones ambientales, me induce a darle cinco estrellas en los últimos tiempos.

Calificación

Dirección: ****
Interpretación: *****
Valoración subjetiva:
*****

Recomendación musical

La banda sonora de tono country es absolutamente recomendable. Especialmente si te gusta este tipo de música. En Spotify, sólo está el tema principal. Pero hay muchos otros temas y canciones merecedores de nuestra atención.

En las cercanías de Villanúa

Montes, bosques, el frío del invierno o finales del otoño... pero en las Ozark y no en los Pirineos, como la imagen que os present hoy, en los alrededores de Villanúa (Huesca) - Panasonic Lumix GF1, Leica DG Macro-Elmarit 45/2,8

[Libro (de fotografía)] Fotopoemario

Fotografía, Literatura

Hace algo más de un año os presentaba en estas páginas un libro de La Fábrica Editorial que combinaba las greguerías de Ramón Gómez de la Serna con las siempre interesantes imágenes de Chema Madoz. Me pareció una apuesta valiente y estimulante. A lo largo de 2010, la misma editorial ha apostado por nuevos productos editoriales que combinan la literatura y la imagen fotográfica. Os los comenté a principio y a finales del mes de junio. Parece que no han sido hechos aislados, ya que recientemente pude comprar un nuevo libro de estas características. Más parecido al primero, y de la misma colección, que los dos posteriores.

Fotopoemario (4ª edición)
Poemas: Joan Brossa; fotos: Chema Madoz
Biblioteca BLOWUP Libros únicos; La Fábrica, Madrid, 2010
ISBN: 9788496466180

El libro es muy sencillo. Tras una introducción a cargo de Glòria Bordons, patrona de la Fundación Joan Brossa, se nos ofrecen 12 cortos poemas del poeta barcelonés. Primero en catalán; después, su traducción al castellano. Finalmente, tras cada uno de ellos, vemos una fotografía de Chema Madoz, impresa en otro tipo de papel, y adherida a las hojas del libro. En total, pues, 12 poemas y 12 imágenes interrelacionadas de alguna forma. Y lo que tiene de bueno es que ambos artistas tienen un componente más o menos marcado de surrealismo en su obra, que hace que haya un excelente maridaje entre ambas propuestas.

Lo que se dice leerlo, se lee en media hora. Pero puede ser un libro eterno, ya que lo puedes revisitar siempre que quieras. Y lo puedes reinterpretar tantas veces como vuelvas a él. Interesante.

Escultura

Siguiendo con temas artísticos, no es la primera vez que visitamos en estas páginas esta escultura de Richard Deacon bajo uno de los puentes que cruzan el Ebro en Zaragoza - Pentax K-x; SMC-DA 70/2,4 Limited

[Libro] Por qué ganaron los aliados

Historia, Literatura

Después de unos cuanto libros de ficción seguidos, vuelvo como de costumbre a meterme en un libro de historia. En este caso, me llamó la atención al hojearlo en la librería. Porque libros sobre la Segunda Guerra Mundial hay muchísimos. Demasiados. Pero la mayor parte de ellos hablan de batallas, de ejércitos, de cañones y de tanques. Son menos los que hablan de los motivos y las sociedades que participaron, y de cómo evolucionaron, y de qué factores influyeron para que la cosa terminase como terminó. Y como esto es lo que prometía este libro, pues me lo compré, y aquí va lo que he encontrado.

Por qué ganaron los aliados
Richard Overy
Tusquets Editores; Barcelona, 2011
ISBN: 9788483832943

En principio, el libro habla sobre todo del conflicto con la Alemania nazi y, en menor medida, del conflicto con Japón. Podemos dividir el libro en cuatro partes, cada una con uno o varios capítulos:

Una introducción en un primer capítulo, en el cual el autor expone la tesis de que la victoria aliada, aunque aparentemente inevitable a posteriori, pendió de un hilo en determinadas fases de la guerra. Y la victoria de las potencias del Eje, o al menos una paz a su conveniencia, fue una posibilidad muy real.

En una segunda parte con cuatro capítulos, hace referencia a los aspectos más importantes de las campañas militares, centrándose en cuatro escenarios fundamentales:

El dominio de los mares, con especial hincapié en la guerra naval del Atlántico, aunque también comenta las acciones navales del Pacífico que obligaron a los japoneses a ponerse a la defensiva.

Los aspectos principales de la guerra en el frente oriental, con especial detalle en la ofensiva de Stalingrado y el saliente de Kursk.
La ofensiva de bombardeos sobre las ciudades y las industrias alemanas y su impacto sobre el transcurso de la guerra.
La compleja planificación y desarrollo de la invasión de Francia y la reapertura del frente occidental.

