[TV] Cosas de series; dos mujeres en sus respectivos infiernos

Televisión

Tanto Eleanor Shellstrop (Kristen Bell) como Elizabeth of Windsor (Claire Foy) viven ya en Netflix sus respectivos infiernos en sus segundas temporadas. Dos series muy distintas, pero ambas muy recomendables. Con las dos puedes disfrutar. Y con una de ellas te podrás reir. Con la otra,… puede que también. Pero es seria.

The Good Place – 2ª temporada

Esta comedia de situación norteamericana sorprendió en su primera temporada. Después de haberno hecho reír durante toda ella, dio un vuelco final a su trama que la dejó preparada para una segunda temporada renovada.

Mentiría si dijese que todo ha sido estupendo en esta segunda temporada. He de reconocer que me costó cogerle el tranquillo. Sus primeros episodios me parecieron un poco apresurados, como con ganas de correr mucho. Pero al cabo mereció la pena, puesto que permitió situar a los 6 personajes principales de la serie en un punto a partir del cual pudieron crecer y avanzar, sin encasillar la serie en ningún momento.

Carlos Carreter

Nada… hoy toca visitar los dominios de la “Isabelita”… Incluso nos llegaremos a las puertas de sus casas, en Londres y en Windsor.

Recientemente he leído un análisis de la serie que muestra hasta qué punto, lejos de ser una mera serie de entretenimiento, tiene calado. Realmente, hay una reflexión sobre cuestiones éticas y morales de cierto calado, que sin embargo nos entran con facilidad, muy didácticamente. Y totalmente alejadas de cualquier dogmatismo o a priorismo sobre lo que es correcto o no. Probablemente, si alguna conclusión se puede sacar es lo absurdo del concepto del cielo (el buen lugar) o el infierno (el mal lugar) para premiar o castigar el comportamiento de nadie. Tan condicionado por su entorno y el momento que le ha tocado vivir. Y con valores en continua evolución, nunca estables ni prefijados.

Todos los intérpretes están bien, aunque especialmente nos alegremos de la recuperación de Bell, a la que añorábamos desde su Veronica Mars. No es que haya estado inactiva precisamente; simplemente, nunca la he encontrado al nivel que prometía. En cualquier caso, ahí la tenemos liderando la función con un hilarante Ted Danson, que tiene momentos sublimes. Y con un final de temporada que ya nos avisa que la serie se volverá a reinventar en su tercera temporada. Que ya añoramos.

20040626-Londres (54).jpg

The Crown – 2ª temporada

Está claro. Esta serie de época es una serie de momentos. De episodios enteros incluso. Y el protagonismo se reparte. A mí, toda esta gente de la que hablan, me importa entre poco y nada. Pero sabes que en todo episodio encontrarás un par de escenas o secuencias que te van a dejar pegado al sillón. Un diálogo. Un cruce de miradas. Un recorrido de cámara. Lo que sea, que te permite ser consciente de lo buena que es esta producción.

Reconozco, al igual que en el caso anterior, que el comienzo de la temporada me pareció un poco moroso, y dependía mi atención mucho de estar atento a esos momentos de genialidad. El ciclo sobre el viaje del duque (Matt Smith) y sus posibles infidelidades, no me interesó gran cosa. Pero pronto entró en materia.

20040626-Londres (64).jpg

Episodios absolutamente antológicos como Beryl, el que protagonizó Vanessa Kirby encarnando a una princesa Margarita con un atractivo impresionante, muy lejos de la imagen que te dan las fotografías de la época, y al mismo tiempo con una conducta elitista que te darían ganas de meterla boca a bajo en una maceta del palacio de Kengsinton.

O ese Paterfamilias en el que Matt Smith se luce y muestra hasta que punto ha dejada atrás al Doctor, y es capaz de mostrarse como un actor dramático de primer nivel.

Y estos son solo dos que he seleccionado para mostrar cómo la serie sabe ceder el testigo del protagonismo cuando conviene, repartiendo juego, otorgando variedad y profundidad, haciendo más interesante el conjunto.

Esperando también con ganas la tercera temporada, en la que se anuncian cambios de protagonistas conforme envejecen los personajes históricos.

20040626-Windsor (12).jpg

[Fotos] Paisaje pirenaico invernal en blanco y negro con película fotográfica

Fotografía, Viajes

El día 30 de enero me cogí fiesta. Algo que hice también el año pasado, y que intentaré hacer en un futuro con frecuencia. Aproveché para dar uso a mi más prestigioso equipo fotográfico para pelícual tradicional en el ámbito del paisaje en blanco y negro. Los detalles técnicos los encontraréis en el artículo “Paisajes en blanco y negro con Ilford Delta 100 en los Pirineos aragoneses“.

Para quienes las cuestiones técnicas no tengan interés, os dejo como de costumbre las fotos. O algunas fotos.

[Fotos] Un paseo por el bosque de Moesgaard para mis recomendaciones fotográficas de este domingo

Fotografía, Viajes

Pues sí. Ayer estuve cenando y tomando unos chismes con unos amigos. Nada de carnavales. Tranquilamente, a nuestro rollo. Y descubrimos que algunos, cada uno por su cuenta y a su aire, habíamos visitado Aarhus, ciudad danesa de la península de Jutlandia que el año pasado fue capital europea de la cultura, en algún momento del 2017. Así que os dejo unas cuantas fotografías del paseo por el bosque y la playa de Moesgaard, que he usado para ilustrar mis recomendaciones fotográficas de esta semana: Recomendaciones semanales – del 4 al 11 de febrero de 2018.

[Cine] Periodismos y Adolescencias (2017) y una repesca nacional

Cine

Odio la forma en que este año las distribuidoras han acumulado las películas más activas en la época de premios en pocas semanas para su estreno. Esto nos obliga a hacer un esfuerzo para ir viéndolas. Y a poca reflexión a la hora de comentarlas, agrupándolas semanalmente… Pero bueno. Ahí va la ración de esta semana.

The Post (2017; 08/20180204)

The Post es el título original, y de la versión original, de la película que en España se ha estrenado doblada al castellano como Los archivos del Pentágono. Y también es el apelativo por el que se conoce al periódico norteamerico The Washington Post. Cuando salimos del cine en una fríiiiiiia noche de invierno, el comentario fue “Spielberg se ha encargado de la precuela de All the President’s Men“. Quién iba a pensar que el tío Steven iba a acabar siendo un director de precuelas…

150403-2200557.jpg

Sirmione y el lago de Garda es una de las bellas localizaciones de una de las películas de hoy, y allí nos vamos, que merece la pena la visita.

Nos cuenta la historia de cómo el diario de la capital norteamericana, que era un diario de segunda fila en aquel momento que aspiraba a más, justo cuando su propietaria Kay Graham (Meryl Streep) lo saca a bolsa para hacerlo más grande, tiene que enfrentarse al reto de desafiar al gobierno de Nixon publicando los llamados Papeles del Pentagóno, que ya había empezado a publicar el Times (The New York Times). Eso sí bajo el liderazgo de Ben Bradlee (Tom Hanks) que representa en esta ocasión la típica figura íntegra y heroica yanqui, sea verdad o no.

La cosa va más de una defensa de la libertad de prensa que del contenido real de los dichos papeles. Una de estas películas que están surgiendo como respuesta a la administración ultraconservadora y manipuladora de Trump. La película es entretenida y está muy bien interpretada, pero no aporta nada nuevo, que no hayamos visto ya en numerosas ocasiones. Además de los protagonistas, que chupan mucha pantalla, muchos ilustres de la interpretación en papelines de poco calado. Muy por debajo por ejemplo de una reciente premiada en los Oscars, en casi todas sus dimensiones.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ***

150403-2200559.jpg

Call Me by Your Name (2017; 09/20180208)

Esta película del italiano Luca Guadagnino, con guion nada más y nada menos que de James Ivory adaptando una novela de André Aciman, había levantado tales expectativas, había venido precedida de tan buenas críticas, que había cierto riesgo de que pudiese defraudar.

Tampoco es una película novedosa, o tan novedosa como algunos proponen. La sensualidad de unas vacaciones de verano en un paraje mediterráneo, en esta ocasión el norte de Italia, no es nueva en el cine como marco para el despertar sexual de un o una adolescente. En esta ocasión se trata del joven Elio (Timothée Chalamet), hijo de un matrimonio de intelectuales italianos de origen judío, que está tonteando, parece que con éxito con la joven y chic francesita parisina Marzia (Esther Garrel). Hasta que llega Oliver (Armie Hammer), un ayudante norteamericano de su padre, el doctor Perlman (), para los trabajos de investigación arqueológica que está haciendo. Bien acogido por este y por su mujer, Annella (Amira Casar), el apuesto nortemericano judío de Nueva Inglaterra pondrá boca abajo los sentimientos de Elio.

150403-2200940.jpg

Mentiría si no reconociese que la película, quizá demasiado larga y morosa en su desarrollo, aunque esa morosidad se adapte a la época estival en la que se desarrolla la acción, no tiene momentos absolutamente magistrales. Porque los tiene. Pero a su vez, aquí y allá se rellena de momentos de un buenismo y un buenrollismo de una cierta empalagosidad, y en ocasiones superfluos e incluso poco creíbles. Uno de los que más nos chirriaron es la última de las escenas en la que coinciden en pantalla Elio y Marzia… Las tres féminas que me acompañaban trataron de inverosímil la reacción de una joven de diecisiete años en 1981 a la que han tratado como han tratado. Y qué padres tan perfectos los del joven… pero si su madre les lee el Heptamerón en alemán cuando se les va la luz por las tormentas… ¡Eso es nivel!