Después vienen una serie de capítulos dedicados a los aspectos sociales, económicos y morales que condicionaron el desarrollo de la contienda:

Las economías de guerra.
Los aspectos tecnológicos aplicados al poderío militar.
La gestación de la alianza contra Hitler, las características del liderazgo político y militar, tanto en los aliados como en los países del Eje.
Los aspectos morales que condicionaron la respuesta de las poblaciones al esfuerzo bélico.

Finalmente, un capítulo final que resume las conclusiones de lo expuesto, y un epílogo sobre las consecuencias que tuvo para el mundo futuro.

He de decir que la lectura del libro me ha parecido muy amena, a pesar de que algunos capítulos traten temas un poco más abstrusos, especialmente si se han de abordar cuestiones económicas o de cifras de volúmenes de producción. Pero el autor no abusa de esto. Se limita a datos esenciales y demostrativos, y va construyendo un discurso razonado sobre el porqué de cómo sucedieron las cosas, obviando el detalle fino de cómo sucedieron. No es excesivamente crítico con los errores de coordinación y de previsión política de los aliados, y en las cuestiones morales, se centra más en los aspectos positivos que en los negativos. Aunque los menciona, no insiste en exceso en el auténtico horror que para la población civil supusieron los bombardeos, ni las motivaciones reales que algunos de ellos tuvieron, más que discutibles. Se despacha con un, “hoy en día se ven las cosas de otra forma a como se veían entonces”. Tampoco entra en los aspectos morales en la actuación del ejército soviético desde el momento en el que invadió territorio polaco y alemán. También es relativamente benevolente con los líderes norteamericanos, y poco crítico con su credulidad ante las ambiciones soviéticas.

Pero en general, es una lectura interesante, que arroja luces sobre los aspectos más importantes de una contienda que no debemos dejar de analizar y comprender, ya que el ser humano tiene cierta tentación a cometer las mismas estupideces de vez en cuando. Recomendable para los aficionados a la historia y en particular a la del siglo XX. Los que esperen análisis concienzudos de estrategias y tácticas militares, de batallitas y de generales, se sentirán más decepcionados.

Recuerdo a las atrocidades nazis

En las calles de Colonia podemos encontrar entre los adoquines recordatorios a hechos relacionados con los horrores nazis; Colonia fue también una de las ciudades más castigadas por los bombardeos aliados - Panasonic Lumix GF1; G 20/1,7 ASPH.

[Fotografía] World Press Photo y otros asuntos fotográficos de actualidad

Fotografía

Dice la fundación World Press Photo que su misión es  “fomentar un alto nivel profesional en el fotoperiodismo y promover un intercambio libre y sin restricciones de información”. Y así, cada año nos ofrece una edición de su concurso, del cual llevan ya 54 ediciones, en el cual compiten las que se suponen las mejores imágenes que el fotoperiodismo ha ofrecido durante un año. Y así en la edición de 2011, nos ofrecen lo mejor que se ha publicado en el 2010.

Se pueden ver las 56 imágenes premiadas en la galería que la fundación ha puesto a tal efecto. Sin embargo, si alguien está dispuesto a restringir la visualización a sólo 23, pero en alta resolución, que no deje de pasarse por The Big Picture para disfrutar mucho más de la experiencia.

Cuando vi la imagen ganadora, de la fotógrafa sudafricana Jodi Bieber, no pude dejar de tener una sensación de déjà vu. Por un lado, la composición de la imagen, un retrato de una joven, no podía de dejar de traerme a la memoria la famosa Afghan Girl de Steve McCurry. Además de las semejanzas en la composición del retrato, obvias, también tienen en común la nacionalidad de la muchacha retratada, afgana. También resulta obvia la diferencia. Mientras que en el retrato de McCurry observamos a una muchacha de aspecto triste y pobre pero indudablemente bella, con sus impresionantes ojos verdes, en el de Bieber golpea directamente el estómago porque sobre la imagen anterior se superponen las deformaciones causadas por el fundamentalismo islámico en aquel desgraciado país.

Pero no fue este el único déjà vu que experimenté. En la primavera del año pasado, contemple en el Caixaforum de Madrid la exposición de los premios FotoPres’09, cuyo ganador fue Emilio Morenatti, con un proyecto sobre la violencia de género en Pakistan. Os pongo un enlace a una búsqueda en Google para que os aparezca alguna de las imágenes. He de decir que estas imágenes, que no eran imágenes aisladas sino que constituían un proyecto, me impresionaron bastante más. Supongo que unas imágenes más personales, más propias, y además que se integraban en un todo coherente, dicen más que una imagen suelta, que de alguna forma es una variante de algo ya visto. Bueno. No sé.