No negaremos por lo tanto sus virtudes. Y ciertamente es recomendable. Pero con la sensación de que han exagerado sus virtudes, quizá por la exaltación de lo políticamente correcto en los tiempos que corren. Los dramas de los sentimientos son más dramas, son más sucios, son menos perfectos. Película políglota. Se habla en italiano, francés, alemán e inglés. Sin sentido que no se respeten los idiomas.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ***

150403-2200992.jpg

Repesca: La llamada (2017)

Estrenada en España a principios del otoño, de esta película de Javier Ambrossi y Javier Calvo habíamos leído algunas buenas críticas, aunque su sinopsis, lo de la llamada vocacional monjil de una adolescente durante un campamento de verano nos producía una nula atracción. Aunque no hace muchas semanas que desapareció de la cartelera, ya está en plataformas de vídeo bajo demanda, y le di una oportunidad. Como mucho me temía, la crítica española es excesivamente condescendiente con las producciones nacionales. No es ninguna catástrofe, ni resulta estomagante. De hecho, esta comedia tiene algunos punto muy originales que la convierten casi en un producto indefinible. Pero quizá no se sabe exprimir a fondo la premisa de partida. Y su reparto, aunque se esfuerza, y es un reparto en el que trabaja gente con posibles, tampoco basta para hacer destacar el filme. No pasa nada por verla, tiene algún momento curioso, pero nada más.

150403-2210005.jpg

 

[Libro] Rape: A Love Story

Literatura

En los últimos años han sido varios los libros que he leído de la escritora nortamericana Joyce Carol Oates. Novelas no muy largas, novelas más largas y famosas, compilaciones de relatos cortos,… todos ellos me han gustado tanto por estilo literario como por los temas que tratan, siempre con personajes femeninos en conflicto, o en el centro de los conflictos. Salvo cuando se ven obligadas a girar en torno a los conflictos de los hombres.

Hoy comento una novela corta. Muy corta. Que yo estaba convencido que me iba a costar muy pocos días leer. Pero que me ha llevado mi tiempo. Ya me explicaré. Este libro no está en castellano en versión electrónica, pero dado su tamaño y las experiencias previas con la autora, no dudé en adquirir la versión original en inglés. Lo que puede explicar en parte una lectura más lenta… pero sólo en una parte pequeña.

20150708-000001,xlarge.1474192621

Hace unos años visité las cataratas del Niágara, pero desde el lado canadiense, donde también hay una ciudad, bonita en algunos barrios, con el nombre de Niagara Falls. La Niagara Falls estadounidense sólo la vimos de lejos. En la otra orilla del río Niagara que une los lagos de Erie y Ontario.

Una de las primeras cosas que llama la atención del libro es el título, ya que expone juntos dos coneptos que difícilmente pueden ir juntos. El libro parte de la violación en grupo de Teena Maguire, mujer divorciada de 35 años, atractiva, en las últimas horas de un 4 de julio, en la ciudad de Niagara Falls, EE.UU. Hay otra Niagara Falls en Canada, en la otra orilla del río Niagara. Violación en la que está presente su hija de 12 años, Bethie, la cual, aunque golpeada y vejada, no llega a ser violada. Será la niña la que saldrá a dar aviso a una patrulla de policía qu encuentra en las cercanía de la que forma parte Dromoor. Este es una antiguo soldado metido a policía, que tiempo atrás conoció a Teena, sientiéndose atraida. No hubo más por estar el casado y ser fiel a su relación. A partir de aquí comienza el segundo calvario para Teena y Bethie, ya que a la recuperación física y psicológica del trauma se suma la actitud de la comunidad. Cuando se detienen a los perpetradores, en su condición de sospechosos, previo al juicio, y con un abogado famosos y agresivo, la acusación hacia los violadores se transforma en una acusación hacia la víctima.

El relato de Oates no se recrea en los aspectos más morbosos de la violación. Pero los mantiene presentes a lo largo del relato. Y sobretodo, genera una sensación de inquietud y desasosiego constante cuando asistimos a la actitud de los miembros de la comunidad. Inquietud y desasosiego que se transmite al lector que, por lo menos en mi caso, se ve obligado a interrumpir la lectura y a pensar. Por ello, la lectura se prolonga unos días más de lo previsto. Hay que digerir lo leído, aunque os aseguro que Oates escribe con una claridad diáfana.

xlarge.1436433100

Los valores, estos son los que están en la picota. Los valores de una comunidad que carga sobre la víctima con la obligación de demostrar que era inocente antes de la violación, y que esta es injustificada. Situación aberrante. En España denominamos a estos delitos, delitos contra la libertad sexual. Da igual cómo ejercitemos nuestra libertad sexual, cualquier atentado con la misma será grave, independiente que en el ejercicio de nuestra libertad decidamos permanecer castos o decidamos saltar de una pareja sexual a otra. El problema es que esta libertad se anule; y lo será por el uso de la violencia o la amenaza de violencia. Todo encausado tiene derecho a una defensa y a un juicio justo. Y desde mi punto de vista, no toda defensa es permisible. Es permisible que se ponga en duda la comisión del delito y exista la obligación de la acusación demostrarlo. Pero que se acepte la comisión de los hechos, y se diga que no son delito por el comportamiento de la víctima en el libre ejercicio de su sexualidad, me parece inaceptable, y los tribunales de justicia debieran de proscribir este tipo de defensa. Desgraciamente, por lo que leemos, no en la ficción, sino en las sentencias que se conocer de vez en cuando, las juzgados, la administración de justicia está ideologizada en un determinado sentido, influenciada por la moral religiosa, y no existe la igualdad ante la ley en este aspecto. Ahi lo dejo.

En esta corta novela… ¿existe una historia de amor? Pues sí… existe. Peculiar. Extraña. No previsible. Lógica. No daré pistas sobre la misma. Que cada uno la descubra. También se produce justicia. Extraña justicia. Justicia torcida. También la deberéis descubrir vosotros mismos. Por que debéis leer el libro. Es muy muy recomendable. La escritora nació a pocos kilómetros de la ciudad de Niagara Falls.

20150708-000011,xlarge.1474192621.jpg

[Blog] 13 años dando la tabarra

Páginas personales

8 de febrero. Me he levantado como siempre a las 6:25 de la mañana. Aunque llevaba despierto por lo menos media hora. Totalmente desvelado ya. He salido de casa como siempre, y aunque he hecho alguna tontería en los transbordos de autobús para ir a trabajar, hoy me ha costado 25 minutos llegar.

A las 7:21 estaba esperando con otros compañeros a que abrieran el centro de trabajo, lo cual ha sucedido un minuto más tarde. He revisado algunas cosas en mi mesa, pero a las 7:45 he salido de nuevo de mi centro de trabajo para ir al Hospital Universitario Miguel Servet para realizarme unas radiografías de mi pie izquierdo. Me he enfadado.

tumblr_mxdo52ZXrD1r5mrsgo1_1280

Las fotos de hoy las he sacado de otro blog, de mi fotolog en Tumblr, con fotos de viaje. Y han sido obtenidas al azar con la dirección https://deviajeconcarlos.tumblr.com/random

Una de las profesionales sanitarias que me ha atendido hace mal su trabajo, puesto que en ella eran muy obvio algunas de las deficiencias que los profesionales sanitarios tenemos en nuestro trato con pacientes y usuarios en general de los servicios de salud. No comunicamos adecuadamente. No proporcionamos la información necesaria para la correcta colaboración del paciente, luego nos enfadamos si no colaboran como nos gustaría… Mantenemos actitudes paternalistas. Me he callado losdatos de mi situación profesional que probablemente hubieran corregido algunas de estas cuestiones, pero hubiera aumentado el riesgo de que al final se hicieran mal unas puñeteras radiografías.

A las 9:11 he cogido el autobús de vuelta a mi centro de trabajo, donde he reingresado a las 9:27. En el trayecto me he acordado que hoy hace 13 años que empecé a escribir mi Cuaderno de ruta. Este Cuaderno de ruta. Y no tenía ni idea de cómo comentar este aniversario.

tumblr_mxdoagL7c61r5mrsgo1_1280.jpg

Una noticia sobre el juicio que se celebra en Francia contra Facebook por su censura de la cuenta de un profesor francés que había publicado una imagen de la pintura del siglo XIX L’origin du monde de Gustave Courbet, me ha dado el tema. Nunca a lo largo de la historia había sido tan fácil para tanta gente ejercer la libertad de expresión. Esto se contradice por el hecho de que no somos pocos los que sentimos que desde hace unos años los derechos sociales y políticos de los ciudadanos están en retroceso. Esto, en los países donde se han alcanzado históricamente un nivel de desarrollo alto de los derechos individuales. No merece la pena decir nada de donde esto ni siquiera ha sucedido.

tumblr_mwxo59Iytk1r5mrsgo1_1280.jpg

Cuando surgieron los weblogs, abreviados los blogs, término ya asentado en el castellano por lo que lo podemos escribir sin cursivas ni comillas, se abrió un espacio de libertad de expresión. Que ha sido más difícil de mantener de lo que parece. Este Cuaderno de ruta tiene más de 150 entradas ocultas, que retiré porque me exponían a comentarios airados o insultantes, a mensajes de correo en el mismo tono, o incluso comprometían mi desarrollo profesional si algo de ellos contrariaba la opinión del politicastro de turno que llegaba a un puesto directivo de la organización para la que trabajo. Hace unos siete años que no hablo de todo lo que quisiera en estas páginas. En las que nunca he planteado posiciones extremas ni dogmáticas. Más bien, por mi formación científica de base, mi opinión siempre pase del escepticismo. De poner en duda cualquier teoría, y someterla a tortura a ver si aguanta.