Ante el azud

Cada ver hay que irse menos lejos para observar una realidad multiétnica; el azud del Ebro en Zaragoza, es un ejemplo - Canon EOS 5D Mk.II, EF 200/2,8L USM

Recientemente, el blog sobre fotografía de The New York Times comentaba que uno de sus fotógrafos se había hecho con el tercer premio en una de las múltiples categorías de otro concurso fotográfico de carácter anual. Las imágenes se pueden ver siguiendo cualquiera de los dos enlaces que he situado en este párrafo. Lo novedoso, o lo discutible según los puntos de vista, es que las imágenes fueron obtenidas utilizando un teléfono móvil con cámara. Y no sólo eso, sino que además las imágenes habían sido tomadas a través de una aplicación específica para ese teléfono móvil, con un abundante procesamiento para adquirir determinado aspecto.

Yo he utilizado un teléfono móvil con esa misma aplicación, y en alguna ocasión ha aparecido por aquí alguna imagen de ese tipo. Os pongo otra como ejemplo. Tomada esta misma mañana cuando iba a trabajar.

My HipstaPrint 0

Característico depósito de agua de uno de los hospitales de Huesca - iPhone, procesada con Hipstamatic 200

Para algunos, la cuestión puede ser si es serio o no ir ofreciendo imágenes tomadas con un teléfono móvil. A lo cual, por supuesto, otros contestan que lo importante es la visión del fotógrafo y no el instrumento con el que trabaja. Y no les falta razón. Pero cuando se están eliminando imágenes de muchos certámenes de fotoperiodismo, e incluso cuando se limitan en otros de temática más abierta, cuando se detecta un excesivo procesamiento con las aplicaciones habituales que los profesionales pueden tener montadas en su ordenador,… ¿qué podemos decir de unas imágenes tan obviamente procesadas y que distan de la calidad de la imagen original tomada con la cámara de dicho teléfono móvil? Interesante debate. Yo no tengo una respuesta. Las imágnees del fotoperiodista, Damon Winter, me gustan. Pero no sé si son merecedoras o no de un premio. No acabo de tener formado un criterio.

Con lo que si no trago es con la mención honorífica que en la World Press Photo le han otorgado a Michael Wolf, tal y como se discute en The British Journal of Photography. Este tipo ha cogido una cámara y ha fotografiado en la pantalla de su ordenador imágenes encontradas en el modo street view de Google Maps. Imágenes fortuitos de sucesos que pasaban en el momento en el que el coche que tomaba las vistas circulaba por esa vía pública. Primero, ¿es este tipo el autor de la imagen? Segundo, ¿es meritorio descubrir lo fortuito en lugar de estar o buscar la noticia y documentarla? Tercero, estas imágenes, ¿tienen calidad? Muchos noes vienen a mi cabeza como respuesta.

Finalmente, Steve McCurry, a quien hemos mencionado anteriormente en este mismo artículo, fue el encargado de utilizar el último rollo producido por Kodak de su emblemática película para diapositivas, Kodachrome. Y en Vanity Fair podemos encontrar casi todas las imágenes producidas con ese rollo de película. Faltan algunas que no han reproducido por ser versiones muy similares de otras que sí muestran. También hay un artículo al respecto en el último número de American PHOTO, que me llegó (electrónicamente a través de Zinio) a principio de semana. Todavía no lo han reflejado en su web aunque ya lo harán en las próximas semanas; seguro. Esta película se ha retirado porque tan apenas era usada y era antieconómico para la empresa el producirla y el mantener la estructura de laboratorios de revelado. Claro, basta que se retire para que un montón de gente se lamente. Aunque muchos no la utilizasen. Ya ha pasado antes… Fue bonito mientras duró.

Recomendación musical

No podría ser otra. Paul Simon, Kodachrome. Naturalmente. Y además es muy animada y da mucha vidilla.

Montmartre

En los viejos tiempos de la fotografía tradicional físico-química (no me gusta nada lo de analógica), yo tiré muchas diapositivas, pero no Kodachrome por lo complicado de su revelado y por que era cara; vaya usted a saber que marca barata tipo Perutz y similares fue la que utilicé para esta imagen de Montmartre en París, en 1989 - Pentax P30N, SMC-A 50/2