tumblr_mv6lqjLr9t1r5mrsgo1_1280.jpg

Mi Cuaderno de ruta nunca ha tenido una gran difusión, pero en un momento dado 300 personas al día entraban a leer mis cosas. Con el tiempo, cuantos más “seguidores” oficiales me dice WordPress que tengo, menos visitas llegan. Y hoy oscilan entre los 50 y 100 al día. 600 seguidores oficiales en WordPress, más los que tengo en Twitter y Facebook, más las búsquedas en Google y otros,… y cada vez menos visitas. La atención de la gente se ha desviado hacia las redes sociales. Facebook, Instagram, Twitter, Tumblr,… donde hay mucha gente que hace declaraciones altisonantes sobre ser libre. Redes donde eres en realidad muy poco libre. Porque las manejan plutócratas cuyas intenciones e ideología desconocemos realmente aunque podamos sospechar, que nos ofrecen un medio de comunicación entre pares, pero que controlan fuertemente. Sabemos que les interesan los ingresos por publicidad, pero no sabemos qué más. Las posiciones de Mark Zuckerberg y sus colaboradores con respecto a la libertad sexual parece más propia de un integrista religioso que de otra cosa. Con una sorprendente tolerancia hacia quienes buscan destruir los valores democráticos, que campan a sus anchas. La sensación de que estamos mucho más cerca del universo de 1984 se acrecienta poco a poco. Cuando se habla de distopías orwellianas, muchos piensan en dictaduras sin más. Esto es simplista y pueril. La distopía orwelliana es aquella que controla por completo el lenguaje y los símbolos de la sociedad. Y ahí estamos. Y muchos gobiernos, que deberían defender el sistema de libertades, encantados. Y haciéndose fotos con los jerarcas chinos y felicitándose de las inversiones en China; o de las inversiones de los chinos en sus países. Pensemos unos momentos en el sistema “de libertades” chino, basado exclusivamente en la “libertad de consumir” cada vez más.

Seguiré con este Cuaderno de ruta. Porque nunca lo empecé con el objetivo de que me lean. Lo hice para dedicar casi todos los días un rato a desconectar del trajín cotidiano. Y para obligarme a hacer fotos. Mi proyecto particular 365/365 (algo menos), lleva 13 años en marcha. Y me preguntan por qué no he empezado nunca un 365/365… ¿Están tontos o qué?

tumblr_my7c32Hc5S1r5mrsgo1_1280.jpg

[TV] Cosas de series; humor y drama desde Japón

Televisión

Durante las navidades cambié mi sistema de comunicación de mis diversos dispositivos informáticos con la televisión. Cambién el Chromecast por un Apple TV. Y la verdad es que el cambio tiene efectos positivos y otros negativos. Entre los positivos, dos. La calidad de la imagen es superior, admite más plataformas que el anterior. O alguna muy significativa. Entre los negativos, dos. La interfaz de Apple TV es manifiestamente mejorable en algunas aplicaciones, más lenta de manejar y con menos posibilidades. Es muy claro con el caso de Youtube, donde es preferible verla desde la tableta o el teléfono. Y la segunda, que de vez en cuando se queda congelado y hay que reiniciar.

Como consecuencia de lo anterior, durante el mes de enero he seguido dos series niponas que se pueden encontrar en Amazon Prime Video. Una de ellas también está en Netflix. Esta plataforma no es compatible en estos momentos con el Chromecast. El caso es que han sido muy entretenidas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hoy el viaje a Japón es obligado. Y por ello he decidido reinterpretar en blanco y negro algunas de las fotografías de los templos y santuarios históricos de Nara, una ciudad donde se conjugan el pasado histórico y un presente tranquilo.

Samurai Champloo

Serie de animación japonesa del año 2004. Esta es la que podéis encontrar en diversas plataformas de contenidos.

Con esta serie nos vamos a los tiempos en los que se había establecido ya el shogunato Tokugawa, el principio del período Edo en Japón. El país tiene una cierta estabilidad, y los samurais tiene menos tarea. Y vagan por el país. En un pueblo cerca de Edo, la actual Tokio, una huérfana de 15 años Fuu, que sirve de camarera en una casa de té, salva de la ejecución a dos samuráis errantes, Jin y Mugen, cada uno con un pasado oscuro detrás. A cambio les pide que le ayuden a encontrar a “un samurai que huele a girasoles”. Y este es el principio de un viaje, una odisea que les llevará desde Edo hasta Nagasaki en 26 capítulos.

20140921-_9210802.jpg

He de decir que es de las mejores series de animación del País del Sol Naciente que he visto. Una mezcla de situaciones con una base histórica, aderezada con múltiples anacronismos. El hip hop, un barco de Estados Unidos donde se juega al beisbol cuando ni siquiera existía la noción de ese país, gafas de estilo hipster,… un sinnúmero. Que sin embargo no chirrían. Dan un tono distinto. Es un universo similar al histórico, pero no el mismo. Y de paso sirven para repartir un poco de estopa a unos y otros. Porque la serie es mucho más adulta de lo que parece, con temas sociales de fondo. Corrupción, prostitución, el papel de la mujere, el valor de las creencias, el derecho a redimirse de los pecados pasados,…

Todo ello mezclado con un notable sentido de la aventura, con una ternura que aporta siempre la joven Fuu, y con el viaje como metáfora del crecimiento y del cambio personal, mas importante que el llegar, que el destino. En algún sitio he visto alabanzas a la serie y quejas con su final… Es lo de menos. Es un final muy coherente. Auqnue no sea del gusto de quienes están habituados a finales cerrados, milimétricamente ejecutados. Muy recomendable.

20140921-_9210828.jpg

Doctor X – Gekai Daimon Michiko [ドクターX〜外科医・大門未知子〜]

Esta serie me la encontré por casualidad. Cuando comprobé que Amazon Prime Video estaba disponible en Apple TV sin problemas, hice un repaso a su catálogo y me llamó la atención. Venía dentro del epígrafe “Dramas”, de Japón, y tenía la pinta de ser una traslación al país oriental de los dramas médicos que mantienen desde hace década cierta popularidad en occidente. No esperaba gran cosa de esta serie… hasta que vi un par de episodios.

El planteamiento es el siguiente. En Japón, en el año en el que transcurre la acción, los grandes hospitales universitarios están en crisis, incluso perdiendo efectivos entre los cirujanos. Por ello surgen cirujanos autónomos, freelances, que son contratados para suplir carencias. Y Michiko Daimon (Ryôko Yonekura), representada por la agencia de Akira Kanbara (Ittoku Kishibe), antiguo cirujano, es uno de ellos. Y se niega ha hacer (itashimasen) cualquier tarea que no sea atender y operar pacientes, y nunca falla (watashi shippai sinai no de). Son las líneas de diálogo características.

20140921-_9210849.jpg

Mi sensación es que iban a hacer un drama, pero se dieron cuenta de que funcionaba mejor como comedia. El resto del reparto, con excepción de la anestesista Hiromi Jonouchi (Yuki Uchida), son un montón de médicos que se caracterizan por ser más o menos corruptos, peseteros, pelotas de sus jefes, piensan poco, tienen unas habilidades limitadas… y en general resultan con el tiempo bastante tontos (baka – バカ). Todos odian a Daimon, “Demon” para algunos, le tienen envidia de sus capacidades, de su libertad, de su desparpajo,… y todos quieren que falle. Cosa que nunca sucede. A pesar de que los casos que le caen suelen ser de personas de relevancia social, famosas, poderosas, que ponen en riesgo el prestigio del hospital y que padecen enfermedades que en general consideraríamos incurables. Nunca falla.

20140921-_9210919.jpg

La sanidad japonesa está bien considerada en el mundo, por lo que la serie en general la podemos considerar como una parodia monumental, sacando de quicio diversos defectos que eventualmente puedan darse, muchos de los cuales representan la propia sociedad patriarcal nipona. Todo ello sin hacer excesiva sangre. Ridiculiza, pero a un nivel amable. La sucesión de episodio es realmente repetitiva, y sabes en todo momento qué te puedes esperar. Pero es muy divertida, te echas alguna risa de vez en cuando. Es en definitiva un producto de entretenimiento básico, pero bien hecho. Y a mí, que comparto los estudios de medicina con los personajes, y algún conocimiento tengo del funcionamiento de un hospital, me ha divertido mucho.

No sé si es muy recomendable en general. Sólo está disponible en versión original, japonés, subtitulada en inglés. Pero yo me lo he pasado estupendamente. Tiene una derivada, Doctor Y, formada por episodios de quince minutos de duración, protagonizada por el Doctor Hideji Kaji (Masanobu Katsumura), uno de los habituales de la serie principal, que poco a poco va convirtiéndose en uno de los simpáticos. La miniserie está también muy divertida.

20140921-_9210998.jpg

[Fotos] Película de grano muy fino y gran detalle… siempre que se use bien

Fotografía

Las fotos de hoy proceden de mi intento de familiarizarme con una película fotográfica en blanco y negro de grano muy fino, capaz de ofrecer mucho detalle y resolución: Rollei Ortho 25 Plus – Merece o no merece la pena, esta es la cuestión.

Todavía no he decidido si conservar un stock de esta película en mi nevera de forma habitual, o no.

 

[Cine] Molly’s Game (2017) y una repesca oscarizable

Cine

Un estreno y una repesca de una película que se estrenó hace ya muchos meses, que nos la perdimos, y que ahora resulta que es una oscarizable. Vamos a ello.

Molly’s Game (2017; 07/20180131)

Película realizada por Aaron Sorkin, más conocido como guionista, especialmente en el ámbito televisivo donde tiene algunos éxitos notables. Y realizada a mayor gloria de su protagonista, Jessica Chastain, que ya sabemos que es muy buena actriz, pero que parece que le está cogiendo gusto a estos productos de lucimiento personal.

20131002-L1080175

Molly Bloom, con un nombre tan “joyciano”, era de Colorado, comenzó sus “negocios” en Los Ángeles, pero la pillaron en Nueva York. Así que nos daremos un paseo por esta cosmopolita ciudad.

Película típicamente americana, que partiendo de las memorias de una señora, Molly Bloom, nos habla de una historia de superación personal tras un accidente que trunca su carrera deportiva como esquiadora de élite, perteneciendo a una familia con altos niveles de presión para triunfar. La cuestión es que la señora se “superó” organizando partidas de póker ilegales para pijos supermillonarios. Con el problema de que entre estos se le mezclaron algunos mafiosos de mal vivir. Así que conoceremos su historia en flash back mientras prepara su defensa ante los tribunales con su abogado, encarnado por Idris Elba. Ah… se me olvidaba. El padre exigente y psiquiatra está interpretado por Kevin Costner.

A mí, este tipo de películas me resbalan un poquito. En primer lugar porque nunca veo clara la reflexión ética que acompañan. Llega un momento en que una individua con más morro que espalda parece la encarnación del tan cacareado, e inexistente, sueño americano. Una heroína que se forra a base de actividades ilegales. O de montarles su divertimento a los millonarios.

20131002-L1080189.jpg

Es cierto que las interpretaciones son de muy buen nivel, como podía ser de esperar. Y que la película se mueve con agilidad y con una dirección que, sin ser brillante, tiene oficio. A pesar de ser una opera prima. Pero se notan las tablas en los medios audiovisuales. Entretiene… pero más allá de eso, lo que cada uno opine, dependerá de su escala de valores.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ***

20131002-L1080183.jpg

Repesca: Get Out (2017)

Estrenada en España allá por el mes de mayo, aunque llegó con muy buenas críticas, su argumento no nos llamó la atención lo suficiente para acercarnos a las salas de cine, más cuando a mí me coincidió con un incremento notable de mi actividad viajera. Así que se escapó. La he recuperado ahora a través de la pequeña pantalla. Y qué queréis que os diga. Esta versión retorcida del “adivina quien viene esta noche” es entretenida, pero no me llega a enganchar en ningún momento. De todos modos, es una película entretenida. Sin duda. Y tendrá su público más entusiasta, que este escrita. Dirigida por Jordan Peele, interpretativamente el peso cae sobre los hombros de Daniel Kaluuya, que se defiende más que bien. Cuatro candidaturas a los Oscar, las cuatro en categorías de las gordas… No sé yo…

20131002-L1080195.jpg

[Libro] El atlas de las islas remotas

Literatura

Siempre me han gustado los atlas. Y si además tiene el subtítulo de “Cincuenta islas a las que nunca fui y a las que nunca iré”, y te avisa de que “El paraíso es una isla. Y el infierno también”,… pues no me quedaba más remedio que hacerme tarde o temprano con este libro de la alemana Judith Schalansky.

Supongo que en algún momento declaré en voz alta en alguna reunión social esta intención. El caso es que el libro llegó a mi poder hacer unos meses en forma de regalo. Lo cual está muy bien, claro. Un libro bonito, aunque sobrio. Su edición original en alemán recibió el premio al libro más bonito en ese idioma durante de los publicados en 2009.

islandia

Repaso mi fototeca, y entiendo que no tengo mucha experiencia en islas, y mucho menos remotas. En el encabezado, la silueta de la isla de Mallorca desde la de Menorca, en las Baleares. Y sobre estas líneas, la agreste belleza de los paisajes de Islandia.

Tras una introducción de la autora que sirve como exposición de motivos, la estructura del libro es simple. Dividido por océanos, en cada una de las páginas de la derecha aparece el mapa de una de las 50 islas remotas de las que nos habla el libro, todas con la misma escala y el mismo estilo, con sus accidentes geográficos físicos o humanos más importante señalados. De forma sobria, pero elegante. En sus idiomas originales, aunque todos con el alfabeto latino. En la página de la izquierda contigua, se nos ofrecen algunos datos de localización y demografía de la isla y se nos cuenta algo sobre ella. Algún hecho acontecido en ella. O algo que supuestamente ha sucedido en ella. Schalansky nos advierte. Ella no inventa los sucesos, que encuentra documentados en las bibliotecas que consulta. Pero no puede asegurar la certeza de que ocurrieran. O que ocurrieran como se cuentan.

capri.jpg

La “grotta Azzurra” de la isla de Capri.

En su conjunto, estamos ante una reflexión literaria sobre el hecho insular como metáfora de distintos fenómenos de la historia y de las sociedades humanas. Quizá con un tono pesimista. Colonialismo, actos desesperados de violencia, huídas, experimentos, naufragios, la exposición a los climas extremos, a la soledad… mezclados eso sí con la belleza, a veces terrible y desolada, otras exhuberante, del paisaje de las islas.

No sé si lo habéis notado por el tono en que he escrito los anteriores párrafos… pero me ha gustado mucho. Mucho. Los atlas siempre me han gustado. Por el niño que fui que siempre soñó con viajar. Que sueña con viajar. Aunque sea sólo con la imaginación.

lofoten.jpg

Las blancas arenas de las playas de las Lofoten.

[TV] Cosas de series; futuros virtuales y humoristas elegantonas

Televisión

He de reconocer que en las últimas semanas, si no he visto mucho la tele, no tanto como antes, por lo menos lo que he visto me ha gustado. Me divierte. Con la serie de Star Trek que menos se parece a Star Trek de toda la historia en alza, con unos episodios muy divertidos, muy entretenidos. Aunque han supuesto un cambio tremendo en la dinámica de la serie. Por un momento pensé que el lunes pasado habíamos llegado al final de temporada. El final del episodio era muy propio para esto. Pero no,… parece que hay un par más de episodios. Y el cachondeo que supone un “drama” médico japonés que estoy viendo, y que hay momentos que es una juerga. Como habéis visto “drama” entre comillas. De todo esto hablaremos más adelante. Vamos con dos temporadas completa de dos series que están bastante bien.

tumblr_p32nlpPyr61r5mrsgo1_1280

En mi tumblr de fotos viajeras he dado la vuelta recientemente, regresando a finales de los 80 y principio de los noventa (ver enlaces al final). Recientemente ha aparecido el castillo de Pau, Francia, en el encabezado, o yo mismo en Fuenterrabía sobre estas líneas.

Black Mirror – 4ª temporada

Decir a estas alturas que esta es una de las series más interesantes de la televisión actual es una obviedad. No hay más que ver el interés que despierta en los medios. Hay quien se queja de que ya no es lo que era. En realidad, en muchos de estos casos, cuando se quejan, es que la serie sigue siendo lo que era, fiel a su naturaleza. Y ya no sorprende tanto como cuando llegó a la pequeña pantalla.

También es falso decir que no va evolucionando. De hecho, en la última serie, más allá de su orientación hacia la distopía tecnológica, ha flirteado también con el terror y con el género posapocalíptico. Incluso en esta época donde el estilo “Star Trek” está de nuevo tan de moda, han jugado con el tema. En un episodio que si bien ha sido criticado por su escasa plausibilidad, desde otros punto de vista es muy muy entretenido como género de aventuras. Hasta tal punto de que hay quien habla de hacer una secuela del USS Callister. No sé si es para tanto.

Por lo demás, es una serie que sigue mereciendo la pena. Y no es tan fácil de replicar. Vi un episodio de una serie en Amazon Prime Video, que intenta emular hasta cierto punto la intención, pero basándose en relatos de Philip K. Dick. Incluso con buen reparto. Al menos conocido. Pero el primer episodio que vi,… no me funcionó bien. Veremos si le damos una nueva oportunidad. Cuando termine con Daimon sensei.

tumblr_p37i4awRSB1r5mrsgo1_1280.jpg

La iglesia parroquial de Saint-Thégonec en la Bretaña francesa.

The Marvelous Mrs. Maisel – 1ª temporada

Novedad reciente en el catálogo de Amazon Prime Video que llegó de la mano de los Palladino, responsables de series tan divertidas como Gilmore Girls. El sello característico de los Palladino son los diálogos ingeniosos, muy incisivos, llenos de referencias culturales, rápidos, a veces vertiginosos, y que dotan a los personajes de una gran vivacidad. Si el intérprete está a la altura de las circunstancias, inmediatamente se convierte en un personaje carismático. Y la pareja por Midge Maisel (Rachel Brosnahan) y Susie Meyerson (Alex Borstein) no sólo están a la altura de las circunstancias sino que la sobrepasan. Y sin desmerecer ni un ápice al resto del reparto que acompaña a estas dos sin ningún problema.

Miriam “Midge” Maisel es un ama de casa judía en Manhattan que apoya firmemente a su marido Joel (Michael Zegen) en su afición de cómico monologuista. En la que no tiene éxito. Y esta y otras circunstancias llevan a la ruptura del matrimonio. En un momento de rabia, Midge se sube a un escenario y suelta su monólogo. Improvisado. Y es un éxito… y poco a poco comienza a considerar la posibilidad de convertirse ella misma en monologuista. Todo ello en el ambiento de los años 50 neoyorkino, con la amable crítica social propia de las producciones de esta gente.

Yo me lo he pasado muy bien, tengo ganas de más. Ya tardan en volver con una nueva temporada. No conocía yo a la actriz protagonista, pero muy bien. Borstein ya fue una recurrente con las Gilmore, y la he disfrutado en otras producciones.

tumblr_p37idrYGbp1r5mrsgo1_1280.jpg

O un paseo por los canales de Amsterdam en barco.